Inducción del vómito en perros y gatos.

12 Nov

3

Imagen de petisland.com.mx.

Hola!

En algun post hemos hablado de la inducción del vómitos en el perro o en el gato.

La inducción del vómitos muchas veces es una medida que tenemos que tomar para evitar intoxicaciones o evitar que un objeto que se ha tragado el animal puede provocar obstrucciones intestinales.

Por ejemplo, un caso dónde la inducción del vómito o emesis estaría indicada es en la ingestión de raticidas.

Si acabamos de ver que accidentalmente nuestro perro se ha comido una bolsita con un producto raticida la inducción del vómito será muy importante ya que si conseguimos que vomite el producto evitaremos la absorción de este y por lo tanto la toxicidad.

Otros casos parecidos serían: ingestión de cigarrillos, ingestión de marihuana, ingestión de chocolate, ingestión de medicamentos…

En la mayoría de casos donde la emesis está indicada el tiempo es un factor clave: deberá hacerse lo antes posible,  incluso antes de ir al veterinario.

Antes de tomar la decisión de inducir o no el vómito se debería contactar con un  veterinario para que puede indicar si es necesario o no y si el animal requiere control veterinario urgente. En algunos tóxicos la inducción del vómito podría ser incluso más perjudicial que el propio tóxico.

Sólo si el veterinario lo considera se podrá inducir la emesis en casa.

A continuación os explico cómo hacerlo en casa de manera segura y qué productos podemos utilizar.

Los productos que podemeos usar en casa son:

– agua oxigenda al 3%:  0.24-0.5 ml/Kg, vía oral.

– jarabe de ipepacuana: 2-6 ml dosis total, vía oral.

 

El agua oxigenada se suele utilizar diluida al 3% con agua ( que seria aproximadamente 6 ml de agua oxigenada en 1 vaso de agua) y es una medida bastante efectiva como emético.  Una vez que se la demos al perro, es recomendable darle un pequeño paseo, incluso un pequeño masaje en la zona abdominal para favorecer que el agua oxigenada se mezcle bien con el contenido del estómago.

El vómito debe ocurrir en 15-20 minutos. Si no ocurriera, se puede repetir la operación y si tampoco ocurriera en este caso se recomienda que se lleve a un veterinario para que éste recurra a un emético más fuerte.

El jarabe de ipepacuana puede utilizarse una sola vez pero puede tener efectos indeseables y solo lo utilizaremos como segunda opción al agua oixgenada.

Para administrar ambos productos deberemos:

– mantener el animal en posición sentada, elevarle el mentón y extenderle el cuello.

– introducir un jeringa con el producto por el canto lateral de los labios manteniendo la boca cerrada.

– introducir el líquido.

Normalmente en 5-10 minutos se producirá el vómito

Es muy importante que el paciente no lleve un bozal cuando se espera que el vómito ya que aumenta el riesgo de neumonía por aspiración.

Es muy importante examinar el vómito para detectar si la sustancia nociva que ha ingerido el perro se ha eliminado y, recordad, siempre hacerlo si un veterinario os lo ha aconsejado antes.

Iris Pérez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: