Tag Archives: laparotomía exploratoria perro

Brack, un pastor alemán con el abdomen distendido.

27 Ene

IMG-20160122-WA0017

Este es Brack, un pastor alemán de 6 años muy bueno.

Brack vino hace unos días a visitarse porque sus dueños le veían el abdomen distendido.

Brack estaba bien, tenía ganas de jugar, comía ( quizás un poco menos) pero estaba activo y animado.

Al explorarlo descubrimos que tenia líquido en su abdomen.

Ante la presencia de líquido libre en abdomen lo primero que debemos hacer es puncionar este líquido y realizar un análisis.

El líquido lo obtenemos por punción con aguja fina del abdomen, la cual cosa va a tener un doble objetivo: drena líquido para aliviar al animal y la obtención de una muestra para el análisis.

brack

Jeringa con sistema de recogida para extraer líquido de abdomen. Se punciona la pared abdominal y se aspira el líquido.

El análisis de las características del líquido y su citología son muy importantes para el diagnóstico.

Según el número de células y de proteínas podemos clasificar el líquido y nos dará pistas del posible problemas que lo ha originado.

En el caso de Brack realizamos también un drenaje terapéutico del líquido por dos motivos: aliviar a Brack y permitir a las vísceras abominales recobrar su posición normal, pues al haber gran cantidad de líquido flotaban en la cavidad abdominal y ecográficamente no podíamos valorar su estructura.

Drenamos 6 litros de líquido ascítico a Brack, una cantidad muy pero que muy elevada.

IMG-20160122-WA0009

Líquido drenado del abdomen de Brack.

El análisis del líquido de Brack.

El análisis y la ciología del líquido de Brack nos hicieron sospechar de un posible problema hepático ya que el líquido ascítico tenía pigmento biliar i bilirrubina, un componente de la bilis. Dentro de las posibles causas debíamos considerar una torsión de bazo o una peritonitis biliar por rotura o perforación de la vesícula biliar.

Otras pruebas realizadas a Brack.

Realizamos un chequeo general ( un hemograma, glucosa, función renal y hepática) a Brack y no detectamos ninguna alteración.

También realizamos una ecografía abdominal, que se pudo realizar una vez drenado gran parte del líquido. La ecografía no mostraba perforación biliar pero sí un cambio en el parénquima del bazo, se veía más hiperecoico, es decir, más blanco de lo normal.

¿ Cuál es el siguiente paso?

Ante una sospecha de perforación biliar, aunque no se observara claramente en la ecografía, decidimos realizar una laparotomía exploratoria.

Una laparotomía exploratoria es una cirugía que consiste en abrir el abdomen para ver como están sus estructuras y, en el caso de detectar algo anormal, poder coger un fragmento de tejido (biopsia) y enviarlo a un laboratorio de anatomía patológica para que realicen un estudio de este tejido.

IMG-20160122-WA0020

Preparación del paciente para la laparotomía exploratoria. Se rasura el abdomen y se desinfecta con alcohol y povidona iodada.

IMG-20160122-WA0016

Preparación del campo quirúrgico con paños estériles.

IMG-20160122-WA0023

Monitorización de la anestesia.

Al abrir a Brack nos encontramos con un bazo torsionado, es decir, girado y retorcido la cual cosa comprimía estructuras vecinas como el hígado.

IMG-20160122-WA0014

Bazo después de liberarlo de su torsión.

IMG-20160122-WA0011

Tejido que comprimía la zona de la vesícula biliar.

Al comprimir la zona del hígado, dónde se encuentra la vesícula biliar, la bilis no podía drenarse por el conducto biliar hacía el intestino y esto provocaba que la bilis se extravasara y lesionara el hígado. El hígado lesionado permitía el paso de bilis de los conductos biliares hacía cavidad abdominal, la cual cosa provocaba la peritonitis biliar y en consecuencia  la ascitis.

Para solucionar el problema realizamos una esplenectomía, es decir, la extracción quirúrgica del bazo y cogimos muestras de las estructuras hepáticas alteradas para su posterior estudio histopatológico.

IMG-20160122-WA0015

Succión del líquido ascítico y sangre durante la cirugía.

Brack perdió mucha sangre durante la cirugía y le realizamos una transfusión de sangre.

¿ Cómo realizamos una transfusión de sangre en un perro y qué pasos debemos seguir?

Lo primero que hemos de considerar a la hora de realizar una transfusión de sangre es el grupo sanguíneo del perro receptor y del perro donador de sangre, ya que si los tipos de sangre son incompatibles las consecuencias pueden ser muy graves.

En los perros se han identificados hasta 8 antígenos diferentes en la superficie de los glóbulos rojos.

Los grupos de los perros son: DEA 1.1, 1.2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8.

Los más importantes son el DEA 1.1 Y 1.2 ya que son los que pueden provocar reacciones graves.

Lo ideal es que la sangre del perro donante sea DEA 1.1 y DEA 1.2 negativa.

En la primera transfusión que se realiza a un perro no hace falta mirar el grupo sanguineo pero sí és necesario en posteriores transfusiones.

¿Cómo podemos saber el grupo sanguíneo?

Kit test sanguíneo.

Mediante técnicas laboratoriales específicas podemos saber el grupo sanguíneo de un perro, pero a la práctica usamos kits comerciales que detectan la presencia del antígeno DEA 1.1.

Test DEA 1.1

Si el perro receptor es DEA 1.1 positivo puede recibir sangre DEA 1.1 positivo y negativo.

Si el perro es DEA 1.1 negativo no puede recibir sangre DEA 1.1 positivo.

Test DEA 1.1 positivo.

¿Si un perro requiere sangre, dónde la podemos conseguir?

Existen bancos de sangre de animales dónde se pueden adquirir todo tipo de productos derivados de la sangre de perro(sangre entera, eritrocitos, plaquetas, plasma congelado…).

Podemos conseguir sangre de otro perro. Los requisitos del perro donante son:

–         Perro adulto

–         Peso >30 Kg.

–         Examen físico normal y sin enfermedades.

Bolsa de transfusión con anticoagulante.

El procedimiento consiste en:

1)      Mirar si los grupos sanguineos son compatibles.

2)      Anestesia del donante (si es necesario) y extracción de la sangre que se conserva con anticoagulantes específicos.

3)      Transfusión de la sangre al paciente.

¿ Cómo evoluciona Brack?

Hoy hace una semana de la intervención de Brack. Todo y que los dos primeros días Brack estuvo hospitalizado recibiendo medicación para el dolor y antibioterapia intravenosa, poco a poco se ha ido recuperando muy bien.

IMG-20160122-WA0022

Sueroterapia y antibioterapia intravenosa.

IMG-20160122-WA0025

Brack recibiendo la medicación intravenosa.

El día de la cirugía se dejaron dos puntos de la cicatriz de la laparotomía abiertos para que el líquido abdominal pudiera salir, pues, todo y haber solucionado el problema, la irritación de la pared abdominal no desaparece instantáneamente y se previó que Brack continuaría acumulando pequeñas cantidades de líquido ascítico.

Entre hoy y mañana valoraremos si ya podemos cerrar los dos puntos abiertos y, seguimos en espera de la biopsia de los fragmentos de hígado enviados para acabar de descartar otras patologías.

Ya os iré contando!

Iris Pérez.

 

Hades se ha tragado un alfiler.

1 Ago

IMG-20150504-WA0009

Hades ha venido a visitarnos porqué, mientras su propietaria cosía, ha robado un alfiler y creen que se lo ha podido tragar. Su propietaria no ha querido esperar ni un segundo y a nos ha traído a Hades diciéndonos que no hará más de media hora que se lo ha podido tragar.

¿ Qué riesgos comporta tragarse un alfiler?

Como es lógico pensar, un alfiler dentro del cuerpo no es nada bueno.

Una vez en la boca le alfiler puede pasar hacia el estómago o puede clavarse en la zona de la faringe, boca, esófago…

Si se clava a un tejido puede perforarlo y salir a cavidades y llegar a clavarse a pulmón, corazón, hígado o otros órganos y traer graves consecuencias.

Por eso es muy importante identificar si realmente hay un alfiler y, en caso de haberlo, extraerlo del cuerpo lo más rápido posible.

¿ Qué hacemos con Hades?

El primer paso es hacer radiografías para ver si realmente hay o no hay alfiler.

Un alfiler es un objeto metálico por lo que se podrá visualizar muy bien en una radiografía.

Pero, ¿ de qué zona hacemos la radiografía?

Como hace muy poco que se lo ha tragado hemos de hacer placas de la zona del cuello, tórax y estómago, que es el recorrido que ha podido hacer el alfiler.

En la siguiente placa podéis ver como, efectivamente, Hades se ha tragado el alfiler y parece ser que este se localiza en su estómago.

DSC_1681

Podéis ver una zona más blanca con forma de alfiler en la zona del estómago.

¿ Qué hemos hecho con Hades?

Irremediablemente Hades ha tenido que pasar por quirófano.

Hemos tenido que realizar una laparotomía exploratoria para extraer el alfiler del estómago pero nuestra sorpresa ha estado cuando no lo hemos encontrado en el estómago.

Como no palpábamos el alfiler dentro del estómago hemos seguido el recorrido de los intestinos y hemos encontrado el alfiler en duodeno, clavado en el intestino.

DSC_1692

Exteriorización del estómago.

DSC_1683

Detección del alfiler en duodeno.

DSC_1684

Extracción del alfiler.

DSC_1685

DSC_1686 DSC_1687 DSC_1688

DSC_1691

Alfiler extraído con el hilo.

Ahora Hades deberá estar en ayunas 24h y 12h sin beber para evitar que la sutura de intestino pueda abrirse. También deberá tomar antibióticos preventivos y, esperemos, que en una semanita este recuperado.

Iris Pérez.

Kira está muy anemica por una masa en el bazo.

12 Nov

Kira es esta boxer con cara de buena  de 8 años.  Kira tiene un historial veterinario completo, hace un par de años la tuvimos que intervenir de urgencia por una masa a nivel de la vejiga de la orina que le provocaba un grave sangrado abdominal y tuvimos que realizarle una transfusión sanguínea.. Por suerte la masa resultó ser un tumor benigno y Kira se recuperó al 100%.. Hace un año también la tuvimos que operar por un problema en su matriz, por suerte esta vez también la recuperación fue completa.

Ayer Kira vino a visitarnos porqué llevaba un día más débil y se tambaleaba, no quería comer ni tenía fuerzas para levantarse.

Kira durante la exploración.

Al examinar a Kira vimos que tenia las mucosas muy pálidas, estaba taquicárdica y tenía el abdomen levemente distendido.

¿Qué le hicimos a Kira?

Realizamos un chequeo a Kira y vimos que tenia una hematocrito (la concentración de glóbulos rojos en sangre)  de 28% , cuando lo normal en perro es de 38-55%. Tenía también las proteínas plasmáticas bajas. Estos dos datos nos llevaron a pensar que estaba perdiendo sangre por algún sitio.

Realizamos una ecografía abdominal a Kira y detectamos la presencia de líquido libre en abdomen, que puncionamos y resultó ser sangre.

La imagen más negra se corresponde con líquido libre en cavidad abdominal.

En la ecografía detectamos también una masa a nivel del bazo.

En la parte central de la imagen vemos una estructura más gris compatible con una masa a nivel del bazo.

Con todos estos datos sospechamos de un hemangiosarcoma esplénico, un tumor en el bazo que normalmente cursa un un sangrado abdominal grave.

¿Qué es el bazo?

El bazo es un órgano del sistema hematopoyético situado en la parte craneal del abdomen.  Participa en la destrucción de los globulos rojos viejos y en la producción de nuevos. También participa en el sistema inmunitario.

¿Puede un animal o persona vivir sin bazo?

Sí, el bazo es un órgano totalmente prescindible.

¿Qué hicimos con Kira?

El primer paso fue estabilizar con suero a Kira y buscar sangre para realizarle una transfusión sanguínea.

Como Kira ya había recibido sangre en otra ocasión tuvimos que determinar su grupo sanguíneo para evitar consecuencias graves.

¿Cómo determinamos el grupo sanguíneo  y de dónde sacamos la sangre?

Mediante un kit comercial miramos el grupo sanguíneo de Kira y nos salió DEA 1.1 negativo.

Como necesitabamos un donante DEA 1.1 negativo lo más rápido y fácil fue conseguir la sangre a través de un banco de sangre del Hospital Veterinari de Mataró.

Bolsa de sangre DEA1.1 negativo.

Equipo de transfusión preparado para ponerselo a Kira.

Una vez estabilizada el siguiente paso fue extirpar la masa del bazo para poder parar el sangrado abdominal, así que entramos a Kira a quirófano y le realizamos una laparotomía exploratoria.

Kira ya dormida en quirófano.

Una vez abierto el abomen detectamos que, efectivamente, había una masa en el bazo que sangraba profusamente. Realizamos una esplenectomía (exéresis del bazo) y limpiamos el abdomen de sangre.

Apertura de la musculatura abdominal.

Apiración de la sangre acumulada a nivel abdominal por el sangrado producido por la masa esplénica.

Kira despertandose tras la cirugía.

La cirugía fue todo un éxito y hoy Kira está como nueva, come, anda y tiene hasta ganas de jugar.

Kira reposando debajo del nórdico.

Ahora hemos de esperar los resultados de la biopsia de bazo para determinar qué es exactamente la masa, aunque lo más posible es que sea un hemangiosarcoma esplénico , un tumor de los vasos sanguíneos del bazo.

Os mantendré informados de los resultados de la biopsia.

Kira a las 24h de la cirugía.

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: