Tag Archives: diarrea

La evolución de la IBD de Rosita

18 May

Hola a todos! Hoy os quiero poner al día del diagnóstico y la evolución de Rosita.

Rosita era una gata a la que le realizamos una laparotomía exploratoria porque perdía peso y comía mucho y se le palpo una masa abdominal.

Como ya os dije el día que le hicimos la laparotomía exploratoria a Rosita vimos que la masa era un ganglio linfático mestentérico.

Tomamos muestras de hígado, intestino delgado, intestino grueso, ganglio linfático y páncreas y el resultado histopatológico nos dijo que tenía una enteritis linfoplasmocítica.

La enteritis linfoplasmocítica es una enfermedad inflamatoria intestinal que, por extrapolación con lo que ocurre en medicina humana, se cree que está producida por una respuesta inmunitaria exagerada a antígenos luminales, es decir, el sistema defensivo del cuerpo ataca exageradamente a componentes presentes en la dieta causando una inflamación en el intestino.

Estructura de los intestinos felinos. La IBD es una inflamación de la mucosa intestinal.
Imagen de: http://www.livingart.org.uk.

¿Cuales son los síntomas de esta enfermedad?

Los síntomas pueden ser muy variados pero los principales son vómitos y perdida de peso con buen apetito. La presencia de diarrea, conducta de pica, dolor abdominal también pueden aparecer.

Gato vomitando, signo típico de IBD.
Imagen de: http://www.forocoches.com.

¿Cómo se diagnostica?

Si por la sintomatologia clínica sospechamos de una IBD lo primero que hemos de hacer es un chequeo general completo con evaluación de los folatos y la cobalamina (pueden salir o no alterados) y hacer una ecografía abdominal para poder descartar otras enfermedades que cursen con síntomas parecidos. Si después de realizar todas estas pruebas sospechamos de esta enfermedad necesitamos tomar biopsias intestinales para confirmar el diagnóstico.

Imagen ecográfica de una asa intestinal engrosada, muy sugestivo de IBD.
Imagen de http://veterinarycalendar.dvm360.com/avhc/content/printContentPopup.jsp?id=563761.

Las biopsias se pueden tomar de 2 maneras:

– Mediante laparotomía exploratoria: nos permite coger muestras completas de intestino, estómago, páncreas, linfonodos, hígado…Requiere anestesia total del animal y una cicatriz posterior.

-Mediante endoscopia: se utiliza un fiborendoscopio que es un tubo flexible con una cámara que, una vez introducido vía oral o rectal (dependiendo de que tramo de intestino queramos ver) permite cojer muestras mediante unas pinzas. Requeire anestesia del animal pero es menos invasivo que la laparotomía exploratoria. La  desventaja es que solo podemos coger muestra de mucosa intestinal.

Endoscopio flexible.
Imagen de: http://medtempus.com/

¿Tiene tratamiento?

Sí, el tratamiento es crónico y requiere controles periódicos.

Se basa principalmente en:

– cambio de la proteína de la dieta para disminuir así los alergenos imtestinales que causan inflamación.

– terapia inmunosupresora: con corticoides o otros fármacos.

– control del sobrecrecimento de bacterias intestinales que pueden provocar déficits vitamínicos.

En el caso de Rosita hemos empezado un tratamiento con dieta específica y corticoides.

Solo lleva un mes con tratamiento y ha engordado 300 gramos. Está mucho más animada, come bien y el tamaño de los ganglios mesentéricos ha disminuido.

Iris Pérez.

El examen coprológico.

16 May

Dipylidium caninum o tenia del perro.
Imagen de http://www.mascotas.org/.

El examen de las heces de nuestros animales de compañía es una herramienta muy importante para poder diagnosticar enfermedades parasitarias que, si bien en un inicio pueden pasar desapercibidas, pueden ocasionar problemas digestivos(vómitos, diarrea, pérdida de peso, mal digestión de alimentos) . Los parásitos intestinales también pueden afectar a las personas y constituyen por tanto un riesgo para la salud pública.

Existen numeorsos tipos de parásitos intestinales que podemos dividir en 4 grandes grupos:

1- Los vermes redondos  trematodos: Toxacara leonina, toxacara cati...

2- Los vermes planos o tenias: dipylidium caninum, taenia spp, echinococcus granulosus…

3- Los coccidos

4- Las giardias.

Visión microscópica de los coccidios.
Imagen de http://es.wikipedia.org/wiki/Coccidiasina.

Ciclo del coccidio.
Imagen de http://animalhealthcare.com.

Para poder prevenir estas parasitosis es necesario desparasitar mediantes productos especiales a nuestros animales cada 3 meses.

Existen numerosas marcas comerciales que cubren ampliamente estos parásitos.

Los parásitos pocas veces se observan macroscópicamente y hay que requrrir a técnicas microscópicas para ser vistos en las heces.

Heces de gato con proglotis de Dypilidium spp.(punteado blanco).

En Clínica Betulia recomedamos 2 analíticas de heces al año para poder detectar precozmente los parásitos y poder aplicar el tratamiento más adecuado.

Visión microscópics de Toxacara spp.
Imagen de http://en.wikipedia.org/.

Verme redondo macroscópicamente.
Imagen de http://zmolu.vlcak.cz/cs/sav/zdravi.aspx

Ciclo biológico de toxacara.
Imagen de http://www.marvistavet.com/.

Lo único que necesitamos es una muestra de heces del día o conservada no más de 24h en el frigorífico.

Análisis coprológico.
Imagen de http://www.rubi-joseline.blogspot.com.

Mediante el examen directo al microscópio ytécnicas de flotación específicas (usamos una centrífugadora inclinada especial) podemos detecar si las heces de una animal están parasitadas o no.

Centrifugación específica de heces con sulfato de Zinc.
Imagen de: http://gerak999.blogspot.com.es/.

Porta objetos con muestra centrifugada para análisis microscópico.
Imagen de: http://www.finchaviary.com/Maintenance/FecalSmear.htm

Así que si quereis mantener vuestro animal libre de parásitos consultad con el veterinario y realizad 2 análisis coprológicos al año!

Iris Pérez.

La parvovirosis canina

12 Abr

La parvovirosis canina es una enfermedad producida por un virus llamado Parvovirus.  Este virus afecta a perros.   También puede afectar a los gatos produciendo una enfermedad llamada panleucopenia felina.

Este virus produce una enfermedad grave en perros que puede llegar a ser mortal.   El virus se elimina con las heces de perros infectados, a través de aquí puede infectar a otros perros que no esten inmunizados.

Los signos clínicos de la enfermedad son fiebre, lo mas importante es diarrea que puede llegar a ser con sangre, vómitos frecuentes, deshidratación extrema.  El virus también puede afectar a la medula ósea produciendo una bajada de globulos blancos importante (bajada de defensas),  esto hace que el animal este mucho mas expuesto a cualquier infección secundaria y  que se agrave todo el proceso.

En el protocolo de vacunaciones para cachorros existe una vacuna para la parvovirosis.  Se tiene que poner  minimo dos dosis.

 

 

 

 

Os quería hablar sobre esta enfermedad aprovechando el caso de Bady.  Bady es un cachorro de Pomerania de dos meses de edad.  Acudió a nuestra consulta por vómitos y diarreas.  Hacía cinco días que lo adquirieron en una tienda.

 

 

 

 

Bady solo tenía puesta una vacuna para parvovirosis y moquillo pero de poca potencia.  Debido a que también estaba delgado y apático decidimos hacer un test para detectar parvovirosis.  Es un test que se realiza con heces, que es donde se elimina en gran cantidad virus en un animal infectado.

 

 

Test positivo para antígeno de parvovirus (Foto del autor).

 

 

Como se aprecia en la foto el test nos dió positivo.  Decidimos hospitalizar a Bady para ponerle suero, antibióticos y medicacion para los vómitos.  Sus análisis para glóbulos blancos fueron correctos, esto es de buen pronóstico en principio.

 

 

Aquí vemos a Bady hospitalizado y recibiendo sueroterapia.

Botella de suero para rehidratación por via intravenosa.

 

 

Después de solo un día de hospitalización y tratamiento, Bady se encontro mucho mejor comía y bebìa bien y no vomitaba.  Decidimos darle el alta y ver que tal se encontraba en su casa.

La parvovirosis tiene vacuna.  Se pone una dosis a los dos meses de edad y otra a los tres meses, y revacunaciones anuales.  También se puede poner una vacunación hacia el mes y medio de edad, es una vacuna menos potente, y es útil para perros con gran riesgo de contraer esta enfermedad.

Como en todo lo mejor para prevenir esta enfermedad es una correcta pauta de vacunaciones y prevención: como por ejemplo evitar contacto con el suelo en cachorros no vacunados, evitar contacto con perros no vacunados y realizar una buen prevención en los criaderos y centros de venta.

Esperemos que Bady siga bién en un futuro!!!!

Pedro Carracedo.

A %d blogueros les gusta esto: