Tag Archives: obesidad perro

Liz, una perra hipotiroidea.

23 Oct

Liz es una perrita mayor cruzada ( algo tiene de cocker por sus orejas largas), no sabemos la edad exacta que tiene porqué fue adoptada siendo adulta de una perrera.

En un chequeo rutinario detectamos un aumento de la ALP ( fosfatasa alcalina), una enzima hepática y empezamos a investigar posibles causas de este aumento.

Son muchas las causas que pueden provocar un aumento de ALP en perros, desde problemas hepáticos, problemas óseos, problemas endocrinos como la diabetes, el hiperadrenocorticismo o enfermedad de Cushing, el hipotiroidismo, problemas intestinales, pancreatitis…, por eso es muy importante realizar una buena anamnesis, un  buen examen físico y un chequeo sanguíneo y urinario completo.

Liz es una perrita muy tranquila, obesa y con problemas crónicos de piel, cosa que junto con el aumento de ALP nos hicieron sospechar de un posible problema hormonal.

Realizamos analíticas de tiroides a Liz y obtubimos una hormona tiroidea (T4)  baja junto con una TSH elevada, diagnosticandola así de hipotiroidea.

El hipotiroidismo es una enfermedad en la cual la glándula tiroides no produce hormonas suficientes para ejecutar todas las funciones del cuerpo a un ritmo normal.

¿Qué hormonas produce el tiroides y para qué sirven?

La glándula tiroides está situada en la parte ventral del cuello y produce hormona tiroidea.

La hormona tiroidea juega un papel muy importante en la regulación del metabolismo y el funcionamiento adecuado del cuerpo. Es necesaria para el buen funcionamiento del corazón, pulmones, sistema digestivo, la piel y el cerebro, así como para fortalecer el el pelo y los huesos.

¿Qué signos produce el hipotiroidismo?

Debido a que la hormona tiroidea es esencial para muchos procesos en el cuerpo, esto significa que los perros con hipotiroidismo pueden mostrar una amplia gama de síntomas. Estos síntomas a menudo se desarrollan lentamente y no siempre son muy evidentes para el dueño del perro. A veces, los signos se confunden con los del envejecimiento normal.

Entre estos síntomas encontramos:

–         signos cutáneos: expresión trágica de la cara, caída de los párpados, falta de crecimiento del pelo después de peluquería, engrosamiento de la piel, cola de rata (cola pelada), hiperpigmentación, piodermas (infecciones de la piel).

hipo

Imagen de veterinariallanograndequitoecuador.blogspot.com.

–         Cambios mentales: letargia, apatía, sensibilidad al frío, intolerancia al ejercicio. En general son animales que no tienen ganas de hacer nada y pasan la mayor parte del tiempo tumbados.

–         Sobrepeso: el hipotiroidismo produce un aumento de peso aún tomando la misma dieta.

–         Signos neurológicos (más raros): convulsiones…

 

¿Por qué se produce el hipotiroidismo y qué animales tienen más riesgo de padecerlo?

La mayoría de veces (aproximadamente un 50%) la causa de fallo del tiroides es por una tiroiditis linfocítica, que no es más que la destrucción inmunomediada de la glándula. Inmunomediada significa que el propio cuerpo comienza atacando mediante anticuerpos la glándula hasta destruirla.

Otras causas de hipotiroidismo son: neoplasias en la glándula tiroides,  problemas en la glándula pituitaria (suele afectar a animales muy jóvenes y se denomina también Cretinismo) o  causas desconocidas ( lo que se llama “idiopática”).

Todas las razas de perros y cruces pueden verse afectados por el hipotiroidismo. Sin embargo, perros de raza Labrador, Golden Retriever, Doberman, Cocker spaniel ( Liz es un cruce con algo de coker), Teckel, Schnawzer Miniatura, Setter Irlandés son razas que están predispuestas genéticamente a desarrollar la enfermedad.

La edad más común de afectación es entre los 2 y los 6 años de edad.

Los machos y hembras se ven afectados en igual número.

¿Cómo se diagnostica?

Con una analítica completa ( hemograma y bioquímicas sanguíneas) podemos sospechar de hipotiroidismo en un perro con síntomas si el colesterol y la fosfatasa alcalina (una enzima del hígado) estan aumentadas, pero para la confirmación del diagnóstico nos hace falta realizar pruebas específicas de tiroides.

La prueba principal es la determinación de T4 (hormona tiroidea) y TSH (hormona estimulante del tiroides).

Un resultada con la T4 baja y la TSH elevada confirman el diagnóstico de hipotiroidimo pero esta situación solo se da en el 2% de perros con hipotiroidismo. Así que el 98% de perros con hipotiroidismo necesitaran más pruebas específicas para un diagnóstico fiable.

¿Existe tratamiento?

Sí, existe un tratamiento económico para el hipotiroidismo: la administración oral de hormona tiroidea (levotiroxina). Se suelen usar medicamentos de medicina humana como el levothroid o el eutirox.

El tratamiento es para toda la vida del animal.

La respuesta al tratamiento es satisfactoria en la mayoría de perros hipotiroideos.

Los signos mentales y de debilidad suelen mejorar las primeras 2 semanas. Los problemas de piel mejoran las primeras semanas pero pueden tardar varios meses a desparecer.

¿Qué revisiones requieren los perros hipotiroideos?

En un principio empezaremos los controles a las 4 semanas del inicio del tratamiento.

Los controles consisten en valorar las concentraciones sanguíneas de T4 y ver si son los adecuados o no.

Una vez encontrada la dosis óptima para cada animal sólo requerirá dos chequeos completos anuales.

Ya os iré contando como evoluciona Liz.

Iris Pérez.

 

¿Mi mascota sufre sobrepeso? ¿Está obesa?

15 Oct

Hola a todos!

Cada día algún propietario o propietaria nos pregunta si su mascota tiene sobrepeso, o nos comenta que  la gente dice que su perro o gato esta gordo, pero que él lo ve perfecto. Es el caso de Lluna, por ejemplo, una bulldog francés que tiene que cuidar su peso para no empeorar un problema que tiene en la columna. O Lola, una gatita en crecimiento, con unos propietarios preocupados por si la están sobrealimentando.

El sobrepeso y la obesidad son problemas que cada vez afectan a más mascotas. Puede aparecer en cualquier especie y raza, como también en ambos sexos. Las razas que tienen más predisposición son: labrador retriever, cairn terrier, cocker spaniel, basset hounds, beagle… entre otros.

Es muy posible que el incremento de peso vaya siendo gradual, y que el propietario no se de cuenta. Por el contrario, hay casos en los que o bien se le ha cambiado la dieta a la mascota, o ha empezado a tomar una medicación nueva, o ha pasado por un periodo de estrés, y se ha desarrollado un desorden metabólico. Después de esterilizar a una animal, también hay que tener en cuenta que hay una tendencia a ganar peso.

Vuestro veterinario le puede realizar un examen físico a vuestra mascota para determinar su condición corporal. Al índice de condición corporal se le da una puntuación del 1 al 5 (de muy delgado a obeso, respectivamente) dependiendo de diferentes factores:

vwltsr

índice condición coporal -www.royalcanin.es

mascotas

índice condición corporal -www.taringa.net

Cuando un animal sufre sobrepeso, o de una forma más avanzada, obesidad, tiene un mayor riesgo de sufrir patologías como la diabetes, problemas articulares, displasia de cadera, colapso traqueal, problemas cardíacos, complicaciones durante una anestesia…

perro-obeso

hogar.linio.com.mx

Hay algunos desordenes que pueden causar obesidad, si vuestro veterinario sospecha de alguno de ellos, es importante descartarlo y tratarlo si está presente. Entre ellos se pueden encontrar: el hiperadrenocorticismo (enfermedad de Cushing), el hipotiroidismo, el tratamiento crónico con corticoides o con fenobarbital, entre otros.

Es importante tratar la causa de la obesidad, si hay una patología que la causa, para conseguir que el animal pierda peso. Si en cambio el incremento de peso no se debe a ninguna enfermedad, es útil dar piensos especiales que ayudan al animal a perder peso siguiendo una dieta específica, así como incrementar el ejercicio y la actividad durante los paseos.

Espero que os haya sido útil esta información!

Elisabet Villanego

Morla, una perra diabética.

21 Sep

Morla es una perrita de 13 años.

El otro día, la señora Provinciale, su dueña, nos la trajo porqué Morla lleva varias semanas bebiendo mucho, orinando mucho y comiendo mucho.

Lo que más le preocupa a su dueña es el aumento de la frecuencia urinaria.

Exploramos a Morla y le realizamos un chequeo sanguíneo y de orina completo y los resultados nos llevaron a un diagnóstico: Morla padece diabetes mellitus.

Sus niveles de glucosa sanguínea estaban por encima de 600 ( valores normales en perro hasta 120 mg/dl) y en la tira de orina la glucosa marcaba el máximo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad producida por un déficit de insulina.

En el perro la diabetes más frecuente (99% de los casos) es la diabetes tipo I o insulinodependiente. Se caracteriza por la destrucción de las células B del páncreas que lleva a una deficiencia absoluta de insulina. Se cree que hay una predisposición genética a este tipo de diabetes, pero existen varios factores ambientales que podrían actuar como factores desencadenantes de una respuesta autoinmune frente a las células B.

También existen factores de riesgo como la obesidad, la pancreatitis crónica., el diestro en las hembras ( puede causar diabetes por inulinoresistencia)…

Generalmente ocurre en perros mayores entre 7-9 años.

¿Qué signos produce la diabetes en el perro?

Los signos típicos son poliuria (oriinar mucho), polidipsia ( beber mucho), pérduida de peso, polifagia (aumento del apetito).

Podemos encontrarnos con ceguera por cataratas ( inducidas por la hiperglucemia), letargia, debilidad, mala condición corporal…

¿Qué hacemos con Morla?

Con el diagnóstico de Morla vamos a empezar a tratarla con insulina.

Al ser una hembra es muy importante pensar que durante el celo podemos tener problemas para controlar la diabetes ya que durante el diestro puede producirse una insulinoresistencia a causa de las hormonas. En el caso de Morla este problema no lo consideramos ya que está esterilizada.

En una perra diabética sin esterilizar una de las primeras cosas que nos deberíamos plantear es esterilizarla para evitar problemas de control de la glucemia durante el estro o celo.

Existen varios tipos de insulin para perros pero en su caso hemos escogido una insulina NPH ( insulina recombinada humana) , en concreto la humulina 70:30 porqué permite la administración dos veces al día y nos permite un buen control de la glucemia sanguínea.

Es muy importante también darle una dieta especial a Morla. Nos interesa una dieta con unos carbohidratos adecuados para que los niveles de glucosa no se nos disparen y también una dieta que nos permita controlar su peso (evitar la obesidad). En su caso hemos escogido un pienso Hill’s W/D.

La humulina NPH 70:30 es útil para el control de la diabetes en perro.
Imagen de http://www.indiamart.com.

Imagen de mi.ciudaddemascotas.com.

Ahora hace ya dos semanas que hemos empezado a administrarle insulina dos veces al día a Morla.

Junto con la inyección de insulina damos siempre de comer. Ahora cada semana le realizamos curvas de glucosa, que son controles de la glucosa sanguínea antes y cada 2 h después de la administración de insulina. Esto nos permite obtener una gráfica y ver en qué valores se mantiene durante 12h la glucosa y en función de estos valores vamos ajustando la dosis.

La diabetes es una enfermedad tratable pero complicada, sobretodo al inicio del tratamiento ya que requiere realizar curvas de glucosa semanales hasta estabilizar al animal. Una vez estabilizado los controles se pueden realizar mensuales y posteriormente trimestrales.

Iris Pérez.

Clínica Veterinaria Betulia.

El hipotiroidismo canino.

30 Jul

Este es Balto, un Golden Retriever de 10 años que tiene un problema endocrino que es frecuente en el perro, tiene hipotiroidismo.

El hipotiroidismo es una enfermedad en la cual la glándula tiroides no produce hormonas suficientes para ejecutar todas las funciones del cuerpo a un ritmo normal.

¿Qué hormonas produce el tiroides y para qué sirven?

La glándula tiroides está situada en la parte ventral del cuello y produce hormona tiroidea.

Situación anatómica de la glándula tiroidea del perro.
Imagen de leerburg.com.

La hormona tiroidea juega un papel muy importante en la regulación del metabolismo y el funcionamiento adecuado del cuerpo. Es necesaria para el buen funcionamiento del corazón, pulmones, sistema digestivo, la piel y el cerebro, así como para fortalecer el el pelo y los huesos.

¿Qué signos produce el hipotiroidismo?

Debido a que la hormona tiroidea es esencial para muchos procesos en el cuerpo, esto significa que los perros con hipotiroidismo pueden mostrar una amplia gama de síntomas. Estos síntomas a menudo se desarrollan lentamente y no siempre son muy evidentes para el dueño del perro. A veces, los signos se confunden con los del envejecimiento normal.

Entre estos síntomas encontramos:

–         signos cutáneos: expresión trágica de la cara, caída de los párpados, falta de crecimiento del pelo después de peluquería, engrosamiento de la piel, cola de rata (cola pelada), hiperpigmentación, piodermas (infecciones de la piel).

Pioderma profunda.

Pioderma grave en Balto en la zona lumbar.

–         Cambios mentales: letargia, apatía, sensibilidad al frío, intolerancia al ejercicio. En general son animales que no tienen ganas de hacer nada y pasan la mayor parte del tiempo tumbados.

Balto en la consulta. Como podñeis observar está totalmente decaído, apático, letárgico, con mirada trágica.

–         Sobrepeso: el hipotiroidismo produce un aumento de peso aún tomando la misma dieta.

–         Signos neurológicos (más raros): convulsiones…

Zona de la cola sin pelo y con pioderma, denominada “cola de rata”.

Dermatitis con ulceración del codo.

Estado de debilidad de Balto.
Esta imagen está tomada en la consulta, donde normalmente Balto estaba nervioso y con ganas de salir.

¿Por qué se produce el hipotiroidismo y qué animales tienen más riesgo de padecerlo?

La mayoría de veces (aproximadamente un 50%) la causa de fallo del tiroides es por una tiroiditis linfocítica, que no es más que la destrucción inmunomediada de la glándula. Inmunomediada significa que el propio cuerpo comienza atacando mediante anticuerpos la glándula hasta destruirla.

Otras causas de hipotiroidismo son: neoplasias en la glándula tiroides,  problemas en la glándula pituitaria (suele afectar a animales muy jóvenes y se denomina también Cretinismo) o  causas desconocidas ( lo que se llama “idiopática”).

Todas las razas de perros y cruces pueden verse afectados por el hipotiroidismo. Sin embargo, perros de raza Labrador, Golden Retriever(como Balto),Doberman, Cocker spaniel, Teckel, Schnawzer Miniatura, Setter Irlandés son razas que están predispuestas genéticamente a desarrollar la enfermedad.

La edad más común de afectación es entre los 2 y los 6 años de edad.

Los machos y hembras se ven afectados en igual número.

¿Cómo se diagnostica?

Con una analítica completa ( hemograma y bioquímicas sanguíneas) podemos sospechar de hipotiroidismo en un perro con síntomas si el colesterol y la fosfatasa alcalina (una enzima del hígado) estan aumentadas, pero para la confirmación del diagnóstico nos hace falta realizar pruebas específicas de tiroides.

La prueba principal es la determinación de T4 (hormona tiroidea) y TSH (hormona estimulante del tiroides).

Un resultada con la T4 baja y la TSH elevada confirman el diagnóstico de hipotiroidimo pero esta situación solo se da en el 2% de perros con hipotiroidismo. Así que el 98% de perros con hipotiroidismo necesitaran más pruebas específicas para un diagnóstico fiable.

En el caso de Balto en el chequeo completo tenía el colesterol y la fosfatasa elevadísimos.

La T4 era baja pero la TSH normal, así que tuvimos que realizar más pruebas, en su caso hicimos una determinación de hormona tiroidea libre (no unida a proteínas sanguíneas)por un técnica laboratorial especial llamada diálisis de equilibrio y resultó estar muy baja, lo que nos confirmaba el diagnóstico de hipotiroidismo.

¿Existe tratamiento?

Sí, existe un tratamiento económico para el hipotiroidismo: la administración oral de hormona tiroidea (le
votiroxina). Se suelen usar medicamentos de medicina humana como el levothroid o el eutirox.

Imagen de andalusienshop.com.

El tratamiento es para toda la vida del animal.

La respuesta al tratamiento es satisfactoria en la mayoría de perros hipotiroideos.

Los signos mentales y de debilidad suelen mejorar las primeras 2 semanas. Los problemas de piel mejoran las primeras semanas pero pueden tardar varios meses a desparecer.

¿Qué revisiones requieren los perros hipotiroideos?

En un principio empezaremos los controles a las 4 semanas del inicio del tratamiento, de momento Balto solo lleva 2 semanas con el tratamiento, así que hasta dentro de 2 semanas más no le haremos el control.

Los controles consisten en valorar las concentraciones sanguíneas de T4 y ver si son los adecuados o no.

Una vez encontrada la dosis óptima para cada animal sólo requerirá dos chequeos completos anuales.

Ya os informaré de la evolución de Balto.

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: