Newton, el gatito con las 4 patas rotas: historia completa con vídeos e imágenes.

12 Dic

El gatito Newton había llegado con mucho dolor y no se podía levantar.

Newton al principio de su ingreso.

Newton al principio de su ingreso.

Newton, triste al principio de su hospitalización.

Newton, triste al principio de su hospitalización.

En el siguiente vídeo observa cómo al final, Newton se queja anormalmente: tiene un intenso dolor del que luego aclararemos el motivo.

Sus alteraciones neurológicas eran importantes, y hubieran requerido hacer una resonancia magnética del cráneo pero no se realizó debido a limitaciones económicas. Newton quedó ingresado para ayudarle a recuperarse: había que ayudarlo a orinar y a defecar presionando su abdomen y palpándole  la vejiga urinaria.

Desde que llegó, Newton se quejaba mucho cuando lo manipulábamos, al levantarlo y en general al tocarle la zona del tronco.

Como le hicimos radiografías para descartar un problema cervical, vimos que era difícil obtener radiografías de calidad: los distintos tejidos aparecían de densidad (color) parecida unos a otros, tuvimos que repetir las radiografías varias veces, cambiando los valores técnicos, para obtener unas imágenes de mínima calidad.

Los huesos de Newton son tan frágiles que prácticamente son de la misma radiopacidad que los músculos.

Los huesos de Newton son tan frágiles que prácticamente son de la misma radiopacidad (del mismo color) que los músculos. Los huesos normales son mucho más radiopacos (más blancos) que los músculos.

Otra imagen que muestra la escasa mineralización de los huesos de Newton.

Otra imagen que muestra la escasa mineralización de los huesos de Newton.

En las radiografías descubrimos que Newton sufre además de osteofibrosis, que es una enfermedad ósea que no habíamos visto desde hace al menos 20 años. Era frecuente hasta los años 90, en que los gatitos alimentados con una dieta a base de carne o jamón dulce y sin pienso la desarrollaban frecuentemente.

¿Qué les ocurre a los gatitos con osteofibrosis?

El exceso de fósforo en la dieta hace que el fósforo sobrante se elimine a través de la orina. Y el problema es que lo hace unido a calcio, y entonces pierde abundante calcio. Los huesos se van desmineralizando y volviéndose frágiles.

Aparece un intenso dolor en los huesos y pueden romperse fácilmente, incluso sin un golpe.

Las radiografías de Newton muestran cómo la radiopacidad de sus huesos es muy baja: son prácticamente del mismo “color” que los músculos  que los rodean. Su capa más externa, la cortical del hueso, es muy fina. Y Newton ha sufrido fracturas en las 4 patas. En un punto a nivel de los fémures y en al menos 2 lugares a nivel de los húmeros.

¿Cómo ha ido evolucionando Newton?

Newton ha mejorado mucho.

Newton ha mejorado mucho.

Newton sigue comiendo pienso Royal Canin Babycat.

Newton sigue comiendo pienso Royal Canin Babycat.

Con muchos mimos y una nutrición adecuada los huesos de Newton han ido mejorando: las fracturas han ido soldando por sí solas (era imposible operar unos huesos tan frágiles) y al cabo de unos 15 días, empezó a desplazarse. El primer día, no nos lo podíamos creer: recorrió un metro y medio para ir a orinar en su caja!

Al cabo de 3 días más, ya atravesaba toda una habitación.

Actualmente, juega, sube y baja de lugares de cierta altura.

Las radiografías muestran que donde habían fracturas hay callos óseos.

Los huesos de Newton han cicatrizado: hay callos óseos y han recobrado la opacidad normal.

Los huesos de Newton han cicatrizado: hay callos óseos y han recobrado la opacidad normal.

Otra imagen que muestra la escasa mineralización de los huesos de Newton.

Al principio, los huesos de Newton eran casi de la misma radiopacidad (color) que los músculos porque estaban muy poco mineralizados.

 

En la pata de atrás, los huesos también han evolucionado bien.

En la pata de atrás, los huesos también han evolucionado bien.

Temíamos que al no poder operarle las patas quedasen muy deformadas y necesitara cirugía para corregir estas desviaciones. De momento hay ciertos ángulos anormales pero no le impiden hacer vida normal. Es posible que con el tiempo desarrolle artrosis en el codo, veremos entonces cómo ayudarle.

Hoy por hoy, ver a Newton correr y jugar como un gatito casi normal nos llena de alegría. Enhorabuena Newton!

David Prandi Chevalier

Anuncios

3 comentarios to “Newton, el gatito con las 4 patas rotas: historia completa con vídeos e imágenes.”

  1. David Prandi Chevalier 16 de diciembre de 2013 a 11:47 AM #

    Hola Elena:
    Realmente ha sido muy gratificante ver cómo Newton ha ido mejorando; la verdad es que al principio no le dábamos grandes posibilidades, pero si lo vieras ahora es un gatito que sube y baja de las camas cuando estuvo semanas sin poder dar un sólo paso.

  2. Mano 15 de enero de 2016 a 2:37 PM #

    Hace ya mucho de esta Odisea del pobrecito Newton, pero ha sido hoy que he leido toda la historia. Me ha alegrado muchísimo saber que mejoró tan bien. Un placer verle jugar con esa pelotita!! Sois geniales! 😀

    • David Prandi Chevalier 15 de enero de 2016 a 4:56 PM #

      Gracias por el comentario!!!
      Se ha quedado pequeño de tamaño, no es muy activo, pero vive feliz y tranquilo después de su odisea.
      Le encanta dormir en camas de humanos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: