Un gato de la calle con un abceso.

17 Abr

Este gatito con cara de enfadado es Blanquito, un gato europeo de una colonia urbana de gatos.

Blanquito debe tener unos 5 años y está castrado pero es un poco peleón y siempre busca guerra con los otros machos de la colonia.

Hace 4 días nos lo trajeron muy débil y deshidratado y con un bulto enorme en la pata, que al tocarlo vimos que era un abceso de pus.

Como ya os hemos contado en otras ocasiones  los abcesos deben manejarse mediante cirugía: abrir el abceso, drenar la pus y limpiar la zona con suero fisiológico diluido con iodo y colocar un drenaje pen-rose para que todo el pus vaya saliendo.

Drenaje pen-rose. Es un tubito de goma que colocado por debajo de la piel permite que pueda salir al exterior el exceso de pus.
Imagen de http://www.centraldecomprasanitaria.com .

Herida de Blanquito, abierta y suturada y con un drenaje pen-rose para poder eliminar el acúmulo de pus.

En el caso de Blanquito lo primero que hicimos fue ponerle suero intravenoso para rehisratarlo y una vez rehidratado lo anestesiamos para colocarle el drenaje.

Herida suturada y drenaje.

Hemos instaurado un tratamiento con antibióticos de amplio aspectro a Blanquito y hoy volverá a su colonia, eso sí, deberá estar encerrado en una habitación unos días para que no se escape a buscar pelea y para poder asegurarnos que recibe el tratamiento antibiótico y las curas necesarias. Dentro de un par de días le quitaremos el drenaje y en 1 semana esperemos que ya esté recuperado del todo.

¿Por qué se producen los abcesos?

Los abcesos se producen cuando una herida se infecta. En los gatos son muy típicos por pelea y sobretodo por mordedura. En la boca de un gato hay, en condiciones normales, miles de bacterias saprófitas, es decir, bacterias que vivien en la boca y en este sitio no producen nada pero que sí entran en contacto con un tejido distinto pueden causar una infección grave.

Cunado un gato muerde a otro, a través del orificio de mordedura entran en contacto bacterias de la boca con el tejido subcutaneo y muscular del gato mordido.

En pocos días hay un crecimiento de bacterias y una respuesta inflamatoria del organismo frente a estas bacterias formándose el pus.

¿Cómo se detectan?

En las primeras horas el gato puede mostrar dolor y tumefacción de la zona. El organismo suele crear una respuesta inflamatoria y puede haber fiebre.

A medida que el abceso va madurando podemos notar un bulto blando incluso con descarga purulenta por el orificio creado por el mordisco. Muchas veces el tejido se hincha tanto que la piel puede llegar a necrosarse.

El tratamiento, como ya os he comentado, consiste en abrir el abceso y drenar el pus, colocar un drenaje pen-rose entre 3 y 5 días y  eleiminar el tejido necrótico y desvitalizado.

El pronóstico con tratamiento de los abcesos es bueno. El problema es que son un fuente de contagio para el virus de la leucemia felina (http://wp.me/p2cDmE-3a) y la inmunodeficiencia felina (http://wp.me/p2cDmE-3f).

Iris Pérez.

Anuncios

Una respuesta to “Un gato de la calle con un abceso.”

  1. David Prandi Chevalier 17 de abril de 2013 a 4:31 PM #

    Iris, muy bien las fotos de un procedimiento tan frecuente.
    Y los enlaces a posts que completan a éste. Así el lector es dirigido a ver más! (call to action).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: