La eutanasia: cuando llega el final.

15 Jun

Quiero hablar sobre un tema que es dífícil pero que es bastante común en el mundo de los animales de compañía, la eutanasia.  Esta palabra deriva del griego y significa muerte buena, y eso es realmente lo que se hace, procurar un sacrificio humanitario, sin dolor y sin miedo.

La primera cosa importante que se nos plantea es cuando realizar o practicar la eutanasia.  Lo decisión de cuando hacerlo debe ser  exclusiva de los propietarios del animal, el veterinario esta para ayudar en las decisiones y orientar a los propietarios en el difícil momento.  Pero nunca debe decidir el veterinario por sí solo.  El veterinario es el profesional que nos puede o debe aconsejar sobre este tema.  También es la única persona que puede realizar el acto.

foto de amusingplanet.com

Los casos en que se nos plantea realizar la eutanasia son muy variados.   Un ejemplo es después de un grave traumatismo,  donde a veces es más fácil decidir, ya que el sufrimiento es evidente, por ejemplo el animal se queda en coma, paralítico. etc….  Otros casos son enfermedades terminales (cancer, enfermedades crónicas graves…), enfermedades degenerativas, vejez avanzada, agresividad…  Es en estos casos cuando es más difícil tomar una decisión, ya que el deterioro del animal es más lento y es frecuente que se dude en decidir el momento óptimo para realizar la eutanasia.

 

 

 

Hay algunos aspectos que nos pueden ayudar en ver cuando es el momento.  Por ejemplo uno es si el animal esta comiendo con normalidad, un animal que come bien es un animal con vitalidad.  Otro ejemplo es ver si el animal esta cómodo, o sea que no sufre dolores importantes, temblores, etc.. También es importante ver si el animal disfruta de una vida “normal” con su familia, puede ser que no haga las mismas cosas que hacia cuando era mas joven, pero si que tiene que haber un mínimo de interacción con sus dueños.

 

 

Como se practica la eutanasia es de suma importancia.  Con esto me refiero a todo el proceso, desde que el animal llega a la clínica hasta el final.  El propietario debe decidir si quiere estar presente en el momento de realizarla o no, es una decisión personal, nunca debe forzarse por parte del profesional para que se este o no presente.

Lo que yo aconsejo es realizar todos los pagos antes de realizar el procedimiento, ya que es mucho mas molesto hacerlo después.  Mientrastanto el veterinario puede colocar al animal un catéter intravenoso , ya que este es el proceso mas molesto para el animal.  Luego se deja estar a el propietario o propietarios  todo el tiempo que necesiten para estar con el animal y despedirse.

El proceso en si es bastante rápido, ya que primero se inyecta una solución intravenosa que seda al animal.  Después se inyecta lo que suele ser un barbitúrico en concentraciones muy elevadas, esto hace que sea rápido e indoloro.   Algo que se puede proponer al dueño, es quedarse por ejemplo con un mechón de pelo, el collar…. para tener un recuerdo.

 

 

Es inevitable sentir mucho dolor y tristeza después de la pérdida de nuestra mascota.  Tenemos que pasar un duelo, igualmente como se pasa cuando se pierde a una persona querida, ya que nuestras mascotas son eso, son seres queridos.  Creo que no hay que avergonzarse por llorar o tener duelo por la pérdida de nuestro animal, ya que hemos perdido a una parte de nuestra familia.  También hay que darse cuenta que la muerte es el final natural de la vida y que siempre recordaremos a nuestro compañero.

 

Pedro Carracedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: