Eko, un gato con buen apetito y que pierde peso.

13 Sep

Eko es un gato europeo de 1 año.

Des de hace unos mesos estamos visitando a Eko porqué pierde peso todo y mantener buen apetito.

Des de hace dos días Eko ha empezado con signos neurológicos: incoordinación y debilidad posterior.

Hemos realizados muchas pruebas sanguíneas y una ecografía abdominal y hasta el momento solo hemos obtenido dos alteraciones:

– un proteinograma alterado.

– una alfa-2 glicoproteína dudosa.

Estos dos parámetros alterados, el origen de Eko ( fue adoptado ahora hace un año de una protectora) y la aparición de signos neurológicos nos hacen sospechar que Eko podría tener una peritonits infecciosa felina (PIF) en forma seca.

La peritonitis infecciosa felina es una enfermedad grave producida por un coronavirus.

El coronavirus produce enfermedad en varias especies de animales a parte de en el gato, como el perro, en el hombre, en el cerdo, aves, etc…  En el gato  particularmente al principio solo  produce una leve diarrea transitoria, que muchas veces pasa inadvertida.

En condiciones normales, el gato supera la infección vírica y normalmente se recupera bien.  El virus es eliminado activamente por las heces, y el contagio es vía feco-oral.

El peligro de este virus es que de vez en cuando muta. Cuando eso pasa se produce la enfermedad muy grave.  Que mute quiere decir que su estructura genómica cambia y se “transforman en otro virus”, el  coronavirus mutado es mucho mas agresivo y mortal.   Esto es mucho más frecuente que ocurra donde se hacinan gran cantidad de gatos.  Si un coronavirus sale de un gato, entra en otro y así sucesivamente, llega un momento en que muta hacia su forma agresiva.

Mientras que el coronavirus benigno, por así decirlo, solo produce una enteritis leve, el coronavirus mutado produce toda una serie de signos muy variados que en un alto porcentaje provocan la muerte del animal.

De hecho solo hay unos pocos casos en que un gato haya sobrevivido a esta enfermedad.  La patología es tremendamente complicada, pero resumiendo mucho es realmente la reacción de el organismo hacia el virus lo que provoca las lesiones de esta enfermedad, no el virus propiamente.

La peritonitis infecciosa felina se puede clasificar por sus dos formas de presentación en el gato: la forma seca y la forma húmeda.

La húmeda produce acúmulo de líquidos en cavidades del cuerpo, como  el abdomen y el tórax.  La forma seca no.  Los demás signos clínicos son comunes en las dos formas.  Es característica la fiebre alta y discontinua, la inflamación del interior del ojo o uveitis, el adelgazamiento crónico, anorexia…  El PIF ataca principalmente a gatos jóvenes de menos de un año y medio.

Líquido en pleural de una gato con PIF.
El líquido tiene una coloración amarillenta característica.
Imagen de http://www.hvcruzcubierta.com.

Los alteraciones laboratoriales del PIF son variables. Podemos encontrarnos con anemia, alteraciones en el proteingorama, aumentos de la alfa-2 glicoproteína ácida, linfocitos en sangre muy bajos…

La forma seca de PIF  es difícil diagnosticarla como tal, ya que se asemeja a muchas otras enfermedades y  hay que englobar todos los signos clínicos, laboratoriales y muchas veces requiere biopsia de órganos o tejidos del animal ( obtenidos por biopsia o postmortem).

La forma húmeda es muy fácil de diagnosticar, ya que el líquido que se obtiene tiene unas propiedades muy características.  Se trata de un exudado inflamatorio no degenerado.

Nosotros en la clínica, con este líquido realizamos una prueba definitiva para ver si realmente se trata de peritonitis infecciosa felina o no.  Se trata del test de Rivalta.  Es una prueba que se realiza poniendo una gota del líquido obtenido en una solución de agua destilada con ácido acético puro.  Si al poner la gota, esta se transforma en un “moco” el resultado es positivo y es altamente probable que se trate de una peritonitis infecciosa. Si la gota se diluye en la solución y desaparece, es muy improbable que se trate de una peritonitis infecciosa.

¿Existe tratamiento para esta enfermedad?

Una vez que se desarrollan los signos clínicos de PIF, se trata de una enfermedad incurable y fatal. El tratamiento se aplica para mitigar los síntomas y es a base de antiinflamatorios y estimulantes del apetito. Aunque hay un puñado de artículos anecdóticos que sugieren algún éxito con el tratamiento a base de nuevos antivirales, los estudios realizados no han demostrado ningún beneficio con este tipo de medicamentos. En la mayoría de los casos, la eutanasia es la decisión más humana para evitar el sufrimiento del animal.

Ya os explicaré como evoluciona Eko, ahora hemos empezado a tratarlo con inmunosupresores a ver si obtenemos alguna respuesta.

Iris Pérez.

4 comentarios to “Eko, un gato con buen apetito y que pierde peso.”

  1. lorena 13 de septiembre de 2013 a 9:05 PM #

    Ojala y fuese otra enfermedad con tratamiento! Es solo un cachorro… mi cachorro…es injusto

    • David Prandi Chevalier 13 de septiembre de 2013 a 10:26 PM #

      Estoy muy de acuerdo contigo en lo injusto que resulta, y aún más si cabe a esta edad.
      Mi hija y yo mismo recogimos en la carretera, hace unos años y muy cerca del Makro, a un gatito minúsculo que atravesaba la carretera. Quisimos impedir que muriera atropellado; inmediatamente después buscamos a otro gatito que cruzaba cerca de él, y no lo conseguimos. Se metió dentro del recinto del Makro y allí tuvimos que dejarlo.
      Al gatito recogido le pusimos el nombre de Makro; se lo dimos a una chica que lo trató fenomenalmente y se vinculó mucho con él y él con ella. A su hijo pequeño le vino de maravillas.
      Pero al cabo de unos meses, Makro enfermó… de Peritonitis Infecciosa Felina. Nos supo muy mal que nuestro “regalo” hubiese sido un gato enfermo, y nos costaba entender porqué le tocó a él.
      Mi hija que es muy sabia y muy positiva siempre me dijo: “No te pongas triste papá; En lugar de morir aquel día en la carretera, ha tenido 6 meses en que ha sido feliz”.
      Espero que a pesar del mal pronóstico pueda mejorar, algunos gatos, sobre todo si mantienen el apetito, viven bastante tiempo.
      Muchos ánimos!

    • irisperezgarcia 14 de septiembre de 2013 a 9:19 AM #

      Muy injusto… A ver como evoluciona, pero pensad que el tiempo que ha estado con vosotros ha estado como un rey.

  2. maria jesus 14 de septiembre de 2013 a 2:25 PM #

    si es muy injusto .en un año perdimos a uno de un paro cardiaco y cojemos a eko y con un año no sabemos lo que nos durara pero quiero decir que a estado en una casa con mucho cariño ,muchos mimos,bien alimentado ,a sido un año ,espero que sean mas sino ,no lo vamos a olvidar porque lo queremos ,tal como lo llama mi hija, mi gordito te queremos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: