Tag Archives: fiebre

Piometra: una enfermedad frecuente.

26 Jun

Hoy os quiero hablar sobre una enfermedad que en la clínica veterinaria la vemos bastante a menudo.  Es por ello que vale la pena explicar un poco en que consiste.  Hablaremos de un caso:  una gata callejera que nos llegó en mal estado, teníamos que esterilizarla, pero decidimos realizar pruebas para ver que le pasaba.  Le detectamos piometra.

Gatita recogida de la calle

La piometra o metritis,  consiste en un acúmlo de líquido purulento dentro de la matriz de las perras y gatas.  Es por lo tanto infección grave del útero.  Es una enfermedad que se da más frecuentemente en perras y gatas de edad avanzada.  Normalmente se suele dar de uno a dos meses después del celo.

En la izquierda vemos un útero normal. Y en la derecha vemos un útero lleno de liquido purulento. Vemos la forma totalmente diferente.

Cuando una perra o gata sufre una piometra, ésta puede ser cerrada o abierta.   En el primer tipo, el cuello de la matriz esta abierto, el pus sale por la vagina, viéndose claramente.  En el segundo tipo el cuello esta cerrado y no sale nada por la vagina, este tipo es más difícil de diagnosticar y puede ser más grave y los animales estan más enfermos.

Como se produce esta enfermedad?:  En cada ciclo reproductivo del animal, la pared del útero se engrosa.  Esto al cabo del tiempo, debido a varios ciclos durante la vida del animal, produce quistes en la pared endometrial.  Esta enfermedad se llama Hiperplasia Endometrial Quística y precede a lo que mas tarde puede ser piometra.

 

Aqui vemos una matriz de perra abierta, con presencia de múltiples quistes.

 

Que vemos en nuestras mascotas cuando padecen esta enfermedad?  Podemos ver que nuestro animal esta muy decaído, puede presentar fiebre y ser muy alta.  Un signo que acompaña frecuentemente esta enfermedad es poliuria (orinar mucho) y polidipsia (beber mucho).  Si la piometra es abierta, un signo muy claro es la descarga vaginal, de un líquido purulento o hemorrágico-purulento.  Anorexia, deshidratación, etc… Tambien podemos notar abultamiento del abdomen, sobretodo en piometras cerradas, donde el acúmulo de líquido puede ser muy grande.

 

Se pueden realizar pruebas diagnósticas como analisis de sangre, radiografias, ecografía, etc… para confirmar el diagnóstico de piometra, sobretodo en los casos donde la piometra es cerrada, ya que es más difícil el diagnóstico.

 

Imagen radiografica de una piometra.

 

 

Imagen ecografica de una piometra.

 

El tratamiento puede ser de dos maneras, quirúrgico o médico.  Siendo mucho mas frecuente y con mucho mejor pronóstico el tratamiento quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico consiste en extirpar la matriz y los ovarios, o sea realizar una esterlización. La ventaja de este tratamiento es que si va bien, es totalmente curativa, y después de la cirugia se recuperan rápidamente.  El inconveniente, es que los animales con piometra pueden tener afectado el riñon, pueden estar deshidratados… en estos casos la cirugia se puede complicar.  El tratamiento médico consiste en utilizar fármacos que expulsen, mediante producción de contracciones uterinas, el pus fuera del utero.  Esto se puede realizar en perras donde se desee mantener sus capacidades reproductoras, pero es de alto riesgo porque la piometra puede volver a presentarse.

La complicación mas grave y a menudo mortal de esta enfermedad es la peritonitis.  Si la matriz se rompe o se lacera, y hay salidad de líquido purulento infeccioso a la cavidad abdominal,  la cirugia es urgente para salvar la vida del animal

Ahora os quiero poner una serie de fotografias de la gata callejera operada en nuestro centro.

 

La gatita preparada para la intevencion.

 

Exteriorizando el útero lleno de pus.

 

 

Vemos el utero engrosado y a punto de ser extirpado.

 

 

Imagen en detalle de un quiste ovárico muy grande. Estos quistes se ven frecuentemente en animales mayores.

 

El utero muy distendido, en los dos extremos vemos los ovarios con sendos quistes de gran tamaño.

 

Para acabar, solo comentar que esta es una enfermedad bastante frecuente en animales de edada avanzada.  Por eso una prevención muy buena, es esterilizar a nuestras perras y gatas cuando son jóvenes.

 

Muchas gracias y hasta pronto.

 

Pedro Carracedo.

 

 

 

 

 

Tumores mamarios II: En la perra.

23 Abr

Hoy hablaremos, y siguiendo con el tema anterior, de los tumores mamarios en la perra.    Igual que en la gata, la exploración de nuestra mascota es lo mejor que podemos hacer para detectarlos tempranamente, y así tener mucho mejor pronóstico.

Lo bueno que tenemos es que en el caso de las perras, el tanto por ciento de malignidad es del 50%, o sea la mitad son malignos y la otra mitad son benignos.

Pues bien, el caso que os presentó es Nuca, una perra mestiza muy simpática de 14 años.  Su propietario la trajo a nuestra clínica hace unos cuatro meses y le detectamos un tumor mamario de unos 5 cm de diámetro.   Decidieron no extraerle el tumor.

 

Aqui vemos a Nuca.

 

 

Cinco meses después, Nuca vino con fiebre, adelgazamiento y el tumor mamario mas grande, ulcerado e infectado.

Decidimos tratarla con antibióticos, anti inflamatorios y desinfección local del tumor.  Entretanto realizamos chequeo pre operatorio completo y una radiografía de tórax (igual que en el caso de los gatos.)  Tanto el chequeo como la radiografía resultaron ser normales.

 

Aquí esta Nuca con signos de fiebre y decaimiento.

 

 

Dos semanas más tarde, Nuca esta mucho mejor, ha cogido peso, el tumor esta menos ulcerado e inflamado.  Con lo cual decidimos extirpar el tumor, junto con la glándula mamaria.

Aquí esta el proceso de extracción.

 

Aquí vemos el tumor de gran tamaño y solo levemente ulcerado

 

 

 

Aquí vemos preparando el campo quirúrgico para realizar la extirpación el tumor

 

Aplicamos paños de campo, para aislar el tumor.

 

 

Aquí realizamos una incisión que tiene que ser de entre 2.5 a 3 cm del borde del tumor.

 

 

Extirpamos tumor realizando una incisión amplia.

 

 

 

Extirpamos junto al tumor también glándula mamaria, disecamos bien para una extracción total.

 

 

Finalmente cerramos la herida, y ponemos un drenaje de Penrose para evitar acumulo de fluido inflamatorio.

 

 

 

Estamos a la espera del resultado de la biopsia.  Con alta sospecha de que sea maligno, debido a que mide mas de 2.5 cm, esta ulcerado y esta muy adherido.

En perras una buena manera de evitar casi por completo que tenga tumores mamarios en un futuro, es realizar una ovariohisterectomia ( o sea esterilizarlas) antes de que la perra tenga el primer celo.  Así reduces hasta un 0.5% la posibilidad de que tenga tumores en un futuro, comparando con una perra no esterilizada.  Como siempre PREVENIR ES MEJOR!!!!!.

 

Os seguiremos contando

 

Pedro Carracedo

A %d blogueros les gusta esto: