Tag Archives: otitis interna perro

Las otitis medias e internas: el caso de Joqui

25 Oct

¡Hola a todos!

El otro día os hablaba de Joqui (http://wp.me/p2cDmE-2gw), un labrador de 8 años de edad que había convulsionado. Comenté que estaba pendiente de hacer unas pruebas para determinar el origen del sangrado que presentaba por su uretra.

2014-09-27 11.15.42

Joqui

Para determinar si el sangrado era secundario a una hiperplasia prostática o a una infección urinaria, por ejemplo, era necesario realizarle una ecografía abdominal.  Como ya comenté, Joqui muestra una agresividad por miedo bastante fuerte cuando viene a visitarse, así que para explorarlo a fondo es necesario sedarlo. Aprovechando esta sedación se aprovechó para explorarle a fondo los oidos y ver como evolucionaba la otitis que tenía diagnosticada.

¿Cómo había pasado Joqui los días desde que comenzó el tratamiento?

Cuando Joqui vino a hacerse la ecografia ya llevaba 2 semanas con tratamiento antibiótico via oral y con gotas oticas para tratar la infección. Durante todos esos días tan solo había convulsionado una vez, y más levemente que la primera vez que acudió a vernos. Además pocos días después de empezar con el antibiótico dejaron de observar las gotitas de sangre que le caían anteriormente del pene.

De todas formas, se acordó seguir adelante con la sedación y la ecografía para confirmar que no seguía habiendo ningún problema ni en la próstata ni en la vejíga de la orina.

¿Qué se pudo observar durante la sedación?

La ecografía resultó perfecta, no había ninguna alteración. Se podría sospechar la presencia de un quiste en próstata, que podría haber provocado el sangrado y que con las dos semanas de antibiótico se hubiera resuelto por completo.

No obstante donde si se encontraron alteraciones fue en el oído derecho de Joqui. Al introducir el otoscopio se pudo observar que aun presentaba una gran cantidad de secreción purulenta y además tenía la membrana timpánica perforada.

2014-09-27 11.04.28

pabellón auricular de Joqui muy enrojecido

La membrana timpánica es una delgada membrana que separa el oído externo del medio y que vibra en respuesta a las ondas sonoras, además de actuar como una barrera que evita que materiales externos y bacterias penetren en el oído medio.

Si esta membrana desaparece permite a las bacterias entrar al oído medio e interno. Los signos neurológicos (las convulsiones, la cabeza algo ladeada…) podían estar provocados por una otitis media y un inicio de otitis interna.

membrana-timpanica- pg-42-desgarrada-1

membrana timpánica perforada -www.clinicajuancarrero.net

Para poder establecer un tratamiento antibiótico adecuado para Joqui se le recogió una muestra mediante un hisopo estéril para así realizar un cultivo y un antibiógrama. El resultado fue que la infección estaba provocada por una bacteria gram negativa llamada Pseudomonas aureginosa. Además el antibiograma mostró que era una bacteria muy resistente, ya que de 23 antibióticos que probaron en el laboratorio tan solo era sensible a 4 de ellos. De estos 4 antibióticos que se podían elegir para tratarle,  sólo uno se le podía dar por vía oral, los otros 3 necesitaban administrarse por vía endovenosa dos veces al día.

P.aeruginosa.colonies

cultivo Pseudomona aureginosa -textbookofbacteriology.net

Por este motivo es tan importante realizar cultivos y antibiogramas para decidir que antibiótico dar a un animal, ya que el que estaba tomando no eliminaba la bacteria que tenía y se le tuvo que cambiar por el único que le podían dar sus propietarios en casa, el ciprofloxacino. Además del antibiótico se le siguió haciendo el tratamiento tópico con las gotas que ya se le dieron previendo una posible rotura timpánica.

¿Cómo ha evolucionado Joqui?

Después de casi 3 semanas de tratamiento ya apenas secreta pus en su oido, tiene el pabellón aún algo enrojecido pero esta casi perfecto. Sus propietarios comentan que no ha vuelto a convulsionar desde que se le esta tratando su otitis y que ya no ladea la cabeza.

¡Esperamos que Joqui se cure del todo pronto!

Elisabet Villanego

¿Por qué convulsiona Joqui?

14 Oct

¡Hola a todos!

Hace unos días los propietarios de Joqui, un labrador de 8 años de edad, nos llamaron asustados porqué había estado convulsionando toda la noche.

2014-09-27 11.15.42

Joqui

Días antes lo habían comenzado a tratar de una otitis en otro veterinario, pero debido al miedo que Joqui tiene cuando acude a que lo visiten se muestra muy agresivo , así que decidieron acudir a nosotros a ver si se dejaba valorar más tranquilamente que en el veterinario que ya conocía.

Cuando vino a visitarse se pudo confirmar que se tiraba a atacar debido al miedo que tenía, así que tras ponerle un bozal para evitar riesgos innecesarios se procedió a explorarlo con la mayor calma y delicadeza posible. A parte de las convulsiones y la otitis, sus propietarios también habían observado que en ocasiones le caían gotas de sangre del pene, sin estar relacionado con la orina.

¿Qué se observó en la exploración de Joqui?

Tanto sus mucosas, como sus ganglios y auscultación eran normales. Muy cerca del pene se pudo observar una pequeña herida, y era muy evidente que presentaba una otitis marcada sobretodo en su oído derecho.

2014-09-27 11.04.28

oído derecho de Joqui muy enrojecido

Al intentar explorar sus oídos con el otoscopio se comenzó a mostrar mucho más agresivo, debido al dolor que tenía no se dejó valorar, el miedo principal era que se le podía hacer daño al explorarlo si daba un golpe de cabeza como los que estaba dando.

¿Que le podía estar causando las convulsiones a Joqui?

Existen varias causas que pueden hacer a un animal convulsionar, entre ellas:

  • Accidentes vasculares
  • Encefalitis y/o meningitis
  • Traumatismos
  • Enfermedades metabólicas: encefalopatías hepáticas, hipoglucemias, hipoxia (falta de oxigenación en el cerebro), problemas en las tiroides…
  • Intoxicaciones: anticongelantes de vehículos, productos insecticidas y plaguicidas…
  • Neoplasias
  • Epilepsia idiopática

Para determinar que era lo que le estaba afectando a él concretamente se decidió realizarle una analítica sanguínea, ya que para empezar era lo más fácil de hacer, ya que para tomarle una muestra de sangre no hacía falta ni sedarlo ni realizarle ninguna prueba invasiva.

¿Qué se pudo observar en su análisis?

En esta analítica se descartó que padeciera ninguna enfermedad metabólica, ya que no mostraba ninguna alteración evidente. Así que se decidió tratar la segunda opción que parecía más probable.

Como ya he comentado anteriormente, Joqui se estaba tratando de una otitis desde hacía días, y debido a que no se dejaba explorar los oídos con el otoscopio existía el riesgo de tener el tímpano perforado y que estuviera padeciendo una otitis interna además de estarle poniendo unas gotas que pueden provocar problemas si se confirma que la membrana timpánica esta rota.

Así que se procedió a cambiarle las gotas por unas que se pueden aplicar sin problemas aún y tener el tímpano roto y por un antibiótico oral.

malacetic

malacetic

¿Cómo evolucionó Joqui?

Unos días después sus propietarios nos comentaron que no había vuelto a convulsionar, que parecía más animado y que ya no goteaba tanta sangre de su pene.

De todas formas, para descartar que este sangrado no procedía de un incremento en el tamaño de su próstata, se acordó realizarle una ecografía bajo sedación una vez el se encontrara mejor.

Pronto os explicaré como ha evolucionado Joqui y de las pruebas que se le han ido haciendo estos días.

Elisabet Villanego

A %d blogueros les gusta esto: