Embarazo y gatos: la toxoplasmosis.

6 Sep

Imagen de guiainfantil.com.

En nuestro día a día es frecuente que muchas mujeres embarazadas pidan pidan consejo a los veterinarios de qué deben hacer con su gatos o gatos respeto a la toxoplasmosis.

Habitualmente la gente viene asustada ya que los médicos suelen aconsejar separarse del gato.

En primer lugar, creo que e muy importante saber qué es y cómo afecta a personas y gatos la toxoplasmosis.

La toxoplasmosis es una enfermedad parasitaria producida por un coccidio: Toxoplasma gondii. Se ha visto que un 30-40% de la población mundial es seropositiva, es decir, ha tenido contacto con el parásito y su organismo ha creado defensas contra él.

En personas sanas puede provocar un cuadro gripal muy leve, que incluso pasa desapercibido.

En personas inmunosuprimidas (SIDA,…) puede provocar cuadros más graves como neumonía, miocarditis o meningitis.

En mujeres embarazadas que no han tenido previo contacto con el parásito, es decir, no tienen anticuerpos contra toxoplasma, la infección durante el embarazo puede provocar abortos,. malformaciones del feto, secuelas neurológicas, muerte neonatal…

Si la mujer embarazada ha sido infectada previamente a la gestación, es decir, presenta ya anticuerpos frente a toxoplasma, nunca podrá producirse un contagio al feto ya que su inmunidad  la protge frente nuevas reinfecciones.

En nuestro país, la detección de anticuerpos frente a toxoplasma forma parte de los controles rutinarios durante el embarazo.

La toxoplasmosis en gatos es una enfermedad poco frecuente.

A continuación muestro un esquema del ciclo vital del parásito:

Ciclo vital de Toxoplasma gondii.
Imagen de facmed.unam.mx.

El gato es el hospedador definitivo de este parásito y la gran mayoría de gatos portadores no muestran síntomas en el momento de la infección.

En animales con un sistema inmune fuerte la infección puede provocar fiebre, dolor muscular, enfermedad ocualr.

En animales inmunodeprimidos puede provocar un cuadro grave de uveitis, neumonía, signos neurológicos…

El gato es el único animal que puede eliminar en heces el ooquiste infectivo de toxoplasma gondii.

Ooquistes en heces de gato.
Imagen de Lloc web d’aquesta imatge
dpd.cdc.gov.

¿Cómo se infectan los gatos?

Básicamente via transplacentaria ( de madre a feto durante la gestación), durante la lactación, comiendo carne cruda,  bebiendo aguas no controladas o mediante transfusiones sanguíneas de gatos con infección activa..

Ciclo de toxoplasma en el gato.
magen de alcodenuncias.50webs.com.

La lactación es una vía de infección.
magen de blogs.elcorreo.com

Así que deberíamos evitar dar carne cruda o poco cocinada a nuestrosgatos y dar agua apta para el consumo humano.

Evitar la ingestión de carne cruda en los gatos caseros.

¿Es peligroso querer tener hijos si se tiene gatos?

Existen numerosas evidencias científicas que demuestran que el contagio de T.gondii al los seres humonaso con las heces de un gato es poco probable, y que la gran mayoría de personas se infectan  a través de la ingestión de carmne poco cocinada o ingestión de frutas o verduras contaminadas con ooquistes mal lavadas.

Los gatos infestados por T.gondii son los responsables de diseminar el parásito al ambiente a través de sus heces, pero las heces de gato recién eliminadas no supònen un riesgo real de contagio, ya que los ooquistes aún no esporulados no son infecciosos. Para ser infecciosos, los ooquistes deben esporular, esto sucede entre 1-5 días tras la deposición de las heces.

Durante la infección el gato libera ooquistes durante 1-3 semanas, y tras ello, queda como portador de quistes en su musculatura y vísceras. A partir de ese momento no elimina ooquistes en heces y, por tanto, no supone riesgo para las personas.

¿Cómo se infectan las personas y qué mediadas debe tomar una mujer embarazada para evitar el contagio?

Las personas pueden infectarse comiendo carne cruda o poco cocinada, ingeriendo leche cruda de cabra, comiendo frutas o verduras frescas contaminadas no lavadas adecuadamente, durante labores de jardinería al manipular tierra contaminada con ooquistes esporulados, bebiendo agua no tratada contaminada, ingeriendo restos de heces de gatos infectados que se encuentre en la fase de eliminación de ooquistes y al menos haber trascurrido 24h después de la deposición.

Es muy importante aclarar que la infección no se transmite acariciando un gato. Los profesionales veterinarios que están en contacto con gatos no demuestran mayor prevalencia de anticuerpos frente toxoplasma que otros profesionales.

Mediadas a tomar por una mujer embarazada:

– comer siempre carne cocinada a altas temperaturas durante 10 minutos o congelar las carnes a -20 ºC durante dos días si se van a consumir poco hechas.

-deben lavar adecuadamente las frutas, verduras y hortalizas frescas.

-beber sólo agua potable.

-usar guantes durante las labores de jardinería y al manipular carne cruda, o lavarse adecuadamente las manos tras ello.

– las bandejas de los gatos deben  limpiarse diariamente y desinfectadas con vapor o agua hirviendo. A poder ser, deben evitar lavar ellas las bandejas o en caso necesario hacerlo con guantes y mascarillas.

Como conclusión final: las evidencias científicas disponibles demuestran que el contagio de toxoplasmosis de gatos a personas es altamente improbable siguiendo unas normas básicas de higiene. Por lo tanto consideramos completamente injustificado el abandono o rechazo de los gatos en caso de embarazo, aunque este sea el consejo de algunos médicos.

Y, como siempre, para cualquier duda consultad con vuestro veterinario.

Iris Pérez.

Fuente: web Gemfe toxoplasmosis.

3 comentarios to “Embarazo y gatos: la toxoplasmosis.”

  1. javiernuviala 8 de septiembre de 2012 a 11:11 AM #

    Efectivamente Iris. A ver si se cae el mito. Yo sufrí en mis carnes, mejor dicho, en las de mi mujer, este problema. No teníamos gato y ahí estaban las IgM subiendo cada mes del embarazo. Seguimiento total por parte de los médicos y ecografías al bebé para comprobar si hubiera algún trastorno causado por la enfermedad. Causa de contagio: falta de higiene alimentaria. Como siempre. Al final todo salió bien. Si hubieramos tenido gato, echarle las culpas a la mascota hubiera sido poco responsable y un error.

  2. David Prandi Chevalier 12 de noviembre de 2013 a 12:56 PM #

    Enhorabuena por la información tan útil: hoy mismo lo voy a mostrar a una clienta que está embarazada y preocupada (lógico) por este tema.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Newton tiene un problema neurológico | historiasveterinarias/vetstories - 22 de octubre de 2013

    […] Toxoplasmosis: una enfermedad producida por Toxoplasma gondii que puede afectar a gatos de cualquier edad, aunque se puede presentar de forma más grave en cachorros infectados por vía transplacentaria. Se suele presentar con signos como: apatía, anorexia, distrés respiratorio, signos oculares, ictericia, fiebre, signos neurológicos (cerebrales o de columna espinal). Para más información sobre la toxoplasmosis os dejo el siguiente post (https://historiasveterinarias.wordpress.com/2012/09/06/embarazo-y-gatos-la-toxoplasmosis/) […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: