Tag Archives: head tilt perro

Chloe no se puede levantar : de la pesadilla a la gran mejoría.

26 Ene

El verano pasado, a finales de Agosto, la dueña de Chloe nos llamó muy preocupada: su perra llevaba unos días sin poder levantarse, con la cabeza inclinada hacia la izquierda, y dando vueltas sobre sí misma. Tenían que ayudarle a comer y beber con una jeringuilla, y se hacía pipí encima.

Para colmo, toda la familia estaba viajando en velero por la costa española y debido a las condiciones meteorológicas no podrían acercarse a puerto hasta al cabo de unos días…

Le indiqué a sus dueños que lo mejor que podían hacer era seguir alimentando a Chloe y enviarme algún vídeo que me permitiera ver lo que estaba ocurriendo, para ir pensando en su caso y poder ayudarle en cuanto llegaran a tierra.

En el barco, Chloe no puede comer por sí sola y necesita que la alimenten con una jeringa:

Tampoco se puede levantar:

En el siguiente vídeo vemos cómo Chloe no puede incorporarse:

En este otro vídeo, Chloe intenta levantarse sin éxito:

Una vez en casa, sigue en una situación difícil, sin poder desplazarse:

El examen neurológico de Chloe muestra un estado mental normal, la inclinación de la cabeza hacia la izquierda, la incapacidad de desplazarse y de mantener la postura erguida, dando vueltas sobre sí misma.

Las reacciones posturales están disminuidas en el lado izquierdo, los reflejos espinales son normales y los pares craneales también. No hay zonas de hiperestesia.

Todo ello permite determinar que Chloe padece un síndrome vestibular.

Un síndrome vestibular es una alteración neurológica caracterizada por síntomas como los que presenta Chloe. Una vez identificado este conjunto de síntomas (síndrome), es importante determinar si se trata de un síndrome vestibular central (lesión del sistema nervioso central) o periférico (lesión del oído medio, interno).

Para ello es necesario además de explorarla hacer un análisis del líquido cefaloraquídeo, así como una resonancia magnética del cráneo.

Estas pruebas fueron realizadas en el Hospital Veterinari Canis de Girona, dónde Chloe fue visitada por el Dr. Jose Gorraiz, especializado en neurología.

¡Gracias a todo el equipo por su gran ayuda y su excelente trato!

Lesión en la zona pontomedular izquierda mostrada por la resonancia magnética (a la izquierda de la flecha roja; es la zona algo más clara).

La resonancia magnética mostró una  lesión difusa hiperintensa en T2 zona pontomedular izquierda, iosintensa en T1 y con captación homogénea y difusa de contraste.

El estudio del líquido cefaloraquídeo reveló una  pleocitosis mononuclear leve (contaminación con sangre).

Con todo ello, el diagnóstico más probable era una  Meningoencefalitis de origen desconocido.

El tratamiento consiste entonces en la administración de corticoides a dosis elevadas ya que se sospecha de una causa inflamatoria.

Chloe empezó tomando 2 mg/kg cada 12 h de Prednisona durante 1 mes, luego 1 mg/kg cada 12 h durante otro mes.

Poco a poco, Chloe empieza a mejorar:

De este modo, al cabo de 1 mes de tratamiento, el 7 de Octubre, Chloe había mejorado mucho:

Un mes después, el 10 de Noviembre, Chloe se desplaza por casa correctamente:

A partir del 25 de Noviembre, bajamos la dosis de corticoide a 1 mg/kg 1 vez al día.

Al cabo de otro mes, el 9 de Diciembre, juega como si nada:

Un mes más tarde, el 15 de Enero, la mejoría se consolida:

Bajamos otra vez la dosis de corticoide a 1 mg/kg a días alternos.

Esta dosis la mantendremos durante 2 meses y seguiremos vigilando la evolución de Chloe.

La respuesta de Chloe a la medicación ha sido excelente.

Recordando cómo estaba al principio, en el barco con sus dueños angustiados por poder ayudarla, hemos pasado de la pesadilla a la alegría de verla recuperar la calidad de vida.

El problema de Chloe era una meningoencefalitis de causa inflamatoria, que ha respondido al tratamiento con Prednisona a dosis elevadas , y luego decrecientes.

Tenemos que ir reduciendo pues la dosis muy gradualmente y el tiempo dirá si podemos retirar del todo la medicación y durante cuánto tiempo.

¡¡¡ En cualquier caso, la evolución de Chloe es una gran satisfacción !!!

Y también, por supuesto, felicitar a sus propietarios por el esfuerzo que han hecho y hacen y por colaborar en este post con tantos vídeos que permiten explicar la historia de Chloe visualmente. Gracias, muchas gracias.

Espero que os haya gustado,

David Prandi Chevalier

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Síndrome vestibular geriátrico: el caso de Maya.

8 Ene

Maya es una perrita de casi 14 años que vino a visitarse el otro día. Su dueño nos comentó que llevaba dos días un poco rara: ladeaba  la cabeza y al andar se descoordinaba y se caía.

Exploramos a Maya exhaustivamente y vimos que presentaba un head tilt hacia la derecha, es decir, torcía la cabeza hacia la derecha.

 

¿Qué le ocurre a Maya?

Maya sufre un síndrome vestibular periférico. Un síndrome vestibular es una alteración en el sistema del equilibrio.

Hay diversas enfermedades que pueden ocasionar un síndrome vestibular en el perro, entre ellas las otitis ,  tumores en el oído medio, pólipos nasofaríngeos, toxicidad ótica por aminoglicósidos (un tipo de antibiótico), hipotiroidimo, trauma o el síndrome vestibular geriátrico o idiopático.

Después de examinar  Maya y ver que todo estaba normal, incluso la exploración ótica completa, le realizamos un chequeo completo para ver si podía existir alguna alteración en el hemograma o en las bioquímicas que nos hicieran sospechar de alguna enfermedad sistémica que explicara sus síntomas.

El chequeo de Maya era normal, así que por los síntomas, la edad, la exploración y el curso de aparición del cuadro sospechamos que Maya sufría un síndrome vestibular geriátrico.

En el siguiente vídeo podéis ver como andaba Maya el día de la visita:

¿Qué es un síndrome vestibular geriátrico?

Un síndrome vestibular geriátrico o síndrome vestibular idiopático o síndrome vestibular del perro viejo es la causa más frecuente de disfunción del sistema vestibular periférico en perros viejos, con una media de presentación de 12.5 años.

Está caracterizado por la aparición rápida de head tilt, pérdida de equilibrio, ataxia o incoordinación y nistagmo horizontal o rotatorio.

El nistagmo es un movimiento involuntario de los ojos (ver siguiente vídeo).

Los perros afectados pueden tener nauseas y vómitos debido a la sensación de mareo.

Todo perro geriátrico con aparición brusca de estos síntomas sin ninguna otra alteración neurológica son sospechosos de padecer este problema.

El diagnóstico se basa en los signos clínicos, la exclusión de otras causas que produzcan síndromes vestibulares, las alteraciones en el examen físico y la evolución de los signos clínicos con el tiempo.

Generalment la recuperación es completa en 1-2 semanas y no hace falta instaurar ningún tratamiento todo y que el uso de medicaciones para el mareo y los vómitos son beneficiosas.

De momento hemos inyectado maropitant a Maya, una medicación útil para los vómitos y el mareo.

Ya os explicaré cómo evoluciona Maya.

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: