Intoxicación por permetrinas en gatos.

4 Nov

Hola! Hoy os quería hablar de un problema de intoxicación en gatos que, todo y no ser frecuente, es uno de los problemas por intoxicación  más frecuentes en clínica: la intoxicación por permetrinas.

 

¿Qué son las permetrinas?

Estructura química de las permetrinas.
Imagen de es.wikipedia.org.

 

La permetrina es un insecticida piretroide. Los piretroides son análogos sintéticos de las piretrinas las cuales son sustancias naturales extraídas de las flores de crisantemo. La permetrina es una neurotoxina que se une a los canales de sodio abiertos en la superficie de las células nerviosas y los bloquea. Esto interfiere con la función nerviosa causando una descarga repetitiva en las células nerviosas.

Los gatos son muy sensibles a las permetrinas y tienden más a desarrollar signos de toxicidad que los perros. Las permetrinas son metabolizadas (procesadas) en el hígado. Se sospecha que los gatos tienen más probabilidad de desarrollar toxicidad a las permetrinas porque tienen diferentes vías metabólicas en el hígado que otras especies. En particular, tienen una deficiencia de la enzima hepática glucuronosil transferasa.

¿Qué signos producen en el gato?

La exposición a permetrinas, incluso en cantidades pequeñas, puede causar una intoxicación grave y mortal en los gatos. Los signos de intoxicación más comunes incluyen: temblores musculares, contracciones, convulsiones, salivación, incoordinación, fiebre y pupilas dilatadas. Tras la exposición a permetrinas, los signos de intoxicación aparecen en pocas horas pero en algunos casos pueden tardar uno o dos días en ser aparentes. El diagnóstico se basa en la exposición al producto y en los signos clínicos de la intoxicación.
¿Cómo se intoxican los gatos?
Lamentablemente, los gatos normalmente se intoxican con permetrinas cuando sus propietarios, por error, les aplican pipetas o productos antipulgas para perros que contienen permetrinas.
Los problemas ocurren normalmente cuando el propietario compra esos productos él mismo en los supermercados donde no hay nadie que le aconseje sobre su uso seguro. A menudo no se dan cuenta de que el producto es para usarlo exclusivamente en perros, confunden accidentalmente los productos de perro con los de gato o no son conscientes de la gravedad de la intoxicación que provocan al usarlos en gatos. La otra forma de acceso del gato a las permetrinas es cuando hay un perro en la casa con el producto aplicado y el gato lame al perro ingiriendo el tóxico. Se desconoce cuánto tiempo tiene que estar el gato separado del perro tras haberle tratado con el producto.

El advantix son unas pipetas usadas para el tratamienot de pulgas, garrapatas y para la prevención de la picadura del mosquito de la leishmania que se usan en perro pero son altamente tóxicas en gato. NUNCA deben usarse en gatos ni en perros que convivan con gatos.
Imagen de http://www.farmaciaveterinaria.es.

¿Cuál es el tratamiento?
El tratamiento de los gatos con intoxicación por permetrinas puede ser caro y necesitar cuidados intensivos. No hay antídoto para las permetrrinas. En términos generales el tratamiento incluye la descontaminación, el control de las convulsiones y temblores y cuidados de mantenimiento.
Como muchos de los gatos se intoxican tras la aplicación de algún producto sobre la piel, la descontaminación incluye el bañar al gato con agua tibia y un jabón lavavajillas suave.

Imagen de mascotas.eninternet.es.

El objetivo es eliminar tanto producto oleoso como sea posible para parar evitar que éste siga absorbiéndose a través de la piel.
El tratamiento de los temblores musculares incluye el uso de metocarbamol (un relajante muscular de acción central) o benzodiacepinas (diacepam o midazolam). Para el tratamiento de las convulsiones suele ser necesario el uso de benzodiacepinas, barbitúricos (fenobarbital) y a veces incluso se necesita anestesia general o una sedación profunda (propofol o alfaxona).
Los cuidados de mantenimiento incluyen un gotero intravenoso, control de la temperatura y otros cuidados de enfermería. Los gatos necesitan estar hospitalizados unos días antes de recuperarse lentamente. Algunos gatos con signos graves puede que no sobrevivan, requieran una hospitalización prolongada o desarrollen complicaciones.

¿Cómo se puede prevenir?


Informándose en un lugar especializado de cuál es la mejor pipeta para el gato y cuál es la mejor pipeta para un perro que convive con gatos.
Info de http://www.isfm-national-partners.net/gemfe/index.html.
Iris Pérez.
Clínica Veterinaria Betulia.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: