Tag Archives: IBD

Simba tiene una gastritis linfoplasmocítica.

27 Jun

simba4

Hola!

El otro día hablábamos de Simba (http://wp.me/p2cDmE-2D9).

Ya tenemos los resultados de su biopsia y finalmente son buenas noticias: Simba no tiene una neoplasia tiene una gastritis linfoplasmocítica.

La gastritis linfoplasmocítica es una inflamación de la mucosa del estómago que, por extrapolación con lo que ocurre en medicina humana, se cree que está producida por una respuesta inmunitaria exagerada a antígenos luminales, es decir, el sistema defensivo del cuerpo ataca exageradamente a componentes presentes en la dieta causando una inflamación en el intestino.

¿Cuales son los síntomas de esta enfermedad?

Los síntomas pueden ser muy variados pero los principales son vómitos y perdida de peso con buen apetito. La presencia de diarrea, conducta de pica, dolor abdominal también pueden aparecer.

 

¿Tiene tratamiento?

Sí, el tratamiento es crónico y requiere controles periódicos.

Se basa principalmente en:

– cambio de la proteína de la dieta para disminuir así los alergenos intestinales que causan inflamación.

– terapia inmunosupresora: con corticoides o otros fármacos.

– control del sobrecrecimento de bacterias intestinales que pueden provocar déficits vitamínicos.

En el caso de Simba, debido que está muy localizada a la mucosa del estómago, hemos recomendado hacer también un tratamiento frente a helicobacter pylori, un microorganismo que puede colonizar el estómago de los mamíferos y producir síntomas de acidez, vómitos y gastritis…

Todo y que en las biopsias de Simba no se sospecho de este microorganismo la bibliografía recomienda tratarlo porqué en caso de estar presente puede empeorar la sintomatología de la IBD.

Así que hemos instaurado tratamiento frente a este microorganismo y una dieta a base de proteínas novedosas a Simba. En dos semanas haremos un control de peso. Si está repondiendo bien seguiremos con la dieta si no habrá que añadir medicación inmunosupresora.

 

El pronóstico es bueno en el 80% de los casos, ahora solo hemos de esperar si responde solo con dieta o necesitaremos más medicación.

Diarrea crónica: el caso de Coty.

5 Dic

DSC_1006

Esta es Coty, una perrita cruzada de 13 años.

Des de hace varios meses, Coty sufre episodios de diarreas. Pasa unos días bien, tiene diarreas 2-3 días y vuelve a mejorar con tratamiento con antibiótico oral ( metronidazol oral).

Por las características de las diarreas las hemos podido clasificar como diarreas de intestino grueso. También podemos considerar que son crónicas ya que el problema viene de varios meses atrás.

¿ Qué diferencia hay entre diarreas de intestino delgado y diarreas de intestino grueso?

La diarrea de intestino delgado se produce por alteraciones en esta parte del intestino mientras que la diarrea de intestino largo o grueso es por afectación de la parte posterior del digestivo.

images

Imagen de salud.uncomo.com.

En la siguiente tabla se resumen las características básicas de los dos tipos de diarrea:

 CARACTERÍSTICAS   INTESTINO DELGADO  INTESTINO GRUESO
 Presencia de moco Poco común  Común
Sangre  Digerida (negra)  Fresca (roja)
 Volumen Incrementado  Normal o pequeño
Frecuencia  Normal  Aumentada
 Calidad  Poco formada o acuosas  Blanda o semi-sólida

Existen muchas causas diarrea crónica de intestino grueso, a continuación os cito algunas:

– parásitos intestinales: coccidios, giardias, vermes planos, vermes redondos…

– intolerancia alimentaria.

-enfermedad intestinal inflamatoria.

– neoplasia.

-infecciones: cryptosporidium, salmonellosis, yersiniosis…

– SIBO ( sobrecrecimiento bacteriano), que puede ser idiopático o secundario a otras enfermedades ( insuficiencia pancreática…)

– Por problemas endocrinos ( enfermedad de Addison).

¿ Qué hemos hecho con Coty?

El primer paso, tratándose de un animal mayor, ha sido realizar una analítica sanguínea completa y un exament coprológico completo.

Paralelamente al exament coprológico hemos iniciado una pauta de desparasitación interna para descartar del todo los parásitos.

El chequeo de Coty y su análisis coprológico no han revelado ninguna anormalidad remarcable salvo unos valores bajos de vitamina b12.

La vitamina b12 baja nos indica que hay un problema en su absorción intestinal y que algo está pasando en su intestino.

Por eso hemos decidido seguir ampliando el diagnóstico y hemos realizado una endoscopia digestiva a Coty.

La endoscopia ha revelada una inflamación leve intestinal, sobretodo de la zona del colon:

436

Mucosa del colon con vascularización y leve edema.

438

Mucosa inflamada.

437

Colon.

435

Colon con restos de contenido.

434

Mucosa edematosa y hiperemica.

433

Durante la endoscopia se tomaron muestras de la mucosa del colon y el laboratorio  anatomopatológico, después de realizar un estudio histológico de las muestras, nos ha diagnosticado una colitis crónica linfoplasmocítica.

Una colitis linfoplasmocítica se engloba dentro de la IBD o enfermedad intestinal inflamatoria y se trata de una inflamación de la mucosa del colon producida por células linfoides y plasmocíticos.

¿ Cómo se trata la colitis linfoplasmocítica?

1. La dieta: se considera que la causa más frecuente de inflamación intestinal en el perro y el gato son componentes de la dieta. Las proteínas de la dieta pueden causar una reacción inflamatoria a nivel intestinal. Por ello, hemos cambiado la dieta a Coty a una dieta con proteínas hidrolizadas. Al hidrolizar las proteínas, estas se hacen más pequeñas y el organismo no reaccionará frente a ellas produciendo la reacción inflamatoria.

Hemos optado por instaurar a Coty una dieta anallergenica,

mínimo de dos meses para ver si hay repuesta o no.

En el mercado hay otras dietas que también podrían ir bien en el caso de Coty, como dieta bajas en grasa o ricas en fibra.

Hemos instaurado un tratamiento con antiinflamatorios y un antibiótico, el metronidazol.

Al cabo de 2 semanas de tratamiento, empezarmos a reducir las dosis de prednisona, para evitar los posibles efectos adversos.

3. Vitamina B12.

Como ya os he comentado, un mal funcionamiento del intestino puede producir déficits de vitamina B12, y, en el caso de Coty, vimos en una analítica que tenía valores de vitamina B12 bajos.

Para tratar este déficits administraremos vitamina b12  inyectada vía subcutanea, 1 vez a la semana durante 6 semanas y valoraremos sus niveles.

 

¿Cómo ha evolucionado Coty?

Un mes y medio después del inicio del tratamiento Coty evoluciona muy bien: ha ganado peso y no ha presentado ningún episodio de diarrea.

 

Estamos bajando la dosis de cortisona, hemos parado el metronidazol, hemos repetido los análisis de vitamina b12 y sus valores se han normalizado y seguimos con el pienso anallergenic.

En unos días le haremos otro control y, si todo está bien, pararemos la cortisona y probaremos de mantener su enfermedad bajo control solo con la dieta.

DSC_1007

Iris Pérez.

Popi está muy mal, ¿qué le pasa?

27 Nov

Boyero suizo.
Imagen de mayopo.galeon.com.

Popi es un boyero suizo de 11 años que hace casi dos años lo diagnosticamos de IBD ( enfermedad intestinal inflamatoria), en concreto de enteritis linfoplasmocítica.  En el siguiente enlace podéis saber más sobre esta enfermedad https://historiasveterinarias.wordpress.com/?s=la+endoscopia+de+kissy&submit=Buscar.

Pues bien Popi estaba con tratamiento y había mejorado mucho pero hace cosas de unas tres semanas vino por un empeoramiento de sus síntomas: vómitos, disminución del apetito y pérdida considerable de peso.

Realizamos analíticas sanguíneas para valorar básicamente cuatro cosas: hemograma comleto, la albúmina, los folatos y la vitamina b12.

La albúmina es un proteína que, en caso de exisitr problemas en la absorción intestinal, puede bajar en sangre y lo mismo ocurre con los folatos y la vitamina b12, si el intestino no funciona bien sus niveles sanguíneos pueden alterarse. Con el diagnóstico previo de Popi sospechamos de un empeoramiento de su enfermedad y efectivamente estos tres parámetros estaban alterados.

Como el resto de analítica no mostraba alteraciones significativas decidimos volver a empezar la medicación para la enfermedad inflamatoria intestinal con dieta analergénica, prednisona, metronidazol e inyecciones de vitamina b12.

A las dos semanas de iniciar el tratamiento, Popi vino de urgencia por postración aguda, shock, vómitos, diarreas y dolor abdominal.

Estabilizamos a Popi y realizamos analíticas y radiografías de abdomen y todo nos llevo a sospechar de una peritonitis.

Radiografía abdominal, vemos el contenido abdominal muy gris compatible con líquido libre en abdomen. La imagen blanca se corresponde a la silueta de uno de los riñones.

El hemograma de Popi muestra una leucopenia o bajada de las defensas grave. Nuestra sospecha fue que era debido a una sepsis o infección en la sangre debido a la peritonitis.

Estabilizamos a Popi con calor, sueroterapia agresiva, antibioterapia y realizamos una laparotomía exploratoria de urgencia y vimos que había una perforación gástrica y una peritonitis grave.

Perforación gástrica vista durante la laparotomía exploratoria.

Por desgracia Popi estaba muy débil y la infección le había llegada a la sangre ( septicemia) y no soportó la anestesia.

¿Po qué le pasó esto?

Nuestra principal sospecha es que Popi tenía una úlcera gástrica grave y debido a su enfermedad no controlada. Esta úlcera gástrica se perforó produciéndole la peritonitis.

Es una complicación posible pero muy poco frecuente de la IBD pero hemos de pensar que el tratamiento adecuado y los controles veterinarios periódicos son muy importantes en esta enfermedad para detectar problemas que pueden llegar a ser muy graves para el animal.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

La evolución de la IBD de Rosita

18 May

Hola a todos! Hoy os quiero poner al día del diagnóstico y la evolución de Rosita.

Rosita era una gata a la que le realizamos una laparotomía exploratoria porque perdía peso y comía mucho y se le palpo una masa abdominal.

Como ya os dije el día que le hicimos la laparotomía exploratoria a Rosita vimos que la masa era un ganglio linfático mestentérico.

Tomamos muestras de hígado, intestino delgado, intestino grueso, ganglio linfático y páncreas y el resultado histopatológico nos dijo que tenía una enteritis linfoplasmocítica.

La enteritis linfoplasmocítica es una enfermedad inflamatoria intestinal que, por extrapolación con lo que ocurre en medicina humana, se cree que está producida por una respuesta inmunitaria exagerada a antígenos luminales, es decir, el sistema defensivo del cuerpo ataca exageradamente a componentes presentes en la dieta causando una inflamación en el intestino.

Estructura de los intestinos felinos. La IBD es una inflamación de la mucosa intestinal.
Imagen de: http://www.livingart.org.uk.

¿Cuales son los síntomas de esta enfermedad?

Los síntomas pueden ser muy variados pero los principales son vómitos y perdida de peso con buen apetito. La presencia de diarrea, conducta de pica, dolor abdominal también pueden aparecer.

Gato vomitando, signo típico de IBD.
Imagen de: http://www.forocoches.com.

¿Cómo se diagnostica?

Si por la sintomatologia clínica sospechamos de una IBD lo primero que hemos de hacer es un chequeo general completo con evaluación de los folatos y la cobalamina (pueden salir o no alterados) y hacer una ecografía abdominal para poder descartar otras enfermedades que cursen con síntomas parecidos. Si después de realizar todas estas pruebas sospechamos de esta enfermedad necesitamos tomar biopsias intestinales para confirmar el diagnóstico.

Imagen ecográfica de una asa intestinal engrosada, muy sugestivo de IBD.
Imagen de http://veterinarycalendar.dvm360.com/avhc/content/printContentPopup.jsp?id=563761.

Las biopsias se pueden tomar de 2 maneras:

– Mediante laparotomía exploratoria: nos permite coger muestras completas de intestino, estómago, páncreas, linfonodos, hígado…Requiere anestesia total del animal y una cicatriz posterior.

-Mediante endoscopia: se utiliza un fiborendoscopio que es un tubo flexible con una cámara que, una vez introducido vía oral o rectal (dependiendo de que tramo de intestino queramos ver) permite cojer muestras mediante unas pinzas. Requeire anestesia del animal pero es menos invasivo que la laparotomía exploratoria. La  desventaja es que solo podemos coger muestra de mucosa intestinal.

Endoscopio flexible.
Imagen de: http://medtempus.com/

¿Tiene tratamiento?

Sí, el tratamiento es crónico y requiere controles periódicos.

Se basa principalmente en:

– cambio de la proteína de la dieta para disminuir así los alergenos imtestinales que causan inflamación.

– terapia inmunosupresora: con corticoides o otros fármacos.

– control del sobrecrecimento de bacterias intestinales que pueden provocar déficits vitamínicos.

En el caso de Rosita hemos empezado un tratamiento con dieta específica y corticoides.

Solo lleva un mes con tratamiento y ha engordado 300 gramos. Está mucho más animada, come bien y el tamaño de los ganglios mesentéricos ha disminuido.

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: