Archivo | septiembre, 2013

Amor animal: la amistad entre un elefante huérfano y un perro

18 Sep

La bella historia de Bubbles y Bella: un elefante y una perra Labrador.
Él, huérfano por la caza en busca del marfil. Ella, una compañera inseparable de juegos.
Gracias al director del Myrtle Beach Safari, en Carolina del Sur, Bubbles lleva una vida tranquila. Hay historias con final feliz. Disfrutad del vídeo.

¿Tú eres de mi familia? Encuentro sorpresa de Lili y Paca.

17 Sep

El mes pasado tuve ocasión de visitar a mi madrina, muy anciana, en la ciudad francesa de Nîmes. Tenía ganas de verla pues es una gran persona que me ayudó mucho en mi juventud.

Nîmes está a unas 4 horas de coche de Barcelona, y su principal atractivo son las ruinas romanas que atesora. 2 de estos monumentos, excepcionalmente conservados, son la Maison Carrée (casa cuadrada) y las Arènes (circo romano).

La Maison Carrée, Nîmes.

La Maison Carrée, Nîmes.

La Maison Carrée.

La Maison Carrée.

 

Les Arènes de Nîmes.

Les Arènes de Nîmes.

Los graderíos del circo romano en Nîmes.

Los graderíos del circo romano en Nîmes.

Como siempre, mientras paseo me fijo en los perros que nos encontramos y hablo con sus dueños, averiguando algo de la historia de cada uno y explicando algo de la historia de mi perra Lili.

Una tarde, tras visitar el circo romano, fuimos a un parque público llamado Les Jardins de la Fontaine y allí apareció un perrita con sus  dueños, toda una familia.

Era una perrita de 3 meses, y era… ¡casi igual que Lili!

Paca, la pequeña Cavalier King Charles Spaniel.

Paca, la pequeña Cavalier King Charles Spaniel.

Paca y Lili.

Paca y Lili.

La misma capa, la misma mirada preguntona, pero en pequeño.

Paca y Lili.

Paca y Lili.

Les hice unas fotos mientras se presentaban. La perrita se llama Paca  y procede de un criador de la zona. Una vez más, expliqué que Lili procede de una criadora francesa de la zona de Marsella ( Le Plan de la Baume) porque busqué un lugar en que hubiesen hecho un seguimiento de la enfermedad valvular mitral durante muchos años; en otros posts en que aparece Lili comento que la enfermedad valvular mitral es muy frecuente en los perros de raza Cavalier King Charles Spaniel, y si se realizan ecocardiografías a los perros del criadero durante toda su vida se puede ir disminuyendo mucho la transmisión genética de la enfermedad.

En el Reino Unido, y debido a que ha permanecido “cerrado” a perros extranjeros  muchos años, han “conseguido” que casi todos los Cavaliers desarrollen la enfermedad en algún momento de su vida. Da lugar a insuficiencia cardiaca y tiene tratamiento pero no solución.

En los criaderos franceses que llevan a cabo el seguimiento ecocardiográfico y la selección de los perros, la incidencia de la enfermedad es de sólo un 5-10%. Es el resultado de unos 20 años de trabajo, y lo han hecho unos 40 criadores.

En el resto, adquirir un cachorro sin garantías de este trabajo previo puede dar el disgusto de la enfermedad.

Me quedé con la duda de si Paca era de los perros con baja probabilidad de enfermar o no…

Espero que Paca tenga suerte,

David Prandi Chevalier

Salpican 2013 – El primer pooch plunge de España fue un rotundo éxito de asistencia y civismo

13 Sep

Os animo a pasarlo bien con el siguiente vídeo sobre un evento original: perros y dueños bañándose juntos en una piscina municipal.
Una celebración distinta, refrescante y en grupo del vínculo hombre-animal que tanto nos aporta y nos gusta proteger.

Mickey, un gato muy mayor.

13 Sep

¡Hola!

Hoy os quiero presentar un caso especial: se trata de Mickey un gato de 23 años que ha venido hoy a visitarse.

Sí, sí, lo habéis leído bien, 23 años!

Mickey va tirando pero está muy delgado y no come demasiado. Tiene las dos pupilas muy dilatadas y está ciego.  Junto a sus propietarios hemos decidido hacer un “mini” chequeo y valorar dos patologías muy frecuentes en los gatos mayores: la insuficiencia renal crónica y el hipertiroidismo.

En principio los riñones y el tirodes de Mickey funcionan bien pero él pierde peso y hace las heces muy negras.

En su caso deberíamos realizar una ecografía abdominal en busca de masas y estaría también indicada una laparotomía exploratoria o una endoscopia digestiva para intentar obtener muestras para biopsia y ver a que se deben el sangrado intestinal y la pérdida de peso.

En este caso, pero, nos encontramos ante un animal muy mayor con un alto riesgo anestésico y junto a sus dueños hemos tenido que valorar los beneficios-riesgos de realizar pruebas invasivas.

De momento se ha decidido dar mediación para estimular el apetito ( mirtazapina) y un protector gástrico (pepcid).

En estos casos de animales tan mayores muchas veces las limitaciones para  hacer más o menos pruebas no son económicas sino éticas: ¿hasta qué punto vale la pena seguir?

Por nuestra parte siempre queremos llegar al diagnóstico pero en casos como este muchas veces nos encontramos con nuestras propias limitaciones éticas y la de los propietarios.

Iris Pérez.

Eko, un gato con buen apetito y que pierde peso.

13 Sep

Eko es un gato europeo de 1 año.

Des de hace unos mesos estamos visitando a Eko porqué pierde peso todo y mantener buen apetito.

Des de hace dos días Eko ha empezado con signos neurológicos: incoordinación y debilidad posterior.

Hemos realizados muchas pruebas sanguíneas y una ecografía abdominal y hasta el momento solo hemos obtenido dos alteraciones:

– un proteinograma alterado.

– una alfa-2 glicoproteína dudosa.

Estos dos parámetros alterados, el origen de Eko ( fue adoptado ahora hace un año de una protectora) y la aparición de signos neurológicos nos hacen sospechar que Eko podría tener una peritonits infecciosa felina (PIF) en forma seca.

La peritonitis infecciosa felina es una enfermedad grave producida por un coronavirus.

El coronavirus produce enfermedad en varias especies de animales a parte de en el gato, como el perro, en el hombre, en el cerdo, aves, etc…  En el gato  particularmente al principio solo  produce una leve diarrea transitoria, que muchas veces pasa inadvertida.

En condiciones normales, el gato supera la infección vírica y normalmente se recupera bien.  El virus es eliminado activamente por las heces, y el contagio es vía feco-oral.

El peligro de este virus es que de vez en cuando muta. Cuando eso pasa se produce la enfermedad muy grave.  Que mute quiere decir que su estructura genómica cambia y se “transforman en otro virus”, el  coronavirus mutado es mucho mas agresivo y mortal.   Esto es mucho más frecuente que ocurra donde se hacinan gran cantidad de gatos.  Si un coronavirus sale de un gato, entra en otro y así sucesivamente, llega un momento en que muta hacia su forma agresiva.

Mientras que el coronavirus benigno, por así decirlo, solo produce una enteritis leve, el coronavirus mutado produce toda una serie de signos muy variados que en un alto porcentaje provocan la muerte del animal.

De hecho solo hay unos pocos casos en que un gato haya sobrevivido a esta enfermedad.  La patología es tremendamente complicada, pero resumiendo mucho es realmente la reacción de el organismo hacia el virus lo que provoca las lesiones de esta enfermedad, no el virus propiamente.

La peritonitis infecciosa felina se puede clasificar por sus dos formas de presentación en el gato: la forma seca y la forma húmeda.

La húmeda produce acúmulo de líquidos en cavidades del cuerpo, como  el abdomen y el tórax.  La forma seca no.  Los demás signos clínicos son comunes en las dos formas.  Es característica la fiebre alta y discontinua, la inflamación del interior del ojo o uveitis, el adelgazamiento crónico, anorexia…  El PIF ataca principalmente a gatos jóvenes de menos de un año y medio.

Líquido en pleural de una gato con PIF.
El líquido tiene una coloración amarillenta característica.
Imagen de http://www.hvcruzcubierta.com.

Los alteraciones laboratoriales del PIF son variables. Podemos encontrarnos con anemia, alteraciones en el proteingorama, aumentos de la alfa-2 glicoproteína ácida, linfocitos en sangre muy bajos…

La forma seca de PIF  es difícil diagnosticarla como tal, ya que se asemeja a muchas otras enfermedades y  hay que englobar todos los signos clínicos, laboratoriales y muchas veces requiere biopsia de órganos o tejidos del animal ( obtenidos por biopsia o postmortem).

La forma húmeda es muy fácil de diagnosticar, ya que el líquido que se obtiene tiene unas propiedades muy características.  Se trata de un exudado inflamatorio no degenerado.

Nosotros en la clínica, con este líquido realizamos una prueba definitiva para ver si realmente se trata de peritonitis infecciosa felina o no.  Se trata del test de Rivalta.  Es una prueba que se realiza poniendo una gota del líquido obtenido en una solución de agua destilada con ácido acético puro.  Si al poner la gota, esta se transforma en un “moco” el resultado es positivo y es altamente probable que se trate de una peritonitis infecciosa. Si la gota se diluye en la solución y desaparece, es muy improbable que se trate de una peritonitis infecciosa.

¿Existe tratamiento para esta enfermedad?

Una vez que se desarrollan los signos clínicos de PIF, se trata de una enfermedad incurable y fatal. El tratamiento se aplica para mitigar los síntomas y es a base de antiinflamatorios y estimulantes del apetito. Aunque hay un puñado de artículos anecdóticos que sugieren algún éxito con el tratamiento a base de nuevos antivirales, los estudios realizados no han demostrado ningún beneficio con este tipo de medicamentos. En la mayoría de los casos, la eutanasia es la decisión más humana para evitar el sufrimiento del animal.

Ya os explicaré como evoluciona Eko, ahora hemos empezado a tratarlo con inmunosupresores a ver si obtenemos alguna respuesta.

Iris Pérez.

Gus, un beagle que va cojo.

6 Sep

Hola a todos!

Hoy a venido a vernos Gus, un beagle de casi 7 años porqué lleva unos días cojo de su extremidad posterior izquierda y no mejoraba con antiinflamatorios ( específicos para perro).

Al ver el historial de Gus hemos visto que está diagnosticado de displasia de cadera pero al explorarlo hemos visto que la zona de la cadera no le duele pero si se queja de la zona de la rodilla y el tarso.

Para poder valorar mejor su problema hemos sedado a Gus con propofol, un anestésico que administrado vía intravenosa nos proporciona una sedación corta y adecuada para este tipo de procedimientos.

Hemos explorado la región de los ligamentos de la rodilla y el tarso y lo único anormal que hemos detectado es la zona de la almohadilla y el tarso muy inflamadas y el ganglio regional también inflamado.

Zona del tarso inflamada.

Zona lateral de la almohadilla inflamada.

Las radiografías de la zona no han mostrado alteraciones y hemos detectado una pequeña herida en un dedo de donde han salido dos pinchos.

Nuestro sospecha es que la reacción de cuerpo extraño de los pinchos han creado la inflamación local y la cojera.

Gus despertándose.

Hemos administrado antiinflamatorios y antibióticos a Gus y valoraremos su evolución en 24h.

Y os contaré!

Iris Pérez.

Sordera 11 consejos para convivir con ella para perros y gatos

5 Sep

Hola a todos! En este post me gustaria adjuntaros un escrito que he encontrado en el facebook de “Habilitar zonas en las playas de España para acudir con nuestras mascotas”. En él podéis encontrar unos consejos útiles si tenéis una mascota con sordera congénita, de nacimiento, o si está perdiendo audición con la edad.

Sordera 11 consejos para convivir con ella para perros y gatos

Sordera 11 consejos para convivir con ella para perros y gatos 4 de septiembre de 2013

Su perro ni siquiera levanta una oreja cuando suena el timbre o cuando usted lo llama. Su gato hace caso omiso de la mayoría de los ruidos, incluso del de un abrelatas eléctrico. Ahora, el veterinario ha confirmado sus temores: su animal de compañía no es un obstinado ni está enfermo. Simplemente, es sordo.

Algunos perros y gatos son sordos de nacimiento. Otros pierden la audición con la edad, a causa de lesiones o infecciones crónicas de oído. Por suerte, con algunos cuidados adicionales, la mayoría de los animales total o parcialmente sordos pueden vivir con normalidad, pues tienen una asombrosa capacidad de adaptación. Para ayudar a su animal de compañía a convivir con su sordera, ponga en práctica estos consejos de los expertos.

Para perros y gatos

Póngale una correa. La correa es, literalmente, el cabo salvavidas de un animal sordo. Nunca permita que un animal sordo ande suelto fuera de casa; llévelo siempre con correa. Recuerde que no puede oír el tráfico ni los sonidos de animales depredadores, y que corre serios riesgos.

Sea pariente. La vida con un animal sordo puede convertirse en un reto. Estos animales son más difíciles de entrenar yjuegan menos con sus dueños que los que no sufren sordera. Es preciso ser amable y paciente con ellos. Con el tiempo, descubrirá que el esfuerzo ha valido la pena. Tenga en cuenta que el animal sordo desea llevar una vida normal tanto como usted, así que lo ayudará si lo entrena con afecto.

Enséñele idiomas. Su animal de compañía no puede oír sus órdenes, pero puede verlas. El lenguaje con las manos es una forma eficaz de comunicarse con un perro sordo. Incluso un gato sordo puede beneficiarse del aprendizaje de algunas señas con las manos.

Una orden importante y sencilla de enseñar es «Ven». Cuando el animal lo esté mirando, pídale que se acerque con varios movimientos amplios y rápidos de las manos, como haría con un amigo. Al mismo tiempo, acuclíllese y enséñele un premio con la mano libre (cualquier cosa que lo anime a aproximarse). Cuando haya obedecido, prémielo con muestras de afecto y, ocasionalmente, con una golosina. Recuerde que tendrá que hacer uso de toda su paciencia. Mientras algunos animales responderán en un par de días, otros necesitarán semanas o meses para aprender a interpretar las señales. Si desea más información sobre el lenguaje por señas, consulte al veterinario o a un entrenador de animales.

Guíelo por el olfato. Los gatos y los perros tienen un sentido del olfato muy desarrollado. En muchos casos, podrá llamarlos creando «olas» olfativas, es decir, agitando en el aire una golosina con sabor a pescado o un trozo de hígado seco. Cuando el animal perciba el olor, con toda seguridad correrá a su lado.

Tóquelo. Para atraer la atención de su animal de compañía cuando éste duerme o mira hacia otro lado, póngase a su lado y tóquelo con suavidad. Un animal sordo no reconoce los sonidos que indican la proximidad de una persona. Pero evite tocarlo con brusquedad, pues podría asustarlo.

Use instrumentos de percusión. Aun cuando su animal de compañía tenga dificultades para oír su voz, es probable que pueda distinguir los sonidos estridentes y agudos. Intente llamar su atención con un silbato o una campanilla. Sín embargo, es preciso comenzar con un volumen bajo para no asustar al animal con una súbita explosión de sonido. Si al principio no hace caso, eleve el sonido de manera gradual. Si incluso así no mueve las orejas, olvide este consejo y llame su atención con una palmada suave.

Échele una mano. Algunos animales parcialmente sordos son capaces de oír el batido de unas palmas. Al principio, bata las palmas con suavidad para no asustarlo. Si no obtiene respuesta, repita con más fuerza. Si aun así el animal no le hace ningún caso, no se ponga a aplaudir para llamar su atención. Después de unas cuantas palmadas descubrirá si puede oírlo.

Envíele buenas vibraciones. Si el animal está en el otro extremo de la habitación, llame su atención dando patadas en el suelo. Es muy probable que la vibración le induzca a mirar en su dirección.

Dígaselo con luces. Por la noche, una luz parpadeante puede servir para atraer la atención de un animal sordo. En cuanto levante la vista, comuníquele con señas lo que deseaba decirle. O acérquese y guíelo con suavidad hacia dónde quiere que vaya. Luego, prémielo con muestras de afecto o con una golosina. Con el tiempo, un perro sordo puede aprender que cuando usted enciende y apaga las luces del porche es hora de entrar en la casa.

Búsquele un compañero. Aunque un animal sordo sea incapaz de detectar la presencia de un extraño en la puerta, obtendrá alguna pista de lo que sucede si observa a su compañero. Si otro perro corre hacia la puerta y comienza a ladrar, es muy posible que el perro sordo lo imite. Del mismo modo, un gato sordo sabrá cuándo es la hora de comer o cuándo se aproxima una persona mirando a su compañero. De esta manera, se creará una relación estrecha y valiosísima entre ambos.

Manténgalo ínfima. Cuando se marche de casa o se vaya a otra habitación, dé una pequeña palmadita al animal sordo para que sepa adónde va. Piense que si se despierta o se vuelve y no lo ve, podría sentirse desconcertado y confundido.

Cuándo consultar al veterinario

Entre los animales de compañía, las infecciones de oído son muy comunes y fáciles de curar. Sin embargo, si no se tratan, en el oído medio y en el tímpano pueden producirse lesiones que conducen a la sordera. La única medida que puede tomar el propietario de un animal de compañía para prevenir la sordera, es mantener escrupulosamente limpios los oídos de su mascota.

Si las orejas despiden un olor desagradable o el animal se rasca o se frota con insistencia la zona, llévelo al veterinario. Es probable que éste le recomiende limpiarle los oídos a diario o semanalmente para prevenir infecciones. Es un pequeño sacrificio que habrá valido la pena si le ayuda a conservar la audición del animal. Cuando le limpie las orejas, use únicamente productos recomendados por e! veterinario. Algunos productos inocuas para los humanos podrían resultar tóxicos para los animales.

Aprenda a hablar por señas

Juliette, una dálmata sorda de Spokane, Washington, no es una perra corriente: es capaz de reconocer más de 20 palabras del lenguaje por señas, un sistema usado habitualmente por las personas sordas o con dificultades de audición. «Lo aprendió muy rápidamente», dice su propietaria, Jody Eisenman, un ama de casa que, al igual que el resto de su familia, domina el alfabeto para sordos.

El vocabulario de Juliette incluye expresiones como «te quiero», «vamos a pasear en coche», «siéntate», «juega con la pelota», «comida» y «preciosa». Su propietaria se maravilla de la facilidad con que puede comunicarse con ella. «El método le ha ayudado mucho, pues no es tan limitado como los gestos de mímica habituales.»

Es muy probable que usted pueda hacer por su animal sordo lo mismo que Eisenman hizo por Juliette. Para familiarizarse con este sistema de comunicación, acuda a una clase de lenguaje para sordos o busque en un manual sobre el tema las palabras que necesita saber. Juliette, por ejemplo, sabe que es la hora de comer cuando un miembro de la familia la señala y mueve la mano con los dedos juntos en dirección a la boca. La traducción es: «¿Tienes hambre?». «Enseñe sólo una señal cada vez y hágalo con amor y paciencia», recomienda Eisenman. «Si con el tiempo llega a entenderle, estupendo. Si no, no estará peor que cuando empezó.»

 

Espero que os sea útil.

Elisabet Villanego

Kira y su operación de entropion bilateral

3 Sep

Hola a todos!

Aquí tenéis a Kira, un shar pei de algo más de 1 año de edad. Esta perrita tiene un problema en los ojos llamado entropion, se trata de una inversión de parte o todo el margen parpebral. En su caso es bilateral, en los dos ojos, y tanto en el párpado superior com en el inferior.

20130903-113125.jpg

Kira

La posición del párpado contra la cornea puede provocar diferentes problemas, como irritación corneal, lacrimación extra o blefarospasmo (una contracción involuntaria de los músculos provocando el cierre de los párpados), muchas veces esto es debido a que las pestañas quedan en contacto con la cornea, lesionandola.

20130903-113759.jpg

Diferentes posiciones que puede adoptar un párpado con entropion (DDAA, 1999, Oftalmologia para el veterinario práctico)

El entropion se puede encontrar en diferentes razas, como por ejemplo: Bloodhound (párpado superior); Chow Chow, shar pei (tanto párpado superior como inferior); boyero de Flandes, pointer germano, labrador Retriever, rottweiler (párpado inferior); pequinés, shit-tzu, carlino, bulldog inglés (ángulo medial del ojo).

El propietario puede observar diferentes síntomas en su animal, como: epífora (laguimeo continuo), secreción mucopurulenta, blefarospasmo y enoftalmo (ojo con aspecto hundido). Además el veterinario puede encontrar un incremento de vascularidad corneal, irritación corneal crónica (edema, pannus, granulación, pigmentación, ulceración…).

DSCF2319 - copia

incremento de la vascularización, epífora… – http://oftalmovetdeleon.blogspot.com.es/

El tratamiento suele ser quirúrgico, sobretodo cuando el animal ha completado su crecimiento y desarroyo. En el caso de Kira hemos realizado una intervención para resolver el entropion bilateral en una misma operación.

20130903-113142.jpg

Kira anestesiada y monitorizada preparada para la operación

El procedimiento que hemos seguido es el que se muestra en el siguiente esquema. Primero se realiza una incisión paralela al margen parpebral, después de calcular la piel sobrante se retira, por último se realizan unos puntos simples para aproximar los dos bordes de la incisión.

20130903-113813.jpg

DDAA, 1999, Oftalmologia para el veterinario práctico

20130903-113821.jpg

DDAA, 1999, Oftalmologia para el veterinario práctico

20130903-113935.jpg

DDAA, 1999, Oftalmologia para el veterinario práctico

20130903-113731.jpg

ojo derecho suturado

20130903-113719.jpg

ojo izquierdo suturado

A Kira le hemos realizado el mismo procedimiento en los cuatro párpados. Como podreis observar en las siguientes imagenes, una vez despierta los párpados ya no se le invierten hacia la cornea.

20130903-113246.jpg

Kira despertándose de la anestesia

20130903-113319.jpg

ojo derecho de Kira

20130903-113333.jpg

ojo izquierdo de Kira

En unos días le podremos retirar los puntos a Kira y confirmar que ni los párpados ni las pestañas le molestan ya en la cornea.

Elisabet Villanego

Cómo dar una pastilla a un gato paso a paso.

2 Sep

Hola a todos!

Hace unos días encontré en la página del GEMFE (Grupo de especialidad de Medicina Felina,http://www.fabcats.org/gemfe/articulos.html) una guía muy práctica para medicar a nuestro gato con pastillas.

Muchas veces los veterinarios recetamos medicaciones orales para diferentes problemas y muchos propietarios tiene muchas dificultades para medicar a su gato ya que estos no suelen colaborar mucho.

Espero que os sea útil!

Guía paso a paso:

1. Comenzar con el gato tranquilo y relajado.

2. Poner al gato encima de una toalla

  1. Envolverlo en la toalla

4. Una vez envuelto está preparado para recibir la medicación

5. Otra posibilidad es sujetarlo suavemente

  1. Cogiendo las extremidades delanteras suave pero de forma segura

  1. Agarrarlo firmemente en el ángulo de la mandíbula

  1. Echar la cabeza hacia atrás suavemente

9. Coger la pastilla con la otra mano y abrir la boca

  1. Meter la pastilla en la boca tan lejos como sea posible

  1. Soltar la cabeza permitiendo al gato que trague

12. Dar un poco de agua con una jeringa

Cómo ayudar a tragar la pastilla:

Es muy común que los veterinarios receten medicaciones vía oral a los gatos para diferentes enfermedades. Los comprimidos son la medicación más común, pero también existen  cápsulas, líquidos y pastas. Recientemente han salido publicaciones sobre la seguridad de la administración de comprimidos y cápsulas a los gatos. Varios estudios han demostrado que los comprimidos o capsulas administrados solos, de forma seca, normalmente se depositan en el esófago por un tiempo prolongado. En uno de estos estudios se demostró que después de 5 minutos cerca de las 2 terceras partes de la pastilla seguían en el esófago.  Esto nos ayuda a entender por que, como recientemente se ha demostrado, algunos medicamentos causan esofagitis. Existen numerosos casos en los que se ha producido una inflamación tan severa que la luz del esófago se ha estrechado.

Prevenir esta posible complicación es sencillo, dar una pequeña cantidad de agua, un poco de mantequilla u ofrecer comida rápidamente hace que las pastillas y las cápsulas bajen pronto al estómago. En uno de los estudios científicos realizados se demostró que dando 6 ml (una cucharada pequeña) de agua con una jeringa inmediatamente después de administrar el comprimido se consigue que todas las pastillas lleguen al estómago en unos minutos (ver primera foto de abajo). Como alternativa se puede dar una pequeña cantidad de mantequilla untándola en la nariz para estimular al gato a que trague y hacer que las pastillas se muevan hacia el estómago (ver segunda foto de abajo).

Iris Pérez.

 

Cómo poner suero subcutáneo a los gatos.

2 Sep

Hola a todos! En otras ocasiones os he hablado de la insuficiencia renal crónica en gatos.

Algo muy útil para ayudar a los gatos con insuficiencia renal es la administración subcutánea de suero.

Es un procedimiento sencillo y, sí el propietario se atreve, puede mejorar la calidad de vida del gato enfermo.

A continuación os adjunto un artículo del GEMFE (http://www.fabcats.org/gemfe/articulos.html) en el cual os explica claramente como adminisrar suero. Espero que os sea útil y, si tenéis un gato con insuficiencia renal os atreváis a probarlo!

Iris Pérez.

r Información generalLa administración de suero subcutáneo (sc) consiste en administrar suero en el espacio existente debajo de la piel, desde donde será lentamente absorbido a la sangre y al resto del organismo. Es una manera muy útil de administrar suero adicional a los gatos y ayudarles a controlar y prevenir la deshidratación. Los gatos con insuficiencia renal crónica normalmente pierden más cantidad de líquido de lo normal por sus riñones y a medida que la enfermedad progresa a menudo se deshidratan y no beben lo suficiente para compensar la pérdida de líquidos. Todo esto tiene efectos muy perjudiciales, incluido un empeoramiento de la insuficiencia renal. La administración periódica de suero sc en casa puede ser, por lo tanto, una parte importante del tratamiento para estos gatos.¿Con qué frecuencia?
El suero sc se administrará según se necesite. En la mayoría de los gatos que necesitan suplemento con suero, el suero sc se pone entre una vez a la semana y una vez al día (lo más común es 2-3 veces por semana).

¿Qué necesito?

Tu veterinario te suministrará el suero que deberás administrar a tu gato, te dará instrucciones sobre cuánto suero administrar y con qué frecuencia. Además te dará el material necesario para poder ponerlo (agujas, sistemas, etc.). El suero que se da con mayor frecuencia a los gatos es una solución electrolítica conocida como “Hartmann” o “Ringer Lactato”, aunque existen otros tipos de sueros que también pueden utilizarse.¿Cómo se pone el suero?
Hay muchas maneras diferentes de poner el suero subcutáneo, pero la que mejor se suele tolerar es una bolsa de suero o “gotero” (bolsas que contienen el suero estéril listo para administrar- habitualmente estas bolsas se usan para administrar el suero mediante equipo de infusión intravenoso o “gotero”, de ahí el nombre) y un sistema de infusión de suero, “tubo de gotero”, que se une a una aguja que se introduce bajo la piel.
Aunque todo esto puede parecer desagradable para el gato, la mayoría lo tolera muy bien. La bolsa de suero se coloca a un nivel más alto que gato de modo que el suero caiga por gravedad y pueda penetrar bajo la piel. Se tardan varios minutos en administrar el suero, y como ayuda se puede recurrir a las caricias y mimos. Hay gente, incluso, que encuentra útil alimentar al gato al mismo tiempo, como elemento de distracción.¿Cuánto suero hay que poner?
Tu veterinario te dirá cuánto suero hay que poner, si es necesario usar un solo punto de administración o varios y con qué frecuencia hay que administrarlo. Generalmente se pueden poner 10-20ml/kg de suero en un punto de inyección (aproximadamente 60-100ml en la mayoría de los gatos de talla media).

Se formará un bulto bajo la piel en el lugar donde se ha puesto el suero. Este no debería notarse caliente ni ser doloroso para el gato, y el suero será poco a poco absorbido tardando varias horas (puede tardar hasta 8 horas). Normalmente, el suero se pone en la piel de la zona de la cruz, en la parte superior del final del cuello, pero por gravedad descenderá hacia la parte baja del pecho o a la tripa. La siguiente vez, si queda suero bajo la piel procedente de la anterior administración, no se debe administrar más suero y se debería consultar con el veterinario.

Instrucciones detalladas para administración de suero sc
Material
Tu veterinario te dará el suero y el material necesario con instrucciones específicas para tu gato. Aquí adjuntamos una guía general para ayudarte.

Material para administración de suero subcutáneo:

  1. Bolsa de suero
  2. Agujas
  3. Sistema de suero


Todo el material es estéril y por tanto se presenta en bolsas herméticas que no se deberán abrir hasta que se vayan a utilizar.

Bolsa de suero y sistema de administración
Resulta útil calentar la bolsa de suero sumergiéndola en un recipiente con agua caliente durante 5-15 minutos. El precalentamiento del suero (hasta que esté tibio) ayuda a reducir la irritación y hacer que el procedimiento sea más agradable para el gato. La mayoría de las bolsas tienen 500 ml o 1 litro de suero. En gatos se suelen usar las bolsas de 500 ml para la administración subcutánea. No se debe usar el suero si está blanquecino o con un color extraño.

Una bolsa de suero cerrada se puede calentar sumergiéndola en un recipiente con agua caliente.

En cambio, si la bolsa de suero ya está usada se puede calentar sumergiéndola en un recipiente con agua caliente, pero manteniendo boca de goma de salida con el sistema enganchado fuera del agua.

La bolsa de suero se presenta en una bolsa o papel herméticos, que es lo primero que hay que retirar. En uno de los extremos de la bolsa habrá dos bocas de goma. Una de ellas para inyectar medicación o soluciones en el suero (a no ser que te lo haya indicado tu veterinario no vas a necesitar hacer nada con esta boca). La otra se utiliza como “boca de administración” para conectar el sistema y suele tener una tapa azul que habrá que retirar (¡suele estar bastante fuerte por lo que tendrás que tirar con fuerza!).

Bolsa de suero sin embalaje.

La boca de goma de administración del suero es la de la izquierda con un tapón azul. La de la derecha es la boca para la medicación para añadir soluciones al suero (sólo si tu veterinario le ha dado instrucciones, si no, no tendrás que utilizarlo).

La  boca para la administración del suero se abre girando la tapa azul de plástico hasta que se rompa y deje expuesta la abertura.

El sistema de administración (tubo de drenaje) es un tubo de plástico largo que también habrá que sacar de su embalaje en bolsa de plástico. En uno de los extremos del sistema hay una cámara de drenaje de plástico con una punta blanca (con un tapón de plástico). El otro extremo también tiene un tapón de plástico y ahí se acoplará una aguja (más tarde). También hay una pinza de plástico con una rueda que sirve para regular la velocidad de entrada del fluido. Al principio la rueda debe girarse hasta abajo del todo de modo que el tubo quede completamente cerrado impidiendo que el suero fluya por su interior. Puede también haber una pinza de seguridad que puede usarse para pinzar el tubo y parar el suero.

Sistema de drenaje en su embalaje (para mantenerlo estéril) y sin él.
 

Pinza de seguridad para apretar el sistema en posición abierta (izquierda) y cerrada (derecha).
 

La pinza de rueda en la posición abierta (izquierda) y cerrada (derecha).
 

Una vez que las pinzas se han colocado en su posición de cerrado, se puede quitar la tapa de plástico de la punta blanca. La punta se introduce en la boca de goma de administración de la bolsa de suero. Hay que evitar tocar la punta blanca para evitar contaminarla. Se suele necesitar realizar movimientos giratorios al mismo tiempo que se presiona para introducir por completo la punta en la boca. Se debe tener cuidado de no introducirla inclinada de modo que pudiese dañar o pinchar la bolsa de suero.

Se retira el tapón de plástico de la punta del sistema (con cuidado de no tocar la punta)
 

La punta se introduce completamente en el punto de la boca de goma de administración de la bolsa de suero con un movimiento de rotación.
 

Una vez que se ha acoplado el sistema a la bolsa de suero, ésta se debe colgar de cualquier percha o colgador y se hará usando el asa que hay en el extremo opuesto a las cánulas.
Una vez que la bolsa esté colgada, se llena la cámara de drenaje del sistema aproximadamente hasta la mitad con suero, esto se consigue apretando y soltando las paredes de esta cámara varias veces (hay que asegurarse que las dos pinzas estén cerradas mientras se hace esto). El proceso se repetirá hasta que la cámara está suficientemente llena de suero.

La bolsa de suero se colgará en cualquier sitio posible para que esté más alta que el gato.

La cámara de drenaje del sistema se llena hasta la mitad de su contenido apretando las paredes varias veces (con las dos pinzas cerradas).

Una vez que la cámara de drenaje está llena, se debe llenar también el tubo de suero para sacar el aire del sistema.  Con la bolsa de suero todavía colgada se suelta la pinza de seguridad que aprieta el sistema, y, posteriormente, se va girando la pinza de rueda poco a poco para abrirla y permitir que vaya pasando un poco de suero por el sistema, se irá viendo un goteo constante en la cámara de drenaje y cómo el suero va poco a poco llenando el sistema. Hay que dejar que fluya el suero por el sistema hasta que no quede ni aire ni burbujas de aire y salga suero por el extremo. Cuando esto sucede se utiliza la pinza de rueda para cerrar el paso del suero por el sistema.

Las agujas de calibre 21 son de color verde y las de calibre 20 son de color amarillo.

Para retirar el envoltorio de la aguja, hay que separar los dos lados de éste.

Ahora estás preparado para poner la aguja en el sistema de suero. Se saca la aguja de su envoltorio protector, pero dejando el capuchón de plástico que lleva puesta. Se suelen usar agujas de calibre 19, 20 o 21(es la medida del grosor de la aguja) y de 1,5 cm de longitud.
Después, se quita la tapa del final del sistema de suero y luego el émbolo, que es la parte final de la aguja (la coloreada), se enrosca al sistema de suero apretando bien. No se debe tocar con las manos el émbolo de la aguja ni la parte última del sistema de suero para no contaminarlos.

Se quita la tapa del extremo del sistema de suero sin tocarlo.
 
El émbolo de la aguja se une al sistema de suero enroscándolo en dirección de las agujas del reloj. Se sigue dejando la tapa de plástico de la aguja hasta que se use.
 

Ya está preparado el sistema de suero para poder administrar suero a tu gato. Generalmente no es necesario limpiar o desinfectar el punto de la piel  donde se va a administrar el suero (si tu veterinario lo cree conveniente te lo dirá).

La bolsa de suero debe estar colgada en un sitio más alto de donde se vaya a sentar tu gato. Si tienes una percha (por ejemplo las de los abrigos, con forma de S), puede ser útil colgarla sobre una puerta o sobre el picaporte. Para la administración de suero también es importante tener al gato en una posición agradable, acariciándole en tu regazo o sentado a tu lado en el sofá. Al mismo tiempo, para distraerle y que el procedimiento sea menos estresante, se le puede dar algo de comida especial.
Se quita el capuchón de plástico de la aguja (tirando de los dos extremos, ¡con cuidado de no pincharse con la aguja!). Con una mano sujetamos la aguja por el émbolo (sólo la base, evitando tocar la aguja para no contaminarla) y con la otra la piel entre las escápulas de los hombros para levantarla en forma de tienda de campaña. La aguja se inserta rápido y suavemente en la tienda que se ha formado (evitar movimientos bruscos punzantes) llevando la aguja paralela a la espalda del gato de modo que la punta de ésta entre en el espacio subcutáneo. Puede ser más fácil poner la punta de la aguja cerca de la piel y “mover la piel hacia la aguja” en vez de “empujar la aguja dentro de la piel”. Una vez que la aguja está colocada en su sitio, se puede soltar la piel pero se seguirá sujetando la parte final del sistema de suero para que la aguja no se mueva por debajo de la piel. Quizá sea mejor introducir la aguja ligeramente hacia un lado de la línea media de modo que el suero se vaya acumulando en el otro lado, esto resulta útil para poner volúmenes grandes de suero, ya que la aguja se puede cambiar, sacarla e introducirla en el otro lado para poner la mitad de volumen en cada lado (tu veterinario te dirá si esto es necesario).

Se coge la piel que hay entre los hombros formando una tienda de campaña.

Se quita el capuchón de la aguja y se introduce la aguja en el tejido de debajo de la piel donde se ha formado la tienda de campaña (o se mueve la piel hacia atrás sobre la aguja).

Las dos pinzas del sistema de suero deben abrirse para permitir que el suero fluya, la pinza de rueda deberá estar completamente abierta para permitir que el suero fluya lo más rápido posible. Si el suero no fluye bien, rápido y siempre a la misma velocidad (en la cámara de drenaje del sistema se debe ver caer un flujo continuo), quizá necesites reposicionar la aguja o inclinarla, o subir la bolsa de suero a un lugar más alto. Si la aguja ha atravesado la piel dos veces(esto es algo que sucede con frecuencia, un error muy común) el gato comenzará a mojarse en el momento en el que se abra la pinza de seguridad del sistema de suero y se verá claramente que el suero no está entrando en el espacio subcutáneo. Si esto ocurre, simplemente quita la aguja de la piel y repite el procedimiento para volver a colocarla.

Tu veterinario te dirá cuánto suero tienes que poner a tu gato. Puede haber marcas en la bolsa de suero que informan de la cantidad de suero que estás administrando, y si tienes una báscula la puedes usar, ya que 100 ml de suero equivalen a 100 g. Si la velocidad de administración del suero disminuye en algún momento durante la administración, vuelve otra vez a mover la aguja o intenta levantar la bolsa de suero más arriba.

Una vez administrada la cantidad indicada de suero, se cierra la pinza de rueda del sistema y se saca la aguja de la piel con cuidado pero con seguridad (en un movimiento rápido). Tras la administración de suero puedes tratar a tu gato con normalidad y el suero se irá absorbiendo en las siguientes horas.

La aguja se sujeta en su sitio y se abre la pinza de rueda para permitir que fluya el suero y entre bajo la piel.

Dar comida al mismo tiempo que se pone el suero puede ayudar a que la experiencia sea mejor para tu gato. El mejor modo para administrar el suero es con el gato sentado en tu regazo o a tu lado en el sofá.

Puede ser que salga un poco de suero en el lugar donde se introdujo la aguja, (esto es muy habitual), y es posible que se forme una gran bolsa o bulto de suero acumulado debajo de la piel. Si es así, se puede dar un masaje suave para que vaya desapareciendo y el suero deje de fluir por el punto de inyección.

La bolsa de suero, el sistema de administración y la aguja (todo junto) deberá guardarse en el frigorífico, dentro de una bolsa de plástico nueva y limpia que se cambiará cada vez que se usa para asegurarse que se mantiene protegido. Antes de volver a utilizarlo se dejará fuera del frigorífico para que se temple a temperatura ambiente y luego la bolsa de suero se calentará en agua caliente, esta vez poniéndola boca abajo en el agua para que las bocas de goma de administración del suero no se sumerjan. No se debe usar el suero si se ve sucio o decolorado.

Cada vez que se vaya a usar una bolsa nueva de suero se utilizará también un nuevo sistema de administración que habrá que unir de la misma manera. Las agujas usadas no se deben tirar con la basura normal. Se pueden guardar en un bote de plástico y llevarlas al veterinario (junto con las bolsas de suero y sistemas usados) para retirarlos de forma segura.

Complicaciones de la administración de suero

Las complicaciones que pueden producirse al administrar suero subcutáneo son poco comunes, pero si tienes cualquier problema o duda en cualquier momento lo mejor es que llames a tu veterinario para pedir consejo. Si aparece una hinchazón duradera en la zona de inyección, sobre todo si está dura, caliente o dolorosa, puede indicar que hay una infección localizada (absceso).

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: