Popi está muy mal, ¿qué le pasa?

27 Nov

Boyero suizo.
Imagen de mayopo.galeon.com.

Popi es un boyero suizo de 11 años que hace casi dos años lo diagnosticamos de IBD ( enfermedad intestinal inflamatoria), en concreto de enteritis linfoplasmocítica.  En el siguiente enlace podéis saber más sobre esta enfermedad https://historiasveterinarias.wordpress.com/?s=la+endoscopia+de+kissy&submit=Buscar.

Pues bien Popi estaba con tratamiento y había mejorado mucho pero hace cosas de unas tres semanas vino por un empeoramiento de sus síntomas: vómitos, disminución del apetito y pérdida considerable de peso.

Realizamos analíticas sanguíneas para valorar básicamente cuatro cosas: hemograma comleto, la albúmina, los folatos y la vitamina b12.

La albúmina es un proteína que, en caso de exisitr problemas en la absorción intestinal, puede bajar en sangre y lo mismo ocurre con los folatos y la vitamina b12, si el intestino no funciona bien sus niveles sanguíneos pueden alterarse. Con el diagnóstico previo de Popi sospechamos de un empeoramiento de su enfermedad y efectivamente estos tres parámetros estaban alterados.

Como el resto de analítica no mostraba alteraciones significativas decidimos volver a empezar la medicación para la enfermedad inflamatoria intestinal con dieta analergénica, prednisona, metronidazol e inyecciones de vitamina b12.

A las dos semanas de iniciar el tratamiento, Popi vino de urgencia por postración aguda, shock, vómitos, diarreas y dolor abdominal.

Estabilizamos a Popi y realizamos analíticas y radiografías de abdomen y todo nos llevo a sospechar de una peritonitis.

Radiografía abdominal, vemos el contenido abdominal muy gris compatible con líquido libre en abdomen. La imagen blanca se corresponde a la silueta de uno de los riñones.

El hemograma de Popi muestra una leucopenia o bajada de las defensas grave. Nuestra sospecha fue que era debido a una sepsis o infección en la sangre debido a la peritonitis.

Estabilizamos a Popi con calor, sueroterapia agresiva, antibioterapia y realizamos una laparotomía exploratoria de urgencia y vimos que había una perforación gástrica y una peritonitis grave.

Perforación gástrica vista durante la laparotomía exploratoria.

Por desgracia Popi estaba muy débil y la infección le había llegada a la sangre ( septicemia) y no soportó la anestesia.

¿Po qué le pasó esto?

Nuestra principal sospecha es que Popi tenía una úlcera gástrica grave y debido a su enfermedad no controlada. Esta úlcera gástrica se perforó produciéndole la peritonitis.

Es una complicación posible pero muy poco frecuente de la IBD pero hemos de pensar que el tratamiento adecuado y los controles veterinarios periódicos son muy importantes en esta enfermedad para detectar problemas que pueden llegar a ser muy graves para el animal.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: