Blanquito: otro gato con “sindrome del gato paracaidista”

26 Feb

Os quiero contar otro caso  (os hemos contado alguno ya), de un “gato paracaidista”.  o sea el “típico” gato que se cae o se tira, desde un altura considerable.  Como un piso, terrraza, etc…

Este es el caso de Blanquito.  Blanquito es muy inquieto y juguetón, o sea que nunca para.  Sus propietarios lo han visto mas de una vez paseandose la barandilla del balcón, viven un un quinto piso, o se que realmente Blanquito se juega la vida siempre, desafiando al abismo.  Pero lo curioso es que nunca se había caído.

Imagen 021

Blanquito.

Pero un día paso lo que tenía que suceder, Blanquito se cayó desde un quinto piso.  Sorprendentemente llegó a nuestro centro en estado consciente, alerta y sin lesiones externas.  Solo vimos que cojeaba mucho de la extremidad posterior derecha.

Procedimos a relizarle la exploración física y vimos que estaba bién, realizamos radiografías de tórax y ecografiía de abdomen, buscando si había sangrado en cavidades, no fué asi.  El chequeo sanguíneo salió completamente normal.

Al detectar la cojera, vimos que tenía un dolor muy intenso en la extremidad.  Realizamos radiografías de la zona.

Fotos rotula 013

Radiografía de la cadera de Peluso, donde vemos la fracura del cuello femoral.

En la radiografía detectamos que había una fractura, o sea había una rotura osea.  Concretamente se había fracturado el cuello de la cabeza del fémur del lado derecho.  Es una fractura muy frecuente en este tipo de casos.  También es frecuente, que esta articulación en vez de romperse, se luxe, o sea que la cabeza del fémur se separe de la cadera.

Esquema de fracturas de la articulación coxofemoral, la de Peluso concretamente corresponde a la de tipo b.

Dias mas tarde, y cuando ya había pasado el peligro para Peluso, peligro en complicaciones posttraumáticas, que pueden pasar horas o diías mas tarde.  Decidimos operar la fractura de Peluso.  Ya que la cirugía es la mejor opción en estos casos, porque si no se opera, la fractura suelda mal y Peluso puede quedar cojo para siempre por malaunión de la fractura.

Imagen 022

Otra foto de Peluso.

El tratamiento para Peluso consiste en, mediante cirugía abrir la extremidad afectada para acceder a la zona de la fractura, y realizar un tipo de intervención que se llama Artroplastia.  Consiste en extraer la cabeza del fémur que queda “suelta en la articulación”, separarla de la concavidad (llamada acetábulo) de la cadera, y dejar la zona sin cabeza del fémur, lo mas lisa posible, limandola para que luego no provoque dolor en el animal.

artroplastia cabeza fémur y ligamento cruzado

Articulación de la cadera, como queda después de una artroplastia.

Parece difícil a simple vista, que después de esta intervención el animal pueda volver a caminar con normalidad.  Pero aunque parezca mentira, la musculatura adyacente a la articulación, y la fibrosis que se crea en la zona sujetan perfectamente la cadera, y la extremidad.  Y el animal, en un tiempo prudente despues de una rehabilitación, volvera a caminar, correr…. con normalidad.  Claro está que esta cirugía se debe realizar en animales de pequeño tamaño, como gatos, y perros de bajo o mediano peso.  En animales de gran tamaño, se realizan artroplastias con clavos, implantes, etc…

A continuación os dejo una serie de fotos de la intervención de Peluso, y como extraemos la cabeza del fémur afectado finalmente.

 

Fotos rotula 006

Peluso preparado para la intervención.

 

Fotos rotula 003

Desinfectamos zona con yodo.

Fotos rotula 015

Abrimos la extremidad para localizar la zona de la fractura.

Fotos rotula 016

Aquí exteriorizamos la articulación coxofemoral

Fotos rotula 019

Otro detalle de la zona a reparar.

 

Fotos rotula 020

Finalmente vemos la cabeza del fémur fracturada.

 

Espero que os haya gustado

 

Pedro Carracedo.

 

3 comentarios to “Blanquito: otro gato con “sindrome del gato paracaidista””

  1. javiernuviala 26 de febrero de 2013 a 1:45 PM #

    Que bueno el esquema de fracturas. A mi colección.

  2. pere1973 27 de febrero de 2013 a 10:54 AM #

    Gracias Javier por tus aportaciones y ayuda!!!

  3. Pili 18 de abril de 2016 a 3:28 AM #

    A mi gata le paso lo mismo solo que no tengo el susteto economico para la cirujia y me siento muy triste al ver a mi gata mal. Tiene que estar en reposo. En un mes la llevo a otra consuta y com tratamiento para soldar el hueso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: