Tag Archives: glóbulos rojos

Anemia aplásica: una enfermedad grave.

6 Ago

Os quiero presentar el caso de Flor, una gata de seis años que siempre ha tenido problemas de alergia en la piel.    Su alergia puede llegar a ser tan grave, que le produce muchos picores y graves.  Se rasca continuamente la cara y se produce grandes heridas.

Flor.

Bien, a Flor debido a la gravedad de los síntomas, le dimos una medicación para controlar la atopia.  La atopia es un problema de piel, la piel se inflama debido a pólenes, ácaros del polvo.., etc..  En su caso empezamos con tratamiento a base de medicación y con vacunas especiales para alergia.

Flor con síntomas graves de piel por alergia, esto se lo ha hecho ella misma rascándose.

Alergovet, empresa que se dedica a fabricar immunoterapia para perros y gatos.

Flor respondió muy bien a la medicación y se controló muy bien su picor e inflamación de piel.

Pero hace una semana Flor vino muy delgada, con una herida sangrante y infectada en la encía.  Vimos que había perdido medio kilo y estaba muy deshidratada.

Flor

Realizamos analíticas de sangre, y detectamos anemia severa, los glóbulos blancos muy bajos y las plaquetas en sangre también muy bajas.  Son los tres componentes principales de la sangre, cuando están todos bajos, sospechamos de alguna problema de médula osea.

Glóbulos rojos.

Un glóbulo blanco con globulos rojos alrededor.

Plaquetas, tienen el menor tamaño de las tres.

La médula osea es donde se fabrica principalmente la sangre.  Esta normalmente en el interior de huesos largos, como el fémur, húmero, cadera….   Es el tuétano comúnmente conocido.

Para conocer que le pasaba a Flor, decidimos analizar su médula osea.  Hicimos una punción en el tuétano de su fémur y obtuvimos una muestra para analizar.    Para la aspiración se utilizan agujas especiales.

Medula osea en vista macroscópica.

Agua para obtener médula osea.

Después de analizar la médula osea, vimos que esta no era funcional, o sea que tenía muy poca celularidad.  En pocas palabras la “fábrica” de la sangre había dejado de funcionar.  A esta enfermedad la llamamos Anemia Aplásica.  El bajo número de células rojas provoca anemia, el bajo número de glóbulos blancos produce infecciones… y las plaquetas en bajo número puede producir hemorragias.

Localización en el perro de zonas para extracción de médula osea.

Al mismo tiempo descubrimos que la herida de la encía estaba muy infectada, la curamos y dimos a Flor antibióticos de amplio espectro para evitar infecciones y hicimos una transfusión sanguínea porque la anemia era muy severa, y comprometía la vida de Flor.

Sangre para transfusión.

Hay varias causas que puede provocar Anemia aplásica a Flor.  Por ejemplo una enfermedad transmitida por garrapatas llamada Erlichiosis, problemas tumorales de médula osea, sepsis,  idiopático (si causa conocida), por fármacos…  A Flor la hemos medicado para Erlichiosis, le hemos hecho curas de la herida en la encía (posible causa de sepsis.))..

Diez días mas tarde, esta mejor.  Tiene mas plaquetas, mas glóbulos rojos y mas glóbulos blancos.  La causa mas probable es la herida en la encía que estaba muy infectada, esto ha provocado sepsis (infección generalizada) y esto a su vez Anemia aplasica.

Os iremos contando que tal le va a Flor.

Pedro Carracedo.

AUTOMEDICACIÓN EN PERROS Y GATOS

7 Jun

Imagen de dra-amalia-arce.blogspot.com.

Es frecuente que muchos propietarios de animales nos pregunten a los veterinarios si le puden dar una “aspirina” o un “ibuprofeno” a su animal porque lo ven triste o va cojo o les parece que está caliente, nuestra respuesta siempre es la misma: NO, NUNCA.

Imagen de gatoegipcio.info.

 

El metablolismo del perro y sobretodo del gato no es el mismo que el de las personas y muchos medicamentos que se utilizan en medicina humana son tóxicos o requieren dosis y posología muy diferentes.

 

Os voy a hablar de los fármacos potencialmente más peligrosos para nuestras mascotas: los antiinflamatorios no esteroideos.

 

Dentro de este grupo de fármacos encontramos el paracetamol, la aspirina o el ibuprofeno.

Todos estos medicamentos no deberían usarse en nuestros animales a excepción de la aspirina que puede usarse en determinadas patologías como problemas cardíacos en gato pero a dosis especiales y sólo bajo supervisión veterinaria.

 

La sustancia más peligrosa de estas tres es el paracetamol.

 

Esquema del complejo sistema de metabolismo del paracetamol.
Imagen de ropana.cl.

 

El paracetamol se metaboliza en el hígado transformándose en un metabolito tóxico llamado N-acetil-p-benzoquineimina (NAPQI).

El hígado mediante un sistema enzimático transforma el NAPQI en una sustancia no tóxica que puede ser eliminada del organismo.

 

Los gatos son deficientes en el sistema de transformación del NAPQI en una sustancia no tóxica.

Si un gato toma paracetamol el NAPQI no se puede degradar y produce signos de toxicidad que pueden causar la muerte del animal.

¿Qué signos produce?

 

–         Hace que la hemoglobina de los glóbulos rojos se oxide a metahemoglobina y forma cuerpos de Heinz. Los glóbulos rojos con metahemoglobina no pueden fijar el oxigeno y transportarlo por los tejidos. Los cuerpos de Heinz hacen que los glóbulos rojos se rompan. Todo esto provoca disnea o dificultad respiratoria, anemia, depresión, letargia y finalmente coma y muerte del animal.

Frotis sanguíneo de un gato intoxicado por paracetamol.
Podemos ver los cuerpos de Heinz en los eritrocitos o glóbulos rojos (flechas negras).
Imagen de argos.portalveterinaria.com.

–         Produce daño hepático y fallo hepático agudo que puede conducir también a la muerte del animal. Es lo más frecuente en el perro.

Tubo izquierdo: sangre oscura ya que no está oxigenada porqué la hemoglobina de los glóbulos rojos se ha transformado en metahemoglobina y no puede fijar el oxigeno.
Tubo 2: sangre normal.
Imagen: michvet.com

 

¿Existe tratamiento?

Hay un antídoto, la N-acetilcisteína, que dado a tiempo puede salvar la vida del animal, todo depende del daño tisular que haya sufrido.

Como conclusión: si a vuestro animal le pasa algo siempre consultad al veterinario y NUNCA dar medicaciones  ninguna  a no ser que os la haya recetado vuestro veterinario.

Imagen de mund0-f3liz.blogspot.com.

 

El virus de la leucemia felina y Dominó

20 Feb

Hoy voy hablar del virus de la leucemia felina, para hacerlo os quiero presentar a Dominó, uno de los gatos de nuestra clínica que des de hace años es portador de este virus. Por suerte Dominó está sano y no ha desarrollado la enfermedad. En esta foto no sale demasiado guapo pero es que no le gusta nada la cámara!

El virus de la leucemia felina (FeLV) es una causa de enfermedad común e importante que provoca incluso la muerte en los gatos.

El virus se transmite por contacto directo y prolongado entre gatos. La mayor concentración de virus se presenta en la saliva de un gato infectado, de esta manera el virus se disemina por hábitos donde hay intercambio de saliva entre los gatos, como el acicalamiento o compartir el comedero y el bebedero. La transmisión del virus también   puede estar causada por mordeduras o por contacto con orina y heces que contengan el virus. Exite también una transmisión vertical (madre-feto) durante la gestación o a través de la leche materna.

¿Qué síntomas causa el FelV?

No todos los gatos que se exponen al virus llegan a estar infectados de forma permanente. Hay animales en los que su sistema inmunitario logra eliminar el virus.

Los animales que se infectan permanentemente pueden desarrollar diferentes enfermedades ya que su sistema inmunitario está debilitado por el virus y son más propensos a infecciones.

En un 25% de gatos infectados se produce anemia por infección de la médula ósea por el virus o por destrucción de glóbulos rojos como respuesta de su sistema inmunológico.

Un 15% de gatos pueden desarrollar cáncer, en concreto diferentes formas de linfoma.

¿Hay tratamiento?

No hay ningún tratamiento contra el virus, los tratamientos existentes sirven para mantener la calidad de vida del animal. Si hay anemia se pueden realizar transfusiones de sangre, para el cáncer se pueden hacer tratamientos quimoterápicos, se pueden tratar las infecciones secundarias…

El pronóstico para un gato positivo con síntomas no es bueno. Si el animal es positivo pero no tiene síntomas puede tardar meses o años a desarrollar la enfermedad.

¿Cómo se puede evitar?

Existe una vacunación contra el virus de la leucemia para animales que tengan riesgo de exposición (gatos con acceso al exterior y contacto con gatos no controlados).

Lo más importante es la prevención y la detección precoz. Cuando un gato entra en un hogar nuevo debería realizarse un test de sangre para detectar si tiene el virus de la leucemia o no. En caso de ser positivo, el veterinario  deben evaluar los riesgos con el propietario.

El virus es contagioso a otros gatos pero no a otros animales o personas.

 Iris Pérez

A %d blogueros les gusta esto: