Tag Archives: parálisis laríngea perro

Parálisis laríngea: el caso de Talgo.

5 Ago

Hace varias semanas os presenté a Talgo, un cocker que acudió de urgencias con un edema pulmonar.

Nuestra principal sospecha (por edad, raza, cuadro clínico, repuesta al tratamiento, radiografía…) fue que el origen del problema de Talgo era cardíaco y recomendamos realizar una ecografía de corazón. Por sorpresa nuestra el corazón de Talgo no estaba tan mal como pensábamos.

¿Qué le ocurre a Talgo?

Talgo sufre una parálisis laríngea y el cuadro de edema de pulmón que sufrió fue consecuencia de este problema.

¿Qué es la parálisis laríngea?

La parálisis laríngea es una asimetría en el movimiento de los cartílagos de la laringe.

Los cartílagos de la laringe permiten el paso de aire hacia la tráquea y los pulmones.

La laringe esta formada por varios cartílagos.

Los cartílagos laríngeos en el perro. Imagen de escuela.med.puc.cl.

Si hay una alteración en su movimiento el paso de aire hacia tráquea no es el correcto.

En la parálisis laríngea hay una incapacidad parcial o total de movimiento de los cartílagos aritenoides.

¿Qué factores de riesgos o predisposiciones existen para padecer este problema?

Suele afectar a perros viejos de razas grandes, los labradores tienen mayor predisposición racial así como los dálmatas, bull terriers, rottweilers, mastín del Pirineo, pastor alemán.

Como factores de riesgo hay: traumas laríngeos por cirugías o heridas penetrantes, problemas metabólicos como la diabetes, el hipotirodismo o la miastenia gravis.

El estrés y el calor pueden aumentar la severidad de los signos clínicos.

¿Qué síntomas produce?

Si solo se afecta un cartílago (unilateral) los signos pueden ser muy leves o inexistentes.

En caso de afección de ambos cartílagos (bilateral) los signos pueden ir desde estridores respiratorios, intolerancia al ejercicio, tos, atragantarse al comer, cambios en la voz que pueden progresar a disnea severa por edema de pulmón no cardiogénico ( el caso de Talgo).

Muchas veces los signos empeoran tras el ejercicio o el estrés, como en el caso de Talgo que todo empezó después de un ejercicio intenso y se acentuó más al venir al veterinario.

¿Cómo se diagnostica?

La mejor manera de diagnosticarlo es mediante la exploración laríngea bajo anestesia. La sedación debe realizarse con fármacos que no supriman demasiado la función respiratoria ya que podemos ver una laringe normal cuando en realidad no lo está.

En el caso de Talgo realizamos una sedación con propofol y una exploración endoscópica de la zona, donde pudimos descartar la presencia de masas y vimos que el aritenoides izquerdo tenia un movimiento muy pequeño lo que obstaculizaba ligeramente el paso del aire,

Exploración endoscópica de los aritenoides de Talgo.

La ecografía laríngea puede ayudar al diagnóstico.

¿Qué tratamientos existen?

Existen dos tratamientos:

1) Médico: solo sirve a corto plazo y en animales con signos leves ( es el que hemos decidido aplicar a Talgo).

Consiste básicamente en mantener un peso óptimo, restricción del ejercicio y reducir el estrés.

2) Quirúrgico: consiste en la lateralización de los cartílagos ( uni o bilateral) mediante suturas. En casos graves puede requerir cirugías más complicadas y traqueostomías permanentes.

¿Cuál es el pronóstico de esta enfermedad?

En los perros operados con una lateralización unilateral del cartílago aritenoides el pronóstico es bueno y hay una mejoría de los signos respiratorios y de la tolerancia al ejercicios en un 90% de los casos.

En perros con polineuropatías progresivas el pronóstico no es bueno.

En animales muy mayores o con complicaciones esofágicas o respiratorias graves la tasa de mortalidad es del 14%.

Esperemos que Talgo vaya bien con el tratamiento médico, ya os iré contando!

Iris Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: