Nina: ya tenemos diagnóstico.

23 Nov

Nina

Si os acordáis, Nina es aquella perra de raza golden que le extirpamos un tumor intestinal.   Contamos su historia hace unas dos semanas.  Pues bien, el resultado de la biopsia no ha dado muy buenas noticias.  Nina padece un Linfosarcoma Intestinal.

Linfoma intestinal de Nina.

Linfoma intestinal de NIna ya extraído.

Un Linfosarcoma es una neoplasia maligna (o cancer) del sistema linfático.  De linfosarcomas (o linfomas como también se puede llamar) hay de varios tipos.  El más común en perros y gatos es el que afecta a los nódulos linfáticos o ganglios linfáticos.

Localización de los ganglios linfáticos en un perro.

Este tipo de linfoma se llama multicéntrico (si afecta a mas de un ganglio).  Pero el linfoma puede surgir en diversos lugares del cuerpo.  Así como en el caso de Nina, puede surgir en el intestino (porque en el intestino hay tejido linfático), en el cerebro, riñon, etc…

El tumor de Nina se extirpó totalmente.  Ya que en la biopsia no se detectaron células malignas en los bordes del tumor.  Pero el Linfosarcoma, se encuentre donde se encuentre, debe tratarse como si fuera una enfermedad sistémica.  Esto quiere decir, aunque extirpemos todo el tumor intestinal, y realizando otras pruebas (radiografías, analítica sanguínea, ecografía….) no detectamos mas tumor, debe tratarse con quimioterapia.   Ya que se presupone que el linfoma no ha desaparecido.

Vincristina, quimioterápico que utilizaremos en Nina.

Nina una semana después de la cirugía mejoró bastante.  Comía mas, engordó etc…   Decidimos esperar para realizar quimioterapia una semana más, para su total recuperación.

Pero hace unos días, Nina volvió a encontrarse muy mal.  Tenía fiebre, apatía y no quería comer nada.  Le hicimos analítica de control.  Detectamos que su linfoma se había convertido en una Leucemia muy agresiva.

Imagen de una leucemia, linfoblastos (células linfáticas malignas) en sangre.

La enfermedad que estaba en su intestino y que se logró extirpar, se había extendido a su sangre.  En definitiva, su sangre estaba llena de células malignas del sistema linfático.

Todo esto evidentemente complica mucho el pronóstico de Nina.  Que ha pasado de ser bastante favorable después de la extirpación intestinal del tumor, a ser muy grave por la leucemia.

Intentaremos tratarla de todas maneras, con Vincristina ( un quimioterápico) y corticoides.

Os contaremos que tal le va a Nina, aunque su pronóstico como ya hemos dicho es muy grave.

 

Pedro Carracedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: