Tag Archives: hipertiroidismo gato

Kiku, un gato con plantigradísmo.

20 Nov

DSC_1134

Kiku, con un marcado plantigradismo.

 

Hola!

Os presento a Kiku, un gato de 19 años.

Kiku no ha tenido ningún problema grave pero en el año 2011 se le diagnosticó una insuficiencia renal crónica.

La insuficiencia renal crónica o fallo renal crónico, es una de las enfermedades más comunes en los gatos mayores.  Se estima que alrededor de uno de cada 5 gatos de más de 15 años presenta fallo renal.

images

Estructura de un riñón de gato. Imagen de blogdeproyectogato.blogspot.com.

 

Como su nombre indica es un fallo en la función de los riñones que se produce de forma progresiva.

La insuficiencia renal crónica se produce cuando existe un daño en los riñones prolongado e irreversible, que impide su funcionalidad para filtrar y eliminar los productos de desecho de la sangre. En la mayoría de los casos en los que se diagnostica una insuficiencia renal no se conoce la causa exacta de la enfermedad.

El tratamiento de la insuficiencia renal crónica es  básicamente sintomático, es decir, se tratan las posibles complicaciones.

Kiku lleva unos años medicado y con una dieta especial y en principio la enfermedad está estable y controlada.

 

 

Hoy ha venido a vernos porqué camina raro y al examinarlo hemos visto que tanto las extremidades anteriores como las posteriores estaban plantígradas:

descarga (1)

Imagen de vetbcn.wordpress.com.

 

DSC_1134

Existen numerosas enfermedades sistémicas en los gatos que pueden manifestarse con alteraciones en el sistema locomotor. No obstante, estas manifestaciones suelen ser menos evidentes en el gato que en el perro. El gato debido a su bajo peso y su gran agilidad es capaz de compensar y disimular muy bien los signos propios de
enfermedades musculoesqueléticas o neurológicas, como pueden ser las cojeras. Es frecuente en los gatos con problemas locomotores, especialmente si cursan con dolor o incapacidad de movimientos, que el cuadro clínico sea de resistencia a moverse, intolerancia al ejercicio, cambios de conducta, irritabilidad, falta de higiene,
trastornos de la eliminación, más que un cuadro obvio de cojeras.

¿Qué enfermedades pueden producir plantígradismo en gatos?

Hay múltiples enfermedades como polimiositis ( inflamación de los músculos), enfermedades articulares, miopatía hipocalemica, miopatía asociada al hipertrioidismo, neuropatía diabética…

Por la edad de Kiku y su historial de insuficiencia  renal crónica, en un principio sospechamos de una posible miopatía hipocalemica.

Los signos clínicos de debilidad generalizada, dolor y ventroflexión cervical normalmente aparecen cuando los valores de potasio estan por debajo de 3 mEq/l y la causa más frecuente de la hipocalemia es la presencia de una insuficiencia renal crónica (IRC) ya que esto produce la pérdida de grandes cantidades de potasio en la orina.

En el caso de Kiku los valores de potasio estaban normales y ampliamos el diagnóstico.

Por su edad sospechamos de un posible hipertiroidismo o una diabetes y realizamos una medición de glucosa y de t4.

Aproximadamente alrededor del 10 al 30% de gatos hipertiroideos pueden manifestar signos de debilidad neuromuscular generalizada, temblores musculares y más raramente ventroflexión cervical. Generalmente el origen es muscular y se ha comprobado como el exceso de hormonas tiroideas sobre el metabolismo celular, aunque en algunos casos los signos pueden ser debidos a la hipokalemia concurrente. Los signos se resuelven con la resolución del estado hipertiroideo.

La neuropatía diabética es una alteración neurológica periférica asociada a diabetes mellitus tipo II.  Aparece aproximadamente en un 10% de los gatos diabéticos y en algunos casos puede ser el motivo principal de la consulta ya que los signos más típicos de
diabetes mellitus en los gatos pueden pasar inadvertidos por el propietario. Suele afectar de forma simétrica a las
extremidades posteriores y el cuadro clínico más frecuente es el plantigradismo, paraparesis y atrofia muscular. No se conoce la etiopatogenia exacta, pero pueden producirse cambios metabólicos derivados de la hiperglicemia. Las alteraciones suelen ser reversibles y mejorar al tratar la diabetes.

Al medir la gluocosa de Kiku estaba por encima de 300, un valor muy elevado y le diagnosticomos diabetes mellitus.

Como ya os hemos contado en otros post la diabetes es una enfermedad compleja, causada por una deficiencia relativa o absoluta de insulina que produce una hiperglucemia (niveles elevados de glucosa en sangre) y glucosuria (glucosa en orina). La diabetes mellitus es más común en gatos mayores. Los gatos castrados, los machos, y los gatos obesos tienen un riesgo más elevado de desarrollar está enfermedad.

Los síntomas clínicos que produce son: poliuria (orinar mucho), polidipsia (beber mucho), aumento del apetito , pérdida de peso y puede provocar plantigradísmo.

El tratamiento es la administración de insulina ( http://wp.me/p2cDmE-uf) .

1

Caninsulin.

2

Aguja especial para la administración de insulina.

 

Existen diferentes tipos de insulina, en el caso de Kiku, por questiones económicas, hemos optado por administrar caninsulin dos veces al día con la comida y ahora hemos de realizarle una curba de glucosa para ver si hemos de ajustar la dosis o no.

Fuente: http://www.ivis.org/.

Iris Pérez.

Cami, un gato hipertiroideo que no respira bien.

11 Feb

Cami es un gato de 17 años que ha venido ha visitarse.

DSCN9891

Cami lleva ya varios meses que vomita mucho y sus dueños lo ven raro.

Lo más preocupante es que hoy Cami está muy quieto y débil y no respira demasiado bien.

Su  dueño ha visto que tiene como “ataques” y nos ha enviado varios vídeos para poder ver lo que hace Cami, la cual cosa nos ha sido de gran ayuda porqué Cami no sufre estos síntomas en la consulta.

En estos vídeos vemos que Cami sufre síncopes o desmayos, que muchas veces pueden parecer ataques epilépticos.

Cami tienen mucho carácter y cuesta mucho explorarlo porqué se pone bastante agresivo con nosotros. Por suerte hemos podido hacerle una radiografía de tórax y hemos visto que tiene un derrame pleural, cosa que puede explicar la causa de sus síncopes.

Radiografía de un derrame pleural.

Derrame pleural.

Por la edad del animal, el cuadro clínico y los resultados de su analítica general hemos sospechado de un problema de hipertiroidismo y hemos realizado una medición de T4 total en sangre y nos ha salido muy elevada( 110 cuando lo normal es entre 7.8 y 42.7) diagnosticándolo de hipertiroideo.

El hipertiroidismo es una enfermedad producida por un tumor, la mayoría de veces benigno, en la glándula tiroides, la cual cosa provoca un aumento en la producción de hormonas tiroideas. Suele afectar a gatos de más de 8 años y se piensa que un factor de riesgo son las comidas de lata y los tratamientos para ectoparásitos

Los signos clínicos del hipertiroidismo se caracterizan por un hipermetabolismo y podemos ver animales que pierden peso a pesar de comer mucho, animales con vómitos o diarreas, hiperactivos o débiles, con cambios comportamentales, deshidratados  y con alteraciones cardíacas.

En el caso de Cami nos hemos encontrado con un gato hipertiroideo con manifestaciones cardíacas graves.

En ocasiones, el exceso de hormonas tiroideas va asociado con una hipertrofia del corazón, sus paredes se vuelven más gruesas y el corazón no bombea adecuadamente la sangre, produciéndose acúmulo de líquido en el pulmón y signos de insuficiencia cardíaca.

Ahora hemos de tratar a Cami, primero hemos de  ayudarlo a respirar mejor mediante drenaje del líquido torácico, diuréticos para eliminar el líquido y ayudar al corazón y oxigenoterapia.

Muestra del líquido pleural.

Una vez estabilizado podremos empezar a tratar el hipertiroidismo con  metimazol oral. Es muy importante  que el animal se tome la medicación para poder tratar esta enfermedad, aquí el propietario tiene un papel fundamental.

Muchas veces los problemas de corazón desaparecen al tratar el hipertiroidismo.

Ahora habremos de realizar controles a Cami cada 15 días para ver si sus valores de T4 se normalizan y para valorar su función renal ya que el hipertiroidismo puede enmascarar una lesión renal y si la detectamos a tiempo podemos tratarla a tiempo.

Ya os iré informando de la evolución de Cami.

DSCN9893

Iris Pérez.

¿Cuál es la causa del Hipertiroidismo felino?

24 Jun

El hipertiroidismo felino es una enfermedad frecuente en gatos de avanzada edad. También llamado tirotoxicosis, el hipertiroidismo es debido a un incremento en la producción de las 2 principales hormonas tiroideas, llamadas Tiroxina (T4) y Triyodotironina (T3·) por parte de un tumor tiroideo.

Las hormonas tiroideas afectan a casi todos los órganos del cuerpo; juegan un importante papel en el control del metabolismo y por lo tanto del nivel de actividad general. El incremento de la tasa metabólica explica porqué los gatos hipertiroideos tienden a consumir energía muy rápidamente y sufren pérdida de peso a pesar de un apetito aumentado y de una ingesta aumentada.

Gato hipertiroideo: delgado a pesar de comer mucho, normalmente de avanzada edad.

Gato hipertiroideo delgado en el momento del diagnóstico.

Los primeros gatos hipertiroideos diagnosticados lo fueron en 1979 por el Dr. Mark Peterson, en USA. Desde entonces, el hipertiroidismo se ha convertido en la enfermedad endocrina (hormonal) más frecuente en gatos.
En España, el primer veterinario en describir esta enfermedad fue Carlos Melián, en Las Palmas de Gran Canaria, que diagnosticó la enfermedad en 2 gatos.
En la península ibérica, el primer gato hipertiroideo descrito fue Lelo, que acudió a Clínica Veterinaria Betulia en 1999, ya con 18 años y muy delgado a pesar de comer mucho.

Sin embargo, no está clara la causa del incremento del hipertiroidismo felino en determinados países.
Sin duda, el mayor conocimiento de la enfermedad por los veterinarios y el incremento de la población felina han influido. Sin embargo, el incremento de casos no sólo se debe a una mayor población y a su envejecimiento. Probablemente sea una enfermedad nueva que se ha desarrollado en los últimos 30 años.

La incidencia de hipertiroidismo felino varía según el país y según la región. Es una enfermedad diagnosticada frecuentemente en Norteamérica, Europa, el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. Recientemente, se ha descrito un incremento de casos en Japón. Sin embargo, la enfermedad es mucho menos frecuente en países como España.

Cambios del tiroides asociados con el Hipertiroidismo felino.

El tiroides se localiza en el cuello, por detrás de la laringe (nuez de Adán) y junto a la tráquea.
En todas las especies, incluido el gato, el tiroides es una glándula compuesta por 2 lóbulos con forma de cono. En la mayoría de gatos con hipertiroidismo, un tumor benigno (no canceroso) se desarrolla en uno o los dos lóbulos del tiroides.
El cáncer de tiroides (carcinoma) es la causa del 5% de los casos de hipertiroidismo felino.

La glándula tiroides, con sus 2 lóbulos, uno a cada lado de la tráquea.
Cuando aumenta de tamaño es posible palparlos.

Nódulos tiroideos visible mediante gammagrafía (usando isótopos radiactivos).

Engrosamiento del tiroides palpable.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es lo que hace que se desarrollen estos tumores tiroideos?

Hasta la fecha, los factores subyacentes responsables de los cambios tiroideos no están claros y probablemente influyan diversas causas a la vez. Sin embargo, numerosos estudios han señalado factores ambientales y nutricionales que pueden influir en porqué y cómo se desarrolla esta enfermedad.

Posibles factores de riesgo

Las comida de lata que tienen recubrimiento interno de plástico y dispositivo de abertura propio (que no necesitan abrelatas): puede deberse a productos químicos como el bisfenol-F procedente del recubrimiento interno de estas latas.

Una de las latas favoritas de los gatos en España.
El recubrimiento plástico interno puede favorecer el desarrollo de hipertiroidismo felino.
En personas, el recubrimiento de latas de bebida, botellas de plástico, tupperwares, etc. tiene un riesgo frente al que no actuamos.

Otra de las latas “estrella” para los gatos españoles.
También con cierto riesgo… normalmente desconocido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La dieta única o principalmente a base de comida de lata
La comida de lata a base de pescado, hígado o giblet flavor

El uso de tierra para la caja en que orinan (sepiolita)
La dieta con exceso o déficit de yodo
La dieta con abundante selenio
Las isoflavonas (genisteína y dadzeína) presentes en la comida de gato podrían interferir con la función tiroidea normal.
El uso de insecticidas (antipulgas), tanto sobre el gato como ambientales
La exposición a productos químicos retardantes de las llamas (antiincendios) presentes en los muebles: los PBDEs (polibromuros difenil éteres).

¿Cuál es la conclusión que podemos sacar de todo ello?

Dada la variedad de causas que pueden influir en el desarrollo del hipertiroidismo felino, se trata pues aparentemente de una enfermedad multifactorial (con diversas causas). Sin embargo, estas causas están presentes en zonas del mundo en que el hipertiroidismo es poco común, lo cual subraya la complejidad del problema de la identificación de la/s causa/s del hipertiroidismo felino.

¿Tiene ese fenómeno algún parecido con algo que suceda en la especie humana?

La exposición a diversas sustancias químicas que ingerimos o inhalamos influye en la aparición de  distintos tipos de cáncer. como el de colon, vejiga, pulmón…

La presencia de sustancias llamadas disruptores hormonales (recubrimientos de latas, insecticidas…) influyen por ejemplo en la infertilidad masculina, en la pubertad precoz .

Un mejor estudio de estos fenómenos y la colaboración de la industria permitiría disminuir la incidencia de estos problemas. Por ello la información y posterior  presión de los consumidores es fundamental.

Espero que os sea útil,

David Prandi Chevalier

A %d blogueros les gusta esto: