Tag Archives: drenaje penrose

Han mordido a Iman.

20 Dic

Iman es una galga rescatada de Andalucía.

Iman fue un perro gravemente maltratado por su anterior dueño que llegó incluso a mutilarle parte de la nariz.

Ahora Iman vive felizmente en Badalona, con unos dueños que la quieren con locura y la miman muchísimo.

 

(Imagen de gossosgelida.blogspot.com).

Ayer Iman vino ya que otra perrita del parque la mordió. Tenía una herida bastante grande en la parte costal izquierda.

Herida en la parte constal izquierda del tórax.

Le realizamos una radiografía lateral de tórax para poder evaluar si el mordisco había llegado a perforar musculatura costal y había perforado la pleura pero por suerte todo estaba bien y solo estaba afectado el tejido cutáneo y subcutáneo.

Radiografía lateral del tórax de Iman. Por suerte no había perforación torácica.

Así que anestesiamos a Iman para suturarle la herida y colocarle un drenaje penrose.

Inducimos la anestesia de Iman con valium buprex y propofol y el mantenimiento anestésico lfue mediante anestesia inhalatoria con isofluorane.

Colocamos un drenaje penrose en la parte superior y inferior de la herida.

Fijación del drenaje a la piel mediante un punto de sutura.

El drenaje penrose es necesario porqué una herida por mordedura  es, por definición, una herida infectada.

En la boca de los perros ( igual ocurre en la de los gatos y en la de las personas) hay numerosas bacterias de forma normal. Al clavar un diente en la piel estas bacterias son inoculadas al otro animal produciéndose una infección..

El drenaje permite que todo el pus o líquido inflamatorio pueda salir al exterior de la herida.

Drenaje colocoado, ahora falta suturar la piel de la herida.

Drenaje colocado y herida suturada.

Instauramos tratamiento antibiótico, antiinflamatorio y analgésico a Iman y ahora hemos de esperar entre 3 y 5 días para quitarle el drenaje y entre 8 y 10 días para quitarle los puntos.

Iman después de la cirugía.

Por suerte solo ha sido un susto y Iman se recuperará en pocos días. Lo que más preocupa a sus propietarias es que coja miedo a los otros perros ya que al ser una perra maltratada siempre ha tenido mucho miedo y le había costado mucho relacionarse con otros perros. Esperemos que todo vaya bien!

Iris Pérez.

Bob tiene fiebre y un bulto en el cuello.

13 Dic

Bob es un pinscher de casi 2 años (hijo de Lua)  que hace una semana que nos vino a ver porqué estaba muy chafado. http://wp.me/p2cDmE-wN .

A la exploración detectamos que Bob tenía mucha fiebre y un bulto dura en la parte derecha del cuello. El bulto estaba por detrás del ganglio submandibular derecho, en la zona de la glándula  mandibular.

Zona de la glándula salivar supurando pus. El orificio por dónde sale la pues se lo hemos producido nosotros al puncionar el nódulo.

Secreción de material purulento.

Como siempre hacemos con los nódulos lo puncionamos y realizamos una citología, y apareció material mucoide compatible con saliva y neutrófilos.

Sospechamos de una infección en la glándula salival así que le dimos antiinflamatorio y antibiótico a Bob.

Después de una semana con tratamiento Bob seguía con fiebre y en una de las revisiones vimos que el bulto estaba mucho más grande y empezaba a supurar material purulento.

Nuestra sospecha fue  que Bob sufría una infección de la glándula salival mandibular derecha.

Las glándulas salivales pueden sufrir obstrucciones de los conductos y producirse sialocoeles o mucoceles, que son acúmulos de saliva debido a la obstrucción inflamatoria o por cálculos de los conductos que llevan la saliva de la glándula a la cavidad oral.  Normalmente los sialoceles no producen dolor ni manifestaciones sistémicas. Si un sialocele se infecta podemos tener un abceso en las glándulas salivales.

Pautamos tratamiento antiinflamatorio y antibiótico a Bob y lo anestesiamos para colocarle un drenaje penrose al bulto para que toda la pus pudiera drenarse al exterior.

Un drenaje penrose no es más que un tubito de plástico circular y abierto por los extremos que se coloca debajo de la piel  en heridas, mordeduras, abcesos… y sirve para que el acúmulo de líquido o material inflamatorio o infeccioso pueda salir al exterior.

penrose

Drenaje penrose.
Imagen de oc.lm.ehu.es.

images

 

Bob despertándose de la anestesia.

Bob ya desperto con su drenaje en el lado derecho del cuello.

Drenaje penrose.

Tres días después Bob está mucho mejor, más animado, quiere comer y no tiene fiebre. Dejaremos el drenaje pen-ose unos 5 días y a ver como evoluciona Bob.

Ya os iré contando!

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: