Tag Archives: auscultación

El corazón de la perrita Susi: ¿cómo se aprecia incremento de tamaño en la radiografía cardiaca del perro?

7 May

Susi es una perrita que está a punto de cumplir 12 años. Hace tiempo que tiene un soplo en el corazón, aunque hasta hace unos días no le daba problemas.

Hace 10 días, su dueña Kati la trajo ya que Susi tenía tos y estaba algo decaída. Le hice una radiografía ya que era necesario saber si la tos era debida a la acumulación de líquido en el pulmón debido a su problema cardiaco. Por suerte, no había mucha cantidad y con medicación adecuada Susi está mejor.

La enfermedad valvular mitral es la enfermedad cardiaca más frecuente en los perros. Suele afectar a perros de menos de 20 kg, y la insuficiencia valvular mitral da lugar a un incremento de tamaño del lado izquierdo del corazón.

¿Cómo nos puede ayudar una radiografía de tórax a evaluar este incremento de tamaño del lado izquierdo del corazón?

Las radiografías de tórax en el perro se obtienen realizando 2 proyecciones: lateral (con el perro tumbado sobre un lado) y dorso-ventral (colocado en posición de esfinge), en la cual los rayos X atraviesan primero la columna vertebral y finalmente el esternón.

Existe un índice cardiaco vertebral, descrito por J. Buchanan en 1995, que permite calcular si el corazón es grande o no. En inglés se denomina Vertebral Heart Size (abreviado VHS).

Para ello, empleando la radiografía lateral de tórax, trazamos una línea que va de la carina (bifurcación traqueal, es una zona más “negra” (técnicamente, se denomina radiotransparente) hasta la punta o ápex del corazón. Es la línea verde vertical en la figura. A esta distancia le llamaremos “L” o eje largo.

A continuación, trazaremos una 2ª línea, perpendicular a la 1ª, que denominaremos “S” o eje corto. Es la línea amarilla en la figura. Esta distancia va desde el límite caudal del corazón, a nivel del borde dorsal de la vena cava caudal, hasta el límite craneal del corazón, perpendicularmente a “L”.

A continuación, tomamos ambas distancias (verde y amarilla, primero una y luego la otra) y las colocamos paralelas a la columna, poniendo el inicio de  cada una a nivel de la parte inicial y ventral (más baja) de la 4ª vértebra torácica (ver figura ).

Contamos entonces cuántos cuerpos vertebrales (cv) ocupa cada distancia y los sumamos: la suma de los cuerpos vertebrales ocupados por ambas distancias es la manera actualmente más objetiva de determinar radiográficamente si un corazón es grande o no. Si el total de cuerpos vertebrales supera 10.5 cv, diremos que hay un corazón grande; técnicamente, diremos que hay cardiomegalia.

 

 

En el ejemplo que aparece a continuación, el total de cuerpos vertebrales que ocupan ambos ejes es claramente superior a 10.5 . Esto nos permite decir que hay cardiomegalia (incremento de tamaño del corazón).

 

Hoy en día, investigadores cardiólogos veterinarios están tratando de establecer qué valor de este índice permite predecir que el perro está a punto de padecer una insuficiencia cardiaca llamada congestiva. El término congestiva significa que se acumula líquido en el pulmón, dando lugar a dificultad para respirar y tos.

Es un método barato, sencillo, y que está disponible en cualquier clínica veterinaria que disponga de aparato de rayos X.

Permite diagnosticar la cardiomegalia y también es útil para el seguimiento de la enfermedad, ya que podemos comparar imágenes a lo largo del tiempo.

Espero que os sea útil,

David Prandi Chevalier

La exploración física en animales de compañía.

28 Abr

Tanto en medicina humana como en veterinaria, actualmente disponemos de tecnología (a veces muy avanzada), para mejorar y hacernos mucho más fácil el diagnóstico de las diversas enfermedades.

Pero tenemos una arma diagnóstica que es fácil y barata: la exploración física.  Es una herramienta que nos puede dar muchísima información, útil y muy válida.  Yo creo que frecuentemente, tanto en medicina humana como en veterinaria utilizamos demasiado las pruebas laboratoriales, radiografía, ecografía….  y a veces subestimamos la exploración.

La exploración física se basa en lo que perciben nuestros sentidos: lo que vemos, lo que notamos o palpamos, lo que escuchamos, etc…

En este post quiero mostraros gráficamente como realizamos la exploración física habitualmente en nuestra clínica.

Empezamos tomando la temperatura vía rectal.

Temperatura corporal.

Seguimos con la palpación abdominal.  Se trata de palpar abdomen por si detectamos dolor, masas sospechosas…

 

Palpación abdominal.

 

La auscultación del tórax es otra pruebas que nos puede dar muchísima información, tanto del corazón como de los pulmones.

 

 

Auscultación tórax.

 

Seguidamente lo que realizamos es una exploración de los ganglios linfáticos.  Estos están en diferentes partes del cuerpo.  Hay que palparlos, y detectar cambios de tamaño, dureza, dolor….

 

Palpación de los ganglios linfáticos submandibulares.

 

Luego exploramos las mucosas.  Esto nos sirve para detectar cambios de color, por ejemplo en anemias, problemas hígado…

 

Exploración de la mucosa oral. La vemos sonrosada y normal.

 

Mucosa conjuntival.

 

La exploración de los oídos se realiza mediante un otoscopio.  Detectamos otitis, tumores etc…..

 

Exploración mediante un otoscopio.

 

Y por último la exploración de los ojos, con el oftalmoscopio.

 

Oftalmoscopio.

 

Evidentemente la exploración física se puede completar con mas actuaciones.  La exploración bucal, detectamos sarro dental, problemas dentales, etc….  La palpación de todo el animal para detecta bultos o nódulos sospechosos.  Visualmente detectamos lesiones externas, alopecias.  Etc..

En conclusión tenemos una herramienta de gran utilidad para el diagnóstico que frecuentemente subestimamos y hay que exigirla en toda visita veterinaria

 

Hasta pronto.

 

Pedro Carracedo.

 

 

Susi y su corazón.

9 Feb

Susi es una perrita que está a punto de cumplir 12 años. Hace tiempo que tiene un soplo en el corazón, aunque hasta hace unos días no le daba problemas.

Hace 10 días, su dueña Kati la trajo ya que Susi tenía tos y estaba algo decaída. Le hice una radiografía ya que era necesario saber si la tos era debida a la acumulación de líquido en el pulmón debido a su problema cardiaco. Por suerte, no había mucha cantidad y con medicación adecuada Susi está mejor.

La enfermedad valvular mitral es la enfermedad cardiaca más frecuente en los perros. Suele afectar a perros de menos de 20 kg, y la buena noticia es que con un tratamiento adecuado estos perros pueden vivir mucho tiempo con calidad de vida.

Si su animal tose o se cansa, es cuando hay que evaluar si presenta este problema. La auscultación durante una visita rutinaria nos puede avisar de que a partir de entonces hay que vigilar si aparecen el cansancio o la tos.

David Prandi

A %d blogueros les gusta esto: