AUTOMEDICACIÓN EN PERROS Y GATOS

7 Jun

Imagen de dra-amalia-arce.blogspot.com.

Es frecuente que muchos propietarios de animales nos pregunten a los veterinarios si le puden dar una “aspirina” o un “ibuprofeno” a su animal porque lo ven triste o va cojo o les parece que está caliente, nuestra respuesta siempre es la misma: NO, NUNCA.

Imagen de gatoegipcio.info.

 

El metablolismo del perro y sobretodo del gato no es el mismo que el de las personas y muchos medicamentos que se utilizan en medicina humana son tóxicos o requieren dosis y posología muy diferentes.

 

Os voy a hablar de los fármacos potencialmente más peligrosos para nuestras mascotas: los antiinflamatorios no esteroideos.

 

Dentro de este grupo de fármacos encontramos el paracetamol, la aspirina o el ibuprofeno.

Todos estos medicamentos no deberían usarse en nuestros animales a excepción de la aspirina que puede usarse en determinadas patologías como problemas cardíacos en gato pero a dosis especiales y sólo bajo supervisión veterinaria.

 

La sustancia más peligrosa de estas tres es el paracetamol.

 

Esquema del complejo sistema de metabolismo del paracetamol.
Imagen de ropana.cl.

 

El paracetamol se metaboliza en el hígado transformándose en un metabolito tóxico llamado N-acetil-p-benzoquineimina (NAPQI).

El hígado mediante un sistema enzimático transforma el NAPQI en una sustancia no tóxica que puede ser eliminada del organismo.

 

Los gatos son deficientes en el sistema de transformación del NAPQI en una sustancia no tóxica.

Si un gato toma paracetamol el NAPQI no se puede degradar y produce signos de toxicidad que pueden causar la muerte del animal.

¿Qué signos produce?

 

–         Hace que la hemoglobina de los glóbulos rojos se oxide a metahemoglobina y forma cuerpos de Heinz. Los glóbulos rojos con metahemoglobina no pueden fijar el oxigeno y transportarlo por los tejidos. Los cuerpos de Heinz hacen que los glóbulos rojos se rompan. Todo esto provoca disnea o dificultad respiratoria, anemia, depresión, letargia y finalmente coma y muerte del animal.

Frotis sanguíneo de un gato intoxicado por paracetamol.
Podemos ver los cuerpos de Heinz en los eritrocitos o glóbulos rojos (flechas negras).
Imagen de argos.portalveterinaria.com.

–         Produce daño hepático y fallo hepático agudo que puede conducir también a la muerte del animal. Es lo más frecuente en el perro.

Tubo izquierdo: sangre oscura ya que no está oxigenada porqué la hemoglobina de los glóbulos rojos se ha transformado en metahemoglobina y no puede fijar el oxigeno.
Tubo 2: sangre normal.
Imagen: michvet.com

 

¿Existe tratamiento?

Hay un antídoto, la N-acetilcisteína, que dado a tiempo puede salvar la vida del animal, todo depende del daño tisular que haya sufrido.

Como conclusión: si a vuestro animal le pasa algo siempre consultad al veterinario y NUNCA dar medicaciones  ninguna  a no ser que os la haya recetado vuestro veterinario.

Imagen de mund0-f3liz.blogspot.com.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: