Tag Archives: fosfatasa alcalina perro

Darla, un perra con la fosfatasa alcalina elevada.

23 Feb

Darla

Darla es una perra mestiza de 11 años esterilizada.

Sus dueñas, que se la quieren mucho, le realizaron hace pocas semanas una limpieza de boca y en el chequeo preoperatorio previo detectamos una elevación en la fosfatasa alcalina, una enzima hepática.

La fosfatasa alcalina es una enzima hepática que suele elevarse por múltiples causas.

Enfermedades que pueden alterar la fosfatasa alcalina o ALP: colestasis o obstrucción biliar, hiperplasia hepática, neoplasia, hepatitis crónica, tóxicos, pancreatitis, enfermedades de las vías biliares, enfermedades gastrointestinales, problemas endocrinos como la diabetes, el hiperadrenocorticismo o enfermedad de Cushing, el hipoadrenocrticismo o Adison, administración de ciertos fármacos como los glucocorticoides, animales en crecimiento, tumores ósseo, ciertas razas ( huskies y scotish terriers)…

En el caso de Darla, dado que era la única alteración de la analítica, decidimos hacer una ecografía abdominal para ver básicamente dos cosas: el parénquima hepático y las glándulas adrenales.

En la ecografía abdominal detectamos un aumento de tamaño de una glándula adrenal y alteraciones en el parénquima hepático (presencia de zonas más blanquecinas y un hígado de mayor tamaño).

darla 6

Hígado con parénquima heterogéneo.

 

 

darla 1

Zona hepática con estructura más blanca ( azul).

 

darla 5

Glándula adrenal derecha aumentada de tamaño.

 

darla 4

Glándula adrenal derecha con área blanquecina ( no normal).

 

Con estos cambios ecográficos decidimos hacer una prueba para confirmar o descartar la enfermedad de Cushing o hiperadrenocorticismo, ya que es una enfermedad hormonal que puede producir aumento de las glándulas adrenales y cambios en el parénquima hepático.

Los resultados de esta prueba salieron negativos, pero no podemos descartar del todo la enfermedad de Cushing.

¿ Qué le ocurre a Darla?

Vistos los resultados de las pruebas sabemos qué algo raro hay en el hígado y en la adrenal de Darla.

Los cambios ecográficos y analíticos indican una alteración en el hígado pero no especifican qué problema hay.

Con los cambios ecográficos podemos sopechar de problemas degenerativos, fibrosis o tumores de hígado.

Para poder saber qué hay en el hígado de Darla lo ideal es hacer una biopsia hepática. Antes pero hemos de descartar bien la enfermedad de Cushing o otras enfermedades adrenales. Para hacerlo vamos a hacer dos pruebas: una ratio cortisol/creatinina en orina, que en caso de salir negativa descarta del todo la enfermedad de Cushing y una medición de la presión arterial para descartar tumores adrenales como el feocromocitoma, un tumor que produce elevaciones de la presión arterial. La enfermedad de Cushing también puede producir aumentos de la presión arterial.

Si todo sale bien deberemos hacer una biopsia hepática.

La biopsia hepática consiste en coger un fragmento de hígado alterado y enviarlo al laboratorio de histopatología para su estudio.

 ¿ Cómo podemos hacer la biopsia hepática?

La podemos hacer de tres maneras:

– Laparotomía exploratoria: abrimos cavidad abdominal con el animal anestesiado y cogemos una muestra de hígado.

Ventajas: visualmente podemos ver las zonas con aspecto diferente y coger muestra, podemos controlar el sangrado.

Desventajas: hemos de abrir abdomen la cual cosa requerirá una herida abdominal con puntos.

– Punción con trucut. Se trata de coger una muestra de hígado con el animal sedado y guiados mediante un ecógrafo. Se introduce una especie de pinza que corta el tejido y nos permite ibtener la muestra.

Ventajas: no hay incisión. Mínimamente invasiva.

Desventajas: no controlamos el sangrado, cojemos una muestra hepática pequeña.

506-Fig27tru-cut

Pinzas trucut. Imagen de http://www.conganat.org.

 

– Laparoscopia: introducimos un endoscopio en cavidad abdominal y obtenemos muestras de hígado. Requiere anestesia del animal.

Ventajas: herida pequeña, podemos cojer muestras de zonas alteradas, controlamos el sangrado.

Desventajas: coste.

Ya os iré contando la evolución de Darla.

Iris Pérez.

Diagnóstico de un liposarcoma esplénico: el caso de Charly

4 Feb

¡Hola a todos!

Os presento a Charly, un cruce de perro de aguas de casi 13 años de edad. Hace unas semanas Charly acudió  a nuestro centro porque su propietaria había observado que no se quería mover demasiado, parecía que le dolía una de sus patas delanteras.

2015-01-30 11.30.15

Charly

Charly siempre ha tenido bastante carácter, no se suele dejar explorar demasiado. Tras verlo caminar y manipularlo se pudo observar que presentaba dolor en la manipulación de la articulación escapulo-humeral (su hombro) derecho. Lo ideal en estos casos es administrarle unos días de antiinflamatorio, pero debido a que es un animal mayor y podría tener alguna alteración a nivel de sus riñones o algún otro órgano interno se acordó con su propietaria realizar un pequeño chequeo sanguíneo.

¿Qué se pudo observar en este chequeo?

En general todo resultó normal exceptuando una de las bioquimicas sanguineas, la fosfatasa alcalina, que se encontraba bastante incrementada. Este parámetro se puede ver alterado por varios motivos:

  • anormalidades en el tracto biliar: colecistitis (inflamación-infección en los conductos y vesícula biliar), colelitiasis (cálculos en los conductos), pancreatitis, rotura de la vesícula biliar…
  • un problema pancreático: colangiohepatitis, hepatitis crónica, cirrosis, neoplasia hepática…
  • otras enfermedades: diabetes mellitus, hiperadrenocorticismo, hernia diafragmatica, erlichiosis…

Así pues además de tratarle el dolor que presentaba Charly en su pata, se decidió realizarle más pruebas para determinar el origen de la alteración en su analítica. Por un lado se realizó una determinación de ácidos biliares para observar como trabajaba el hígado, siendo su resultado correcto.

Además como no se dejaba explorar mucho era díficil realizar una correcta palpación abdominal para intentar buscar alguna alteración evidente, así que se le realizó una ecografia abdominal para determinar si había alguna masa en hígado o en otro órgano, o un posible problema en sus adrenales, principalmente.

04.06.02 hs__[0006420]

bazo de Charly- imagen Sonovet

04.05.23 hs__[0006418]

masa en bazo de Charly – imagen Sonovet

 

Como se puede observar en las imágenes anteriores, Charly presentaba una masa de 13 x 7.88 cm en su bazo. Esta masa estaba presionando el hígado, cosa que nos indicaba porqué el valor de fosfata alcalina se encontraba elevado mientras el hígado funcionaba correctamente y se observaba sin alteraciones en la ecografía. Además se pudo ver una pequeña masa en uno de sus riñones.

¿Que tratamiento siguió Charly?

El tratamiento de elección ante una masa tan grande fue realizar una esplenéctomia, esto implica que Charly tuvo que entrar a quirófano para que le extirparamos el bazo. Mediante esta cirugía se elimina el tejido tumoral y se puede enviar al laboratorio para que nos digan que tipo de masa es, benigna o maligna, y que tratamiento post quirúrgico necesita para evitar que vuelva a aparecer en algún otro lugar.

masa en bazo de Charly

masa en bazo de Charly

masa en bazo de Charly

IMG-20150204-WA0004

masa en riñon de Charly

 

¿Cuál fue el resultado de la biopsia?

Se obtuvieron diferentes resultados de los tejidos que se enviaron al laboratorio, por un lado, en el riñón había una imagen de nefritis intersticial crónica (una lesión antigua y que ya no presentaba ninguna alteración mayor). Por otro lado, en el bazo se obtuvieron dos neoplasias diferentes:

  1. Liposarcoma esplénico/Mesenquimoma maligno, con hemorragia y necrosis. Se trata de una proliferación tumoral maligna.
  2. Focos de mielolipoma. Son neoplasias benignas poco frecuentes de localización esplénica, hepática o adrenal. En el caso de las lesiones esplénicas, la esplenectomía es resolutiva en la mayor parte de los casos.

Pronto os daré más detalles de esta neoplasia maligna que se le ha diagnosticado a Charly y del tratamiento que hemos comenzado a hacer esta misma semana. Con este post quería recordar lo necesario que es realizar revisiones y analíticas sanguíneas a los animales geriátricos, ya que Charly sólo vino a visitarse por una cojera y le hemos podido encontrar a tiempo un tumor que de haber seguido creciendo podría haber sido letal para él.

 

Elisabet Villanego

A %d blogueros les gusta esto: