Archivo | octubre, 2015

Las enfermedades víricas más comunes en los conejos: la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica vírica.

21 Oct

Robobobobo

Imagen de mundoanimalia.com.

El otro día, una clienta nos trajo una conejita que se encontró tirada en la calle, al lado del contenedor de la basura, en muy mal estado.

DSC_2078

El animal estaba muy delgado y tenia unas lesiones costrosas en la cara, así como muy mal aspecto general.

A la exploración vimos que se trataba de una hembra, tenía la temperatura corporal muy baja y no quería comer, también estaba deshidratada.

DSC_2079

Antes de intentar determinar su problema instauramos tratamiento a la conejita a base de suero subcutáneo templado, calor, y, una vez recuperada la temperatura corporal, empezamos a darle de comer con jeringuilla una papilla de frutas sin gluten.

La conejita tenía unas lesiones costrosas en la zona de la cara, los párpados inflamados y realizamos un raspado de las lesiones para descartar una posible etiología parasitaria.

Finalmente nuestra principal sospecha fue una etiología vírica: una posible mixomatosis.

Por desgracia es una enfermedad vírica que no tiene tratamiento específico más que tratamiento de soporte ( fluidos, alimentación). Por desgracia la conejita murió a las pocas horas debido a su mal estado.

¿Qué es la mixomatosis?

La mixomatosis es una enfermedad vírica, altamente contagiosa causada por un virus  que origina una enfermedad grave en los conejos del género Oryctolagus cuniculus; al que pertenecen las numerosas razas de conejos europeos tanto domésticos como silvestres (incluidas las explotaciones comerciales existentes en nuestro país.)

El agente causal de la mixomatosis es un virus DNA de la familia Poxviridae, género Leporipoxvirus, de gran semejanza al virus de la viruela.

image_615

Imagen de ipetme.es.

Se puede transmitir por dos vías:

– por contacto directo con conejos enfermos.

– por contacto indirecto:  la enfermedad se trasmite principalmente a través de artrópodos hematófagos (mosquitos, tábanos, pulgas, piojos y otros ) que actúan como vectores trasmitiendo el virus desde un conejo enfermo a uno sano; también a través de agujas; instrumental utilizado en la inseminación artificial y otros fómites (contacto con material infectado como jaulas, comederos y alimentos contaminados por las secreciones y exudados oculares y nasales de conejos enfermos.)

En primavera y verano aumenta el riesgo de transmisión de la enfermedad debido al aumento de los insectos.

¿Qué signos produce?

Las manifestaciones clínicas de la mixomatosis varían de acuerdo a la virulencia de la cepa y la resistencia del animal receptor. Los gazapos menores de un mes aparentemente son resistentes a la enfermedad. Los gazapos que tienen más de un mes de vida y se ven afectados pueden recuperarse pero quedan con deformaciones.  Los adultos que enferman por lo general presentan un 95% o más de mortandad. No existe tratamiento alguno para esta enfermedad. El período de incubación promedio es de 3 a 6 días (oscilando entre dos a quince días.)Desde que comienzan los síntomas hasta que sobreviene la muerte, el animal representa una fuente de contagio para todo el criadero. En general se pueden reconocer dos formas clínicas: forma clásica o nodular: luego del período de incubación el conejo presenta edemas y nódulos o mixomas en cara y genitales, posteriormente en el resto del cuerpo. La muerte se produce entre los 10 a 12 días posteriores a la infección. Los síntomas muestran tres localizaciones patognomónicas de la enfermedad: la cara, la región ano-genital y el tejido conjuntivo subcutáneo.

¿Cómo podemos prevenir la enfermedad?

Si el animal es de granja se recomienda vacunarlo frente a esta enfermedad a partir de los 45 días de vida y repetir una vacunación en primavera y una en otoño.

Si los animales son de casa y no suelen salir al exterior podemos vacunar una vez al año coincidiendo con la época primaveral. Esto sí, es muy importante usar vacunas específicas.

En conejos de compañía usamos una combinación segura de vacuna que los protege frente a dos enfermedades: la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica vírica.

La enfermedad hemorrágica vírica.

La enfermedad hemorrágica vírica es un enfermedad vírica extremadamente contagiosa y a menudo mortal de los conejos domésticos y silvestres. Esta enfermedad solo afecta a conejos de la especie Oryctolagus cuniculus.

Está producida por un calicivirus.

Se transmite por contacto directo con animales infectados, así como por fómites ( jaulas, comederos, bebederos, pelo, personal en contacto con conejos infectados, ropa…)

El período de incubación es de 1 a 3 días.

Los conejos menores de 8 semanas son resistentes a la enfermedad. Por lo general, los síntomas aparecen sólo en animales de más de 8 se manas de edad.  LEn las infecciones hiperagudas, los conejos infectados desarrollan fiebre y mueren súbitamente en 12 a 36 horas, de su aparición. También se puede observar hinchazón, dirrea, anorexia, signos neurológicos y signos respiratorios como secreción nasal y conjuntivitis.

En algunos animales pueden haber infecciones crónicas asimptomáticas.

La mortalidad es del 40-100 %.

Es una enfermedad muy grave en granjas ya que los pájaros e insectos pueden tener un papel importante en su transmisión. En animales de compañía es una enfermedad menos probable pero el riesgo cero no existe y por eso se recomienda vacunar  vez al año.

Por suerte en el mercado existe una vacuna muy útil en animales de compañía que en una sola dosis nos permite proteger a nuestro conejo frente a la mixomatosis y frente a la enfermedad hemorrágica vírica y solo se administra 1 vez al año.

 

 

 

nobi-vac-myxo-rhd-5x1

Imagen de NOBI-VAC MYXO-RHD 5X1 – Covegan tienda.covegan.es.

Iris Pérez.

 

 

La operación de Sira.

14 Oct

1

¿ Os acordáis de Sira?

Hace un par de semanas operamos a Sira para extraerle el cálculo de la vejiga.

Finalmente sus dueños optaron por realizar una cistoscopia transcutánea, que consiste en hacer una laparoscopia, es decir, un pequeño corte en la pared abdominal por el que se introduce un endoscopio y mediante ecografía se localiza la vejiga de la orina, se realiza un pequeño orificio por el que se introduce el endoscopio y se extraen los cálculos.

endoscopia-005

Endoscopio.

 

Si los cálculos son grandes y no puede salir a través del tubo del endoscopio se deberá realizar una litotricia ( romperlos con láser). En el caso de Sira, el cálculo se pudo extraer mediante unas pinzas a través del endoscopio.

600

Visualización del cálculo dentro de la vejiga de la orina a través de la cámara del endoscopio.

608

Fijación del cálculo con unas pinzas que se introducen a través del endoscopio. Una vez fijada se extraerá por el mismo orificio por el que hemos introducido el endoscopio.

607

Esta técnica requiere la anestesia total del animal, por lo que previamente se recomienda siempre realizar una analítica sanguínea prequirúrgica y un electrocardiograma para evitar riesgos anestésicos.

La cicatriz es muy pequeña, unos 2 cm de diámetro y requiere muy pocos puntos de sutura.

IMG_1699

El cálculo una vez extraído.

IMG_1698

Tamaño de la cicatriz comparado con el tamaño del cálculo. Como se puede ver en la imagen el tamaño de la cicatriz es muy pequeño ( unos 2 cm), el suficiente para poder extraer el cálculo y para que el endoscopio pueda ser introducido dentro de la vejiga de la orina.

La recuperación de Sira ha sido muy rápida. Las primeras horas después de la cirugía es muy importante monitorizar el animal, ver que orine ( puede orinar un poco rosado de sangre) y controlar que no no sangre en exceso y que su estado general sea normal ( coma y beba con relativa normalidad).

Una de las principales complicaciones de esta técnica, y, aunque poco frecuente pero puede ser muy grave, es la dehiscencia de la sutura de la vejiga. Si la sutura de la vejiga se rompe se puede producir salida de orina a la cavidad abodominal y una peritonitis urémica y la muerte del animal si no se interviene a tiempo. Si en 24-48 h el animal orina normal, está activo, las probabilidades de que esto pueda ocurrir son prácticamente nulas.

El cálculo de Sira se ha enviado a analizar para poder instaurar el tratamiento dietético más adecuado en función de la composición de este.

Iris Pérez.

 

Dama tiene una espiga en la pata.

1 Oct

DSC_1907Hola!

Hace unos días nos visitaba Dama, una cocker americana.

Su propietaria, Roser, nos la trajo porqué cojeaba de una pata y llevaba toda la noche lamiéndosela insistentemente.

DSC_1906

Al examinar la pata afectada, observé que en la parte de las almohadillas plantares había mucha inflamación y un pequeño orificio por el cual salía un poco de líquido rosado: la típica lesión que se produce por una espiga.

DSC_1910

Las espigas son frecuentes en el campo y se producen cuando los cereales maduran. Su forma hace que sea muy fácil que se enganchen a los perros cuando estos pasean.

Se pueden clavar en distintos lugares, como entre los dedos, en el oído, en la vulva, en la boca, dentro de la nariz e incluso en la conjuntiva ocular.

Las espigas tienen forma de flecha de manera que entran y no retroceden, además si retroceden la espiga se abre clavándose aún más en los tejidos.

Generalmente producen lesiones muy dolorosas y pueden llegar a recorrer mucha distancia dentro del animal. A nivel de ejemplo, hemos visto perros con fístulas interdigitales, hemos abierto las fístulas quirúrgicamente en busca de espigas, no se ha encontrado nada y, meses después la espiga a salido por el codo. No son casos habituales pero pueden ocurrir.

Lo más frecuente es que introduciendo unas pinzas de cocodrilo en la fístula nos encontremos con la espiga pero en muchos casos se tiene que sedar el animal e incluso abrir quirúrgicamente la fístula para encontrarla.

Cuando las espigas se introducen en los oídos porducen mucha molestia al animal, generalmente son animales que sacuden la cabeza insistentemente. Generalmente con un otoscopio se puede ver la espiga y extraerla mediante unas pinzas de cocodrilo, dependiéndo del carácter del animal se podrá hacer con el animal despierto o bajo anestesia general.

images

Pinzas cocodrilo. Imagen de http://www.henryscheinbrand.com.

Otro lugar donde les gusta introducirse a las espigas es en la cavidad nasal. Los perros lo olisquean todo y no es infrecuente que puedan penetrar dentro la cavidad nasal.

En estos casos la sintomatología principal son los estornudos y la secreción sanguinolenta del orificio afectado. En estos casos el animal requiere anestesia general y mediante exploración con el otoscopio intentar ver donde está la espiga y extraerla. En caso de no verse se requerirá una rinoscopia ( exploración endoscopica de la cavidad nasal).

En el caso de Dama introducí unas pinzas de cocodrilo en el orificio y solamente entrar encontré la espiga y la pude extraer.

DSC_1908

DSC_1912

Espiga extraída con las pinzas de cocodrilo.

Desinfectamos bien la herida con agua oxigenada y iodo y recomendamos seguir con las curas un par de veces al día durante 4- 5 días. Administramos a Dama antibiótico y antiinflamatorio para prevenir infecciones en la herida y para disminuir el dolor y la inflamación.

A los dos días la fístula ya se había cerrado y Dama no mostraba ninguna sintomatología.

En época de espigas ( primavera-verano principalmente) se recomienda tener mucho cuidado por las zonas de paseo del animal, si en la zona hay espgias es importante hacer una buena revisión del animal para detectar espigas enganchadas en el pelo que podrían clavarse y provocarnos problemas.

Espero que os sea útil,

Iris Pérez.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: