Tag Archives: David Prandi

En homenaje a Chita: ¿radioterapia veterinaria en España?

4 Abr

Hola a todos:

A fecha 27 de Mayo de 2013  Sonia ha comentado su buena experiencia con la Radioterapia en Utrecht (Holanda); por la importancia de la noticia incorporo su comentario a este post. Espero que os guste y le preguntéis todo lo que queráis.

Gracias Sonia por colaborar.

“Hemos creado un foro para informar a todo el que lo necesite sobre nuestra buena experiencia con la Radioterapia y nuestro perro en la Universidad de Utrecht.
Podéis contactarnos en el forohttp://radioterapianimal.foroactivo.com o en el mailradioterapianimal@gmail.com ;-) ”

Chita, como sabéis por anteriores posts, es una perra Pastor Alemán que lleva muchos meses luchando contra un tumor (Sarcoma de tejidos blandos). Este tipo de tumor no tiene alta capacidad de metástasis (diseminación a distancia), por lo cual los animales que lo padecen no suelen sufrir esta complicación.

Sin embargo, en mayor o menor grado, tiende a la recidiva local (es decir, vuelve a aparecer en donde estaba, a pesar de la cirugía). Esto (como ya pudistéis leer) le sucedió a Chita. Por ello fue operada de nuevo, para eliminar al máximo esta “recaída”. La cirugía consigue buenos resultados a medio plazo cuando puede combinarse con Radioterapia.

En efecto, estos sarcomas de tejidos blandos no responden a la quimioterapia, y la combinación de cirugía y radioterapia es el tratamiento ideal.

En España, lamentablemente, este tratamiento no está disponible para animales de compañía. O mejor dicho, lo está intermitentemente. ¿Por qué?

Por su elevado coste. Poner en marcha una instalación para radioterapia supone una inversión de varios millones de euros. Hay que construir un búnker (por exigencias de seguridad) y dotarlo de un acelerador lineal que genere la radiación.

Con lo cual rentabilizar una instalación de este tipo, hoy por hoy, es imposible o casi.

Aparato de radioterapia en la Escuela Veterinaria de Utrecht (Holanda).

El coste de una instalación de Radioterapia impide por ahora su implantación en España.

Como alternativa, se ha llevado a cabo radioterapia en animales en hospitales de medicina humana, estableciendo convenios. Sin embargo, la duración de los acuerdos siempre ha sido breve debido en general a que la introducción de animales en hospitales de medicina humana genera la reacción de pensar que hay personas en espera y se prioriza tratar a perros o gatos. Veterinarios y médicos participantes han sido a veces amenazados de aparecer en los medios de comunicación por favorecer a los animales y perjudicar a las personas…

Esta idea es equivocada: los tratamientos siempre se han llevado a cabo en días y horarios en que estas instalaciones no están funcionando para personas. Nunca perjudica a nadie, sólo beneficia a un  animal.

Si Chita hubiese podido acceder a este tipo de tratamiento, seguramente su evolución hubiera sido mejor.

Hace unos días, su tumor volvía a ser tan grande que le comprimía los nervios de la pata delantera derecha, produciéndole dolor y cojera. Con un tratamiento analgésico a base de un parche de fentanilo conseguimos una mejoría transitoria.

A pesar de los esfuerzos de Chita, su propietaria Araceli vió que perdía calidad de vida a marchas forzadas. Muy a su pesar (no podéis ni imaginaros cuánto), decidió valientemente hacer lo mejor por su perra y amiga inseparable: interrumpir su sufrimiento. Con la conciencia tranquila de haber el máximo por ella.

Esperamos que un día, como en otros países, la radioterapia sea una opción posible en nuestro país para que animales tan queridos como Chita puedan vivir más tiempo y con mayor calidad de vida.

Seguro que Chita, desde donde esté , lo verá y se alegrará.

Si tu animal necesita radioterapia y estás en España, la opción hoy en día planteable es contactar con las escuelas de veterinaria de Toulouse o París y desplazarte. El tratamiento tiene un coste elevado, pero existe!

En este link podéis ver información de este tratamiento en los Países Bajos: http://animalessinhogar.naturalforum.net/t48058-radioterapia-para-animales-en-utrecht-holanda

David Prandi Chevalier

A fecha 27 de Mayo de 2013  Sonia ha comentado su buena experiencia con la Radioterapia en Utrecht (Holanda); por la importancia de la noticia incorporo su comentario a este post. Espero que os guste y le preguntéis todo lo que queráis.

Gracias Sonia por colaborar.

“Hemos creado un foro para informar a todo el que lo necesite sobre nuestra buena experiencia con la Radioterapia y nuestro perro en la Universidad de Utrecht.
Podéis contactarnos en el forohttp://radioterapianimal.foroactivo.com o en el mailradioterapianimal@gmail.com ;-) “

Por fin empieza el parto de mi perrra Lili (Cavalier King Charles Spaniel).

2 Abr

Hola a todos!

En mi último post comentaba que la disminución del nivel de progesterona por debajo de 2 ng/m anunciaba el parto de Lili en las siguientes 12-24 horas.

Aunque en perras que paren por primera vez (primíparas), este periodo puede alargarse hasta las 40 horas.

Y así fue: a las 5.24 minutos de la mañana del día 1 de Abril, Lili que estaba echada a mi lado emitió un ladrido agudo, y al cabo de menos de 30 segundos, otro.

Me levanté como impulsado por un resorte, y al cabo de unos segundos mi hija, que lo había oído desde su habitación, acudió rápida y nerviosa: ¿Qué pasa? preguntó.

Lili está empezando a parir, le dije. Al cabo de pocos segundos, asomó un primer cachorro por la vulva.

Victoria introdujo los dedos por alrededor del cachorro y le ayudó a salir. Al cabo de unos segundos, empezó a respirar. Lili quería lamerlo y cortarle el cordón umbilical. Y así lo hizo.

En los 2 vídeos que siguen podéis ver a este primer cachorro, nada más nacer, y cómo Lili lo lame; este lamido estimula la respiración, es fundamental.

A las 8:45 nació un segundo cachorro: es una hembra, y en el siguiente vídeo podéis ver cómo también es lamida por su madre. Es otro Cavalier King Charles tricolor, con manchas negras más repartidas por el cuerpo. Parece una vaquita…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo sabíamos que habían 4 cachorros, a las 12:30 quisimos comprobar que los que faltaban por nacer estaban bien: se hace mediante ecografía y midiendo la frecuencia cardiaca fetal. Deben tener idealmente más de 180 latidos por minuto, al menos 170. Si hay menos de 170 revela estrés fetal y a menos de 160 es necesario intervenir (cesárea).

Por suerte los 2 cachorros latían respectivamente a 175 y 189 latidos por minuto. Había que esperar! Qué nervios!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por fin, a las 13:15 nació un tercer cachorro (la 2ª hembra): en el vídeo a continuación se aprecia la secuencia del nacimiento de la cachorra que llamo la guapa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lili se muestra como buena madre, y trata de no pisar los cachorros, los lava, se coloca para dejarlos mamar. Toda esta información está grabada en su ADN!

Este último vídeo muestra a los 4 cachorros a las 6 horas de nacer el último (y a las 18 horas de nacer el primero!): el parto duró 12 horas. En perras primíparas (novatas, en su primer parto), el parto dura hasta 24 horas.

Habría que preocuparse si entre 2 cachorros pasaran más de 4 horas; en el caso de Lili pasaron unas 3 horas entre los distintos cachorros.

Ahora mantenemos la temperatura ambiente a unos 28 ºC con la ayuda de un calefactor. Es importante no calentar directamente los cachorros ya que es fácil deshidratarlos si se coloca una fuente de calor demasiado potente cerca. Deben estar a esta temperatura para no sufrir hipotermia. Sus principales enemigos son la bajada de temperatura y la falta de alimento. Si la madre no tiene leche, hay que darles una leche maternizada para cachorros, que tiene la energía adecuada para ellos al tener un % elevado de grasa, muy superior al de la leche de vaca.

Os mantendré informados de lo que suceda, cordialmente

David Prandi Chevalier

¿Cuándo será el parto de Lili?: influencia de la frecuencia cardiaca fetal.

28 Mar

Estamos en alerta.

Poco después de publicar el post anterior, hemos hecho una ecografía abdominal a Lili y medido la frecuencia cardiaca en los fetospara comprobar si era normal.

Hemos visto que es de 172 latidos por minuto, ¿ es esto normal?

Si hay más de 170 latidos por minuto, la situación es normal. Se puede esperar, mirar el nivel de progesterona, la temperatura, vigilar si hay cambios.

Si hay entre 170 y 160 latidos fetales por minuto, indica que los fetos están sufriendo un estrés. Debemos evaluar la situación y ver si la progesterona ha bajado de 2 ng/ml (parto inminente).

Si hay menos de 16o latidos por minuto, hay que efectuar una cesárea para salvar a los cachorros.

Nosotros hemos extraído sangre a Lili y vamos a medir la progesterona, y también vamos a seguir controlando la frecuencia cardiaca de los fetos.

 

También hemos hecho una radiografía de abdomen para ver la situación de los fetos, y uno de ellos está ya con la cabeza en la pelvis…

La verdad es que al tratarse de mi propia perra, es imposible evitar los nervios que como profesional sí que puedo controlar bien cuando trabajo con los animales de otras personas.

Espero que todo salga bien,

David Prandi Chevalier

 

¿Cuándo será el parto de Lili?: cómo se puede calcular la fecha del parto en la perra.

28 Mar

Mi perra Lili empezó a mostrar signos de celo (engrosamiento de la vulva, flujo vaginal) el día 20 de Enero. Como sabéis por anteriores posts, fue montada 2 veces: el 31 de Enero y el  2 de Febrero, por Dalton, un Cavalier King Charles Spaniel tricolor.

Siempre se dice que la gestación en la perra dura unos 2 meses. Pero iría muy bien poder predecir la fecha del parto por varios motivos: saber qué día/s hay que estar más atentos (incluso de noche), asegurarnos de que no hay un retraso que perjudique a los cachorros ( ver si es necesaria una cesárea).

Para predecir la fecha del parto se han descrito diversos métodos, de precisión variable. ¿Cuál es la mejor manera de predecir la fecha del parto?

1. Ir midiendo el nivel de progesterona a partir del momento en que los frotis vaginales muestren una imagen con más del 50% de células cornificadas, es decir, sin núcleo (anucleares) 

Cuando más del 50% de las células del frotis vaginal son anucleares (sin núcleo), empezamos a medir el nivel de progesterona en sangre.

La fecha en que el nivel de progesterona en sangre superó los 2 ng/ml y siguió subiendo indica que se ha producido el llamado “pico de LH” (LH: Hormona Luteinizante); a partir de este momento, diversos estudios han demostrado que el parto se producirá al cabo de 65 días (+/- 3 días).

Los datos publicados señalan que en la MAYORÍA  de perras el pico de LH ocurre cuando la progesterona se sitúa entre 1.9 ng/ml y 3.9 ng/ml.

Sin embargo, existe un pequeño porcentaje de perras en las que el pico de LH puede ocurrir con niveles de progesterona de 5 ng/ml o incluso 7 ng/ml.

Por este motivo, en lugar de considerar un “número mágico” (del nivel de progesterona) para efectuar cálculos, es mejor un enfoque personalizado que busque un incremento de progesterona que supere los 2 ng/ml y A LA VEZ continúe subiendo.

La ovulación ocurre entre 12 y 96 horas tras el pico de LH (media: 38-44 horas), y a partir de este momento los ovocitos requieren una maduración de 48 horas adicionales para ser fértiles.

2.Esta forma de calcular es mucho más exacta que por ejemplo, tener en cuenta la fecha de la monta, ya que el parto se produce entre 57 y 72 días después de ésta.

3. También se puede tomar la temperatura corporal de la perra, 3 veces al día  y a las mismas horas; cuando se produce un descenso de temperatura de 1 grado centígrado, faltan 12-24 horas para el parto.

Algunas perras  tardan más (hasta 40 horas). Entonces es necesario controlar la frecuencia cardiaca fetal, y si baja de 170 latidos por minuto indica un deterioramiento de los cachorros Si baja de 160 latidos por minuto, es necesario intervenir urgentemente para salvarlos.

4. Medir la progesterona (que es la hormona que mantiene la  gestación) y cuando baja de 2 ng/ml , faltan 12-24 horas para el parto.

Véis que incluso tratando de dar las directrices más útiles, existe una variabilidad normal en la naturaleza que impide calcular una fecha del todo exacta.

Ahora Lili hace 62 días que tuvo la subida del nivel de progesterona por encima de 2 ng/ml y siguió subiendo.

Si no hay novedades inmediatas, mediremos su nivel de progesterona , a ver si está todavía por encima de 2 ng/ml o por debajo…

Os mantendré informados,

David Prandi

La boda de Lili: preparativos.

26 Feb

Ya conoces a Lili; es mi perrita, la que vino de Francia y la que fue atacada por un Pit Bull, por suerte sin consecuencias graves.

Hace unos días expliqué que está gestante, y que la ecografía a los 20 días de la 2ª monta mostró 2 embriones.

Ahora vas a descubrir detalles de dónde vive su novio (Dalton), de cómo es él y cómo transcurrió todo.

Para que sus cachorros tengan pocas probabilidades de desarrollar la enfermedad valvular del corazón tan frecuente en esta raza (Cavalier King Charles Spaniel), decidí que la cubriera un macho con garantías.

Al tratarse de hacer un viaje de 1200 km en total (2 idas y vueltas desde Barcelona), hicimos en la clínica frotis vaginales y mediciones de progesterona en sangre hasta que el nivel de progesterona mostró que la ovulación iba a producirse. A partir de  aquel momento, había que darse prisa, pues en un plazo de unos 2-4 días sería el momento ideal para la monta.

Dalton es un macho de 3 años, de una línea genética distinta a la de Lili. Tiene un carácter muy pegajoso, según la criadora casi demasiado, es muy cariñoso. Para mí es una ventaja, son perros de compañía, y cuanto más cariñosos, mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

El pueblo donde está el criadero es Nans-les-Pins, en la Provenza francesa, entre Marseille y Nice. A finales de Enero, estábamos a pocos grados, y el paisaje nevado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra visita alborotó a todos los perros, a la que oyen llegar a alguien todos se ponen a ladrar y a saltar.

La Sra. Raymonde Taylor y sus perros han ganado muchos premios, y su criadero “du Plan de la Baume” es uno de los de mejor reputación en Francia. Por belleza y carácter de los ejemplares, pero también por su escasa incidencia de enfermedad valvular mitral, como ya he comentado en otras ocasiones.

 

 

 

 

 

 

 

 

Al principio, a Lili no le hizo ninguna gracia que un perro le oliera la vulva e intentara montarla.

 

 

 

 

 

 

 

 

Quizás era pronto y aún no había ovulado… había que esperar y ver qué pasaba.

David Prandi Chevalier

A %d blogueros les gusta esto: