Tequila y su problema hepático.

8 Oct

Os presento a Tequila una gatita que no ha acceptado muy bien que sus dueño se mudaran de casa.

Hace una  semana Tequila vino a la clínica porqué su dueña había notado que vomitaba muco y progresivamente había ido dejando de comer.

A la exploración, Tequila tenia las mucosas y la piel de un tono amarillo. Le realizamos una analítica completa y detectamos alteraciones en las enzimas hepáticas.

En la ecografía de hígado vimos una imagen compatible con lipidosis y  la punción hepática realizada corroboraba nuestra sospecha.

La lipidosis hepática es una enfermedad en la que se produce una infiltración grasa del hígado que le causa un daño extenso y provoca que este no funcione correctamente.

Se produce cuando el gato deja de comer por alguna razón.  Esto provoca un cambio en su  metabolismo y se libera grasa del tejido a la sangre y ésta grasa se acumula en el hígado.
Los gatos con sobrepeso que dejan de comer son los que presentan un riesgo mayor de desarrollarla, y con frecuencia existen factores de estrés que inician la enfermedad (en el caso de Tequila, la mudanza) o  otras enfermedades concurrentes.
La enfermedad debe sospecharse en todo gato con sobrepeso que deja de comer y se pone enfermo.

Se puede confirmar con una aspiración con aguja fina del hígado (introduciendo una pequeña aguja y extrayendo unas pocas
células) la cual nos mostrará muchas células grasas dentro del órgano.

El problema está que si se confirma el diagnóstico (como en el caso de Tequila) no podemos saber si la lipidosis es primaria, es decir, hay algún factor externo que la ha ocasionado, o, si es una lipidosis secundaria, es decir, hay alguna otra enfermedad que ha provocado que el gato dejara de comer.  En estos casos lo que se debería realizar siempre es una biopsia hepática, para saber exactament qué ocurre en el hígado.

La lipidosis hepática es una enfermedad muy grave y muchos gatos mueren si no se instaura un tratamiento
temprano. El tratamiento más importante de la enfermedad es el administrar una correcta nutrición. Para ello se
necesita colocar un tubo de alimentación. Existen varias posibilidades como el nasogástrico, el de esofagostomía, faringostomía…

En el caso de Tequila utilizamos un tubo de farignostomía que no es más que un tubo que se introduce a través de la faringe hacia el esófago.

Tubo de farinostomía.

El tubo suele dejarse hasta que el animal se recupera y empieza a comer solo. El tiempo de recuperación puede tardar meses en llegar..

Se recomienda dar una dieta especial por el tubo que sea muy energética y fácil de administrar. Nosotros solemos utilizar hill’s a/d diluida con un poco de agua.

La dueña de Tequila está pensandose si realizar o no la biopsia hepática pero mientras Tequila sigue con el tubo de alimentación.

Ayer Tequila se presentó con una complicación frecuente de la lipidosis hepática: una hipocalemia y una hipofosfatemia.

La hipcalemia  es una bajado de los niveles de potasio sanguíneos. Provoca debilidad, anorexia, ventroflexión del cuello.

La hipofosfatemia es una bajada del fósforo sanguíneo. Se produce al empezar a nutrir a un gato que lleva muchos días sin comer o como complicación de una cetoacidosis diabética. Provoca hemolisis que es la rotura de los glóbulos rojos y en consecuencia se produce una anemia.

Suplementamos a Tequila con suero intravenoso con fósforo y potasio y, una vez normalizados los niveles de estos electrolitos le dimos el alta y la mandamos a casa con potasio via oral.

Hipocalemia.
Vemos el potasio sanguíneo de Tequila por debajo de 3.5 mmval/l.

Valor de fósforo de Tequila.
El nivel por debajo de 3 se considera hipofasfatemia.

Cloruro potásico para suplementación intravenosa.

Fosfato monopotásico para suplementación de fósforo intravenoso.

Hoy Tequila está mucho mejor, sigue con el tubo y está mepezando a comer sola.

Ya os iré contando como evoluciona.

Iris Pérez.

2 comentarios to “Tequila y su problema hepático.”

  1. Zappa 30 de agosto de 2015 a 1:41 AM #

    Es invaluable la información que ofrecéis; me ha sido muy útil para ver que tengo que o hacer comer inmediatamente al gato con jeringuilla y paciencia, y suerte, o faringostomía mánaba mismo, sin esperar al lunes porque ya serían 4 días!

    Pero hecho de menos precios orientativos, ir ejemplo de la faringostomía, para hacerse una idea, y de la alimentación posterior, si dura meses como he leído que puede alkargarse una recuperación de algunos casos de lipidosis hepática.

    En esta historia he hechado de menos cuánto tiempo había pasado comiendo menos, para hacerse idea gravedad de cada día que pasa a partir 3ero o el que sea.

    Gracias por el blog. Saludos.

    • David Prandi Chevalier 30 de agosto de 2015 a 10:36 AM #

      Hola
      Muchas gracias por tus comentarios!
      Celebro que el post te sea útil.
      La faringostomía tiene un precio aproximado de 110 euros.
      La alimentación posterior no es cara, lo que cuesta dinero es la hospitalización.
      Con unas buenas instrucciones, una vez el gato mejora se puede hacer en casa con poco gasto.
      Mucha suerte con tu gato,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: