Tag Archives: causas de la hiperplasia vaginal en la perra

La hiperplasia vaginal de Chuska: una historia con final feliz.

21 Oct

Chuska es una bulldog francés que acudió por presentar un abultamiento que era visible a nivel de la vulva y preocupaba a su propietario.

La presencia de este bulto coincidía con que Chuska hacía ya unos días que estaba en celo.

Vista del abultamiento a nivel de la vulva: hiperplasia vaginal.

Se trata de una hiperplasia vaginal, que es un engrosamiento del suelo de la vagina (de la mucosa) debido a una respuesta excesiva al estímulo de los estrógenos que aumentan de nivel durante el celo.

Ello hace que la mucosa vaginal aumente de tamaño y se forme una masa de forma pediculada que protruye a través de la vulva.

Para poder acceder a esta masa, tenemos que efectuar un corte en la vulva, dorsalmente. Es una episiotomía.

La base de este pedículo de mucosa está muy próxima al orificio de salida de la uretra. Es muy importante tenerlo en cuenta al operar para extraer este pedículo, ya que al cortar la base del pedículo podríamos lesionar esta salida de la uretra. Para que esto no suceda, debemos sondar la uretra y tenerla visualizada en todo momento.

Sondaje uretral para evitar lesionar la uretra al cortar el pedículo.

Una vez hecho esto, podemos cortar el pedículo.

A continuación, suturamos la herida del suelo vaginal y luego cerramos la herida en la vulva (hemos hecho una episiotomía).

Para que Chuska no pueda recaer, la segunda parte de la operación consiste en esterilizarla. Hacemos una ovariohisterectomía (quitar ovarios y matriz) ya que sin ovarios, ya no será posible que éstos fabriquen estrógenos que provoquen de nuevo el problema.

Al cabo de pocos minutos tras la operación, Chuska la valiente empezó a despertar y a día de hoy está perfectamente recuperada y su problema resuelto para siempre.

Chuska recuperándose de la anestesia.

Espero que os sea útil,

David Prandi Chevalier

A %d blogueros les gusta esto: