Tag Archives: linfoma gato

La biopsia de Salvi: un linfoma alimentario de linfocitos B

23 Jul

¡Hola a todos!

El otro día os hablaba de nuestro gato Salvi (http://wp.me/p2cDmE-2Dw), pues bien, ya tenemos el resultado de la biopsia de estomago e intestino delgado que le hicimos. Se trata de un linfoma alimentario difuso de linfocitos B.

2015-07-23 13.11.55

Salvi recibiendo su tratamiento

¿En que consiste un linfoma alimentario?

Se trata de un tumor maligno producido por las células linfoides que puede aparecer en cualquier tramo del sistema digestivo, incluyendo el estómago, el intestino delgado, el colon y el recto. En la mayoría de los casos se presenta de manera difusa en el tracto gastrointestinal, aunque puede llegar a encontrarse como una masa solitaria.

Normalmente se clasifica según el tipo de células linfoides afectadas: linfocitos T o linfocitos B. Como en el caso de Salvi, aproximadamente un 70% son de fenotipo B.

Como las células linfoides se encuentran en todo el organismo, el linfoma alimentario es tan sólo un tipo de linfoma, pero también existen otros tipos como el mediastínico y el multicéntrico. No obstante, el alimentario o digestivo es el que se encuentra mayormente en los gatos.

¿Existe alguna predisposición para padecer la enfermedad?

Este tumor suele aparecer en gatos mayores (7-10 años), como es el caso de Salvi. Puede estar asociado al virus de la leucemia felina, haciendo que pueda aparecer en animales más jóvenes si son positivos al virus.

En muchos casos aparece en animales que anteriormente han padecido una enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Que tratamiento debe seguir Salvi?

Estos días hemos iniciado un tratamiento de quimioterapia con él. No existe un sólo protocolo para tratar el linfoma en gatos, el que nosotros hemos elegido ha sido el protocolo CHOP (doxorrubicina, ciclofosfamida, vincristina y prednisona) que os describo a continuación:

  1. Semana 1: vincristina intravenosa + cortisona subcutánea (en el caso de Salvi, aunque puede ser oral en otro animal que se deje administrar pastillas fácilmente).
    2015-07-23 13.12.52

    vincristina

    2015-07-23 13.13.58

    cortisona

  2. Semana 2: ciclofosfamida oral + cortisona

    2015-07-23 13.13.28

    ciclofosfamida

  3. Semana 3: vincristina intravenosa + cortisona subcutánea
  4. Semana 4: doxorrubicina intravenosa + cortisona subcutánea

    2015-07-23 13.12.44

    doxorrubicina

  5. Semana 5: descanso
  6. Semana 6: vincristina intravenosa
  7. Semana 7: ciclofosfamida oral
  8. Semana 8: vincristina intravenosa
  9. Semana 9: doxorrubicina intravenosa
  10. Semana 10: descanso
  11. Semana 11: vincristina intravenosa
  12. Semana 12: descanso
  13. Semana 13: ciclofosfamida oral
  14. Semana 14:  descanso
  15. Semana 15: vincristina intravenosa
  16. Semana 16: descanso
  17. Semana 17:  doxorrubicina intravenosa
  18. Semana 18: descanso
  19. Semana 19: vincristina intravenosa
  20. Semana 20: descanso
  21. Semana 21: ciclofosfamida oral
  22. Semana 22: descanso
  23. Semana 23: vincristina intravenosa
  24. Semana 24: descanso
  25. Semana 25:  doxorrubicina intravenosa

Además cada semana le administramos un suplemento de vitamina B12 y le realizamos una analítica sanguínea para confirmar que no hay indicios de anemia ni una disminución importante de glóbulos blancos.

También es importante ir controlando su condición corporal, su peso y su estado de deshidratación, ya que hoy por ejemplo lo hemos tenido que conectar al suero intravenoso ya que debido a las diarreas que aún hace y al calor se estaba comenzando a deshidratar

¿Cuál es el pronóstico de un linfoma alimentario?

Se trata de una enfermedad grave, sobretodo dependiendo del grado del tumor. Los tumores de menor grado suelen estar asociados a una mayor supervivencia que los de mayor grado, por suerte Salvi padece un linfoma de bajo grado. También depende mucho de la extensión del tumor en el momento del diagnóstico.

Habitualmente los linfomas de células T suelen tener una menor respuesta al tratamiento y se asocia a una menor supervivencia en comparación con los de células B.

Hay muchos estudios sobre la eficacia del tratamiento que esta siguiendo Salvi, pero en muchos casos se observa una remisión del tumor de entre 3 meses y 1 año.

Esperamos que Salvi responda adecuadamente a la quimioterapia y que podamos alargar al máximo su vida con la mejor calidad posible.

Elisabet Villanego

Anuncios

Salvi tiene diarrea crónica

18 Jul

¡Hola!

Este es Salvi, uno de los gatos que viven en nuestra clínica. Lleva un tiempo que de vez en cuando hace episodios esporádicos de diarrea, pero estos últimos días hemos notado que ha comenzado a perder peso y vomitar con más frecuencia.

2015-07-17 20.07.38

Salvi

¿Cuáles son las causas de diarrea crónica en gatos?

En caso de Salvi se considera que es crónica ya que hace más de una semana que tiene estos episodios, al principio se trató como una diarrea aguda, pero al ver que con el tiempo no ha mejorado se tienen que investigar mejor las causas de diarrea crónica.

  • Por un problema mecánico: por intususpección secundaria a un episodio de diarrea aguda, aunque sobretodo se observan vómitos (no creemos que sea el caso de Salvi, ya que puede estar semanas encontrándose bien), o síndrome del intestino corto, bastante raro en gatos.
  • Por un problema metabólico:
    • hipertiroidismo: puede provocar diarreas intermitentes, vómitos y pérdida de peso en animales mayores.
    • Insuficiencia pancreática exocrina: es bastante rara
    • Hipoadrenocorticismo: puede provocar depresión, debilidad, vómitos, diarrea. Aunque es posible que no de ningún síntoma digestivo.
  • Neoplasia:
    • Linfoma alimentario: es el más común en gatos, aunque se puede confundir con una IBD (enfermedad inflamatoria intestinal).
    • Adenocarcinoma intestinal: suele aparecer con más frecuencia en colon. Es la segunda neoplasia más típica en gatos, pueden observarse signos obstructivos. Se ha observado una mayor predisposición en gatos siameses.
    • Mastocitoma intestinal: aun y ser el tercer tipo de tumor más frecuente en gatos es muy raro que se observe. Por su naturaleza agresiva, cuando se llega al diagnóstico de este tumor es fácil que ya haya metastatizado y que se encuentre en algún otro punto del organismo.
    • Otros: fibrosarcoma, plasmocitoma, gastrinoma, feocromocitoma…
  • Intolerancia alimentaria: puede provocar vómitos y diarreas, se resuelve al administrar una dieta en la que no esté presente la fuente que produce la intolerancia alimentaria.
  • Alergia alimentaria: similar a la anterior, además suele estar relacionada con problemas de piel.
  • IBD (enfermedad inflamatoria intestinal): se puede confundir con un linfoma intestinal, ya que muestra los mismos síntomas. Es necesario diferenciarlos por biopsia.
  • Colangitis: un problema hepático también puede provocar vómitos y diarrea.
  • Infeccioso: virus como el coronavirus (PIF) o la inmunodeficiencia felina. Bacterias como Clostridium o Champylobacter . Parásitos intestinales (nematodos, protozoos…). Y por último algún tipo de hongo.

¿Que pruebas hemos realizado para diagnosticar a Salvi?

Con Salvi hemos realizado un estudio sanguíneo completo para descartar alguna de las enfermedades metabólicas que he comentado anteriormente. Lo único que se pudo observar en la analítica fue una elevación de sus glóbulos blancos, que podría indicar una tema infeccioso, inflamatorio o tumoral, al ser bastante inespecífico. También se le realizó un estudio coprológico, no observando ningún parásito en sus heces.

Para tener una imagen de lo que le podía estar pasando se le realizó una ecografía abdominal, pudiendo observar la pared del estómago y del intestino engrosada y con pérdida estructural en alguna zona. Al ver esta imagen decidimos realizarle una endoscopia digestiva para obtener una muestra para biopsia.

2015-06-11 18.13.01

Salvi anestesiado para realizarle la endoscopia

389

Mucosa de estomago e intestino de Salvi muy inflamada y edematosa

391

Mucosa de estomago e intestino de Salvi muy inflamada y edematosa

Al realizar la biopsia, el laboratorio anatomopatológico nos puede dar un diagnóstico más definitivo, sobretodo diferenciar entre una IBD o un linfoma, y así poder encontrar un tratamiento para tratar a Salvi y mejorar sus síntomas.

Pronto os informaré del resultado de la biopsia, esperamos que no sea nada grave…

Elisabet Villanego

Los resultados de Garfield: linfoma intestinal.

7 May

Hola! Hace unos días os presentaba el caso de Garfield http://wp.me/p2cDmE-1qu.

Pues ya han llegado los resultados de la histopatología y Garfield tiene un linfoma intestinal.

Un linfoma es una neoplasia maligna que afecta a los ganglios linfáticos.

Imagen histológica vista al microscopio óptico de un linfoma intestinal.
Imagen de histovetblog.com .

Existen diferentes tipos de linfoma:

– multicéntrico: caracterizado por engrandamiento de los ganglios linfáticos y afectación de hígado, el bazo o la médula ósea.

-mediastínico: caracterizado por aumento de los ganglios mediastínicos con afectación o no de médula ósea.

– alimentario: afectación del tracto gastrointestinal.

Imagen histológica de un linfoma intestinal.
Imagen de sosbiologiacelularytisular.blogspot.com .

– extranodal: afecta un órgano ( ojo, riñones, cutáneo…).

En  el caso de Garfield afecta los ganglios linfáticos y los intestinos y es un linfoma alimetario o intestinal.

Los linfomas intestinales o alimetarios son el 70% de los linfomas de gatos.

Los signos clínicos típicos son gastrointestinales como vómitos, diarrea, pérdida de peso, anorexia. Pueden producir también obstrucción intestinal y peritonitis por perforación intestinal.

El pronóstico no es bueno pero podemos intentar mejorar su calidad de vida.

¿Se puede tratar?

Existen protocolos quimioterápicos para el linfoma intestinal.

La elección de un tratamiento o otro irá en función del grado de linfoma ( alto, intermedio o bajo), clasificación que nos da el patólogo.

En el caso de Garfield el linfoma es de grado intermedio y son los que peor pronóstico tienen junto con los de grado alto.

Existe correlación entre infección por el virus de la leucemia felina y la aparición de linfomas. Un 25-30% de los linfomas son leucemia positivos. Si el gato es positivo al virus de la leucemia los tiempos de supervivencia son menores.

Existen tratamientos con fármacos quimioterápicos orales e intravenosos.

En el caso de Garfield nos plantemos realizar un COAP, un protocolo quimioterápico con vincristina intravenosa, ciclofosfamida oral y prednisolona oral.

La vincristina es un agente quimioterápico usado para el tratamiento del linfoma intestinal en gatos.
Imagen de healthy.kaiserpermanente.org .

La ciclofosfamida forma parte del protocolo quimioterápico para el linfoma intestinal felino.
Imagen de http://www.lallar.org -.

La prednisolona es el otro fármaco del protocolo quimioterápico del linfoma intestinal.
Imagen de http://www.prosmedic.com .

¿Cuál es el pronóstico?

Sin tratamiento de 4-8 semanas.

Con el tratameinto de 3 a 9 meses y un 20% de los casos superan el año.

Estos días Garfield ha empeorado rápidamente y sus dueños decidieron no probar el tratamiento quimioterápico debido a su estado.

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: