Archivo | Endocrinología RSS feed for this section

Cómo administrar insulina correctamente a un perro o gato diabético.

2 Oct

Hola! En diferentes posts os hemos hablado de la diabetes mellitus en el perro y en el gato. Os he comentado también que el manejo de la diabetes no es fácil y requiere una gran implicación del dueño del animal.

Muchas veces no conseguimos regular a un perro o gato diabético por un problema en la administración de insulina.

A continuación os hablaré de 4 puntos claves para la correcta administración de insulina.

1) Almacenaje y caducidad de la insulina. Los mayoría de insulinas que usamos para el control de la diabetes en el perro y el gato son las mismas que se usan en humana y requieren refrigeración para su mantenimiento. Es muy importante mantener la insulina dentro de la nevera y no romper la cadena del frío, ya que se podrían producir alteraciones en el producto que disminuyeran su efectividad. Por el mismo motivo no sería recomendable usar insulinas a partir de su fecha de caducidad.

2) Manejo del vial de insulina. Los viales de insulina suelen ser multidosis. Es muy importante mezclar bien el bote antes de cojer la cantidad de insulina necesaria. En caso de no mezclarse correctamente podríamos administrar insulina más o menos concentrada y darnos alteraciones en las curvas de glucosa. No hace falta sacudir el bote, es tan simple como moverlo suavemente arriba y abajo.

3) Jeringas adecuadas para la administración correcta de insulina.

La mayoría de viales de insulina vienen en unidades de insulina por mililitro. En función de las unidades por mililitro del tipo de insulina usaremos unas jeringas o otras.

Un ejemplo: en los perros solemos usar dos tipos de insulina:

– el caninsulin, que tiene una concentración de 40 UI/ml.

Para administrarla calculamos las unidades que necesita el perro y usamos jeringas de 40 UI/ml. Si usáramos jeringas de 100 UI/ml no estaríamos administrando la misma dosis y podríamos tener problemas de regulación de la glucemia inexplicables.

Jeringas de 40 UI/ml.

– la insulina NPH o humulina 70:30, que tiene una concentración de 100 UI/ml. Para administrarla  calculamos las unidades que necesita el perro y usamos jeringas de 100 UI/ml.

Jeringas de 100 UI/ ml.

4) La vía de administración. La insulina se administra vía subcutánea. Muchas veces al pinchar con la aguja podemos travesar la piel y administrar el contenido fuera del animal. Es muy importante coger práctica y hacerlo bien para evitar falsas dosis de insulina.

Administración subcutánea en un perro.
Imagen de youtube.com.

Y recordad la diabetes es una enfermedad compleja y la administración de un tipo o otro de insulina y la dosis necesaria siempre se deben hacer bajo prescripción veterinaria.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

Morla, una perra diabética.

21 Sep

Morla es una perrita de 13 años.

El otro día, la señora Provinciale, su dueña, nos la trajo porqué Morla lleva varias semanas bebiendo mucho, orinando mucho y comiendo mucho.

Lo que más le preocupa a su dueña es el aumento de la frecuencia urinaria.

Exploramos a Morla y le realizamos un chequeo sanguíneo y de orina completo y los resultados nos llevaron a un diagnóstico: Morla padece diabetes mellitus.

Sus niveles de glucosa sanguínea estaban por encima de 600 ( valores normales en perro hasta 120 mg/dl) y en la tira de orina la glucosa marcaba el máximo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad producida por un déficit de insulina.

En el perro la diabetes más frecuente (99% de los casos) es la diabetes tipo I o insulinodependiente. Se caracteriza por la destrucción de las células B del páncreas que lleva a una deficiencia absoluta de insulina. Se cree que hay una predisposición genética a este tipo de diabetes, pero existen varios factores ambientales que podrían actuar como factores desencadenantes de una respuesta autoinmune frente a las células B.

También existen factores de riesgo como la obesidad, la pancreatitis crónica., el diestro en las hembras ( puede causar diabetes por inulinoresistencia)…

Generalmente ocurre en perros mayores entre 7-9 años.

¿Qué signos produce la diabetes en el perro?

Los signos típicos son poliuria (oriinar mucho), polidipsia ( beber mucho), pérduida de peso, polifagia (aumento del apetito).

Podemos encontrarnos con ceguera por cataratas ( inducidas por la hiperglucemia), letargia, debilidad, mala condición corporal…

¿Qué hacemos con Morla?

Con el diagnóstico de Morla vamos a empezar a tratarla con insulina.

Al ser una hembra es muy importante pensar que durante el celo podemos tener problemas para controlar la diabetes ya que durante el diestro puede producirse una insulinoresistencia a causa de las hormonas. En el caso de Morla este problema no lo consideramos ya que está esterilizada.

En una perra diabética sin esterilizar una de las primeras cosas que nos deberíamos plantear es esterilizarla para evitar problemas de control de la glucemia durante el estro o celo.

Existen varios tipos de insulin para perros pero en su caso hemos escogido una insulina NPH ( insulina recombinada humana) , en concreto la humulina 70:30 porqué permite la administración dos veces al día y nos permite un buen control de la glucemia sanguínea.

Es muy importante también darle una dieta especial a Morla. Nos interesa una dieta con unos carbohidratos adecuados para que los niveles de glucosa no se nos disparen y también una dieta que nos permita controlar su peso (evitar la obesidad). En su caso hemos escogido un pienso Hill’s W/D.

La humulina NPH 70:30 es útil para el control de la diabetes en perro.
Imagen de http://www.indiamart.com.

Imagen de mi.ciudaddemascotas.com.

Ahora hace ya dos semanas que hemos empezado a administrarle insulina dos veces al día a Morla.

Junto con la inyección de insulina damos siempre de comer. Ahora cada semana le realizamos curvas de glucosa, que son controles de la glucosa sanguínea antes y cada 2 h después de la administración de insulina. Esto nos permite obtener una gráfica y ver en qué valores se mantiene durante 12h la glucosa y en función de estos valores vamos ajustando la dosis.

La diabetes es una enfermedad tratable pero complicada, sobretodo al inicio del tratamiento ya que requiere realizar curvas de glucosa semanales hasta estabilizar al animal. Una vez estabilizado los controles se pueden realizar mensuales y posteriormente trimestrales.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

Polyuria and Polydipsia (PU/PD): a common problem in our pets.

2 Ene

I want to talk about an issue, that is not a disease, is a clinical sign.  A very important and common clinical sign, but often owners , are not aware about this problem.  This is  because at the beginning of  some diseases, PU/PD is the only sign, or because the pet mainly lives outdoors.   Polydipsia means excessive consumption of water, about more than 100ml/kg/day.  And polyuria is excessive production of urine, more than 50ml/kg/day.

There are problems that primarily produces polyuria and consequently polydipsia, and other problems in reverse form.  Is important that differentiate this problem from others like: pollakiuria, stranguria, inappropriate elimination or urinary incontinence, urinary marking… Those are problems that can be confuse with PU/PD.

Urinary marking.

If we suspect that our pet could have this problem, there is an easy way to detect it.  We must calculate how much water drinks our pet within 24 hour.  Then we call the vet to transmit this information, the vet is the person who will decide if our pet is drinking a lot or not.

Moreover, we can suspect that our pet are suffering this problem, if we see that they are urinating so much.  We can see this if our pets has frequent “accidents” at home, that did not have before.  Or, for examples, produces a very diluted urine,…

There are several diseases that can produce PU/PD.  The three most important disease are:  Diabetes Mellitus, Renal Failure (acute or chronic), and Cushing’s  disease in dogs and Hypethiroidism in cats.  These disease produces polyuria primarily,  consequently our pet drink more to compensate.

Diseases that produces polydipsia primarily are less frequent.  One reason for this is a disease called psychogenic polydipsia.

Finally there are other several important diseases that causes PU/PD, like:  Addison’s disease, hypercalcemia (high blood calcium), pyometra (uterus infection), hypokalemia (low blood potassium), Diabetes insipidus, hepatic insufficiency,  iatrogenic or drug induced….

Increased thirst and urine production are frequent presenting complaint in our pets.  So if  you suspect that your pet may suffer from PU/PD, do not hesitate to seek your vet.  This is a disease that needs to be investigated sooner the better.

Thank you very much.

Pedro Carracedo.

Pseudogestación en la perra y su tratamiento: el caso de Chanel.

17 Ago

En un post anterior, mi compañera Iris Pérez os explicó la historia de Chanel, una perrita Yorkshire Terrier de  6  años que estaba gestante.

http://wp.me/p2cDmE-yF

4 días más tarde, volvió porque había  empezado a  parir  hacía unas horas y todavía no había salido ningún cachorro. Sin embargo, había eliminado 2 bolsas y líquido verdoso.

Victoria le palpó el canal vaginal y observó que podía tocar con la punta de los dedos las patitas de un cachorro. Este cachorro mal colocado no conseguía pasar e impedía salir a los demás. Sabíamos que habían 4 cachorros ya que unos días antes habíamos efectuado una radiografía de gestación.

A continuación, Victoria comprobó con el ecógrafo la vitalidad de los fetos: sus corazones ya no latían. Había pasado demasiado tiempo desde el inicio del parto…

Tuvo entonces que realizar una operación para salvar a la madre: quitarle ovarios y matriz (útero) , llamada ovariohisterectomía.

Al cabo de 2 días, Chanel estaba bien pero su propietaria la trajo porque le extrañaba que escarbara su cuna , como rascándola, muy a menudo. Chanel estaba triste y buscaba muñecos, pequeños objetos y los llevaba a esta cuna..

Además, la exploración física mostró como podéis ver en el vídeo la hinchazón de las mamas y la presencia de leche.

Estábamos ante síntomas de Pseudogestación o “parto psicológico”, que se dan cuando el nivel sanguíneo de progesterona (hormona producida por el ovario) cae bruscamente. En la perra, tras el celo, el nivel de progesterona sube y se mantiene elevado durante unos 2 meses (la duración normal de la gestación) ; cuando baja, se desencadena la secreción de prolactina (que promueve la secreción de leche).

El “problema” es que este mecanismo se produce tanto si hay gestación como si no. Por lo tanto, es normal que las perras puedan presentar síntomas de pseudogestación al bajar la producción de progesterona, haya o no haya gestación.

Además del comportamiento antes comentado (rascar el nido, buscar objetos que “hagan de cachorros”) las perras presentan ansiedad, pueden gemir, llorar, y perder el apetito.

Para evitar la posible infección de las mamas debido al acúmulo de leche y también para corregir las alteraciones del comportamiento, utilizamos un medicamento, la cabergolina, que inhibe la secreción de prolactina.

Es muy conveniente administrarla en los siguientes casos: separación de las crías inmediatamente después del parto, destete precoz, muerte fetal al final de la gestación, lactación tras una ovariohisterectomía.

Hoy le hemos recetado Galastop a Chanel, y dentro de 4 días comprobaremos

Lástima que no pudiésemos salvar a los 4 cachorros…

Antes de acabar, comentar un Mito que dice: “Si la haces criar , ya no tendrá más partos psicológicos”. Ahora ya sabéis que la pseudogestación es consecuencia del ciclo hormonal normal de la perra, no de una necesidad de ser madre. Es un asunto químico, no psicológico.

En perras que presentan frecuentes pseudogestaciones, la solución es la esterilización. Al quedar interrumpido el ciclo sexual, no hay oportunidad para una bajada de progesterona…

Espero que os sea útil,

David Prandi Chevalier

El hipoadrenocorticismo o enfermedad de Addison.

6 Ago

Hola os quiero explicar el caso de Hada.

Hada es una bonita galga que ahora va a cumplir 3 años.

La primera vez que vino a visitarse tenía 5 meses y venía por una segunda opinión ya que le habían diagnosticado fallo renal crónico.

Nosotros exploramos a Hada y vimos que estaba muy deshidratada, bradicárdica (frecuencia cardiaca por debajo de lo normal) y muy débil.

Partimos de cero y realizamos analíticas completas detectando una hipoglucemia, un leve fallo renal y un desequilibrio electrolítico grave: tenia el potasio elevado y el sodio bajo.

Aplicamos sueroterapia agresiva porqué estaba casi en shock y administramos glucosa intravenosa. Hada respondió estupendamente al tratamiento y a las pocas horas ya estaba correteando por la clínica.

Pero,¿ qué le pasaba realmente a Hada?

El cuadro de debilidad, más la azotemia (urea y creatinina, marcadores de la función renal elevados), la hipoglucemia junto con el potasio elevado nos hicieron sospechar de un síndrome de Addison.

La enfermedad de Addison o hipoadrenocorticismo es una enfermedad poco común y está causada por una secreción adrenal deficiente de glucocorticoides y mineralocorticoides

Situación anatómica de las glándulas adrenales izquierda y derecha. Como se observa se encuentran en la poarte más rostral de los riñones.
Imagen de info.saludisima.com.

¿Qué son los glucocorticoides y los mineralocorticoides?

Son sustancias secretadas por la glándulas adrenales, dos pequeñas glándulas con forma de judía situada en el polo craneal de los riñones.

Los glucocorticoides son sustancias catabólicas: en condiciones normales son necesarias para que el organismo resista frente a situaciones de estrés y de cambio. Una de las funciones que hacen es hacer aumentar la glucosa en sangre y activa el metabolismo de lípidos y proteínas. También tienen propiedades antiinflamatorias.

Los mineralocorticoides controlan los electrolitos (sodio, potasio y cloro mayoritariamente) y con ellos una serie de mecanismos de reabsorción y eliminación de agua a través de los riñones. Intervienen también en la regulación de la presión arterial.

¿Qué signos provoca esta enfermedad?

La mayoría de animales presentan un cuadro clínico inespecífico caracterizado por letargia, debilidad, pérdida de apetito, vómitos y diarreas, pérdida de peso, curso de enfermedad intermitente, colapso, temblores, hipotermia, bradicardia y pulso débil ,incluso pueden provocar un shock hipovolémico o crisis addisoniana que puede conllevar la muerte del animal.

Una característica de la exploración física es la bradicardia, cosa rara ya que, ante un estado de deshidratación o shock, la repuesta del organismo suele ser un aumento de la frecuencia cardiaca.

¿Cómo se diagnostica?

Se diagnostica mediante sospecha clínica+hallazgos laboratoriales.

Sospecha clínica: bradicardia, signos compatibles, mejora rápida con fluidoterapia, signos episódicos, edad (generalmente perros jóvenes y edad media y más en hembras que en machos).

Los hallazgos típicos en la analítica sanguínea son: hipercaliemia (aumento del potasio sanguineo), hiponatremia, azotemia.

Para confirmar el diagnóstico se realiza un test de estimulación de ACTH. Este test consiste en la administración de la hormona adrenocorticotropa (estimula la producción de hormonas en la glándula adrenal) y valoración de los niveles de cortisol antes y una hora después de la administración de hormona.

Si el animal está sano los niveles de cortisol después de la ACTH estarán elevados, si el animal sufre Addison estarán bajos antes y después de la administración de ACTH.

Eje hipotalámico.hipofisario suprarrenal.
La ACTH es un hormona producida por la hipófisis que estimula la corteza suprarenal para que fabrique glucocorticoides. A su vez estos glucocrticoides tiene una acción de feed-back negativo sobre la secreción de ACTH.
Imagen de asesorianutricional.com.ar.

A Hada les realizamos el test y tanto los valores de cortisol basales como los postestimulación eran bajos, lo cual confirmaba nuestra sospecha clínica de hipoadrenocorticismo.

¿Qué tratamiento necesitó Hada?

Primero necesitó un tratamiento de shock:  sueroterapia agresiva, corrección de las alteraciones electrolíticas y administración de glucosa intravenosa y glucocorticoides.

Una vez estabilizada ya pudimos empezar con el tratamiento via oral.

El tratamiento consiste en la administración de glucocorticoides y mineralocorticoides orales.

Un ejemplo de glucocorticoide oral: la prednisona.
Imagen de lookfordiagnosis.com.

Ejemplo de mineralocorticoide oral: la fluodrocrtisona.
Imagen de Fludrocortisone.

El tratamiento es de por vida y se deben realizar ajustes en la dosis. Por ejemplo, en situaciones de estrés (enfermedades, cirugías, viajes, traumas…) pueden requerir aumentos de la dosis de gluococorticoides..

El pronóstico, en general, y con el aporte hormonal adecuado es excelente.

Hada, dos años y medio después del diagnóstico está perfectamente y hace una vida completamente normal, eso sí con su medicación diaria bien controlada.

Iris Pérez.

Piometra: una enfermedad frecuente.

26 Jun

Hoy os quiero hablar sobre una enfermedad que en la clínica veterinaria la vemos bastante a menudo.  Es por ello que vale la pena explicar un poco en que consiste.  Hablaremos de un caso:  una gata callejera que nos llegó en mal estado, teníamos que esterilizarla, pero decidimos realizar pruebas para ver que le pasaba.  Le detectamos piometra.

Gatita recogida de la calle

La piometra o metritis,  consiste en un acúmlo de líquido purulento dentro de la matriz de las perras y gatas.  Es por lo tanto infección grave del útero.  Es una enfermedad que se da más frecuentemente en perras y gatas de edad avanzada.  Normalmente se suele dar de uno a dos meses después del celo.

En la izquierda vemos un útero normal. Y en la derecha vemos un útero lleno de liquido purulento. Vemos la forma totalmente diferente.

Cuando una perra o gata sufre una piometra, ésta puede ser cerrada o abierta.   En el primer tipo, el cuello de la matriz esta abierto, el pus sale por la vagina, viéndose claramente.  En el segundo tipo el cuello esta cerrado y no sale nada por la vagina, este tipo es más difícil de diagnosticar y puede ser más grave y los animales estan más enfermos.

Como se produce esta enfermedad?:  En cada ciclo reproductivo del animal, la pared del útero se engrosa.  Esto al cabo del tiempo, debido a varios ciclos durante la vida del animal, produce quistes en la pared endometrial.  Esta enfermedad se llama Hiperplasia Endometrial Quística y precede a lo que mas tarde puede ser piometra.

 

Aqui vemos una matriz de perra abierta, con presencia de múltiples quistes.

 

Que vemos en nuestras mascotas cuando padecen esta enfermedad?  Podemos ver que nuestro animal esta muy decaído, puede presentar fiebre y ser muy alta.  Un signo que acompaña frecuentemente esta enfermedad es poliuria (orinar mucho) y polidipsia (beber mucho).  Si la piometra es abierta, un signo muy claro es la descarga vaginal, de un líquido purulento o hemorrágico-purulento.  Anorexia, deshidratación, etc… Tambien podemos notar abultamiento del abdomen, sobretodo en piometras cerradas, donde el acúmulo de líquido puede ser muy grande.

 

Se pueden realizar pruebas diagnósticas como analisis de sangre, radiografias, ecografía, etc… para confirmar el diagnóstico de piometra, sobretodo en los casos donde la piometra es cerrada, ya que es más difícil el diagnóstico.

 

Imagen radiografica de una piometra.

 

 

Imagen ecografica de una piometra.

 

El tratamiento puede ser de dos maneras, quirúrgico o médico.  Siendo mucho mas frecuente y con mucho mejor pronóstico el tratamiento quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico consiste en extirpar la matriz y los ovarios, o sea realizar una esterlización. La ventaja de este tratamiento es que si va bien, es totalmente curativa, y después de la cirugia se recuperan rápidamente.  El inconveniente, es que los animales con piometra pueden tener afectado el riñon, pueden estar deshidratados… en estos casos la cirugia se puede complicar.  El tratamiento médico consiste en utilizar fármacos que expulsen, mediante producción de contracciones uterinas, el pus fuera del utero.  Esto se puede realizar en perras donde se desee mantener sus capacidades reproductoras, pero es de alto riesgo porque la piometra puede volver a presentarse.

La complicación mas grave y a menudo mortal de esta enfermedad es la peritonitis.  Si la matriz se rompe o se lacera, y hay salidad de líquido purulento infeccioso a la cavidad abdominal,  la cirugia es urgente para salvar la vida del animal

Ahora os quiero poner una serie de fotografias de la gata callejera operada en nuestro centro.

 

La gatita preparada para la intevencion.

 

Exteriorizando el útero lleno de pus.

 

 

Vemos el utero engrosado y a punto de ser extirpado.

 

 

Imagen en detalle de un quiste ovárico muy grande. Estos quistes se ven frecuentemente en animales mayores.

 

El utero muy distendido, en los dos extremos vemos los ovarios con sendos quistes de gran tamaño.

 

Para acabar, solo comentar que esta es una enfermedad bastante frecuente en animales de edada avanzada.  Por eso una prevención muy buena, es esterilizar a nuestras perras y gatas cuando son jóvenes.

 

Muchas gracias y hasta pronto.

 

Pedro Carracedo.

 

 

 

 

 

¿Cuál es la causa del Hipertiroidismo felino?

24 Jun

El hipertiroidismo felino es una enfermedad frecuente en gatos de avanzada edad. También llamado tirotoxicosis, el hipertiroidismo es debido a un incremento en la producción de las 2 principales hormonas tiroideas, llamadas Tiroxina (T4) y Triyodotironina (T3·) por parte de un tumor tiroideo.

Las hormonas tiroideas afectan a casi todos los órganos del cuerpo; juegan un importante papel en el control del metabolismo y por lo tanto del nivel de actividad general. El incremento de la tasa metabólica explica porqué los gatos hipertiroideos tienden a consumir energía muy rápidamente y sufren pérdida de peso a pesar de un apetito aumentado y de una ingesta aumentada.

Gato hipertiroideo: delgado a pesar de comer mucho, normalmente de avanzada edad.

Gato hipertiroideo delgado en el momento del diagnóstico.

Los primeros gatos hipertiroideos diagnosticados lo fueron en 1979 por el Dr. Mark Peterson, en USA. Desde entonces, el hipertiroidismo se ha convertido en la enfermedad endocrina (hormonal) más frecuente en gatos.
En España, el primer veterinario en describir esta enfermedad fue Carlos Melián, en Las Palmas de Gran Canaria, que diagnosticó la enfermedad en 2 gatos.
En la península ibérica, el primer gato hipertiroideo descrito fue Lelo, que acudió a Clínica Veterinaria Betulia en 1999, ya con 18 años y muy delgado a pesar de comer mucho.

Sin embargo, no está clara la causa del incremento del hipertiroidismo felino en determinados países.
Sin duda, el mayor conocimiento de la enfermedad por los veterinarios y el incremento de la población felina han influido. Sin embargo, el incremento de casos no sólo se debe a una mayor población y a su envejecimiento. Probablemente sea una enfermedad nueva que se ha desarrollado en los últimos 30 años.

La incidencia de hipertiroidismo felino varía según el país y según la región. Es una enfermedad diagnosticada frecuentemente en Norteamérica, Europa, el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. Recientemente, se ha descrito un incremento de casos en Japón. Sin embargo, la enfermedad es mucho menos frecuente en países como España.

Cambios del tiroides asociados con el Hipertiroidismo felino.

El tiroides se localiza en el cuello, por detrás de la laringe (nuez de Adán) y junto a la tráquea.
En todas las especies, incluido el gato, el tiroides es una glándula compuesta por 2 lóbulos con forma de cono. En la mayoría de gatos con hipertiroidismo, un tumor benigno (no canceroso) se desarrolla en uno o los dos lóbulos del tiroides.
El cáncer de tiroides (carcinoma) es la causa del 5% de los casos de hipertiroidismo felino.

La glándula tiroides, con sus 2 lóbulos, uno a cada lado de la tráquea.
Cuando aumenta de tamaño es posible palparlos.

Nódulos tiroideos visible mediante gammagrafía (usando isótopos radiactivos).

Engrosamiento del tiroides palpable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es lo que hace que se desarrollen estos tumores tiroideos?

Hasta la fecha, los factores subyacentes responsables de los cambios tiroideos no están claros y probablemente influyan diversas causas a la vez. Sin embargo, numerosos estudios han señalado factores ambientales y nutricionales que pueden influir en porqué y cómo se desarrolla esta enfermedad.

Posibles factores de riesgo

Las comida de lata que tienen recubrimiento interno de plástico y dispositivo de abertura propio (que no necesitan abrelatas): puede deberse a productos químicos como el bisfenol-F procedente del recubrimiento interno de estas latas.

Una de las latas favoritas de los gatos en España.
El recubrimiento plástico interno puede favorecer el desarrollo de hipertiroidismo felino.
En personas, el recubrimiento de latas de bebida, botellas de plástico, tupperwares, etc. tiene un riesgo frente al que no actuamos.

Otra de las latas “estrella” para los gatos españoles.
También con cierto riesgo… normalmente desconocido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La dieta única o principalmente a base de comida de lata
La comida de lata a base de pescado, hígado o giblet flavor

El uso de tierra para la caja en que orinan (sepiolita)
La dieta con exceso o déficit de yodo
La dieta con abundante selenio
Las isoflavonas (genisteína y dadzeína) presentes en la comida de gato podrían interferir con la función tiroidea normal.
El uso de insecticidas (antipulgas), tanto sobre el gato como ambientales
La exposición a productos químicos retardantes de las llamas (antiincendios) presentes en los muebles: los PBDEs (polibromuros difenil éteres).

¿Cuál es la conclusión que podemos sacar de todo ello?

Dada la variedad de causas que pueden influir en el desarrollo del hipertiroidismo felino, se trata pues aparentemente de una enfermedad multifactorial (con diversas causas). Sin embargo, estas causas están presentes en zonas del mundo en que el hipertiroidismo es poco común, lo cual subraya la complejidad del problema de la identificación de la/s causa/s del hipertiroidismo felino.

¿Tiene ese fenómeno algún parecido con algo que suceda en la especie humana?

La exposición a diversas sustancias químicas que ingerimos o inhalamos influye en la aparición de  distintos tipos de cáncer. como el de colon, vejiga, pulmón…

La presencia de sustancias llamadas disruptores hormonales (recubrimientos de latas, insecticidas…) influyen por ejemplo en la infertilidad masculina, en la pubertad precoz .

Un mejor estudio de estos fenómenos y la colaboración de la industria permitiría disminuir la incidencia de estos problemas. Por ello la información y posterior  presión de los consumidores es fundamental.

Espero que os sea útil,

David Prandi Chevalier

A %d blogueros les gusta esto: