Tag Archives: calicivirus

El Calicivirus Felino Virulento Sistémico: ¿en qué consiste?

14 jun

La infección por Calicivirus felino (FCV) suele provocar un cuadro moderado de gripe felina. A menudo, el único signo clínico de la infección por FCV es la aparición de úlceras en la boca. Las aftas pueden hallarse en la lengua, en el paladar o en la nariz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunas cepas de FCV provocan fiebre y cojera en algunos gatos jóvenes (este signo puede verse ocasionalmente tras la vacunación frente al FCV). Los gatos afectados se recuperan a los pocos días, aunque podrían necesitar la ayuda de analgésicos mientras duren los síntomas.

 Recientemente, se ha identificado una cepa muy virulenta de FCV, también llamada Calicivirus Felino Virulento. Esta cepa provoca una inflamación de la cara y las patas asociada a un rápido deterioro de todo el organismo que desemboca en la muerte en hasta un 60% de los casos. 

  El calicivirus felino virulento sistémico (FCV-VS) es una variante del calicivirus felino común (FCV) más mortífera y con sintomatología más grave.

 Además de los signos clínicos tipicos del calicivirus, el VS-FCV produce:

                .ictericia (mucosas e incluso piel amarillentas por el acúmulo de bilirrubina)

                .edema subcutáneo (hinchazón),sobretodo en extremidades y cara.

También alopecia (falta de pelo), costras y ulceración de nariz, labios, orejas, almohadillas plantares y extremidades.  Brotes descritos únicamente en USA, Reino Unido, Francia y España.

En 2008 en Clínica Veterinaria Betulia describimos el primer brote en España.

Se trata de un  brote acaecido en Badalona, en una colonia de 65 gatos, con entrada y salida constante de gatos callejeros.

Del total de 65 gatos, el número de afectados fue de  9, de los cuales sobrevivieron 3.

La evolución de los gatos fue la siguiente:

Día 0 del brote: Fiebre (40ºC), anorexia y apatía. Se les administra el antibiótico denominado Enrofloxacina.

Día 2 y 3: sintomatología no varía.

Día 4: glositis (inflamación de la lengua) y ulceración lingual graves, disnea (respiración anormal), petequias (pequeñas hemorragias) en mucosa oral (mucosa de la boca), edema subcutáneo (hinchazón) grave en cara y leve en extremidades, úlceras labiales, nasales, en orejas, extremidades e ictericia.

Día 5: mucosas pálidas, anemia grave (hematocrito: 16%). Transfusión sanguínea.

Días 6 a 8 : Mueren 6 de los 9 gatos afectados.

Día 10: 3 gatos restantes  dados de alta.

La necropsia (autopsia de un animal) reveló la presencia de:

 Ulceraciones múltiples en mucosa oral y lingual. 

  Focos hemorrágicos  en intestino delgado, intestino grueso, hígado, pulmón (extensamente) y corazón.

Por lo tanto, vemos como la variante virulenta del Calicivirus felino da lugar a afectación multiorgánica (de numerosos órganos), lo cual puede conducir a la muerte de los animales afectados.

Las lesiones microscópicas se estudiaron mediante un procedimiento realizado en el Laboratorio de Salud Animal y Seguridad Alimentaria de la Escuela de Veterinaria de California, Davis (USA)por la Dra. P.A. Pesavento.

Esta técnica de detección de partículas víricas en los tejidos mostró abundante Calicivirus en los epitelios del pulmón y el digestivo. Estas lesiones epiteliales son constantes en el Calicivirus felino. Por lo tanto, se dan siempre y no permiten distinguir un animal afectado por Calicivirus normal del afectado por Calicivirus Virulento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las lesiones endoteliales, en cambio, son características de la forma virulenta sistémica (según la Dra. P.A. Pesavento). En nuestros casos, se evidenció la presencia de partículas víricas en las paredes de los vasos mesentéricos (los vasos sanguíneos del mesenterio, que está en el abdomen).

En una colonia de gatos, el Calivirus felino muta constantemente. En algunos casos (pocos), la mutación da lugar a Calicivirus Virulento. Cuanto mayor es la población y mayor es la entrada y salida de animales, mayor es el número de mutaciones y por lo tanto aumenta la probabilidad de una mutación especialmente virulenta.

A raíz de estos brotes, el Laboratorio Fort Dodge desarrolló una vacuna, pero únicamente protege frente a una cepa del Calicivirus virulento. Tiene varios inconvenientes:

No existe protección contra otras cepas (brotes).

Tiene  poca utilidad en gatos domésticos (que tienenbajo riesgo en poblaciones pequeñas, en casa).

En un futuro, sería crear vacunas polivalentes (en investigación).

Es importante el  diagnóstico precoz de la enfermedad (tanto FCV como VS-FCV) para limitar su transmisión y progreso. Si un gato afectado por Calicivirus sufre un empeoramiento grave y repentino (con síntomas como ictericia, disnea grave, acompañados de úlceras en orejas o almohadillas plantares, edema de la cara), es conveniente descartar el Calicivirus Virulento.

Espero que aunque complicado os pueda ser útil,

David Prandi Chevalier

 

 

 

 

 

El complejo respiratorio felino.

5 jun

Os quiero presentar a dos gatitos hermanos (macho y hembra) que se encontró una clienta  ayer. Estaban los dos juntos en la rueda de un coche aparcado en pleno centro de Badalona. Deben de tener unas 8 semanas y hoy se los va a llevar la protectora Badagats para buscarles un hogar.

Os los presento para explicaros también que están resfriados.

Los resfriados en gatos se engloban dentro del complejo respiratorio felino.

¿Qué es el complejo respiratorio felino?

El complejo respiratorio felino es un complejo de agentes virales y bacterianos que pueden causar signos respiratorios de vías altas tales como estornudos, congestión nasal, descarga nasal, conjuntivitis, secreción ocular…

Secreción nasal y conjuntival producida por el complejo respiratorio felino.

También se denomina enfermedad respiratoria felina, rinotraqueitis felina, coriza felino…

¿Quién lo causa?

Los principales causantes son: herpesvirus (FHV), clamydia felis(FCV), bordetella bronchiseptica y calicivirus.

Los animales con mayor riesgo de contagio son animales jóvenes que viven en colectividades o en gaterios.

¿Cómo se contagian los animales?

Los animales se contagian por contacto directo gato-gato o por material que puede estar contaminado por secreciones oculares, nasales o orales de gatos infectados.

Algunos agentes pueden resistir hasta 1 mes en el ambiente.

¿Qué signos clínicos vemos?

Generalmente producen los signos típicos de un resfriado: secreción nasal, estornudos, secreción ocular, ojos pegados…

El herpesvirus felino suele producir conjuntivitis y úlceras corneales.

Úlcera corneal teñida de fluoresceína (verde) y queratoconjuntivitis en un gato con infección por herpesvirus.
Imagen de mascotas.org.

El calicivirus  produce además úlceras en boca, lengua y gingivitis. Existen casos de infección por cepas más virulentas del virus que pueden producir signos sistémicos graves y la muerte del animal.

Llagas bucales producidas por infección por calicivirus.
Imagen de animalcompendia.blogspot.com.

Bordetella bronchiseptica produce fiebre, linfadenopatía submandibular y puede llegar a producir una bronconeumonía.

Las clamidias suelen producir signos leves de rinitis y conjuntivitis.

Secreción ocular y nasal en gatito infectado por el complejo respiratorio felino.

Debido a la conjuntivitis los párpados se pueden llegar a pegar, en estos casos hay que abrir con cuidado y limpiar con suero fisiológico antes de aplicar la pomada o coliri oftámico para tratar la infección.

¿Tiene tratamiento?

Sí, existe tratamiento.

El tratamiento se basa en dar antibióticos de amplio espectro para evitar infecciones secundarias y tratar los signos específicos:

-         si hay fiebre: dar antipiréticos.

-         Si hay deshidratación: aplicar sueroterapia.

-         Si hay úlceras bucales: analgésicos orales+/- alimentación forzada.

-         Si hay úlceras o conjuntivitis: tratamiento mediante colirios.

Conjuntivitis por clamidia en un gatitio.
Imagen de mascotas.org.

Conjuntivitis y secreción ocular.
Imagen de diagnosticoveterinario.com.

Generalmente el pronóstico es bueno a excepción de animales muy debilitados o en casos de infecciones con cepas virulentas de calicivirus.

Algunos animales pueden desarrollar rinitis crónica o problemas de queratoconjuntivitis y pueden tener brotes recurrentes de enfermedad que requerirán cuidados de por vida.

¿Qué puedo hacer para proteger a mi gato?

La mejor opción para proteger a un gato es la vacunación.

La vacuna ofrece una buena protección contra contra chlamidiophilas felis, herpesvirus y calcicivirus y la podemos empezar a aplicar a partir de las 8 semanas de edad.

Vacunación.
Imagen de sintesis.mx.

Para cualquier duda consultar a un veterinario.

Enfermedad gingival felina.

18 may

foto de minifauna.com.

Los gatos también sufren problemas dentales diversos.  Como sarro, pérdida de piezas dentales, enfermedad gingival y periodontal, etc…  La odontología veterinaria es una especialidad que está dando sus primeros pasos, tanto en perro como en gato es una especialidad muy interesante y con una proyección muy buena de futuro.

Os hablaré de un problema dental que pueden padecer los gatos, puede ser frecuente y a veces puede ser bastante grave.  Se trata de una enfermedad bucodental que puede afectar a las encías y mucosa oral.  Esto puede llegar a ser grave, y provocar sobretodo dolor al animal, que puede dejar de comer.

Esquema de la dentadura felina.

Los síntomas de esta enfermedad son variados.  Lo más significativo es el dolor bucal, semejante al dolor típico de muelas en personas, es un dolor que puede llegar a ser muy intenso y difícil de soportar.  Otro síntoma es halitosis, que puede llegar a a ser muy intensa.  También puede presentarse saliveo excesivo, tragar la comida sin masticar, esto puede provocar que el gato coma menos y podemos ver también adelgazamiento progresivo.

Os presentaré el caso de Flor, una simpática gatita atigrada, con mucho carácter!!!, que se nos presentó en laclínica por pérdida de peso y porque la boca le olía muy mal.  Flor es de difícil exploración, con lo cual la sedamos y vimos que tenia la dentadura en muy mal estado.

Vemos detrás de la dentadura las lesiones.

Aquí apreciamos mejor la lesión de Flor.

Como vemos en el caso de Flor, las lesiones se sitúan mucho mas frecuente en las encías de detrás de los últimos dientes, la zona llamada fauces, por eso a esta lesión se la suele llamar faucitis.  En casos graves o que se cronifican, se llegan a ver lesiones de gran tamaño.

Aquí podemos apreciar la inflamación gingival de Flor y la presencia de sarro dental.

Otra foto de la dentadura de Flor.

El tratamiento de esta enfermedad es amplio.  Lo inicial es mantener una buena limpieza dental y profilaxis.  O sea, hay que quitar todo el sarro dental y iniciar tratamiento con antibióticos.   Se cree que una posible causa de esta enfermedad es inmunológica algunos animales responden a tratamiento antiinflamatorio con corticoides.

El tratamiento definitivo a que la gran mayoría de gatos responden es a la extracción de todos los dientes, pero hay que extraerlos  con la raíz.

Este tratamiento es el que hemos escogido para Flor.  Le hemos extraído toda la dentadura porque su enfermedad es bastante seria y grave.

Aquí vemos cavidad bucal de gato sin dentadura.

Diente extraído con la raíz.

Tendréis noticias de la evolución de Flor después de la extracción total de su dentadura.

Debido a que esta enfermedad tiene un origen multifactorial: inmunológico, viral (se cree que algún virus como el calicivirus puede estar involucrado, virus de la inmunodeficiencia felina..), bacteriano… el tratamiento puede llegar a ser complejo.  El pronóstico si se quitan todos los dientes es bueno, pero por ejemplo hay algunos gatos que no mejoran del todo con este tratamiento.

Además Flor es seropositiva al virus de la Inmunodeficiencia Felina, que sin duda colabora en el desarrollo de esta enfermedad.

Como siempre si tenéis dudas sobre el tema podéis preguntar.

Pedro Carracedo.

Respondiendo a la duda de David:  la etología es multifactorial, donde el sistema inmune del animal responde inadecuadamente a estimulaciones antigénicas en la cavidad oral, o sea a presencia de virus, bacterias, y mas causas que en condiciones normales no provocarían este tipo de reacción.

Debido a esto a veces el tratamiento es bastante frustrante.  Lo que si se ha visto claro es que,  juega un papel clave el Calicivirus felino,  se ha vistao que entre el 20% y  30% de toda la población felina es  portadora de calicivirus en la cavidad bucal.  Este virus provoca,  en la población felina,  úlceras en lengua y cavidad bucal, y también síntomas del sistema respiratorio superior (“resfriado”), es más frecuente en gatos jóvenes, pero se piensa que esto condiciona que en la edad adulta aparezca enfermedad gingival crónica.

Tanto el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV) como el virus de la leucemia felina (FeLV)  se cree que pueden tener protagonismo importante en esta enfermedad, provocando alteraciones en el sistema inmunológico.  Os pongo un esquema, que aunque este en inglés, esquematiza un poco el rol de los virus en esta enfermedad.

 

 

 

También es bien conocido el papel que juega la alimentación en el sistema inmunitario.  Hay algunos animales que debido a algunos componentes de su dieta, el sistema inmune intestinal responde inadecuadamente provocando enfermedad inflamatoria intestinal crónica.  También se ha demostrado que esta respuesta puede condicionar el sistema  inmune del resto del cuerpo.  Con lo cual se puede asociar el papel de la alimentación con el problema bucal crónico.  Por eso esta recomendado utilizar dietas hipoalergénicas (que provocan poca estimulación del sistema inmune a nivel intestinal) en la enfermedad gingival crónica.

En definitiva, ya que estamos delante de un problema con causas múltiples y variadas, el tratamiento tiene que ser también múltiple.  Utilizando dietas adecuadas, antibióticos para cavidad bucal, extracción dental, tratamiento y control de inflamación con corticoides o drogas inmunosupresoras, tratamiento para virus:  como interferones…(en fase de investigación), buena limpieza y profilaxis dental, etc….

Bien,  si tenéis mas dudas, estoy a vuestra disposición

Pedro Carracedo

Coco y su revisión anual

14 feb

Coco es una gato persa de 6 años y medio que ha venido hoy a vernos para hacerse su revisión anual, ponerse las vacunas y desparasitarse.

Coco es muy bueno y se ha dejado explorar muy bien. Pesa 5 Kg, no tiene sarro en su boca, su corazón funciona perfectamente… Vaya que está como una rosa!.

Le hemos puesto también su revacuna anual y lo hemos desparasitado internament.

 

¿Por qué és importante una revisión anual veterinaria a nuestro gato?

Es importante para poder detectar y tratar de forma precoz enfermedades y para ver si nuestra mascota se encuentra en un estado óptimo de salud.

Si el animal tiene más de 8 años es muy recomendable hacerle un chequeo geriátrico complerto (análisis de sangre y orina), ya que con la edad pueden aparecer enfermedades relacionadas con el proceso de envejecimiento. Estas enfermedades detectadas en sus inicios pueden curarse o retrasar su desarrollo.

 En el gato es muy importante el control del peso. Muchos gatos (sobretodo si estan esterilizados) tienden al sobrepeso.

Un gato con sobrepeso es un gato con riesgo de acumular grasa en el hígado (lipidosis hepática) y esto, con los años, puede evolucionar a un fallo hepático.

Para evitar problemas lo mejor es evitar que nuestro gato engorde, para hacerlo existen numerosas dietas bajas en grasas que son adecuadas para animales esterilizados.

 También es importante desparasitar internamente(frente a los parasitos intestinales) y externamente(frente a pulgas, garrapatas y piojos) a nuestro gato. Los parásitos intestinales de gato pueden afectar también a las personas y constituyen por tanto un riesgo para la salud pública. Por ello, la desparasitación es importante para evitar una posible transmisión del problema a las personas.

Existen numerosos antiparasitarios en el mercado ( en comprimidos, en pipetas tópicas, en pasta), la elección de uno u otro depende del carácter de nuestro animal.

Es necesario realizar la desparasitación interna cada 3 meses y mensualmente la externa.

 ¿ Debo vacunar a mi gato si no sale de casa?

 Es importante proteger a nuestro gato frente a ciertas enfermedades mediante la vacunación.

Si su gato vive siempre en un piso y no tiene acceso a otros gatos ni a lugares frecuentados por otros gatos, es suficiente vacunarle frente a 3 enfermedades: herpesvirus, panleucopenia y calicivirus. Estos virus pueden entrar a nuestros hogares a través de nuestro zapatos si estos entran en contacto con orina, heces o saliva de gato.

Si su  gato sale y tiene acceso a otros gatos no vacunados, es conveniente además vacunarle frente a la leucemia felina. Esta enfermedad está producida por un virus que se transmite por orina, heces, saliva y da lugar a una bajada de defensas, lo cual facilita que el gato contraiga otras enfermedades.

¿Cada cuanto debo vacunarle?

Lo ideal es hacer una revacunación anual.

Para cualquier duda no dude en preguntar al veterinario!

Iris Pérez

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 576 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: