Tag Archives: neumotórax gato

La toracoscopia de Casper.

16 Feb

Hace pocos días os hablaba de Casper http://wp.me/p2cDmE-2rR.

PICT_20150126_100818

Casper vino el otro día para someterse a una toracoscopia y poder de este modo tomar una muestra de la masa detectada en su tórax.

La toracoscopia es una técnica mínimamente invasiva que consiste en acceder a la cavidad torácica mediante un endoscopio. El endoscopio no es más que una sonda flexible con una cámara.

Mediante esta técnica accedimos al tórax de Casper y, tomamos una muestra para biopsia. La muestra fue tomada de la masa que, vía toracoscopia, estaba adherida al pericárdio ( saco que rodea al corazón) y no al pulmón.

 

 

IMG-20150206-WA0005

Preparación campo quirúrgico.

 

 

IMG-20150206-WA0012

Entrada con el toracoscopio.

 

IMG-20150206-WA0009

124

Fibrina en la pleura debido a la inflamación crónica.

114

Fibrina en la pleura debido a la inflamación crónica.

121

Masa pericardica.

118

Imagen del tórax vía toracoscopia.

117

Imagen del tórax vía toracoscopia.

115 119 122

Dejamos un drenaje a Casper, ya que el acceso a tórax le causó un neumotórax.

IMG-20150206-WA0007

Drenaje torácico.

 

casper2

Drenaje torácico.

 

IMG-20150206-WA0001

Casper despertándose.

 

El neumotórax es la presencia de aire en el espacio interpleural: entre la pleura visceral y la parietal

Al haber aire en el pulmón este no puede expandirse correctamente y hay dificultad respiratoria.

Los neumotórax se producen por diferentes causas ( traumatismos, espontáneo…) pero en este caso es iatrogénico, es decir, causado por la propia técnica quirúrgica. Es pero una complicación esperable en este procedimiento y por eso se le dejó un drenaje a Casper.

Todavía estamos esperando los resultados de la biopsia de Casper, pero, por desgracia, Casper murió 2 días después de la toracoscopia a consecuencia de una arrítmia cardíaca producida por el propio tumor.

Iris Pérez.

 

 

 

Zipi, un gato paracaidista.

10 Sep

Zipi es un gato de un año y medio.

zipi

Hace unos meses cayó del terrado de su casa ( unos 7 metros) y no se hizo absolutamente nada, pero hace unos diez días volvió a caer y empezó a cojear.

Su propietaria pensó que se había torcido la pata pero al ver que continuaba cojeando nos lo trajo.

Zipi, que es muy bueno, se dejó explorar bien y vimos que la cojera venia de su patita delantera derecha. Detectamos una leve molestia en la zona del carpo y palpamos la zona endurecida e inestable.

Para poder ver los huesos de Zipi le realizamos una radiografía de la zona y detectamos una fractura de la parte distal del cúbito y el radio.

rx2

 

rx1

El accidente más frecuente que sufren los gatos domésticos es la caída desde grandes alturas, lo cual ha dado origen al llamado “síndrome del gato paracaidista” o “síndrome del gato volador”, nombre con el que los veterinarios han bautizado a esta patología frecuente en los gatos.Los felinos con síndrome del gato paracaidista, son aquellos que acuden al veterinario de urgencia por caídas desde diversas alturas. Estas caídas frecuentes se deben a que los gatos son cazadores temerarios y por instinto les gusta pasearse por terrazas y ventanas abiertas, y a pesar de que son equilibristas muy ágiles, alguna distracción o un error de cálculo, pueden hacerlos terminar en el suelo.

Las principales lesiones producto de estas caídas, afectan principalmente a la cabeza (roturas de paladar y mandíbula), la región posterior (rotura de caderas), el abdomen(rotura de vejiga de la orina) y el tórax(contusines pulmonares y neumotórax). Sin embargo, existe un alto índice de supervivencia a estas caídas libres, debido a que los felinos adoptan instintivamente la mejor postura para amortiguar el golpe, de allí su fama de tener siete vidas.

Fractura de paladar en un gato paracaidista.
Imagen de foromainecoon.org.

Neumotórax, lesión típica de un gato paracaidista.
Vemos el pulmón con aire (negro) en el espacio pleural lo que hace que el corazón este más elevado (flota en el tórax).
Imagen petplace.com.

Los descuidos de los propietarios, la curiosidad que caracteriza a la especie felina, la falta de experiencia de los gatos jóvenes y el comienzo de la pubertad (actividad sexual), son las principales causas que provocan que el gato se precipite al vacío.

Los gatos más jóvenes (menores de 2 años) o los que no han sido esterilizados( Zipi es un gato joven pero esterilizado) son los que tienen mayor riesgo de sufrir el síndrome del gato paracaidista, cuya prevalencia es la misma en machos como en hembras.

Si tu gato llegara a caerse, debes llevarlo inmediatamente al veterinario, pues aunque por fuera no le veas ninguna lesión, podría tener lesiones internas.

¿Cómo prevenir las caídas en gatos?

Si a tu gato le gusta estar en las orillas de la ventanas o de la terraza, lo mejor será tomar precauciones, para evitar que uno de estos días experimente “su primer caída libre”.

Hay varias cosas que puedes hacer como por ejemplo, puedes enriquecer su ambiente con juegos interactivos, sistemas de búsqueda de comida, estanterías y otros elementos donde puedan desarrollar su conducta de caza.  Si todo y esto el gato tiene acceso al exterior es mejor protejer ventanas y balcones con rejas o mosquiteras.

Ahora vamos a hablar con nuestro traumatologo a ver qué podemos hacer con la fractura de Zipi.

Os seguiré informando!

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: