Tag Archives: colonoscopia

La diarrea de Kissy: endoscopia y colonoscopia en el perro.

18 Abr

Kissy es una perrita de raza Yorkshire Terrier de 3 años de edad y con un carácter fabuloso: cariñosa, paciente con los humanos (que a veces le hacemos cosas incomprensibles para ella pero necesarias).

Desde hace unos meses, Kissy no se encuentra bien. Tiene episodios de diarrea, y a menudo se mira el abdomen e incluso lo lame.

El tipo de diarrea nos ayuda a saber el origen del problema: en el caso de Kissy, la diarrea es en poca cantidad y contiene sangre roja. Una diarrea con una frecuencia de más de 3-4 veces al día, en poca cantidad, recubierta de moco brillante y que puede contener sangre fresca (roja) indica una alteración del intestino grueso.

El intestino grueso inflamado duele, y ésto cambia el carácter del animal y también puede provocar algún vómito debido al dolor, aunque el estómago no esté afectado.

En caso de diarrea de intestino grueso, deben descartarse y en orden una serie de posibles causas: lo hacemos mediante un hemograma, un análisis de heces, bioquímicas. También se efectúan radiografías de abdomen y ecografías.

En numerosos casos, todos estos pasos previos no muestran alteraciones importantes y el diagnóstico definitivo (para un tratamiento lo más adecuado posible) requiere obtener muestras de pared del intestino grueso mediante colonoscopia.

Sin embargo, Kissy tuvo recientemente un vómito con sangre: es lo que se denomina hematemesis. La hematemesis es una señal a tener muy en cuenta: puede pasar algo grave y es muy conveniente investigar a fondo la causa. Una de las cosas que hicimos es comprobar que Kissy no tenía alterada la coagulación.

Kissy ha tenido la suerte de que su propietaria y compañera siga nuestras recomendaciones de efectuar biopsias de su estómago e intestino. Esta exploración permite obtener mediante pinzas pequeñas muestras de pared de estómago e intestino. Aunque las heridas son poco importantes, tienen que cicatrizar como cualquier herida y para hacerlo es necesario que el nivel de albúmina en sangre esté correcto; en el caso de Kissy su nivel de albúmina era perfectamente normal.

Para la exploración, es necesario que el tracto gastrointestinal esté lo más vacío posible: dejamos a Kissy en ayunas durante 48 horas y el agua se le retiró horas antes de la intervención.

Además, 24 horas y 12 horas antes de la cirugía, efectuamos enemas para ayudar a vaciar el colon. Este paso es desagradable pero muy necesario. Kissy no dijo ni pío. Una valiente.

A continuación podéis ver imágenes  y vídeo del procedimiento.

Iris y Maurici Batalla realizan una endoscopia a Kissy.

Iris y Maurici Batalla realizan una endoscopia a Kissy.

La endoscopia de Kissy: el monitor y el endoscopio.

La endoscopia de Kissy: el monitor y el endoscopio.

3 tubos con muestras de intestino delgado,intestino grueso y estómago.

3 tubos con muestras de intestino delgado,intestino grueso y estómago.

La endoscopia de Kissy: el monitor y el endoscopio.

La endoscopia de Kissy: el monitor y el endoscopio.


Ahora estamos pendientes de los resultados de las biopsias y en cuanto los tengamos nos permitirán decidir el tratamiento más adecuado. Sospechamos de una enfermedad llamada IBD (Inflammatory Bowel Disease o enfermedad inflamatoria intestinal), veremos si se confirma.

De todos modos, ahora Kissy ya está en tratamiento y se encuentra bien, pero los resultados nos permitirán afinar más . Especialmente nos dirán si debe tomar o no corticoides, que tienen efectos secundarios y por lo tanto es conveniente   estar seguros de que los necesita.

Ya os contaré cuáles son los resultados y qué decidimos hacer,

Espero que os sea útil.

David Prandi Chevalier

Kiba y su colitis crónica.

30 Jul

Kiba es una simpática perrita carlino que acudió a nuestra clínica, porque sus propietarios detectaron sangre cuando defecaba.

Kiba

En la clínica vimos que ella estaba muy contenta y no apreciábamos nada en la exploración física.  Se le realizó un chequeo completo, radiografias y ecografía resultando todo normal.  Las heces eran normales, pero de vez en cuando tenia sangre fresca en ellas.  Esto es característico de que en el intestino grueso esta inflamado, lo que comúnmente se conoce como Colitis.

Situación del colon en el perro.

El tratamiento para Kiba consistió primero en desparasitación interna, ya que los parásitos intestinales son una causa frecuente de colitis.  Decidimos tambén administrar antibióticos y antiinflamatorios para colitis, y finalmente añadimos fibra a la dieta.  Se ha comprobado que la fibra alimentícia ayuda mucho en pacientes con colitis crónica, tanto en humanos como en perros.  Una tipo de fibra muy adecuada y utilizada para estos casos, es el psyllium o su nombre comercial Metamucil.   Es una planta que tiene propiedades laxantes y de ayuda para la inflamación del colon.

Psyllium.

Después de varias semanas con estos tratamientos, Kiba no acababa de mejorar.  Mejoraba levemente sus episodios de hematoquezia (como se llama la sangre fresca en las heces), se alargaban en el tiempo los episodios de colitis, pero seguían habiendo algunos brotes graves.

Kiba.

El próximo paso diagnóstico es realizar una endoscopia del colon, o se una Colonoscopia,  además cogeremos muestras del tejido intestinal para realizar biopsias.

Los propietarios estuvieron de acuerdo y quedamos para realizar la colonoscopia, que la hicimos bajo anestesia general.

Endoscopio rígido mediante el cual, se realizan las colonoscopias y tomas de biopsia.

Bien al realizar la endoscopia detectamos que Kiba tenia un pólipo en la mucosa del colon.  Un pólipo es una crecimiento, tumor o protuberancia que se proyecta en la mucosa del colon, esta muy bien delimitada y suele ser benigna.

Pólipo en la mucosa colónica, imagen endoscópica aumentada de tamaño.

Otra imagen del pólipo.

Otra imagen con menos aumentos.

Otra imagen.

Ahora ya sabemos lo que provocaba sangre en las heces a Kiba.  Estos pólipos suelen sangrar mucho, porque tienen una mucosa muy frágil y delicada.  Decidimos coger una biopsia.

La biopsia nos confirmó el diagnóstico de pólipo benigno.  Pero no nos decía hasta donde abarcaba la lesión.  Además el pólipo sigue en el colon, y Kiba sigue sangrando.

El próximo paso es operar a Kiba para la extracción del pólipo entero con un pequeño tramo de colon sano.  Esto se biopsiará para ver el tipo de pólipo definitivamente y si esta muy extendido o no.

Otra foto de Kiba con su mascota preferida.

Ya hemos quedad en día y hora para la realización de la cirugía.  Será una operación del todo curativa y que no tiene mucho riesgo.

Os contaremos que tal va todo.

Hasta pronto

Pedro Carracedo.

La endoscopia en veterinaria.

15 Jun

La endoscopia es una técnica diagnóstica y a veces terapéutica, que consiste en introducir una cámara de vídeo a través de un orificio natural del animal, de alguna cavidad (tórax o abdomen),  articulaciones….  Vemos directamente “lo que pasa” en la zona, y también podemos coger muestras para su posterior estudio.

Para su realización utilizamos un artilugio llamado endoscopio.  Hay dos tipos de endoscopio, el endoscopio flexible y el rígido.

Endoscopio flexible.

Endoscopio de tipo rígido.

Los dos tipos llevan una cámara muy pequeña en la punta.  El veterinario que realiza la endoscopia puede ver las imágenes a través de un monitor adaptado , o directamente mirando por un extremo del endoscopio.

Endoscopista mirando imagen directamente por endoscopio.
Imagen de urbanvets.com

Endoscopista mirando imagen a través de un monitor.
Imagen de vetmed.lsu.edu

La realización de técnicas endoscópicas en veterinaria esta en auge.  Ya que es un método óptimo para determinadas prácticas diagnósticas y terapéuticas, y lo más importante muy poco invasiva en la mayoría de casos.  Así también se están realizando operaciones quirúrgicas como por ejemplo  laparoscopia ( introducir un endoscopio en el abdomen), siendo mucho menos invasivo que la cirugía convencional, y acortando el proceso de recuperación, etc..

Os hablaré de un caso particular, se trata de Clapi, una perrita de unos nueve años.  Le diagnosticamos un tumor en la vejiga urinaria, porque llegó a nuestra consulta con dificultad para orinar y orina con sangre.   Decidimos realizar una endoscopia para ver la vejiga por dentro (cistoscopia), ver el tumor y coger una muestra para biopsia.  La otra posibilidad era operar a Clapi.  Abrir el abdomen y la vejiga y intentar extraer el tumor o coger muestra.  Pero esta opción era mas arriesgada, debido al tamaño del tumor era difícilmente extirpable.

Aquí vemos a Clapi anestesiada para realizar la cistoscopia.

Una cosa importante es  que para realizar cualquier tipo de endoscopia, es necesario anestesiar de forma general. A continuación os pongo una serie de fotos y algún vídeo de la cistoscopia de Clapi.

Aquí vemos introducir el endoscopio.

No es necesario decir que este tipo de procedimientos lo deben realizar expertos.  O sea en la medicina veterinaria lo deben realizar especialistas en diagnóstico por imagen.

Aquí vemos el monitor, donde salen las imágenes obtenidas por el endoscopio.

Vemos la punta del endoscopio como entra en la uretra.

Llegamos a la entrada de la uretra, debemos entrar para ver la vejiga por dentro.

Imagen ya dentro de la vejiga urinaria. vemos el tumor en la izquierda.

Otra imagen del tumor.

Mas imágenes del tumor desde otra situación.

Se ven dos zonas mas enrojecidas, son úlceras sangrantes en la pared de la vejiga producidas por el tumor. Esto explicaría la sangre en orina.

Otra imagen de ulceras.

Al realizar la cistoscopia cogimos una muestra del tumor.  Esto se realiza introduciendo por el endoscopio, unas pinzas que “muerden” el tumor, de esta manera recogemos un trozo de éste.

Estamos a la espera de saber si el tumor será benigno o maligno.

Espero que os haya gustado

Pedro Carracedo.

A %d blogueros les gusta esto: