Tag Archives: masa abdominal perro

Lola una perra con hiperplasia endometrial quística y una masa en el ovario.

9 Jul

DSC_1580Esta es Lola, una bulldog inglesa muy buena.

Lola vino a vernos hace unas semanas porque tenia pérdidas sanguinolentas por vulva desde hacía unos días. Según su propietario el último celo fue 4 meses atrás por lo que estas pérdidas, en principio, no tenían nada que ver con un celo.

DSC_1581

Lola ( derecha) con su compañera.

En la exploración de Lola vimos que las pérdidas eran sanguinolentas y purulentas y decidimos realizar una ecografía abdominal.

La ecografía abdominal nos permitió ver su matriz que no estaba perfecta pero al menos descartamos una piometra o infección de matriz, pero si detectamos una hiperplasia endometrial quística.

US00004S

Útero con quistes y engrosamiento, típico de HEQ.

US00000S

Útero alterado.

La hiperplasia endometrial quística (HEQ) es una alteración de la matriz producida por una degeneración del endometrio ( capa más interna de la matriz). Esta degeneración no causa signos clínicos importantes pero sí infertilidad. En la mayoría de casos la HEQ acaba evolucionando hacia una piometra o infección de matriz todo y que no siempre se da este caso.

La HEQ se produce como consecuencia de la estimulación crónica de progesterona tras repetidos ciclos sexuales.

En la ecografía de Lola también detectamos una masa en l parte derecha del abdomen, junto al riñón derecho. La masa no tenía una estructura clara pero por su localización y su proximidad con el útero nos hizo sospechar de que era un ovario.

US00002S

Masa abdominal compatible con ovario derecho.

US00003S

Zona de la masa abdominal en contacto con el útero.

Para poder saber que le ocurría al ovario de Lola optamos por realizar una ovariohisterectomía y extraer la matríz quísitca y los ovarios.

Efectivamente durante la operación la masa observada ecográficamente correspondía al ovario derecho que estaba muy aumentado de tamaño ( unos 10 cm).

DSC_1582

Localización ovario derecho.

DSC_1583

Palpación de la masa abdominal durante la laparotomía exploratoria.

DSC_1585

Ovario derecho alterado.

DSC_1584

DSC_1586

Localización del ligamento ovárico para poderlo ligar y extraer el ovario.

Una vez realizada la ovariohisterectomía hemos mandado el ovario afectado al laboratorio histopatológico para que nos diga si se trata de algún tipo de neoplasia y poder saber si con la cirugía habrá sido suficiente o por el contrario, si se requerirán otros tratamientos.

La evolución postquiúurgica de Lola está siendo muy buena, ya os contaré los resultados de la biopsia.

DSC_1579

Iris Pérez.

 

 

Tumores hepáticos en el perro: el caso de Peki.

20 Ene

peki1
Hace unos meses os hablaba de Peki, una yorkshire a la que le detectamos dos masas muy grandes a nivel del abdomen (http://wp.me/p2cDmE-26M).
Analíticamente Peki estaba bien y ecográficamente costaba mucho valorar qué eran las masas debido a su enorme tamaño.
En poco tiempo el estado de Peki había empeorado mucho: estaba muy delgada y sin ganas de comer y sus dueños decidieron realizar la laparotomía exploratoria para intentar saber qué eran exactamente las masas que palpabamos en abdomen y veíamos ecográficamente.
pekin

Masa detectada, vista ecográficamente.

Al abrir a Peki vimos que las masas eran una sola masa enorme que salía del hígado.
DSC_1209

Masa hepática.

Los tumores hepático más frecuentes provienen de metástasis, principalmente de tumores primarios en bazo, páncreas y sistema gastrointestinal. Pero también hay que tener en cuenta los tumores hepáticos primarios, que pueden ser benignos o malignos.
Cuando se detecta una masa hepática siempre es necesario realizar un examen médico exhaustivo en busca de tumores primarios en otras localizaciones, y siempre tomar muestras para el análisis histopatológico. Sin el análisis histopatológico no sabremos si son benignos o malignos ni tendremos un pronóstico.
El tumor primario de hígado más frecuente en el perro es el carcinoma hepatocelular.
Otros tumores hepáticos son el carcinoma hepatocelular de bajo grado (hepatoma), el adenoma y el carcinoma colangiocelulares
(más frecuentes en gatos) y los carcinoides hepáticos.

La mayoría de los tumores malignos del hígado son altamente metastáticos, sobretodo el carcinoma hepatocelular.Si el tumor está localizado en un lóbulo o está confinado a la vesícula biliar, la resección quirúrgica puede ser curativa.

Los carcinomas hepatocelulares se localizan con mayor frecuencia en los lóbulos izquierdos y estos son los más difíciles de extirpar debido a su asociación estrecha con la vena cava.

Los tumores hepáticos no extirpables  no suelen responder a la quimioterapia.

En el caso de Peki el tumor era muy grande y la resección quirúrgica era imposible.

Debido al estado de Peki y al mal pronótico de un tumor hepático de ese tamaño , junto con sus dueños optamos por la eutanasia del animal para evitar sufrimientos innecesarios.

Iris Pérez.

Peki, una yorkshire con una masa en el abdomen.

14 Jul

peki1

Peki, con el abdomen distendido y poco pelo.

Peki es una yorkshire de 12 años que vino a la revisión y revacuna anuales.

Según su propietaria Peki estaba muy bien, comía bien y no había observado nada raro pero al explorarla detectamos el abdomen muy distendido y una ligera pérdida de pelo.

Al palpar bien el abdomen encontramos una masa muy grande y recomendamos realizar una ecografía abdominal para ver si podíamos saber qué  órgano o estructura abdominal era.

eco

 

Realizamos la ecografía y detectamos dos masas abdominales de unos 7 o 8 centímetros de diámetro situadas muy próximas a los riñones.

peki

Por su situación sospechamos que podían ser o ovarios o glándulas adrenales.

Como ya os hemos hablado en otros posts, las glándulas adrenales son dos glándulas situadas encima de los riñones que se encargan de secretar hormonas. En ocasiones puede haber alteraciones en la producción de estas hormonas y producirse el síndorme de cushing.

Situación de las gándulas adrenales.
Imagen de saludmedica.gimlax.com

¿Qué síntomas produce?

Los síntomas de esta enfermedad son muy diversos y numerosos.  Los perros con Cushing pueden mostrar poliuria y polidipsia (orinar mucho y beber mucha agua), polifagia (tener mucha hambre), alopecias de diverso tipo (falta de pelo), debilidad muscular, abdomen péndulo (barriga distendida y blanda,  atrofia de los órganos sexuales, falta de libido, obesidad…  Lo mas constante es la poliuria-polidipsia, que  suele ser el signo mas precoz.

Abdomen péndulo.
Imagen de http://www.foyel.com .

Alopecia simétrica en un perro con Cushing.

En el caso de Peki, tras realizar un chequeo de sangre y orina no encontramos ninguna alteración que nos hiciera sospechar de un síndorme de Cushing, así que nuestra principal sospecha es que las masas pueden ser ovarios.

Los ovarios de las perras pueden tener quistes y tumores.

Los síntomas pueden ser muy diversos: falta de celo, celos persistentes, pérdida de pelo…

Como no es un órgano imprescindible para la vida lo más recomendable es, en caso de sospecha de tumor, hacer una ovariohisterectomía y sacar los ovarios.

En el caso de Peki no estamos 100% seguros que sean ovarios pero le hemos recomendado realizar una laparotomía exploratoria para ver el origen de las masas.

Una laparotomía exploratoria es una cirugía que consiste en abrir el abdomen para ver como estan sus estructuras y, en el caso de detectar algo anormal, poder coger un fragmento de tejido (biopsia) y enviarlo a un laboratorio de anatomía patológica para que realizen un estudio de este tejido.

Ya os iré contando su evolución!

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: