Tag Archives: perra

Piometra: una enfermedad frecuente.

26 Jun

Hoy os quiero hablar sobre una enfermedad que en la clínica veterinaria la vemos bastante a menudo.  Es por ello que vale la pena explicar un poco en que consiste.  Hablaremos de un caso:  una gata callejera que nos llegó en mal estado, teníamos que esterilizarla, pero decidimos realizar pruebas para ver que le pasaba.  Le detectamos piometra.

Gatita recogida de la calle

La piometra o metritis,  consiste en un acúmlo de líquido purulento dentro de la matriz de las perras y gatas.  Es por lo tanto infección grave del útero.  Es una enfermedad que se da más frecuentemente en perras y gatas de edad avanzada.  Normalmente se suele dar de uno a dos meses después del celo.

En la izquierda vemos un útero normal. Y en la derecha vemos un útero lleno de liquido purulento. Vemos la forma totalmente diferente.

Cuando una perra o gata sufre una piometra, ésta puede ser cerrada o abierta.   En el primer tipo, el cuello de la matriz esta abierto, el pus sale por la vagina, viéndose claramente.  En el segundo tipo el cuello esta cerrado y no sale nada por la vagina, este tipo es más difícil de diagnosticar y puede ser más grave y los animales estan más enfermos.

Como se produce esta enfermedad?:  En cada ciclo reproductivo del animal, la pared del útero se engrosa.  Esto al cabo del tiempo, debido a varios ciclos durante la vida del animal, produce quistes en la pared endometrial.  Esta enfermedad se llama Hiperplasia Endometrial Quística y precede a lo que mas tarde puede ser piometra.

 

Aqui vemos una matriz de perra abierta, con presencia de múltiples quistes.

 

Que vemos en nuestras mascotas cuando padecen esta enfermedad?  Podemos ver que nuestro animal esta muy decaído, puede presentar fiebre y ser muy alta.  Un signo que acompaña frecuentemente esta enfermedad es poliuria (orinar mucho) y polidipsia (beber mucho).  Si la piometra es abierta, un signo muy claro es la descarga vaginal, de un líquido purulento o hemorrágico-purulento.  Anorexia, deshidratación, etc… Tambien podemos notar abultamiento del abdomen, sobretodo en piometras cerradas, donde el acúmulo de líquido puede ser muy grande.

 

Se pueden realizar pruebas diagnósticas como analisis de sangre, radiografias, ecografía, etc… para confirmar el diagnóstico de piometra, sobretodo en los casos donde la piometra es cerrada, ya que es más difícil el diagnóstico.

 

Imagen radiografica de una piometra.

 

 

Imagen ecografica de una piometra.

 

El tratamiento puede ser de dos maneras, quirúrgico o médico.  Siendo mucho mas frecuente y con mucho mejor pronóstico el tratamiento quirúrgico.

El tratamiento quirúrgico consiste en extirpar la matriz y los ovarios, o sea realizar una esterlización. La ventaja de este tratamiento es que si va bien, es totalmente curativa, y después de la cirugia se recuperan rápidamente.  El inconveniente, es que los animales con piometra pueden tener afectado el riñon, pueden estar deshidratados… en estos casos la cirugia se puede complicar.  El tratamiento médico consiste en utilizar fármacos que expulsen, mediante producción de contracciones uterinas, el pus fuera del utero.  Esto se puede realizar en perras donde se desee mantener sus capacidades reproductoras, pero es de alto riesgo porque la piometra puede volver a presentarse.

La complicación mas grave y a menudo mortal de esta enfermedad es la peritonitis.  Si la matriz se rompe o se lacera, y hay salidad de líquido purulento infeccioso a la cavidad abdominal,  la cirugia es urgente para salvar la vida del animal

Ahora os quiero poner una serie de fotografias de la gata callejera operada en nuestro centro.

 

La gatita preparada para la intevencion.

 

Exteriorizando el útero lleno de pus.

 

 

Vemos el utero engrosado y a punto de ser extirpado.

 

 

Imagen en detalle de un quiste ovárico muy grande. Estos quistes se ven frecuentemente en animales mayores.

 

El utero muy distendido, en los dos extremos vemos los ovarios con sendos quistes de gran tamaño.

 

Para acabar, solo comentar que esta es una enfermedad bastante frecuente en animales de edada avanzada.  Por eso una prevención muy buena, es esterilizar a nuestras perras y gatas cuando son jóvenes.

 

Muchas gracias y hasta pronto.

 

Pedro Carracedo.

 

 

 

 

 

Por fin empieza el parto de mi perrra Lili (Cavalier King Charles Spaniel).

2 Abr

Hola a todos!

En mi último post comentaba que la disminución del nivel de progesterona por debajo de 2 ng/m anunciaba el parto de Lili en las siguientes 12-24 horas.

Aunque en perras que paren por primera vez (primíparas), este periodo puede alargarse hasta las 40 horas.

Y así fue: a las 5.24 minutos de la mañana del día 1 de Abril, Lili que estaba echada a mi lado emitió un ladrido agudo, y al cabo de menos de 30 segundos, otro.

Me levanté como impulsado por un resorte, y al cabo de unos segundos mi hija, que lo había oído desde su habitación, acudió rápida y nerviosa: ¿Qué pasa? preguntó.

Lili está empezando a parir, le dije. Al cabo de pocos segundos, asomó un primer cachorro por la vulva.

Victoria introdujo los dedos por alrededor del cachorro y le ayudó a salir. Al cabo de unos segundos, empezó a respirar. Lili quería lamerlo y cortarle el cordón umbilical. Y así lo hizo.

En los 2 vídeos que siguen podéis ver a este primer cachorro, nada más nacer, y cómo Lili lo lame; este lamido estimula la respiración, es fundamental.

A las 8:45 nació un segundo cachorro: es una hembra, y en el siguiente vídeo podéis ver cómo también es lamida por su madre. Es otro Cavalier King Charles tricolor, con manchas negras más repartidas por el cuerpo. Parece una vaquita…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo sabíamos que habían 4 cachorros, a las 12:30 quisimos comprobar que los que faltaban por nacer estaban bien: se hace mediante ecografía y midiendo la frecuencia cardiaca fetal. Deben tener idealmente más de 180 latidos por minuto, al menos 170. Si hay menos de 170 revela estrés fetal y a menos de 160 es necesario intervenir (cesárea).

Por suerte los 2 cachorros latían respectivamente a 175 y 189 latidos por minuto. Había que esperar! Qué nervios!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por fin, a las 13:15 nació un tercer cachorro (la 2ª hembra): en el vídeo a continuación se aprecia la secuencia del nacimiento de la cachorra que llamo la guapa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lili se muestra como buena madre, y trata de no pisar los cachorros, los lava, se coloca para dejarlos mamar. Toda esta información está grabada en su ADN!

Este último vídeo muestra a los 4 cachorros a las 6 horas de nacer el último (y a las 18 horas de nacer el primero!): el parto duró 12 horas. En perras primíparas (novatas, en su primer parto), el parto dura hasta 24 horas.

Habría que preocuparse si entre 2 cachorros pasaran más de 4 horas; en el caso de Lili pasaron unas 3 horas entre los distintos cachorros.

Ahora mantenemos la temperatura ambiente a unos 28 ºC con la ayuda de un calefactor. Es importante no calentar directamente los cachorros ya que es fácil deshidratarlos si se coloca una fuente de calor demasiado potente cerca. Deben estar a esta temperatura para no sufrir hipotermia. Sus principales enemigos son la bajada de temperatura y la falta de alimento. Si la madre no tiene leche, hay que darles una leche maternizada para cachorros, que tiene la energía adecuada para ellos al tener un % elevado de grasa, muy superior al de la leche de vaca.

Os mantendré informados de lo que suceda, cordialmente

David Prandi Chevalier

Lili gestante: radiografía y ecografía a los 40 días de gestación.

12 Mar

Hola!

Ayer estábamos haciendo una visita urgente en día festivo de un perro atropellado, un Labrador Retriever llamado Troy, que por suerte resultó no tener lesiones graves.

Al tener a Lili conmigo en la clínica y haber puesto en marcha el aparato de rayos X y el ecógrafo, decidí que era un buen momento para comprobar cómo iba la gestación.

Antes de hacer estas pruebas diagnósticas, pesé a Lili y me sorprendí al ver que su peso era de 9.65 kg en lugar de los 7 kg habituales! Por sí solo, esto indicaba un cambio importante. De hecho, desde hace unos días le cuesta más subir a los sitios, se echa por el suelo y a ratos respira más rápido. Sin embargo, sigue tan selectiva como siempre con la comida, cuando en teoría sus necesidades de energía se han disparado…

Hicimos en primer lugar la radiografía de abdomen: como ves en la imagen, se observan unas masas de opacidad líquido en el abdomen, pero no se ven los huesos de los fetos todavía. Esto se debe a que la osificación se hace visible radiográficamente a los 42-45 días de gestación, y ella sólo lleva unos 40 días.

A continuación, le afeitamos el pelo del abdomen para hacer la ecografía. Ella se lo tomó con filosofía (estos humanos están un poco locos) y nosotros nos dedicamos a buscar cuántos fetos eran visibles con el ecógrafo y también (muy importante) si veíamos cómo les latía el corazón. En una ecografía anterior (hace 10 días) una compañera vió que habían 3 fetos en el cuerno uterino derecho y 1 en el cuerno uterino izquierdo. El problema era que el feto del lado izquierdo no mostraba latido cardiaco: entonces la duda era si no se veía o realmente no latía…

Por suerte, ayer el corazón de este feto se vió latir normalmente, como puedes ver en el vídeo a continuación. Es una estructura más oscura que el resto del feto y que tiene movimiento, como de abrirse   y cerrarse.

En una perra, la ecografía puede permitir un diagnóstico de gestación a partir de los 21 días. La radiografía tarda más (42-45 días) pero es mejor para contar exactamente cuántos fetos hay, lo cual es importante para estar seguros de que un parto ha finalizado o no.

Espero que todo siga bien, os mantendré informados!

David Prandi Chevalier

A %d blogueros les gusta esto: