Nuka, una IBD complicada.

29 Ene

IMG-20150107-WA0012 (1)

Hola!
Hoy quiero hablaros de un caso muy atípico, el caso de Nuka.
Nuka es una yorkshire de 13 años a quien se le diagnosticó una enfermedad inflamatoria intestinal linfoplasmocítica con linfangiectasia.
Como ya os hemos explicado en otros posts la enfermedad intestinal inflamatoria es una enfermedad que afecta al intestino.
El caso de Nuka es particular debido a la severidad de sus signos clínicos.
Cuando se le diagnosticó el problema a Nuka, ya sufría una pérdida de peso considerable y una ascitis marcada.
La ascitis es un acúmulo anormal de líquido en la cavidad abdominal.

IMG-20150206-WA0013
¿ A qué es debida la pérdida de peso y la ascitis marcada?
En la enfermedad intestinal inflamatoria, el intestino está inflamado y no realiza sus funciones adecuadamente. Al no poder absorber bien los nutrientes se produce la pérdida de peso y además puede producirse un déficit de albúmina, una proteína básica.
Si la albúmina en sangre desciende, se produce una hipoalbuminemia y, según la severidad de su descenso, vamos a ver unos signos o otros.
La albúmina es la proteína más abundante de la sangre. Una de sus principales funciones es la de mantener la presión oncótica de la sangre. Manteniendo está presión se evita que el líquido sanguíneo salga de la circulación y vaya a los tejidos.
Si la albúmina sanguínea desciende, no puede mantener la presión oncótica y, se produce el paso de  líquido de la circulación hacia los tejidos. Generalmente el acúmulo de líquido se produce en cavidades y, si se produce en abdomen tenemos una ascitis ( líquido en cavidad abdominal).

IMG-20150206-WA0018

Nuka, con una ascitis marcada.

 

¿ Cómo se trató a Nuka?

En un inicio se empezó a tratar a Nuka con metronidazol, dieta específica ( en su caso se consideró usar una dieta baja en grasas debido a que presentaba linfangiectasia) y glucocorticoides. Tras un mes de tratamiento Nuka no había mejorado nada y decidimos añadir otra medicación inmunosupresora, la ciclosporina.

Nuka continuaba empeorando y, todo y tener apetito y estar alegre, cada día acumulaba más líquido ( que teníamos que ir drenanado semanalmente) y perdiendo peso. Su albumina llegó a valores de 1 ( el rango de albúmina en perro oscila entre 2.5-4 según el laboratorio).

Decidimos cambiar la medicación y empezamos con un inmunosupresor todavía más potente, el clorambucilo.

Después de unas semanas de tratamiento Nuka continuaba empeorando.

Consultamos con expertos de Estados Unidos y decidimos combinar las tres medicaciones: cortisona, clorambucilo y ciclosporina, asumienodo el riesgo de combinar tres potentes inmunosupresores con muchos efectos adversos. Además decidimos hacer inyecciones de expansores del plasma 2-3 veces a la semana. Los expansores del plasma son sueros que administrado vía intravenosa ayudan a mantener la presión oncótica sanguínea. Su efecto es corto por eso las inyecciones se realizaban cada 2-3 días.

Nos planteamos realizar una transfusión de albúmina pero sólo podíamos hacer una sola transfusión ya que se usa albúmina humana y solo se puede usar una vez sino tendríamos reacciones alérgicas muy graves.

Los dueño de Nuka, que nunca han tirado la toalla y siempre han estado dispuestos a hacer todo y más para que Nuka se recupere, decidieron probar también con acupuntura y homeopatía y buscaron un veterinario especialista en este campo.

Así que, por fin, después de más de dos meses con la combinación de medicaciones, suero, acupuntura, homeopatía y la dedicación de sus dueños, Nuka ha empezado a mejorar.

Sus valores de albumina son cercanos a 2, valores todavía muy bajos pero comparado con los valores que llegó a tener estan muy bien e indican una mejoría. Clínicamente hemos visto que ya no está acumulando líquido ascítico a la velocidad que lo hacía.

Ahora hemos de seguir con los tratamientos y, una vez estabilizada, intentar disminuir las dosis de medicación.

Este caso demuestra que en veterinaria una misma enfermedad puede tener presentaciones muy leves, leves, graves o muy graves y, que a veces, las cosas no son tan fáciles.

IMG-20150206-WA0020

Nuca, muchio mejor y practicamente sin ascitis.

 

Iris Pérez.

9 comentarios to “Nuka, una IBD complicada.”

  1. David Prandi Chevalier 29 de enero de 2015 a 2:11 PM #

    Gracias a Iris y a los propietarios de Nuka por ser tan perseverantes!
    A los propietarios de Nuka por no rendirse cuando era lo más fácil.
    A Iris por tener la motivación extra para buscar sin descanso una solución.

  2. Vanessa 2 de febrero de 2015 a 1:31 AM #

    Buenas noches. Me gustaría que me pudieras ayudar Iris.
    Mi motivo de escribirte es por que estoy desesperada en encontrar otra alternativa que sane a mi perro Yorkshire Terrier de 7 años de 3kg de peso, llamado Pau.Tengo un caso muy parecido al de Nuka, y estoy buscando desesperadamente otras alternativas complementarias como tratamientos naturales y homeopatía. Todo lo que sea para sanar a mi perro.
    Tuvo una bronco neumonía y colapso traqueal desde noviembre 2014 y se le han estado dando muchos medicamentos, se curó del problema respiratorio a finales de diciembre pero hace un mes, este enero del 2015 empezó con otra enfermedad que se llama linfagiectasia seguramente secundaria a tanta medicación, tiene la albumina muy baja a 0,5 y tiene ascitis abdominal sigue con diarreas y de tratamiento le han dado 1 pastilla de prednisona 5mg cada doce horas, antibiótico tilosina cada 12h y omeprazol, con lo que no ha tenido ningún descanso de medicación y después de lo que le esta pasando tengo miedo de que le vaya seguir haciendo daño… Son tres meses ya los que lleva con tanta medicación, el aunque tenga días mejores y peores esta contentó, con apetito y tiene ganas de jugar con su muñequito, pero esta cada vez más hinchado de la barriguita y sus cacas no acaban de compactarse, el último control de albumina seguía siendo de 0,5 esto hace 3dias, pero el sigue comiendo bien, estoy muy preocupada por el. Por favor necesito tu ayuda.
    Muchas gracias de antemano.
    Un saludo,
    Vanessa

    • irisperezgarcia 2 de febrero de 2015 a 10:11 AM #

      Hola Vanessa, sin ver al animal es difícil poder hacer diagnosticos y tratamientos pero si tiene una linfangiectasia y una IBD existen medicaciones diferentes a parte de la cortisona. Si su albúmina es muy baja se pueden usar expansores de plasma para mantener la presión oncótica y existen dietas bajas en grasa específicas para la linfangiectasia. A parte de la cortisona como inmunosupresor existen otras medicaciones como la ciclosporina pero deberías hablar con tu veterinario para que te paute las medicaciones más adecuadas en función de como esté tu perro.
      El caso de Nuka era muy desesperante pero está tirando adelante y va mejorando poco a poco.
      Por lo que hace al tema de la medicina natural y la homeopatía, yo personalmente no tengo experiencia pero hay muchos veterinarios especialistas en este campo que te podrían ayudar, eso sí, siempre como complemento de otros tratamientos.

      • Vanessa 2 de febrero de 2015 a 10:57 AM #

        Muchas gracias Iris, se que es complicado por las distancias, vivimos en cantabria y nos resulta complicado. Gracias por darme tu opinión. No se sí sería posible que me dejarás contactar con los propietarios de Nuka, se que no es posible que me pases el teléfono pero si puedes pregúntales a ellos y si ellos están dispuestos les das mi correo electrónico kissjovan@hotmail.com, por favor y así ya nos pasaríamos el teléfono a nivel privado. Por favor te lo agradezco mucho Iris.
        Un abrazo,
        Vanessa

      • irisperezgarcia 2 de febrero de 2015 a 1:24 PM #

        Hablaré con ellos y si les parece bien os pongo en contacto por mail. Sé que no té puedo solucionar el problema a distancia pero si quieres que tu veterinario se ponga en contacto conmigo y les explico mi experiencia con el caso de Nuka y las medicaciones y las dosis que hemos usado no hay ningun problema, puedo llamarme a la clínica o contactar via mail.
        Un saludo des de Badalona.

      • Vanessa 2 de febrero de 2015 a 1:32 PM #

        Muchísimas gracias Iris, gracias por tu atención y tu profesionalidad, me haces un gran favor con todo, tendré en cuenta tu ofrecimiento. Es desesperante ver cuando tu perrito que es un miembro más de tu familia no acaba de curarse bien, sea como sea tenemos que conseguirlo. Gracias de corazón por todo.
        Un abrazo
        Vanessa

  3. Carmen 6 de febrero de 2015 a 12:54 PM #

    Buenos días Vanessa,
    Soy la dueña de Nuka, por correo electronico te remito mis datos personales por si quieras contactar conmigo, se lo que estas pasando y te animo a que no desanimes, Nuka empezo la enfermedad con ataques de tos y su tratamiento en principio fue para la tos y después de la ecografía que solicite se vió que era lo que estamos tratando en estos momentos.
    Estoy a tu disposicion.

    • Sara Reyes 26 de marzo de 2015 a 11:45 PM #

      Buenas noches Carmen,
      Mi nombre es Sara y me temo que me encuentro en la misma situación que tu. Hace un año más o menos mi perrita Cleo, que ahora tiene 10 años, empezó a hincharse y la llevamos al veterinario. Ese día empezó nuestra lucha. Tenía la albúmina en valores de 1,4 llegando incluso a 0,5 un par de meses después. Aún no me explico como sigue en pie, es una luchadora. La cosa es que después de muchas pruebas y diferentes análisis en colaboración con tres veterinarios éstos decidieron recetarle prednisona. Su mejora fue inmediata y sus niveles de albúmina se estabilizaron en torno a 2,1 -2,3. El problema es que cada vez que intentamos bajarle la dosis Cleo empeora y tenemos que volver a subir. Los efectos secundarios cada vez son más evidentes: la piel se ha vuelto muy fina y elástica, el pelo lo tiene más débil. Pero mientras siga teniendo calidad de vida los corticoides son su única opción por el momento.
      Mi sorpresa ha sido que en la última analítica y, manteniendo su dosis habitual de medicación, Cleo ha empeorado. Esto es una desesperación porque ya no se me ocurre como ayudarla. Acabo de comprar un pienso nuevo completamente natural con diversas fuentes de proteínas y le estamos dando un protector de hígado. Ya lleva casi 1 año tomando corticoides y ahora encima le han subido la dosis. De momento no se ha vuelto a hinchar tanto como en verano pero si la noto con un poco de barriga, aunque esta bastante delgadita.
      Me gustaría que me contaras tu experiencia porque en este tipo de situaciones cualquier consejo ayuda.
      Te dejo mi mail por si pudiéramos hablar directamente sreyes.go@icloud.com
      Muchas gracias y espero que Nuka se recupere lo antes posible
      Un saludo

  4. sandra 31 de enero de 2016 a 10:27 PM #

    Os recomiendo lupo san,un pienso natural alemán,traído a españa por el dueño de lara,una perra con IBD,mi perrita también tiene problemas intestinales y solo este pienso la ha curado,ni medicación,ni caros piensos de veterinario.Espero que os sirva de ayuda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: