Tag Archives: diabetes

La obesidad en animales de compañia.

21 Jun

La obesidad es un tema muy de actualidad tanto en personas, como en nuestros animales de compañia.  Realmente es tan importante que debería tratarse como si fuera una enfermedad más, por tanto somos los veterinarios quien debemos implicarnos  en este problema importante.

En los últimos tiempos la obesidad, ha sido un problema creciente en los paises occidentales.  Se cree que uno de cada tres animales domésticos pacede obesidad.

¿Como podemos saber si nuestro perro está obeso?   Hay varias maneras de saber si a tu mascota le “sobran algunos kilitos”.  Hay veces que es muy evidente, pero en bastantes casos muchos dueños de animales piensan que su perro o gato tiene una apariencia “muy sana”, pero realmente padece sobrepeso o tiene riesgo.

Normalmente definimos la obesidad cuando al animal supera, mas o menos, en un 20 % su peso ideal.  Un perro o gato con peso ideal le podemos palpar claramente las costillas, cuando le tocamos la zona torácica.  El abdomen tiene que ser menos ancho que el tórax visto el animal desde arriba, también tiene que ser firme y hacer forma cóncava en su parte ventral.  O sea en pocas palabras, que tenga una “buena silueta”.

Aquí o muestro unos gráficos, que utilizamos en medicina veterinaria para valorar la condición corporal del perro y gato.  Desde delgadez  extrema el número 1 hasta obesidad extrema el numero 5.

Tabla de condición corporal del perro y gato.

Las causas de la obesidad puede ser varias.  Un consumo excesivo de calorías en la dieta suele ser la causa más frecuente. Un ejemplo puede ser perros que tiene alimentación mixta, comen su pienso equilibrado pero a parte “pican” comida “humana” que el propietario les ofrece.  Hay que tener cuidado con esto, ya que la mayoría de perros no sacian su compulsión por comer solo con su pienso, y los dueños suelen pensar que se queda con hambre, y le dan comida casera.  Esto provoca obesidad.

Foto de perros.anipedia.net

El caso de los gatos es un poco diferente.  El gato, a diferencia del perro, no suele hacer una o dos comidas diarias, normalmente va comiendo su pienso constantemente durante todo el día.  Esto es debido a su naturaleza cazadora, ya que los felinos salvajes cuando no descansan o duermen, suelen estar cazando durante todo el día.  El gato doméstico no tiene que correr ni luchar por su caza, porque ya se la subministramos los dueños, con lo cual se pasa el día o comiendo o durmiendo.  Al realizar poca actividad física la tendencia del gato casero a engordar es mucho mayor.

Otra causa que favorece la obesidad en nuestras mascotas, es la esterilización de las hembras y castración en machos.  Pero, si solo se alimentan con pienso y realizan moderado ejercicio físico, mantienen un peso corporal idóneo.

Otras causas son:  Enfermedades metabólicas como el hipotirodismo, enfermedad de Cushing… La vejez favorece la obesidad, ya que los requerimientos energéticos son menores.  Los dueños mas sedentarios también favorecen la obesidad en sus mascotas.  Algunas razas también son mas propensas a la obesidad: Labrador, Beagle, Cocker…

Foto de blogs.denverpost.com

Existen numerosos riesgos para la salud en un animal obeso.  Aumenta la probabilidad de tener Diabetes, de tener cáncer, de padecer enfermedades crónicas como artrosis, artritis.  También aumenta la posibilidad de tener problemas cardíacos, respiratorios y de padecer hipertensión arterial.  Se ha comprobado que los animales obesos tiene mas débil el sistema inmunológico y mayor riesgo en la anestesia cuando realizamos alguna cirugía.

El tema clave esta en la prevención.  Mantener una dieta equilibrada ( en mascotas es muy fácil, ya que la mayoría de piensos comerciales lo son), realizar ejercicio moderado, tanto en perros como en gatos.  En perros un par de paseos diarios de una media hora puede ser una buena prevención.  Y en gato que no sale de casa es bueno jugar con ellos para que corran y tengan actividad física.

Lo último y no menos importante, es acudir al veterinario para prevención y tratamiento de la obesidad.  Nosotros somos los mejores consejeros ante este problema

Finalmente os quiero poner algunas fotos de “Medio” un simpático gato obeso.  Es una de las mascotas de nuestra clínica y como véis esta un poco “pasadito” de peso.  Esta en tratamiento, a base de pienso “light” y ejercicio.  Os iremos contando que tal le va con su reducción de peso, y a ver si llega a tiempo para este verano y poder “ponerse el bikini”!!!!!.

Pedro Carracedo.

La diabetes felina

16 Feb


Siguiendo con los temas que pueden afectar a gatos mayores, otro puede ser la diabetes.

Hoy os presento a Mimi, una gatita de 15 años con mucho “carácter”, que hace un año le  diagnosticamos  Diabetes.  Mimi acudió a nuestra consulta porque había adelgazado mucho, orinaba y bebía mucha agua, estaba muy decaída.  Empezamos tratamiento con insulina y después de varios meses de tratamiento Mimi goza de una vida normalizada y plena.

La diabetes (llamada, para ser mas exactos,  Diabetes Mellitus), puede afectar tanto a perros como gatos.  Es mas frecuente en animales de edad avanzada, aunque puede afectar en edades mas tempranas.  Sus síntomas suelen ser adelgazamiento progresivo,  mas ganas de comer, beben mas agua y como consecuencia orinan excesivamente, entre otra sintomatología.  La diabetes se produce por una falta (total o parcial) de secreción de insulina por parte del páncreas, que es la hormona que regula la glucosa en sangre.   El tratamiento suele ser inyectar insulina para moderar la glucosa en la sangre.

En el caso particular del gato, hoy en día disponemos de un tipo de insulina, llamada insulina glargina, que mejora mucho la normalización de la glucosa en sangre y como consecuencia el pronóstico de la enfermedad en el gato.  En el caso particular de Mimi utilizamos este tipo de insulina con unos resultados muy satisfactorios.

Como punto final,  la obesidad (frecuente en el gato que vive dentro de casa) es un factor muy importante que aumenta la posibilidad de padecer diabetes.

Si su gato tiene sobrepeso, consúltenos como bajar y controlar el peso y así disminuir  la posibilidad de sufrir en un futuro diabetes entre otras enfermedades.

Y como siempre piense que en estos casos ¡¡¡¡¡¡PREVENIR ES MEJOR!!!!!!!.

Pedro Carracedo

A %d blogueros les gusta esto: