La inmunidad en cachorros, sus primeras vacunas

14 Dic

¡Hola!

Hace unos días os comentaba algunas cosas que todos aquellos que se decidan por comprar un animal deben saber (http://wp.me/p2cDmE-1Vn). No obstante, vuelvo a insistir, hay muchos animales en protectoras y refugios, tanto adultos como cachorros deseando encontrar un hogar apropiado, no sólo se puede tener un animal comprándolo en una tienda.

Hoy me gustaría explicaros porqué los veterinarios vacunamos a los cachorros a partir de una edad determinada y no antes, y el motivo por el cual siempre se recomienda que los cachorros no paseen por la calle hasta que estén completamente vacunados.

Un cachorro, al nacer, aún no tiene completamente desarrollado su sistema inmunitario, por eso necesita los anticuerpos que la madre le proporciona, ya que su cuerpo no es capaz de combatir una infección tal y como lo haría un animal adulto. Antes de nacer existe un paso de anticuerpos maternales  a través de la placenta hacía el feto, de todas formas tanto en perros como en gatos, por vía transplacentaria únicamente pueden pasar el 5-10% de los anticuerpos necesarios para poder tener una buena inmunidad frente a infecciones.

¿Cómo se obtiene el resto de la inmunidad?

Durante las últimas semanas de gestación, la madre va acumulando anticuerpos, también conocidos como inmunoglobulinas (Ig) en la glándula mamaria. Estas inmunoglobulinas formarán parte de lo que llamamos calostro. El calostro es lo primero que la madre secretará de sus mamas una vez el cachorro haya nacido.

¿Cómo absorbe el cachorro estos anticuerpos?

Las inmunoglobulinas para ser efectivas necesitan absorberse sin que el intestino del animal las destruya. Durante las primeras 24 horas de vida, el recién nacido no tiene el sistema digestivo desarrollado del todo, es por eso que los anticuerpos se pueden absorber sin que se vean alterados, y el animal puede llegar a tener un nivel de defensas similar al de la madre. Pasadas las primeras 24 horas y hasta las 48 horas de vida aún puede seguir asimilando una parte de los anticuerpos presentes en el calostro. Pasado este tiempo, aunque la madre siga secretando calostro, el cachorro ya tendrá el sistema digestivo más desarrollado y destruirá los anticuerpos antes de absorberlos, siendo estos de poca utilidad.

¿Cuánto dura la inmunidad maternal?

Esto depende mucho de la cantidad de anticuerpos que la madre le haya transferido al cachorro, y de si éste ha tomado el calostro adecuadamente, dentro de las primeras horas de vida. Además puede variar entre especies, por ejemplo, en el perro la inmunidad materna suele durar entre 10 y 12 semanas.

¿Entonces, cuándo debo vacunar a mi cachorro?

Es importante tener en cuenta que los anticuerpos maternales pueden interferir con la vacuna, por este motivo, se tiene que encontrar un punto en el cual las inmunoglobulinas aportadas por el calostro hayan disminuido, pero que el cachorro no se encuentre desprotegido.

image0007

anticuerpos maternales -delasotoba.site11.com

Como se puede observar en esta gráfica, el porcentaje de anticuerpos del cachorro va disminuyendo con el tiempo, es por eso que es necesario vacunarlo una vez se considera que la vacuna no será inhibida. Existen diferentes protocolos vacunales, de todos modos en lo que todos coinciden es que el animal tiene que estar correctamente desparasitado frente a parásitos gastrointestinales antes de su primera vacuna, ya que estos también pueden interferir en la efectividad de ésta.

En nuestro caso, nos gusta proteger a los perros frente a Moquillo, parvovirosis, hepatitis y leptospirosis y a los gatos frente a Herpesvirus, Calicivirus, Panleucopenia y Chlamydia, a partir de las 8 semanas de edad. Siempre habiéndolos desparasitado unos días antes de la vacuna contra parásitos gastrointestinales. Esta primera vacuna les aporta un 80% de protección frente a estas enfermedades, por eso consideramos que es muy importante volverlos a vacunar pasadas 3 semanas, ya que así conseguirán tener un protección completa.

image0003

evolución de los anticuerpos después de vacunar -delasotoba.site11.com

Una vez el cachorro esta completamente vacunado, recomendamos que no salga a la calle hasta pasada una semana de la última vacuna, ya que así le damos tiempo a su organismo para reaccionar y fabricar anticuerpos. Pasado este tiempo, no debería haber ningún problema si este se relaciona con otros animales. Para mantener la inmunidad durante toda la vida del animal se recomienda revacunarlo anualmente, ya que así se evita que los anticuerpos disminuyan con el paso del tiempo y el animal no queda expuesto a contraer ninguna de estas enfermedades cuando sea adulto.

Espero que os haya sido útil esta información.

Elisabet Villanego

Una respuesta to “La inmunidad en cachorros, sus primeras vacunas”

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Necesitas información sobre los cuidados de tu cachorro? Aquí encontrarás respuestas. | historiasveterinarias/vetstories - 29 de enero de 2016

    […] La inmunidad en cachorros, sus primeras vacunas […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: