Search results for 'La diabetes felina'

La diabetes felina

16 Feb


Siguiendo con los temas que pueden afectar a gatos mayores, otro puede ser la diabetes.

Hoy os presento a Mimi, una gatita de 15 años con mucho “carácter”, que hace un año le  diagnosticamos  Diabetes.  Mimi acudió a nuestra consulta porque había adelgazado mucho, orinaba y bebía mucha agua, estaba muy decaída.  Empezamos tratamiento con insulina y después de varios meses de tratamiento Mimi goza de una vida normalizada y plena.

La diabetes (llamada, para ser mas exactos,  Diabetes Mellitus), puede afectar tanto a perros como gatos.  Es mas frecuente en animales de edad avanzada, aunque puede afectar en edades mas tempranas.  Sus síntomas suelen ser adelgazamiento progresivo,  mas ganas de comer, beben mas agua y como consecuencia orinan excesivamente, entre otra sintomatología.  La diabetes se produce por una falta (total o parcial) de secreción de insulina por parte del páncreas, que es la hormona que regula la glucosa en sangre.   El tratamiento suele ser inyectar insulina para moderar la glucosa en la sangre.

En el caso particular del gato, hoy en día disponemos de un tipo de insulina, llamada insulina glargina, que mejora mucho la normalización de la glucosa en sangre y como consecuencia el pronóstico de la enfermedad en el gato.  En el caso particular de Mimi utilizamos este tipo de insulina con unos resultados muy satisfactorios.

Como punto final,  la obesidad (frecuente en el gato que vive dentro de casa) es un factor muy importante que aumenta la posibilidad de padecer diabetes.

Si su gato tiene sobrepeso, consúltenos como bajar y controlar el peso y así disminuir  la posibilidad de sufrir en un futuro diabetes entre otras enfermedades.

Y como siempre piense que en estos casos ¡¡¡¡¡¡PREVENIR ES MEJOR!!!!!!!.

Pedro Carracedo

Diabetes y pancreatitis en el gato: el caso de Vermell.

25 Jun

Vermell (con su collar rojo) y su hermano Verd (collar verde) en su casa.

¿Os acordáis de Vermell? http://wp.me/p2cDmE-uf

Hace unas semanas Vermell sufrió una complicación grave: una pancreatitis.

La pancreatitis es una inflamación del páncreas.

Pueden ser agudas o crónicas y la manera de diferenciarlas es a nivel histológico.

En el gato no hay predisposición genética a la pancreatitis pero hay factores de riesgo para esta enfermedad.

Los factores de riesgo son: trauma abdominal, hipercalcemia, hipoperfusión del páncreas, intoxicación por organofosforados, toxoplasma…

Muchas veces las pancreatitis felinas van muy ligadas a otras condiciones como la IBD ( enfermedad intestinal inflamatoria), colangitis y colangiohepatitis y la diabetes ( este es el caso de Vermell).

¿Qué signos presentan los gatos con pancreatitis?

Generalmente son signos vagos e inespecíficos como letargia, deshidratación, hipotermia, vómitos ( solo ocurren en el 30% de los casos), dolor abdominal ( 25% casos), fiebre o no, ictericia o no.

¿Cómo se diagnostica?

Al realizar un chequeo completo podemos encontrar cambios inespecíficos como anemiay aumento de los leucocitos.

Las enzimas hepáticas pueden estar elevadas, puede haber un aumento de la bilirrubina, los valores de urea y creatinina, del colesterol y puede dar también un descenso de la albúmina, el calcio y el potasio. Todo esto es muy importante saberlo para poder suplementar la sueroterapia a los déficits apreciados en la analítica.

La ecografía abdominal es útil para el diagnóstico de pancreatitis.

Ecografía abdonminal de páncreas.
Imagen de http://www.webveterinaria.cl.

La prueba más fiable es la medición de la lipasa pancreática felina (PLI).

En el caso de Vermell la PLI estaba muy elevada y la imagen ecográfica de su páncreas era compatible con una pancreatitis.

¿Cómo se trata?

La base del tratamiento es eliminar la posible causa subyacente. En el caso de Vermell el control de la diabetes es un paso fundamental pero para hacerlo primero tuvimos que estabilizarlo y controlar la pancreatitis.

El tratamiento consistió en la administración intravenosa de fluidos, medicación antiemética, medicación para el dolor ( a base de fentanilo) y alimentación forzada. Si el gato no vomita cuanto antes podamos iniciar la alimentación es muy importante. En el caso de Vermell la dieta era una dieta hipocalórica ( os recuerdo que estaba un poquito pasadito de peso) y especial para diabetes. También se continuó con la insulina glargina para controlar la diabetes.

El fentanilo se usa para tratar el dolor producido por la pancreatitis.
Imagen de http://www.ar.all.biz .

El uso de enzimas pancreáticos vía oral e importante ya que estos realizan un feedback negativo hacia el páncreas haciendo que este no fabrique enzimas pancreáticos disminuyéndose así si inflamación.

Enzimas pancreáticos.
Imagen de http://www.farmaciatermal.com.

Después de una semana hospitalizado Vermell se estabilizó y se le dió el alta. Des de entonces realizamos controles semanales de la glucosa sanguínea y controles mensuales de su páncreas mediante la medición de la PLI y ecografías abdominales. De momento su diabetes vuelve a estar controlada y el aspecto eográfico del páncreas  y los niveles de PLI se han normalizado.

Glargina para el tratamiento de la diabetes.
Imgen de http://www.hemosleido.es.

El prónostico de la pancreatitis va relacionado con la severidad de la enfermedad. Una enfermedad media sin complicaciones sistémicas tiene un buen pronóstico.

Signos severos o con implicaciones sistémicas graves (alteraciones en la coagyulación,fallo pulmonar, fallo renal) implican un mal pronóstico.

Iris Pérez.

Esterilización en gatos y gatas

17 Ene

¡Hola!

Durante estos meses de diciembre y enero estamos recibiendo bastantes consultas sobre la esterilización en gatos y gatas. En esta época del año las hembras suelen entrar en celo, ya que así el parto se produciría cerca de la primavera, cuando las temperaturas son más adecuadas para criar a sus cachorros.

gatomontes3

gato montes -deanimalia.com

 

Aproximadamente a  los 5- 8 meses de edad los gatitos alcanzan la madurez sexual y son por tanto capaces de traer al mundo nuevas camadas de gatitos. La mayoría de la gente no está interesada en que sus gatos tengan descendencia, y son conscientes de que hay ya demasiados gatos abandonados en busca de hogar como para aumentar su número. La esterilización o castración, que en el macho consiste en la eliminación de los testículos (orquidectomía) y en la hembra, en la extirpación de los ovarios (ovariectomía) o de los ovarios y el útero (ovariohisterectomía) evita las gestaciones no deseadas, impide la aparición de conductas desagradables asociadas a la actividad sexual y minimiza el riesgo de padecer determinadas enfermedades.

TENGO UN GATITO… ¿O ES UNA GATITA?

Es sorprendente la cantidad de errores que la gente comete en cuanto al sexo de los gatitos; así que si tiene usted alguna duda, consulte a su veterinario. No obstante, el veterinario siempre examinará al gato antes de la esterilización, así que tal vez se encuentre con que su encantadora “Blanquita” es en realidad un “Blanquito” igualmente maravilloso.

Para saber si su gatito es macho o hembra, levántele la cola y observe sus genitales. En el macho, aproximadamente a un centímetro bajo el ano se encuentra la abertura del prepucio y el saco escrotal inmediatamente debajo; el ano y el prepucio parecen dos pequeños circulitos uno bajo el otro. En la hembra, la vulva es una pequeña hendidura vertical que casi llega hasta el ano, como la letra i.

como-saber-un-gato-es-macho-o-hembra-L-bpovPn

mascotaking.com

 

LA ESTERILIZACIÓN DE LA GATA

Años atrás se aconsejaba que las gatas parieran al menos una vez antes de esterilizarlas; sin embargo esto es absolutamente innecesario y no conlleva ningún beneficio para el animal. Es preferible esterilizar a la gata antes de que alcance la madurez sexual, puesto que una vez la alcance  la gatita entrará en lo que llamamos “celo”.

Los  “celos” o ciclos sexuales en la gata se suelen repetir aproximadamente cada tres semanas- aunque cada gata sigue su pauta particular- y se caracterizan por maullidos verdaderamente escandalosos. Existen determinados fármacos que inhiben el ciclo sexual del animal, pero el riesgo de que causen efectos adversos (infecciones de útero, tumores de mama, diabetes…) es bastante elevado, por lo que no se recomienda su administración continuada.

Si usted no tiene interés en hacer que su gatita críe, esterilícela y no sólo evitará el comportamiento sexual y las camadas no deseadas, también eliminará el riesgo de que en un futuro el animal desarrolle enfermedades de los órganos genitales que son muy comunes en las gatas no esterilizadas (como pueden ser los tumores de mama y las infecciones en útero -piometras-.)

La esterilización consiste en la extirpación quirúrgica de los ovarios y el útero bajo anestesia general. La incisión para la cirugía puede efectuarse en un flanco o en la parte central del abdomen tras haber rasurado el pelaje de la zona. Su veterinario le pedirá que  su gata permanezca en ayunas desde la noche anterior al día de la intervención.

ovarios y matriz de una gata sana

ovarios y matriz de una gata sana

Generalmente el animal podrá volver a su casa el mismo día, y los puntos se retirarán en un plazo de 8 ó 10 días.

LA ESTERILIZACIÓN DEL GATO

Para evitar camadas no deseadas es tan importante esterilizar a los machos como a las hembras. Además, los gatos enteros (no castrados) no pueden evitar su instinto de escapar de casa y vagabundear, de ser agresivos con otros machos, de pelear y de marcar el territorio con orina, incluso dentro de su casa.

descarga

marcaje con orina -www.cosasdegatos.es

El comportamiento agresivo de un macho no castrado hace que corra mucho más riesgo de contraer enfermedades infecciosas como la inmunodeficiencia felina (equivalente al SIDA) y la leucemia felina, ya que ambas se transmiten por mordedura de otros gatos.

La castración supone la extirpación de ambos testículos y necesita también anestesia general (al igual que en las hembras su veterinario le pedirá que el gato esté en ayunas desde la noche anterior para minimizar el riesgo de complicaciones). Lo normal es que su gatito vuelva a casa el mismo día, y ya que la incisión de la piel es tan pequeña que puede que ni siquiera se le apliquen puntos.

CUIDADOS POSTOPERATORIOS

La recuperación del animal tras la intervención para esterilizarlo suele ser sorprendentemente rápida y lo normal es que al día siguiente su comportamiento sea prácticamente normal. Es preferible intentar limitar la actividad del animal durante unos días para permitir favorecer la cicatrización de los tejidos internos. No obstante, si usted notara que su gato está más inactivo y apático, consulte a su veterinario. Consúltele también si el animal se lame o rasca en la zona de la sutura, pues podría ser necesario el uso de  un collar especialmente diseñado para evitar lesiones en la zona.

Es importante recordar que una vez el gato ha sido esterilizado presenta mayor tendencia a desarrollar obesidad, por lo que tendrá que ajustar la cantidad de comida que le suministra.

OSCURECIMIENTO DEL PELO EN LA ZONA DE LA INCISIÓN

En algunas razas de gatos la temperatura de la piel determina la coloración del pelaje que la cubre (el ejemplo más típico es el gato siamés). Esto significa que cuando alguna zona se rasura (por ejemplo para la operación de esterilización) el nuevo pelo crecerá generalmente más oscuro que el anterior, aunque suele ser temporal; cuando el cambio estacional provoque la caída del pelo y el nacimiento del nuevo éste suele volver a crecer con el color que tenía anteriormente.

EDAD RECOMENDADA PARA LA INTERVENCIÓN

Su gatito o gatita podría esterilizarse a cualquier edad, aunque  lo normal es que se haga a partir de los 4-6 meses de edad (aunque a veces puede variar, pero en cualquier caso antes del año).

Fuente: GEMFE

Elisabet Villanego

Los gatos de interior también padecen enfermedades

13 Nov

¡Hola a todos!
Hoy una clienta ha traído a su perrita a visitar y ha comentado que también tiene un gato adulto, pero como muchas otras personas antes, ha dicho la frase “pero no lo llevo nunca al veterinario, como no sale…”.
todosobremigatoblog.blogspot.com

todosobremigatoblog.blogspot.com

Me gustaría comentar los motivos por lo cuales es necesario realizar revisiones períodicas a los gatos, aunque no salgan de casa. Los gatos son especialistas en esconder que se encuentran mal y en muchas ocasiones, cuando el propietario ve algo raro en su mascota la enfermedad que padece puede estar bastante avanzada.
  • Es necesario realizar mínimo una revisión anual, se puede aprovechar para revisar la salud dental. Los problemas periodontales en gatos son bastante frecuentes y no es tan sólo un problema de que se le note mal aliento o que se pueda observar sarro, también se produce infección, inflamación y dolor. Los estudios dicen que el 70% de los gatos mayores de 3 años muestran algún nivel de enfermedad periodontal.
4 gingivitis5zu

gingivoestomatitis -http://nefertari40spaceslivecomde.blogspot.com.es/

  • También existen enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus, el hipertiroidismo, la insuficiencia renal… típicos de animales que comienzan a ser mayores. El veterinario a menudo puede sospechar de alguno de estos problemas al explorar al animal y al hacerle una serie de preguntas al propietario. Además en muchos casos, si estas enfermedades se detectan de forma temprana se pueden tratar y el animal puede tener una buena calidad de vida.
  • Durante la exploración también se realiza una auscultación cardíaca y pulmonar. En muchas ocasiones no se pueden auscultar soplos o ritmos cardíacos anormales hasta que la enfermedad está bastante avanzada, pero el hecho de auscultar algún sonido anormal mediante el fonendoscopio puede poner en pre-alerta al veterinario y necesitar un seguimiento más exhaustivo de un animal en concreto (para determinar la aparición de alguna cardiomiopatia o incluso de asma).
  • Aunque los gatos no tengan contacto con el exterior también pueden padecer infecciones (de orina, otitis, dermatitis…) y pueden ser portadores de virus (leucemia, herpesvirus, calicivirus…).
otitis -www.diagnosticoveterinario.com

otitis -www.diagnosticoveterinario.com

  • Muchos gatos de interior no utilizan rascadores o superficies adecuadas para limar sus uñas, sobretodo los gatos mayores o con sobrepeso. Esto puede provocar que crezcan demasiado llegando incluso a clavarse en sus propias almohadillas, provocándoles dolor e infecciones.
  • Los estudios también muestran que los gatos de interior pueden ganar peso muy rápidamente debido a la vida más sedentaria que llevan, comparada con los gatos que salen o viven en el exterior. El sobrepeso puede acortar la vida de nuestras mascotas ya que predispone a padecer artritis (aparece en el 90% de los gatos mayores de 12 años en diferentes grados), problemas cardíacos, diabetes mellitus, asma, estreñimiento…
08032012755-e1379589138703

la obesidad predispone a otras patologías

  • En muchas ocasiones acuden a nosotros propietarios sorprendidos porque su gato que no sale nunca a la calle tiene pulgas. Aunque los animales no salgan a la calle sus propietarios si lo hacen, al volver a casa se pueden entrar pulgas o sus huevos en los zapatos o la ropa. Además muchos gatos conviven con perros que si salen a pasear. Las pulgas además de molestas pueden ser portadoras de enfermedades que pueden poner en peligro la vida del animal.
  • Además de pulgas, unos insectos domésticos habituales son los mosquitos. Estos pueden ser transmisores del gusano de corazón (la Dirofilaria spp.), encontrándose de igual manera en gatos de exterior como de interior.
  • Aprovechando la revisión que como ya he comentado es bastante necesaria en todos los gatos, se puede vacunar. Son muchos los propietarios que piensan que un gato de interior no necesita vacunas, no obstante, de igual manera que mediante la ropa podemos llevar pulgas a casa, también podemos actuar de fómites de virus. Los virus de la panleucopenia y el calicivirus permanecen infecciosos durante largos períodos de tiempo, por lo tanto si una persona entra en contacto con alguna secreción contaminada de una animal portador o enfermo puede llevar a casa el virus haciendo que su mascota sea susceptible de padecer la enfermedad. Hay otros virus que son muchos más lábiles y más fáciles de eliminar (con jabón por ejemplo), es el caso del herpesvirus o la leucemia felina, estos si que necesitarían un mayor grado de contacto entre un animal sano y uno portador o enfermo para contagiar la enfermedad.

Espero que con esta información más propietarios de gatos de interior (y de exterior también) decidan realizar revisiones periódicas a sus mascotas. Siempre es mucho mejor poder detectar los problemas antes de que se manifiesten enfermedades importantes.

Fuente: http://www.vin.com

Elisabet Villanego

Mimi, una gata diabética que está dejando de serlo.

20 Dic

¿Os acordáis de Mimi? https://historiasveterinarias.wordpress.com/?s=La+diabetes+felina&submit=Buscar

Pues bien Mimi lleva años con insulina glargina y periódicamente le realizamos curvas de glucosa para ver si la dosis que está tomando de insulina es la adecuada.

Es extremadamente importante realizar curvas de glucosa semanales hasta lograr un control adecuado de la glucosa sanguínea, una vez conseguido, el espacio entre curvas puede ser mensual e incluso trimestral en animales bien regulados.

Insulina glargina.
Imagen de enfermeros.tv.

La glargina es una insulina que funciona muy bien en gatos, des de hace tiempo se sabe que el uso de glargina junto con una dieta baja en carbohidratos permite conseguir un buen control de la diabetes en gatos. De hecho se ha visto que combinando la insulina glargina con dietas bajas en carbohidratos ( purina DM, royal canin diabetic, hills DM…) se puede conseguir llegar a un estado no diabético, es decir, a la desaparición de la enfermedad.

Pienso bajo encarbohidratos específico para gatos diabéticos.
Imagen de http://www.petfooddirect.com.

La glargina es una insulina de acción larga y debe ser administrada cada 12 h.

Con Mimi hemos llegado a un punto que con muy poca dosis de insulina administrada una vez al día estamos consiguiendo un control adecuado de su diabetes y progresivamente y,  siempre bajo control veterinario, estamos bajando la dosis de glargina para intentar parar la insulina y ver si realmente Mimi ha dejado de ser diabética.

Ahora esta con una dosis muy baja una vez al día y en una semana valoraremos su curva de glucosa, si continua saliendo todo bien pararemos la insulina a ver si hay suerte y podemos dejar de pincharla para siempre.

Su dueña realiza en casa tiras de glucosa en orina de manera aleatoria. No es un método exacto para regular la diabetes pero permite saber en diferentes momentos del día si las concentraciones sanguíneas de glucosa estan elevadas o no. Si ha hay glucosuria (glucosa en orina) indica que los niveles sanguíneos de glucosa han estado elevados, sin embargo si no se detecta glucosa en orina puede indicar que el control de la glucosa sanguínea está siendo el adecuado.

La tira es colirométrica y en contacto con la orina adquiere un tono o otro en función de la concentración de glucosa. No es un método cuantitativo pero si nos indica si hay o no glucosa en orina.
Imagen de http://www.diabetes-perros.com.

Iris Perez.

La herida de Tara.

25 Ene

Tara es una gata europea de 4 años.

Tara es muy buena  pero la pobre siempre tiene problemas.

Hace 3 años fue diagnosticada de anemia inmunomediada por el virus de la leucemia felina pero gracias a una transfusión de sangre y a la medicación apropiada Tara lleva una vida normal.

A consecuencia de la medicación para la anemia inmunomediada,  hace 2 años se volvió diabética y tuvo que estar medicada con insulina hasta que la diabetes remitió y tuvimos que buscar una medicación alternativa para su enfermedad.

Ahora Tara llevaba una buena época pero nos vino a ver por una herida muy fea en su pata delantera izquierda.

A continuación podéis ver como era la herida de Tara el primer día:

La causa de la herida no está clara, posiblemente sea un abceso producido por la mordedura o arañazo de Kiko, otro gato que convive con ella y que a veces se pelea con ella.

La cuestión es que con antibioterapia y curas la herida de Tara evoluciona perfectamente.

Cada día su dueño, José Luís, le desinfecta la herida con una solución de glucosa al 50%, le pone un apósito de linitul y le aplica un vendaje para evitar que la herida se ensucie y que Tara se lama.

A continuación podéis ver la herida de Tara tras 1 semana con tratamiento:

I la herida a los 10 días:

DSCN9872

DSCN9874

Iris Pérez.


A %d blogueros les gusta esto: