Tag Archives: glóbulos blancos

Anemia aplásica: una enfermedad grave.

6 ago

Os quiero presentar el caso de Flor, una gata de seis años que siempre ha tenido problemas de alergia en la piel.    Su alergia puede llegar a ser tan grave, que le produce muchos picores y graves.  Se rasca continuamente la cara y se produce grandes heridas.

Flor.

Bien, a Flor debido a la gravedad de los síntomas, le dimos una medicación para controlar la atopia.  La atopia es un problema de piel, la piel se inflama debido a pólenes, ácaros del polvo.., etc..  En su caso empezamos con tratamiento a base de medicación y con vacunas especiales para alergia.

Flor con síntomas graves de piel por alergia, esto se lo ha hecho ella misma rascándose.

Alergovet, empresa que se dedica a fabricar immunoterapia para perros y gatos.

Flor respondió muy bien a la medicación y se controló muy bien su picor e inflamación de piel.

Pero hace una semana Flor vino muy delgada, con una herida sangrante y infectada en la encía.  Vimos que había perdido medio kilo y estaba muy deshidratada.

Flor

Realizamos analíticas de sangre, y detectamos anemia severa, los glóbulos blancos muy bajos y las plaquetas en sangre también muy bajas.  Son los tres componentes principales de la sangre, cuando están todos bajos, sospechamos de alguna problema de médula osea.

Glóbulos rojos.

Un glóbulo blanco con globulos rojos alrededor.

Plaquetas, tienen el menor tamaño de las tres.

La médula osea es donde se fabrica principalmente la sangre.  Esta normalmente en el interior de huesos largos, como el fémur, húmero, cadera….   Es el tuétano comúnmente conocido.

Para conocer que le pasaba a Flor, decidimos analizar su médula osea.  Hicimos una punción en el tuétano de su fémur y obtuvimos una muestra para analizar.    Para la aspiración se utilizan agujas especiales.

Medula osea en vista macroscópica.

Agua para obtener médula osea.

Después de analizar la médula osea, vimos que esta no era funcional, o sea que tenía muy poca celularidad.  En pocas palabras la “fábrica” de la sangre había dejado de funcionar.  A esta enfermedad la llamamos Anemia Aplásica.  El bajo número de células rojas provoca anemia, el bajo número de glóbulos blancos produce infecciones… y las plaquetas en bajo número puede producir hemorragias.

Localización en el perro de zonas para extracción de médula osea.

Al mismo tiempo descubrimos que la herida de la encía estaba muy infectada, la curamos y dimos a Flor antibióticos de amplio espectro para evitar infecciones y hicimos una transfusión sanguínea porque la anemia era muy severa, y comprometía la vida de Flor.

Sangre para transfusión.

Hay varias causas que puede provocar Anemia aplásica a Flor.  Por ejemplo una enfermedad transmitida por garrapatas llamada Erlichiosis, problemas tumorales de médula osea, sepsis,  idiopático (si causa conocida), por fármacos…  A Flor la hemos medicado para Erlichiosis, le hemos hecho curas de la herida en la encía (posible causa de sepsis.))..

Diez días mas tarde, esta mejor.  Tiene mas plaquetas, mas glóbulos rojos y mas glóbulos blancos.  La causa mas probable es la herida en la encía que estaba muy infectada, esto ha provocado sepsis (infección generalizada) y esto a su vez Anemia aplasica.

Os iremos contando que tal le va a Flor.

Pedro Carracedo.

Miércoles y su inmunodeficiencia

20 feb

Os presento a Miércoles, una gata que des de hace 2 años vive en nuestra clínica y que tiene el virus de la inmunodeficiencia felina.

Miércoles vivía en la calle y la cuidaban los voluntarios de Badagats, una asociación que se encarga de esterilizar y mantener las colonias de gatos de la calle.

Un día vino a la clínica porque tenia diarreas crónicas por parásitos (todo debido a su inmunodeficiencia) y estuvo hospitalizada varias semanas. Como era muy buena y cariñosa, cuando se recuperó,  se quedó a vivir aquí.

Os hablaré un poco sobre su enfermedad, la inmunodeficiencia felina.

El virus de la inmunodeficiencia felina ( conocido también como el SIDA de los gatos) es un virus relativamente frecuente en gatos machos sin castrar que viven al aire libre.

El virus de la inmunodeficiencia felina o FIV tiene un gran parecido al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) pero son virus específicos de especie, es decir, el FIV solo afecta a gatos y el VIH solo afecta a humanos.

¿Qué provoca el FIV?

El FIV es un virus que afecta los glóbulos blancos, que son las células de la sangre que se encargan de la defensa de nuestro organismo. Este virus daña estas células y provoca que no puedan realizar su función frente a una determinado agente infeccioso o frente a un crecimiento de células cancerosas.

Los animales afectados tienen más riesgo de sufrir infecciones y también tumores.

¿Cómo se transmite?

El FIV se transmite a través del mordisco entre gatos. Algunos gatos que nacen de hembras infectadas con el virus pueden llegar a infectarse durante la gestación o a través de la leche materna.

Los gatos callejeros machos no castrado tienen más riesgo de infectarse ya que durante la época de celo suelen pelarse con otros machos.

¿Existe tratamiento?

No hay ningún tratamiento contra el virus. Igual que las personas con VIH existen fármacos antivirales y sustancias inmunomoduladoras que han dado buenos resultados en estudios de gatos infectados.

La base del tratamiento es prevenir y, en el caso que aparezcan, controlar las infecciones con tratamientos antibióticos a largo plazo.

También es muy importante una nutrición equilibrada, un estricto control parasitario (pulgas, garrapatas, gusanos intestinales) y una buena vacunación rutinaria.

¿Cómo puedo saber si mi gato es positivo?

Si quiere saber si su gato es positivo puede acudir a su veterinario para que le realice un test en sangre.

¿Existe vacuna contra el FIV?

Existe una vacuna en EUA pero no hay datos sobre su eficacia.

¿Cómo puedo prevenir que mi gato se infecte?

Si su gato vive solo en casa y no tiene acceso al exterior no tiene riesgo de contagio.

Si tiene varios gatos en casa debería testar a todos los gatos. Si se detecta un gato positivo debería aislarse todo y que si no hay peleas entre ellos el riesgo de contagio por saliva, bebederos o comederos es muy bajo.

Si su gato tiene acceso al exterior debería evitarse el contacto con otros gatos.

Iris Pérez

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 578 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: