Goku y su operación de hernia perineal

31 Dic

¡Hola!

Hoy os quería presentar a Goku, un yorkshire terrier de 12 años de edad. Su propietaria acudió a nosotros hace unos días porque se le había diagnosticado una hernia perineal y una hiperplasia prostática, y Goku necesitaba una operación para corregirle el problema.

FotosCanonDic2013 008

Goku

Una hernia perineal ocurre cuando los músculos que están alrededor del recto formando el diafragma pélvico se separan y permiten al recto y otros componentes abdominales desplazar la piel perineal. Normalmente esto ocurre en perros macho no castrados, como es el caso de Goku. Él tenia una hernia perineal en el lado izquierdo, dificultándole defecar con normalidad, ya que presentaba el recto distendido y localizado dentro de la hernia.

FotosCanonDic2013 009

abultamiento en zona izquierda al ano correspondiente a hernia perineal

20131231-173003.jpg

anatomía de una hernia perineal – DDAA (1997, USA) Small animal surgery

Antes de anestesiarlo, tal y como recomendamos a todos los propietarios que tienen que operar a sus mascotas, le realizamos un análisis sanguíneo prequirúrgico para asegurarnos de que Goku no presentaba ningún problema que nos impidiera dormirlo para la cirugía.

FotosCanonDic2013 012

sacamos sangre de la vena yugular en perros pequeños y gatos

 Como todo salió correctamente en la analítica, lo empezamos a preparar para la anestesia. Una vez dormido y después de limpiarle y desinfectarle la zona, se procedió a operarlo. La cirugía para corregir una hernia perineal consiste en cubrir el defecto con la musculatura adyacente y en la transposición del músculo obturador, para que este haga desaparecer la separación que había entre músculos y aguante correctamente el recto.

FotosCanonDic2013 025

hernia perineal izquierda

20131231-172947.jpg

transposición del músculo obturador interno para cubrir la hernia – DDAA (1997, USA) Small animal surgery

Al realizar la incisión en la hernia, se drenó una buena cantidad de líquido serosanguinolento, por esta razón se decidió ponerle un drenaje. Éste tiene como misión extraer el líquido que aun se pueda acumular en los días posteriores a la cirugía, evitando molestias a Goku y posibles infecciones post-quirúrgicas.

FotosCanonDic2013 031

Drenaje y sutura de la hernia perineal

Además, como he comentado anteriormente, Goku también padece de una hiperplasia prostática benigna. En esta patologia la próstata se encuentra incrementada de tamaño, sin que esto implique la presencia de un tumor, y suele estar relacionada con una influencia hormonal en perros no castrados. Así pues el tratamiento, que es el que le realizamos a Goku aprovechando que ya estaba anestesiado, es la castración.

FotosCanonDic2013 033

sutura de Goku después de la castración

En muchas ocasiones las hernias perineales se pueden ver relacionadas con una hiperplasia prostática. Debido al incremento en el tamaño de la próstata, ésta suele dificultar tanto la micción como la defecación normales. Esto puede provocar que el animal tenga que hacer un sobresfuerzo, causándole la separación de los músculos que forman el diafragma pélvico y provocando una hernia perineal.

Hoy Goku a venido para que le retiráramos el drenaje, por ahora su evolución es buena. Aunque tiene algunas molestias, ya no le cuesta tanto defecar y esta más animado. Seguirá tomando la medicación, y su propietaria le continuará curando la herida. En unos días le podremos retirar por completo los puntos de la cirugía y si todo va como esperamos, le podremos dar el alta.

Elisabet Villanego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: