Tana ha bebido lejía

24 Ene

¡Hola a todos!

Os presento a Tana, una staffordshire bull terrier de 9 meses.

tana

Tana

Su propietaria nos llamó hace unos días preocupada porque Tana había lamido lejía. Tana aprovechó un descuido de su propietaria para entrar en el baño y lamer la ducha, donde había dejado lejía para desinfectar.

¿Qué problemas le podría causar a Tana la ingestión de lejía?

En un primer momento, las lesiones que podría tener Tana serían producidas por el contacto directo con el producto irritante: úlceras en la boca, disfagia, salivación, protusión de la lengua, lesiones oculares si le hubiera entrado lejía en los ojos. Además también se tenía que controlar que Tana no presentara vómitos, diarreas o que estuviera muy decaída.

Por teléfono la propietaria de Tana nos comentó que estaba contenta como siempre, y que no presentaba ninguno de estos síntomas. Así pues se le aconsejó darle una buena cantidad de agua y algo de leche para intentar diluir el producto y evitar así lesiones mayores.

No le recomendamos ni provocar el vómito ni un lavado gástrico, ya que ambos pueden empeorar los síntomas e incluso producir una perforación de estomago. Tampoco administrar carbón activo es de utilidad con estos productos corrosivos, así que tampoco se lo dimos.

1101CARBO_PULBIT_n

carbón activo -www.bayersanidadanimal.com

Acordamos que acudiría a la clínica si se presentaba algún síntoma o su propietaria veía alguna cosa anormal en la actitud de Tana.

¿Cómo ha evolucionado Tana?

Pasados pocos días del incidente la propietaria de Tana vino con ella a vernos porque había comenzado a vomitar. Después de haber ingerido un producto corrosivo hay riesgo de que aparezcan ulceras en estomago, lesiones intestinales e incluso problemas renales.

Tras explorar completamente a Tana, lo que único que se apreció fue una leve molestia a la palpación abdominal. Para asegurar que no se estaba complicando todo con algún problema orgánico, se decidió hacer una analítica sanguínea.

En la analítica se apreció un leve incremento en la creatinina (un parámetro que, entre otras cosas, nos determina si puede haber un problema en riñón). El resto del análisis era normal, incluso la urea, el otro parámetro que utilizamos para determinar la funcionalidad del riñón.

20140124-115443.jpg

Creatinina elevada, nivel máximo 1.5mg/dl

Como el aspecto general de Tana era normal, se decidió administrarle de forma subcutánea una medicación para controlar los vómitos, antibiótico y protector gástrico. Acordamos controlar su estado y los niveles de creatinina en 48 horas si Tana se encontraba bien, o al día siguiente si seguía presentando síntomas, ya que el siguiente paso si no mejoraba sería ingresarla con suero intravenoso.

Como Tana dejó de vomitar después de medicarla, pasados 2 días la volvimos a ver. Su aspecto era completamente normal, no presentaba dolor abdominal y afortunadamente la creatinina se había normalizado.

20140124-115653.jpg

creatinina normalizada por debajo de 1.5mg/dl

Por ahora seguirá unos días con tratamiento antibiótico y protector de estómago vía oral, para acabar de asegurarnos que no vuelve a aparecer ningún problema.

Espero que Tana no se vuelva a beber ningún producto tóxico y que se recupere del todo pronto.

Elisabet Villanego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: