Tag Archives: pancreatitis gato

La triaditis en gatos: el caso de Bruixa

6 Ago

¡Hola a todos! Os presento a Bruixa, mi gata común europea de 2 años de edad.

2013-04-24 15.35.03

Bruixa

Esta gatita “me adoptó” cuando tenia tan solo 1 mes de edad, salió de debajo de un coche cuando llegué de trabajar y vino directa hacía mi. Cuando la revisé tenía pulgas, una alopecia por hongos en la cabeza y muchos moquitos. Después de días de tratamiento mejoró mucho, ganó peso, y se quedo a vivir en casa.

Dibujo

Bruixa con 1 mes y su alopecia en la cabeza

Desde siempre ha tenido una gran actitud cazadora, atrapando todo bicho que se le acerca, pero el otro día cazó un ratón pequeño, y antes de que se lo pudiera quitar se lo comió. Como precaución decidí administrarle unos días de vitamina K, antídoto de matarratas, por si el ratón estaba intoxicado.

Todo fue bien, hasta que días después Bruixa empezó a vomitar y a tener fiebre, así que decidí realizarle una analítica sanguinea. Aunque lo valores de coagulación eran normales,  se pudieron observar otras alteraciones:

  • las proteínas plasmáticas se encontraban en el límite alto.
  • la ALT, parámetro hepático, muy elevado.
  • la lipasa, parámetro pancreático, casi 4 veces por encima de lo normal.
  • los triglicéridos, también muy elevado.

Debido a estas alteraciones en la analítica decidí hacerle una ecografía abdominal para observar la estructura de los órganos que presentaban alteraciones en la analítica,  para determinar si había líquido libre, y para descartar un incremento en el tamaño de los ganglios, ya que mi preocupación principal era que se le estuviera manifestando una peritonitis infecciosa felina (un virus que podía haber contraído en la calle cuando aún no vivía en casa).

¿Que se observó en la ecografía de Bruixa?

Principalmente se pudo ver una pequeña inflamación en hígado, la zona de peritoneo que envolvía el páncreas reactivo, aunque el páncreas se observaba normal y los intestinos ligeramente inflamados. No se observaban ni ganglios incrementados de tamaño ni líquido libre ni masas.

Debido a los resultados analíticos y la ecografía mi principal sospecha era que Bruixa pudiera padecer una triaditis felina.

¿En qué consiste una triaditis felina?

La triaditis se trata de una inflamación que afecta al hígado (colangioheptatis), páncreas (pancreatitis) e intestino (IBD). En ocasiones pueden encontrarse tan sólo dos de ellos afectados, en diferentes combinaciones.

El diagnóstico de Bruixa es presuntivo, ya que para tener un diagnóstico definitivo le tendría que realizar biopsias de los diferentes órganos afectados.

¿Que tratamiento ha seguido Bruixa?

Debido los vómitos y la fiebre  se le ha administrado medicación antiemética y antiinflamatorio para bajar la temperatura y la inflamación de los diferentes órganos. Como precaución también se le ha administrado antibiótico por si todo este proceso es secundario a una infección. Debido a los vómitos y al no querer comer ni ingerir agua, su peso empezó a bajar provocado también por un inicio de deshidratación, así que también se le han administrado fluidos en vena durante 48 horas.

suerogat2-e1383039970636

sueroterapia

Para complementar la medicación también se le ha suplementado con vitamina B12, y cuando ha dejado de vomitar se le ha comenzado a dar una dieta intestinal baja en calorías, para disminuir los triglicéridos en sangre y desinflamar el intestino.

intestinalcatMEwet

Intestinal moderate calorie -www.huellacanina.com

¿Cuál ha sido la evolución de Bruixa?

Después de dos días de fluidoterapia y medicación esta mucho más animada, ha comenzado a comer sin vomitar y a esta recuperando su actitud de siempre. Esta completamente hidratada y ya no tiene fiebre. Por ahora seguirá con un pienso intestinal moderado en calorías, con antibiótico y dosis bajas de antiinflamatorio.

En unos días le repetiré las analíticas y la ecografía para ver como evoluciona, así que ya os iré contando sus progresos.

Elisabet Villanego

Diabetes y pancreatitis en el gato: el caso de Vermell.

25 Jun

Vermell (con su collar rojo) y su hermano Verd (collar verde) en su casa.

¿Os acordáis de Vermell? http://wp.me/p2cDmE-uf

Hace unas semanas Vermell sufrió una complicación grave: una pancreatitis.

La pancreatitis es una inflamación del páncreas.

Pueden ser agudas o crónicas y la manera de diferenciarlas es a nivel histológico.

En el gato no hay predisposición genética a la pancreatitis pero hay factores de riesgo para esta enfermedad.

Los factores de riesgo son: trauma abdominal, hipercalcemia, hipoperfusión del páncreas, intoxicación por organofosforados, toxoplasma…

Muchas veces las pancreatitis felinas van muy ligadas a otras condiciones como la IBD ( enfermedad intestinal inflamatoria), colangitis y colangiohepatitis y la diabetes ( este es el caso de Vermell).

¿Qué signos presentan los gatos con pancreatitis?

Generalmente son signos vagos e inespecíficos como letargia, deshidratación, hipotermia, vómitos ( solo ocurren en el 30% de los casos), dolor abdominal ( 25% casos), fiebre o no, ictericia o no.

¿Cómo se diagnostica?

Al realizar un chequeo completo podemos encontrar cambios inespecíficos como anemiay aumento de los leucocitos.

Las enzimas hepáticas pueden estar elevadas, puede haber un aumento de la bilirrubina, los valores de urea y creatinina, del colesterol y puede dar también un descenso de la albúmina, el calcio y el potasio. Todo esto es muy importante saberlo para poder suplementar la sueroterapia a los déficits apreciados en la analítica.

La ecografía abdominal es útil para el diagnóstico de pancreatitis.

Ecografía abdonminal de páncreas.
Imagen de http://www.webveterinaria.cl.

La prueba más fiable es la medición de la lipasa pancreática felina (PLI).

En el caso de Vermell la PLI estaba muy elevada y la imagen ecográfica de su páncreas era compatible con una pancreatitis.

¿Cómo se trata?

La base del tratamiento es eliminar la posible causa subyacente. En el caso de Vermell el control de la diabetes es un paso fundamental pero para hacerlo primero tuvimos que estabilizarlo y controlar la pancreatitis.

El tratamiento consistió en la administración intravenosa de fluidos, medicación antiemética, medicación para el dolor ( a base de fentanilo) y alimentación forzada. Si el gato no vomita cuanto antes podamos iniciar la alimentación es muy importante. En el caso de Vermell la dieta era una dieta hipocalórica ( os recuerdo que estaba un poquito pasadito de peso) y especial para diabetes. También se continuó con la insulina glargina para controlar la diabetes.

El fentanilo se usa para tratar el dolor producido por la pancreatitis.
Imagen de http://www.ar.all.biz .

El uso de enzimas pancreáticos vía oral e importante ya que estos realizan un feedback negativo hacia el páncreas haciendo que este no fabrique enzimas pancreáticos disminuyéndose así si inflamación.

Enzimas pancreáticos.
Imagen de http://www.farmaciatermal.com.

Después de una semana hospitalizado Vermell se estabilizó y se le dió el alta. Des de entonces realizamos controles semanales de la glucosa sanguínea y controles mensuales de su páncreas mediante la medición de la PLI y ecografías abdominales. De momento su diabetes vuelve a estar controlada y el aspecto eográfico del páncreas  y los niveles de PLI se han normalizado.

Glargina para el tratamiento de la diabetes.
Imgen de http://www.hemosleido.es.

El prónostico de la pancreatitis va relacionado con la severidad de la enfermedad. Una enfermedad media sin complicaciones sistémicas tiene un buen pronóstico.

Signos severos o con implicaciones sistémicas graves (alteraciones en la coagyulación,fallo pulmonar, fallo renal) implican un mal pronóstico.

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: