Tag Archives: perro encontrado

Kora, una perrita con mucha suerte.

5 Ago

DSC_1730

Kora.

Esta es Kora, una perrita de raza bretón que calculamos que debe tener entre 1 y 2 años.

Kora es una perra muy afortunada ya que de momento tiene un hogar temporal hasta que encuentre un hogar definitivo.

Sus salvadores nos la han traído para visitarla y nos han contado su triste historia.

Ellos volvían de vacaciones por una carretera solitaria de la zona de Murcia y, por allí deambulaba, sin rumbo, Kora.

Kora estaba agotada y muerta de sed y de hambre y se dejó coger sin problemas.

Tal y como la cogieron nos llamaron y esa misma tarde nos la trajeron para visitarla y ver si estaba bien.

Lo primero que miramos era sí llevaba microchip y, tal y como todos pensábamos, no llevaba microchip.

El examen físico de Kora era normal, estaba un poco delgadita pero si contamos que debía llevar días deambulando sin comida lo podríamos considerar normal.

Tenía alguna pulga por lo que aplicamos tratamiento antiparasitario interno y externo y, recomendamos que en unas 2 semanas, si todo estaba bien, se debería revacunar ( no sabemos nada de su estado vacunal).

No tenía ninguna cicatriz compatible con una ovariohisterectomía por lo que recomendamos a sus dueños provisionales realizar en unos días una ecografía abdominal para descartar una posible gestación.

Lo que nos llamó más la atención de su examen fue un corte limpio en la zona izquierda del cuello, justo en la zona donde se suele poner el microchip.

DSC_1732

Corte limpio en la zona donde se suele poner el microchip.

DSC_1731

Pensamos que Kora fue abandonada y, para que el dueño no fuera identificado, le extrajo el microchip de forma cruel y salvaje. Probablemente pertenecía a un cazador y, por cualquier motivo, Kora ya no le servía.

Por suerte la herida no estaba infectada y tras limpiarla bien la cerramos con un par de puntos de sutura con un poco de anestesia local y pautamos antibioterapia oral preventiva.

DSC_1733

Puntos de sutura para cerrar la piel en la zona cortada.

Desde 1995 es obligatorio identificar a todos los perros, gatos y hurones con microchip.  La policía, ayuntamientos y perreras disponen de lectores de microchip para comprobar la identidad de los animales.  Se puede multar a los propietarios que no pongan el microchip a su mascota. También se puede multar a los propietarios que abandonen a sus mascotas. Es muy importante que si perdemos a nuestra mascota avisemos al archivo de identificación de la zona y a las autoridades locales ( policía local, guardia urbana) de la pérdida.

 

 

Como siempre, para evitar multas y sanciones la gente busca la manera. Kora no es el primer caso de perro al que se le ha extraído el microchip para evitar sanciones.

Creo que la ley debería ser más dura en los casos de maltrato y abandono de mascotas y también tomar medidas de control en las zonas donde el maltrato y abandono de animales es más frecuente. Hablo de zonas como Andalucía donde los galgos y perros de caza son abandonados y maltratados constantemente.

Existe la opción de hacer un censo de animales de compañía en el que se incluya el número de microchip con los datos del propietario y una muestra de ADN del animal. Así en caso como el de Kora a través del ADN se podría localizar al propietario y aplicarle la sanción correspondiente.

No es una opción imposible, ayuntamientos como el de Sitges han implantado un sistema de censo en el que se recoge una muestra de ADN del animal y, en caso de encontrar excrementos en la vía pública se puede analizar el ADN del excremento y compararlo con la base de datos del censo y multar al propietario por dejar los excrementos en la vía pública. ( http://www.diaridevilanova.cat/analisis-dadn-per-identificar-a-sitges-els-responsables-dexcrements-canins-no-recollits/).

Por suerte Kora fue encontrada por buena gente que se preocupó por ella sino su destino no hubiera sido bueno.

Iris Pérez.

El microchip: un arma muy importante.

31 May

El microchip es un elemento de vital importancia para la clínica veterinaria, y también para las mascotas y sus propietarios.

Microchip comparado con un grano arroz.

Se trata de un pequeñísimo dispositivo que lo ponemos debajo de la piel de nuestras mascotas (normalmente en la zona del cuello izquierdo por consenso).  El microchip se implanta  mediante una aguja hipodérmica, no duele y no produce ningún tipo de reacción porque es hipoalergénico.

Aplicación del microchip.

El sistema de funcionamiento es bastante simple.  Consiste en que el microchip contiene un mecanismo de memoria donde almacena un número.  Normalmente este número contiene una serie de dígitos, que según el fabricante del dispositivo,  sera mas largo o menos largo, el tipo de microchip que ponemos en nuestra clínica consta de un número de 15 dígitos.

Ejemplo de número de chip.

Este número se caracteriza por ser único.  O sea cuando ponemos un microchip a un animal, le ponemos una información única, no tiene duplicidad.

Posteriormente a aplicar el microchip, se procede a rellenar un formulario con los datos del propietario del animal (dirección, nombre, DNI etc….), los datos del veterinario que aplica el microchip, el número de éste y los datos del animal.

Documento de identificación.

Este informe debidamente cumplimentado, se envía a la autoridad competente ( en nuestro caso el Colegio de Veterinarios de Barcelona), que se encarga de tener un banco de datos donde están todos los animales con chip y sus datos bien clasificados.

Otro aspecto fundamental en todo esto, es como leer el microchip.  Para esto disponemos de lectores especiales que lo que hacen es detectar el microchip y nos da la lectura del número.

Dos tipos de lectores de microchip.

De esta manera si detectamos un perro perdido, robado…. pasamos el lector y si sale un número es que hay chip.  Después con el número podemos acudir al banco de datos pertinente y saber los datos del propietario.

Lectura de microchip.

Numero detectado al leer el microchip.

Desde 1995 es obligatorio identificar a todos los perros y gatos con microchip.  La policía, ayuntamientos, perreras, etc.  disponen de lectores de microchip para comprobar la identidad de los animales.  Se puede multar a los propietarios que no pongan el microchip a su mascota, si paseando con ellos nos paran y ven que no lo tiene puesto.

Para finalizar quiero contar una anécdota, que ejemplifica muy bien la necesidad de que todas nuestras mascotas sean identificadas con el microchip y las ventajas que ello conlleva.  Se trata de un perro de raza Shih-Tzu que llegó a nuestra clínica en muy mal estado: delgadísimo, sucio, triste….., se lo habían encontrado unos niños vagando por las calles.

Le pasamos el lector de microchip y resultó tenerlo.  Anotamos el número y descubrimos posteriormente que el microchip era de Bélgica.  Nos pusimos en contacto con la autoridad veterinaria de este país y nos dieron los datos de sus propietarios.  Descubrimos finalmente que el perro era de una pareja de jubilados belgas, que les habían robado el perro y demás cosas de una auto caravana en la frontera de España con Francia.  El reencuentro fue muy emotivo, ya que los propietarios hacía unos dos meses que les habían robado a su mascota.

Si este perro no hubiera llevado microchip hubiera sido imposible este final feliz.

Si tenéis dudas sobre este tema, no dudéis en preguntar.

Pedro Carracedo.

A %d blogueros les gusta esto: