Lola una perra con hiperplasia endometrial quística y una masa en el ovario.

9 Jul

DSC_1580Esta es Lola, una bulldog inglesa muy buena.

Lola vino a vernos hace unas semanas porque tenia pérdidas sanguinolentas por vulva desde hacía unos días. Según su propietario el último celo fue 4 meses atrás por lo que estas pérdidas, en principio, no tenían nada que ver con un celo.

DSC_1581

Lola ( derecha) con su compañera.

En la exploración de Lola vimos que las pérdidas eran sanguinolentas y purulentas y decidimos realizar una ecografía abdominal.

La ecografía abdominal nos permitió ver su matriz que no estaba perfecta pero al menos descartamos una piometra o infección de matriz, pero si detectamos una hiperplasia endometrial quística.

US00004S

Útero con quistes y engrosamiento, típico de HEQ.

US00000S

Útero alterado.

La hiperplasia endometrial quística (HEQ) es una alteración de la matriz producida por una degeneración del endometrio ( capa más interna de la matriz). Esta degeneración no causa signos clínicos importantes pero sí infertilidad. En la mayoría de casos la HEQ acaba evolucionando hacia una piometra o infección de matriz todo y que no siempre se da este caso.

La HEQ se produce como consecuencia de la estimulación crónica de progesterona tras repetidos ciclos sexuales.

En la ecografía de Lola también detectamos una masa en l parte derecha del abdomen, junto al riñón derecho. La masa no tenía una estructura clara pero por su localización y su proximidad con el útero nos hizo sospechar de que era un ovario.

US00002S

Masa abdominal compatible con ovario derecho.

US00003S

Zona de la masa abdominal en contacto con el útero.

Para poder saber que le ocurría al ovario de Lola optamos por realizar una ovariohisterectomía y extraer la matríz quísitca y los ovarios.

Efectivamente durante la operación la masa observada ecográficamente correspondía al ovario derecho que estaba muy aumentado de tamaño ( unos 10 cm).

DSC_1582

Localización ovario derecho.

DSC_1583

Palpación de la masa abdominal durante la laparotomía exploratoria.

DSC_1585

Ovario derecho alterado.

DSC_1584

DSC_1586

Localización del ligamento ovárico para poderlo ligar y extraer el ovario.

Una vez realizada la ovariohisterectomía hemos mandado el ovario afectado al laboratorio histopatológico para que nos diga si se trata de algún tipo de neoplasia y poder saber si con la cirugía habrá sido suficiente o por el contrario, si se requerirán otros tratamientos.

La evolución postquiúurgica de Lola está siendo muy buena, ya os contaré los resultados de la biopsia.

DSC_1579

Iris Pérez.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: