Tag Archives: embarazo psicológico perra

Mastitis secundaria a pseudogestación en la perra.

17 Sep

Hola!

DSC_1003

Esta es Noa, una pastor aleman de 5 años que ha venido a visitarse porqué le han visto un bulto en la zona mamaria.

Al explorar a Noa hemos detectado que tiene fiebre (39.9 ºC) y mucho dolor en la zona mamaria derecha, que además está abultada y muy caliente.

DSC_1001 (1)

Zona mamaria abultada, caliente y dolorosa.


DSC_1002

¿Qué le ocurre a Noa?

Pues Noa sufre una mastitis o inflamación de la glándula mamaria.

Suele producirse en el postparto o en hembras en pseudogestación.

Hay varias formas: mastitis aguda, mastitis gangrenosa, mastitis crónica y mastitis subclínica.

En la mastitis aguda podemos detectar alguna o más mamas calientes, enrojecidas y dolorodas. La hembra puede presentar fiebre. La secreción de la glándula puede ser marronácea, hemorrágica o amarillenta (pus(, aunque también podemos ver una secreción normal.

La mastitis gangrenosa se produce cuando una mamitis aguda se complica, se produce un abceso y el tejido se necrosa. Las glándulas afectadas estan frías, ennegrecidas y ulceradas. Suele producir síntomas de sepsis ( fiebre, anorexia, abatimiento o incluso signos de shock).

Las mamitis crónicas y subclínicas son mamitis raras que producen poca simptomatologia clínica. Las mamas afectadas sufren un ligero abultamiento y pocos cambios inflamatorios y clínicamente sospechamos de ellas en hembras con una mortalidad neonatal excesiva o en aquellas que los cachorros no ganen peso adecuadamente.

Las mamaitis se tratan con antibióticos. El uso de unos antibióticos o otros variará en función del PH de la leche.

Lo ideal para dar el antibiótico más adecuado sería realizar un cultivo y un antibiograma de la leche de la glándula afectada.

En perras lactantes se recomineda no retirar a los cachorros ya que ayudan al vaciado de la glándula. Solo se recomienda retirar a los cachorros en mamitis gangrenosas para evitar que les pase la infección o en los casos que los antibióticos dados a la madre puedan perjudicar a los cachorros.

Noa no tiene cachorros y lo que ha hecho es una mastitis secundaria a una pseudogestación o embarazo psicológicos.

Ahora le hemos dados inhibidores de la prolactina , antibiótico y antiinflamatorio y vamos a ver como evoluciona.

14122012019-e1355500551447

Los inhibidores de la prolactina se usan para “cortar” la producción de leche.

metacam

El meloxicam nos disminuirá la inflamación, mejorará el dolor y es antipirético. Imagen de http://www.unitedpharmacies.com.

descarga

La amoxicilina-clavulánico ha reultado ser adecuado para Noa. Imagen de http://www.gearga.com.

Si vemos que no mejora habremos de drenar la leche quirúrgicamente.

Ya os iré contando!

Iris Pérez.

Nina y la pseudogestación (gestación psicológica)

16 Nov

Hola a todos!

Hace unos días la propietaria de Nina, una yorkshire terrier de 9 años, vino a comentarnos que su perrita volvía a tener galactorrea (sus mamas secretaban leche) y que le había comenzado a hacer el tratamiento que ya le había funcionado con anterioridad.

Lo que Nina padece es una pseudogestación, comúnmente conocida como gestación psicológica.  Aún y el nombre, este problema no tiene una base psicológica sinó hormonal, debido a que las perras sean montadas o no por un macho y, aunque no se queden gestantes, hacen el mismo ciclo hormonal.

El ciclo de la perra esta formado por 4 etapas:

  • proestro: período en el que se prepara hormonalmente la ovulación (duración de 3 a 15 días).
  • estro: cuando se da lugar la ovulación y la hembra entra en el período de fertilización (duración de 5 a 15 días).
  • diestro: se produce el mantenimiento de la gestación y el período de lactancia en hembras gestantes (duración de 110 a 140 días).
  • anestro: fase de reposo sexual (duración de 30 a 180 días).
figura2

ciclo reproductivo perra -www.mundoanimalia.com

Como se puede observar en el esquema, al final del estro la hormona llamada progesterona (encargada de mantener la gestación) esta en su nivel más alto. Cuando el ciclo de la perra entra en el período de diestro se produce una bajada abrupta de la progesterona y un incremento de la concentración de prolactina.

images

ginecovetcucba.blogspot.com

En el caso de que la hembra se encuentre gestante, estos cambios hormonales inducen el parto y la secreción de leche. No obstante, este proceso hormonal también sucede en perras no gestantes como ya he comentado anteriormente.

¿Qué se puede observar en una perra con pseudogestación?

Los cambios que los propietarios pueden observar son: incremento de tamaño de las mamas, galactorrea (sobretodo en las mamas más caudales, traseras), lamido de las mamas (provocando dermatitis), actitud maternal (hacer nido, cavar, adoptar otros animales, juguetes o objetos varios), depresión o ansiedad, anorexia y un incremento de la vocalización (ladran más, lloran…).

¿Puede ser que no sea una pseudogestación?

Es importante que un veterinario examine al animal, ya que se debe descartar que realmente no haya una gestación real, que no exista una infección de matriz (piometra), determinar si hay presente una mastitis (infección e inflamación en las glándulas mamarias) o tumores mamarios, o que la causa de los síntomas sea otra enfermedad.

¿Se puede tratar una pseudogestación?

Si. El tratamiento se basa en administrar medicación para reducir los niveles de prolactina, como la cabergolina. Además es importante tratar la mastitis si ésta se encuentra presente.

Existen remedios como masajear las mamas con alcohol alcanforado y que la perra coma perejil, que pueden ayudar a disminuir el tamaño de las mamas y la producción de leche, pero muchas veces es insuficiente y es necesario dar medicación.

También suele ser útil observar si la perra ha “adoptado” un juguete, objeto… ya que es importante retirárselo para simular el destete y que deje de tener la necesidad de producir leche para alimentar a su “cachorro”.

¿Una perra puede repetir pseudogestaciones toda la vida?

Depende del animal, en muchos casos se suele repetir después de cada celo, aunque también hay animales que no la vuelven a padecer.

En estos casos lo ideal es esterilizar al animal, ya que al eliminar los celos, el ciclo hormonal que provoca la aparición de pseudogestaciones desaparece. Además de los múltiples beneficios de esterilizar a una perra (desaparición de los celos, elimina la probabilidad de aparición de piometras, disminución de los tumores de mama si se realiza a una edad temprana…).

Esperamos que Nina se recupere pronto y que os haya sido útil esta información.

Elisabet Villanego

A %d blogueros les gusta esto: