Tag Archives: panleucopenia gato

Freya y sus gatitos.

5 Ago

DSC_1740

Esta es Freya, una gatita europea de color cartujo que ha venido a la vacunación anual.

Este año pero la vacunación de Freya deberá esperar un poco.

A Freya no la podemos vacunar todavía porqué está lactando a dos gatitos de 6 semanas ( un macho y una hembra). Los gatitos están empezando a comer solos pero Freya todavía los amamanta.

El destete en gatos se produce entre las 6 semanas y los dos meses y suele ser progresivo si las crías están con la madre. Poco a poco los gatitos necesitarán ingerir menos leche y la producción de leche de la madre se irá reduciendo hasta que se pare. En este proceso es muy importante controlar el estado de la madre para detectar posibles infecciones de la glándula mamaria.

DSC_1734

Tengo que decir que Freya es una gata buenísima, en la consulta se ha dejado explorar en todo momento y ha mostrado una actitud tranquila y exploradora. En todo momento estaba pendiente de sus crías pero nos ha dejado tocarlas y explorarlas sin problema.

La familia de Freya:

DSC_1741 DSC_1739 DSC_1738 DSC_1737 DSC_1736 DSC_1734

¿ Por qué vacunamos anualmente a los gatos?

 Es importante proteger a nuestro gato frente a ciertas enfermedades mediante la vacunación.

Si su gato vive siempre en un piso y no tiene acceso a otros gatos ni a lugares frecuentados por otros gatos, es suficiente vacunarle frente a 3 enfermedades: herpesvirus, panleucopenia y calicivirus.

En los siguientes enlaces podéis saber más sobre estas tres enfermedades: ( http://wp.me/p2cDmE-lp) y (https://historiasveterinarias.wordpress.com/2014/08/20/la-panleucopenia-en-gatos/).

Estos virus pueden entrar a nuestros hogares a través de nuestros zapatos si estos entran en contacto con orina, heces o saliva de gato.

Si su  gato sale y tiene acceso a otros gatos no vacunados, es conveniente además vacunarle frente a la leucemia felina ( http://wp.me/p2cDmE-3a).

Esta enfermedad está producida por un virus que se transmite por orina, heces, saliva y da lugar a una bajada de defensas, lo cual facilita que el gato contraiga otras enfermedades.

¿ Por qué no podemos vacunar a hembras lactantes o gestantes?

Las vacunas contienen partículas víricas muertas o atenuadas que pueden causar un cuadro leve de enfermedad cuando es inoculada.

Generalmente, se debe evitar usar cualquier medicación en hembras gestantes o en lactación.

Las vacunas que contienen virus vivo ( aunque sea atenuado) si se inoculan en hembras gestante este virus puede atravesar la placenta y causar defectos congénitos o muerte en los fetos.
Algunas vacunas, sin embargo, pueden administrarse en animales gestantes o lactantes pero en circunstancias especiales y usando siempre virus muertos y bajo control veterinario.
Vacunar a un animal en lactancia no proporcionará protección a su descendencia pero hemos de pensar que la madre puede excretar partículas víricas por la leche y afectar a los cachorros.
¿ Cómo debemos actuar si queremos que nuestro gato o perro tenga crías?
Si la monta va a ser una situación querida y controlada lo recomendable es desparasitar interna y externamente a la perra o gata antes de la monta. También es recomendable vacunar con las vacuna que necesite un mes antes de la monta. Pensad que si la vacunamos y a los dos días la perra o gata se queda gestante no hemos dado tiempo a que el cuerpo genere los anticuerpos deseados y los virus que componen la vacuna podrían afectar a los fetos.
La desparasitación interna y externa puede realizarse en hembras lactantes pero siempre usando productos que esten autorizado en estos casos.
En hembras gestantes no se recomienda la desparasitación interna y externa pero en casos concretos pueden usarse productos concretos con pautas adecuadas que un veterinario determinará.
Iris Pérez.

Los gatos de interior también padecen enfermedades

13 Nov

¡Hola a todos!
Hoy una clienta ha traído a su perrita a visitar y ha comentado que también tiene un gato adulto, pero como muchas otras personas antes, ha dicho la frase “pero no lo llevo nunca al veterinario, como no sale…”.
todosobremigatoblog.blogspot.com

todosobremigatoblog.blogspot.com

Me gustaría comentar los motivos por lo cuales es necesario realizar revisiones períodicas a los gatos, aunque no salgan de casa. Los gatos son especialistas en esconder que se encuentran mal y en muchas ocasiones, cuando el propietario ve algo raro en su mascota la enfermedad que padece puede estar bastante avanzada.
  • Es necesario realizar mínimo una revisión anual, se puede aprovechar para revisar la salud dental. Los problemas periodontales en gatos son bastante frecuentes y no es tan sólo un problema de que se le note mal aliento o que se pueda observar sarro, también se produce infección, inflamación y dolor. Los estudios dicen que el 70% de los gatos mayores de 3 años muestran algún nivel de enfermedad periodontal.
4 gingivitis5zu

gingivoestomatitis -http://nefertari40spaceslivecomde.blogspot.com.es/

  • También existen enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus, el hipertiroidismo, la insuficiencia renal… típicos de animales que comienzan a ser mayores. El veterinario a menudo puede sospechar de alguno de estos problemas al explorar al animal y al hacerle una serie de preguntas al propietario. Además en muchos casos, si estas enfermedades se detectan de forma temprana se pueden tratar y el animal puede tener una buena calidad de vida.
  • Durante la exploración también se realiza una auscultación cardíaca y pulmonar. En muchas ocasiones no se pueden auscultar soplos o ritmos cardíacos anormales hasta que la enfermedad está bastante avanzada, pero el hecho de auscultar algún sonido anormal mediante el fonendoscopio puede poner en pre-alerta al veterinario y necesitar un seguimiento más exhaustivo de un animal en concreto (para determinar la aparición de alguna cardiomiopatia o incluso de asma).
  • Aunque los gatos no tengan contacto con el exterior también pueden padecer infecciones (de orina, otitis, dermatitis…) y pueden ser portadores de virus (leucemia, herpesvirus, calicivirus…).
otitis -www.diagnosticoveterinario.com

otitis -www.diagnosticoveterinario.com

  • Muchos gatos de interior no utilizan rascadores o superficies adecuadas para limar sus uñas, sobretodo los gatos mayores o con sobrepeso. Esto puede provocar que crezcan demasiado llegando incluso a clavarse en sus propias almohadillas, provocándoles dolor e infecciones.
  • Los estudios también muestran que los gatos de interior pueden ganar peso muy rápidamente debido a la vida más sedentaria que llevan, comparada con los gatos que salen o viven en el exterior. El sobrepeso puede acortar la vida de nuestras mascotas ya que predispone a padecer artritis (aparece en el 90% de los gatos mayores de 12 años en diferentes grados), problemas cardíacos, diabetes mellitus, asma, estreñimiento…
08032012755-e1379589138703

la obesidad predispone a otras patologías

  • En muchas ocasiones acuden a nosotros propietarios sorprendidos porque su gato que no sale nunca a la calle tiene pulgas. Aunque los animales no salgan a la calle sus propietarios si lo hacen, al volver a casa se pueden entrar pulgas o sus huevos en los zapatos o la ropa. Además muchos gatos conviven con perros que si salen a pasear. Las pulgas además de molestas pueden ser portadoras de enfermedades que pueden poner en peligro la vida del animal.
  • Además de pulgas, unos insectos domésticos habituales son los mosquitos. Estos pueden ser transmisores del gusano de corazón (la Dirofilaria spp.), encontrándose de igual manera en gatos de exterior como de interior.
  • Aprovechando la revisión que como ya he comentado es bastante necesaria en todos los gatos, se puede vacunar. Son muchos los propietarios que piensan que un gato de interior no necesita vacunas, no obstante, de igual manera que mediante la ropa podemos llevar pulgas a casa, también podemos actuar de fómites de virus. Los virus de la panleucopenia y el calicivirus permanecen infecciosos durante largos períodos de tiempo, por lo tanto si una persona entra en contacto con alguna secreción contaminada de una animal portador o enfermo puede llevar a casa el virus haciendo que su mascota sea susceptible de padecer la enfermedad. Hay otros virus que son muchos más lábiles y más fáciles de eliminar (con jabón por ejemplo), es el caso del herpesvirus o la leucemia felina, estos si que necesitarían un mayor grado de contacto entre un animal sano y uno portador o enfermo para contagiar la enfermedad.

Espero que con esta información más propietarios de gatos de interior (y de exterior también) decidan realizar revisiones periódicas a sus mascotas. Siempre es mucho mejor poder detectar los problemas antes de que se manifiesten enfermedades importantes.

Fuente: http://www.vin.com

Elisabet Villanego

La inmunidad en cachorros, sus primeras vacunas

14 Dic

¡Hola!

Hace unos días os comentaba algunas cosas que todos aquellos que se decidan por comprar un animal deben saber (http://wp.me/p2cDmE-1Vn). No obstante, vuelvo a insistir, hay muchos animales en protectoras y refugios, tanto adultos como cachorros deseando encontrar un hogar apropiado, no sólo se puede tener un animal comprándolo en una tienda.

Hoy me gustaría explicaros porqué los veterinarios vacunamos a los cachorros a partir de una edad determinada y no antes, y el motivo por el cual siempre se recomienda que los cachorros no paseen por la calle hasta que estén completamente vacunados.

Un cachorro, al nacer, aún no tiene completamente desarrollado su sistema inmunitario, por eso necesita los anticuerpos que la madre le proporciona, ya que su cuerpo no es capaz de combatir una infección tal y como lo haría un animal adulto. Antes de nacer existe un paso de anticuerpos maternales  a través de la placenta hacía el feto, de todas formas tanto en perros como en gatos, por vía transplacentaria únicamente pueden pasar el 5-10% de los anticuerpos necesarios para poder tener una buena inmunidad frente a infecciones.

¿Cómo se obtiene el resto de la inmunidad?

Durante las últimas semanas de gestación, la madre va acumulando anticuerpos, también conocidos como inmunoglobulinas (Ig) en la glándula mamaria. Estas inmunoglobulinas formarán parte de lo que llamamos calostro. El calostro es lo primero que la madre secretará de sus mamas una vez el cachorro haya nacido.

¿Cómo absorbe el cachorro estos anticuerpos?

Las inmunoglobulinas para ser efectivas necesitan absorberse sin que el intestino del animal las destruya. Durante las primeras 24 horas de vida, el recién nacido no tiene el sistema digestivo desarrollado del todo, es por eso que los anticuerpos se pueden absorber sin que se vean alterados, y el animal puede llegar a tener un nivel de defensas similar al de la madre. Pasadas las primeras 24 horas y hasta las 48 horas de vida aún puede seguir asimilando una parte de los anticuerpos presentes en el calostro. Pasado este tiempo, aunque la madre siga secretando calostro, el cachorro ya tendrá el sistema digestivo más desarrollado y destruirá los anticuerpos antes de absorberlos, siendo estos de poca utilidad.

¿Cuánto dura la inmunidad maternal?

Esto depende mucho de la cantidad de anticuerpos que la madre le haya transferido al cachorro, y de si éste ha tomado el calostro adecuadamente, dentro de las primeras horas de vida. Además puede variar entre especies, por ejemplo, en el perro la inmunidad materna suele durar entre 10 y 12 semanas.

¿Entonces, cuándo debo vacunar a mi cachorro?

Es importante tener en cuenta que los anticuerpos maternales pueden interferir con la vacuna, por este motivo, se tiene que encontrar un punto en el cual las inmunoglobulinas aportadas por el calostro hayan disminuido, pero que el cachorro no se encuentre desprotegido.

image0007

anticuerpos maternales -delasotoba.site11.com

Como se puede observar en esta gráfica, el porcentaje de anticuerpos del cachorro va disminuyendo con el tiempo, es por eso que es necesario vacunarlo una vez se considera que la vacuna no será inhibida. Existen diferentes protocolos vacunales, de todos modos en lo que todos coinciden es que el animal tiene que estar correctamente desparasitado frente a parásitos gastrointestinales antes de su primera vacuna, ya que estos también pueden interferir en la efectividad de ésta.

En nuestro caso, nos gusta proteger a los perros frente a Moquillo, parvovirosis, hepatitis y leptospirosis y a los gatos frente a Herpesvirus, Calicivirus, Panleucopenia y Chlamydia, a partir de las 8 semanas de edad. Siempre habiéndolos desparasitado unos días antes de la vacuna contra parásitos gastrointestinales. Esta primera vacuna les aporta un 80% de protección frente a estas enfermedades, por eso consideramos que es muy importante volverlos a vacunar pasadas 3 semanas, ya que así conseguirán tener un protección completa.

image0003

evolución de los anticuerpos después de vacunar -delasotoba.site11.com

Una vez el cachorro esta completamente vacunado, recomendamos que no salga a la calle hasta pasada una semana de la última vacuna, ya que así le damos tiempo a su organismo para reaccionar y fabricar anticuerpos. Pasado este tiempo, no debería haber ningún problema si este se relaciona con otros animales. Para mantener la inmunidad durante toda la vida del animal se recomienda revacunarlo anualmente, ya que así se evita que los anticuerpos disminuyan con el paso del tiempo y el animal no queda expuesto a contraer ninguna de estas enfermedades cuando sea adulto.

Espero que os haya sido útil esta información.

Elisabet Villanego

A %d blogueros les gusta esto: