Tag Archives: piometra gata

Hiperplasia endometrial quística en la perra: el caso de Tasi.

23 Dic

Hola!

Os quiero presentar el caso de Tasi.

dscn9944-e1379755795798

Tasi es una perrita de 15 años que según sus propietarios lleva varias semanas que siempre atrae a los machos. Tasi no tiene pérdidas vaginales pero si que tiene la zona vulvar más hinchada, como si estuviera en celo.

Tasi ha perdido peso últimamente y hemos decidido hacerle un chequeo completo para valorar su estado general.

Afortunadamente Tasia está perfecta y por eso hemos decidido hacerle una ecografía abdominal.

En la ecografía abdominal hemos detectado una matriz ligeramente engrosada, con quistes y con un poco de líquido en su interior, una matriz con una hiperplasia endometrial quística.

trades09

Matriz de tamaño y aspecto normal durante una ovariohisterectomía. Imagen de http://www.veterinariabi.com.

 

descarga (1)

Matriz de perra con HEQ. Vemos el endometrio ( pared interna) con quistes y engrosada), Imagen de http://www.diagnosticoveterinario.com.

tasi

Matriz de Tasi, ligeramente engrosada y con contenido líquido.

 

La matriz es la responsable de la mayor parte de patología reproductiva de las perras y de las gatas, debido a que durante toda la vida del animal se somete a una multitud de ciclos hormonales.

Una patología muy frecuente tanto en gatas como en perras de más de 6 años es la hiperplasia endometrial quísitca.

La hiperplasia endometrial quística (HEQ) es una alteración de la matriz producida por una degeneración del endometrio ( capa más interna de la matriz). Esta degeneración no causa signos clínicos importantes pero sí infertilidad. En la mayoría de casos la HEQ acaba evolucionando hacia una piometra o infección de matriz todo y que no siempre se da este caso.

La HEQ se produce como consecuencia de la estimulación crónica de progesterona tras repetidos ciclos sexuales.

El ciclo sexual de la perra se produce aproximadamente cada 6 meses en la mayoría de razas todo y que hay variaciones individuales. Consta de cuatro fases denominadas proestro, estro, diestro y anestro. Las dos primeras se corresponden con lo que los propietarios denominan “celo”.

fases_celo

Ciclo sexual en la perra. Imagen de El cliclo sexual en la perra consta de cuatro fases denominadas proestro, estro, diestro y anestro. Las dos primeras se corresponden con lo que los propietarios denominan “celo”..

 

El ciclo sexual de la gata es diferente al de la perra: las gatas son poliéstricas estacionales y de ovulación inducida. Esto significa que durante los meses de más luz ( aproximadamente de febrero-julio) van entrando en celo ( aproximadamente cada 15 días). Si el macho las monta, ovulan y se para el celo.

La HEQ predispone a la aparición de piometras porqué uno de los cambios que puede sufrir la matriz es la producción de líquido ( mucometra o hidrómetra), si este líquido se contamina con bacterias es cuando se produce la piometra. Esto suele darse durante la fase del celo denominada estro, ya que es cuando el cuello de la matriz está más abierto y la flora bacteriana de vagina aprovecha para subir hacia el útero y colonizarlo. En la fase posterior del celo ( diestro) se cierra el cuello de la matriz. Esto hace que el útero se convierta en un medio ideal de cultivo para las bacterias que crecen produciéndose la piometra.

Las piometras en perras suelen aparecer entre dos y tres meses después del último celo y al mes en la gata.

Como ya os hemos contado en otros posts del blog el tratamiento de la piometra es quirúrgico.

En el caso de Tasi hemos recomendado realizar una ovariohisterectomía preventiva porqué lo más probable es que en unas semanas Tasia haga una piometra y la tengamos que operar urgentemente y con muchos más riesgos ya que un animal con una piometra puede sufrir alteraciones renales, alteraciones en la coagulación o riesgo de peritonitis y sepsis.

Iris Pérez.

Las piometras: Mini y su infección de matriz

14 Ene

¡Hola a todos!

Os presento a Mini, una gata europea de 7 años de edad. Sus propietarios acudieron a nuestra clínica porque se le había diagnosticado una infección de matriz y necesitaba una operación con cierta urgencia.

20140114-102956.jpg

Mini

Mini presentaba una descarga vulvar mucopurulenta y estaba bastante deshidratada. Esto puede ser debido a que tras una influencia hormonal excesiva, después del celo, tras un parto… cuando el cuello de la matriz esta abierto, bacterias oportunistas pueden invadir el útero a través de la vagina causando una infección. En muchas ocasiones también se presenta después de administrar tratamientos hormonales para evitar el celo.

En general, las gatas (también las perras) con infección de matriz presentan un incremento en la ingesta de agua (polidipsia) y en la producción de orina (poliúria), y raramente presentan fiebre. También se suele observar inapetencia, pérdida de peso, depresión… La temperatura de Mini cuando llegó a la clínica era normal, pero si observamos que tenia mucho interés por beber agua del bol que le pusimos. Debido a la deshidratación que Mini presentaba y para disminuir el riesgo de un problema secundario en riñon, le situamos una via en la vena cefálica de una de sus patas delanteras y le iniciamos un tratamiento con fluidos intravenosos. Además también se le administró antibiótico para comenzar a tratar la infección.

20140114-103007.jpg

Mini durante su ingreso

Unas horas después, viendo que Mini estaba más hidratada y que presentaba un mejor estado, decidimos prepararla para entrar a quirófano. El mejor tratamiento en caso de piometra, siempre y cuando sea posible por el estado del animal, es la ovariohisterectomia (la extracción quirúrgica de ovarios y matriz). Al retirar la matriz también se retira toda la infección, además del líquido serosanguinolento que se acumula en el útero, siendo por eso muy importante administrar también fluidos durante la cirugía.

20140114-103224.jpg

Mini intubada y preparada para la cirugia

20140114-103021.jpg

Desinfección de la zona donde se realizará la incisión

Como se puede observar en las siguientes fotos, la matriz de una hembra con una piometra incrementa mucho su tamaño. Esto es muy útil a la hora de confirmar el diagnóstico, ya que mediante una ecografia se puede ver el utero aumentado de tamaño y lleno de líquido.

20140114-103056.jpg

útero y ovarios en una gata sana esterilizada en nuestra clínica

20140114-103044.jpg

útero de Mini muy incrementado de tamaño

En algunos casos en los que por algún motivo es imposible realizar una cirugía, se puede intentar dar un tratamiento oral, pero son muy pocos los casos que se resuelven de esta manera. Es por esto que la mejor opción para tratar una piometra es la quirúrgica como ya he comentado anteriormente.

Ahora Mini se esta recuperando de la operación en casa con sus propietarios, dos dias después de la cirugia nos dió un pequeño susto ya que no quería comer nada y estaba bastante apática. Ahora ya está algo más animada y gracias a la atención de sus propietarios ha comenzado a comer y beber por si sola.

¡Esperamos que Mini vuelva a estar animada y mimosa como siempre pronto!

Elisabet Villanego

A %d blogueros les gusta esto: