Dar una pastilla a un gato… ¿misión imposible?

7 Nov

Hola a todos!

Hoy os quería enseñar un video muy ilustrativo donde se explica la forma correcta de administrar una pastilla a un gato. Para muchos propietarios de gatos es un gran problema poder seguir un tratamiento en comprimidos, por eso espero que os sea útil esta información. Antes del vídeo podéis leer el siguiente texto humorísitico, seguro que alguno se siente identificado con algunos de los puntos que se explican.

Fuente: http://www.rufusandcompany.com

¿SABES CÓMO DAR UNA PASTILLA A TU GATO?

En ocasiones tenemos que dar una pastilla a nuestro gato y a veces, desafortunadamente, necesita un tratamiento diario de medicación para toda su vida.

Por todo ello debemos tener práctica en abrir la boca de nuestra mascota e introducir la pastilla de forma que no volvamos a verla aparecer de nuevo

Os dejamos un divertido texto sobre el tema, al final del artículo podéis ver un vídeo de la doctora veterinaria Lina Sanz en el que, con unas sencillas pautas, desmitifica la dificultad de administrar medicinas a nuestros gatos.

Primero un poco de humor…

  1. Toma al gato con tu brazo izquierdo como si sostuvieras un bebé. Coloca los dedos índice y pulgar de tu mano izquierda aplicando una suave presión sobre las mejillas del minino, mientras sostienes la píldora con la derecha. Cuando el gato abra la boca, arroja la píldora dentro.
  1. Saca al gato de detrás del sofá y tira la píldora baboseada a la basura
  1. Coge una nueva pastilla de la caja, acuna al gato en tu brazo izquierdo, manteniendo las patas traseras firmemente sujetas con tu mano izquierda. Fuerza la apertura de la mandíbula y empuja la pastilla dentro de la boca del animal con tu dedo. Mantén la boca del gato cerrada y cuenta hasta 10.
  1. Saca la píldora de la pecera, y al gato de encima del armario. Llama a alguien para que te ayude.
  1. Arrodíllate en el suelo con el gato firmemente sujeto entre tus rodillas. Mantén sus patas traseras y delanteras quietas. Ignora los gruñidos del gato. Pídele a tu ayudante que sostenga la cabeza del gato con una mano, mientras le abre la boca con una regla de madera. Echa la pastilla dentro y frota vigorosamente la garganta del gato.
  1. Trae al gato de la lámpara de la cocina. Coge otra píldora de la caja. Recuerda comprar una nueva regla y encargar unas cortinas nuevas. Barre los trozos de figuras de porcelana.
  1. Envuelve al gato en una toalla grande y pide a tu vecino que lo mantenga estirado, sólo con la cabeza visible. Pon la pastilla en una pajita de refresco. Abre la boca del gato con un lápiz. Pon un extremo de la pajita en la boca del gato y el otro en la tuya. Sopla!
  1. Lee el prospecto de la caja para asegurarte que la pastilla que te acabas de tragar no es dañina para seres humanos. Bebe un vaso de agua para recuperar el sentido del gusto. Aplica apósitos en los brazos de tu vecino y limpia la sangre de la alfombra con agua fría y jabón.
  1. Trae al gato del tejado. Toma otra píldora. Pon al gato en el armario y cierra la puerta sobre su cuello, dejando sólo la cabeza fuera del mismo. Fuerza la apertura de la boca con una cuchara de postre. Arroja la pastilla dentro de la boca del gato con una goma elástica.
  1. Ve al garaje a buscar un destornillador para volver a colocar la puerta del armario en sus bisagras. Aplícate compresas frías en la cara y revisa cuándo fue tu última dosis de antitetánica.
  1. Llama a los bomberos para bajar al gato del árbol que hay en la calle de enfrente. Discúlpate con tu vecino, que se acaba de estrellar tratando de escapar de tu gato furioso.
  1. Toma la última píldora de la caja. Ata las patas delanteras del gato junto con las traseras con una cuerda. Atalo firmemente a la pata de la mesa de la cocina. Busca guantes de trabajo pesado. Mantén la boca del gato abierta con una pequeña palanca. Pon la pastilla en la boca seguida de un trozo de carne. Mantén la cabeza vertical y vierte medio litro de agua a través de la garganta del gato, para que trague la píldora.
  1. Haz que un amigo te lleve a urgencias. Siéntate tranquil@ mientras el doctor te venda los dedos y la frente y te saca la píldora del ojo. En el camino de vuelta a casa, para en la tienda de muebles para comprar una nueva mesa.
  1. Llama al veterinario para averiguar si tiene algún hámster para vender.

Bueno…. No es tan dramático, haced clic en el vídeo!

 

Elisabet Villanego

Una respuesta to “Dar una pastilla a un gato… ¿misión imposible?”

  1. carlos bustamante gómez 7 de noviembre de 2013 a 4:33 PM #

    ESE GATO DEL VIDEO ES GARFIELD QUE ES UN FELINO PACIFISTA, CANDIDATO A PREMIO NOBEL DE LA PAZ…QUISIERA QUE SE TOPEN CON UNO DE ESTOS GATOS ENDEMONIADOS QUE LLEGAN POR ACÁ Y FILMEN SUS VIDEITOS…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: